¿POR QUÉ “CRISCRACTAL”?

3:::diciembre:::2007

“Y dicen que has escrito cosas que te hacen fusilable.”
                            Heinrich Heine
                  

             birrita-rica.jpg Allá por 1981 aparece en Puerto de Sagunto la revista Abalorio, de la que fui en cierto modo cofundador, quizás colaborador sin más, y que luego derrotó en busca de plastas y pastos patrios, y de la fogata de la tribu. Hasta aquí nada original, lo normal pa un perro.

    Y es que la criatura humana es estúpida qua cánido,
ama la cosa rebaño,
lo bajuno, el agachar porcino, la cosa viscosidad,
las cuentecitas de colores, los ominosos silencios, la canibalización del otro, la vulgarización de toda épica, el desprecio de toda lírica,
el incesto puro y duro.  

Más homuncular que hominizada, esta bestia parda proclama amar la libertad…, “¡Una mierda! -dice JIM MORRISON-, están tan aterrorizados ante la posibilidad de ser libres que eso les llevará a luchar contra quienes intenten destruir sus cadenas. Eso les da seguridad”.

    Uno de aquellos jóvenes redactores hizo la presentación
del resto
con una nanodescripción: había un triste ruiseñor, un niñito muerto, el mismísimo judío Shylock o un ácrata en Hong KongYo era ese chino libertario…, ¿alguien lo dudó un sólo instante?; y soy el infante mofletudo que ansía ser EROS y la birrita que se incauta el baranda;
y el miliciano herido fui; y el poeta deshauciado que se despachó a base de pólvora, absenta y koch; y el crío a quien defenestró la secreta;
y el amante que regresó en la noche…
      

                                   “Volverás a deshora
                                por un camino viejo,
                                      a la ciudad antigua donde duermen
                                              tus recuerdos” 

                                   (gracias, DÁMASO ALONSO);

                  y el teenager pardillo a quien deslumbró lo hippy, 
BRAHMS, YVONNE ELLYMAN y DEEP PURPLE; 
y el bachiller soldador,  simpatizante del P.O.U.M.; y más de una vez un bocas; más de una; 
y el que al acabar esta carta hará un guiño fordiano para quedar de cinéfilo; 
y el lector de NIETZSCHE; y el hombre que amaba la lluvia;
y el absolutamente desbordado por la Belleza y sus encarnaciones;

 y un montón de cosas más, todas peores… 

                                      La diatribas del primer párrafo nada tienen que ver con la revista, que tomo como pretexto, y sí con la especie. Y es que en una de sus páginas había un poema, intitulado Habla J.L. Borges, de un tal JULIO RIBERA. Y dentro del poema una palabra: <<espeCRACKjos>>…
Ésta es la debida referencia que da cuenta del título del blog: CRISCRACTAL. 

Gracias, prendas. Soy CrisCrac, y escribo cosas.

2 Responses to “¿POR QUÉ “CRISCRACTAL”?”

  1. Mara Says:

    “Me dijo que me alejara
    (debe ser porque sin gafas mejor me alejo para leerte),
    no sé si un poco
    o para siempre
    (pero tú mejor te acercas el 14 por Lacra.
    Será un placer encontrarte por aquí y por allá)”.
    Heine (y yo).

    Me gusta

  2. CrisCrac Says:

    Ahora que están de moda los maridajes de plato y vino, los mestizajes, los discursos de frontera y todo eso…, vaya idem que se marca Marabruji con Heine. Es un híbrido curioso. El 14 en Lacra, zenkiu.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s