HEINRICH HEINE II.

7:::marzo:::2008

heine1.jpg

Tengo la disposición más apacible que se pueda imaginar.

Mis deseos son: una modesta choza, un techo de paja; pero buena cama, buena mesa, manteca y leche bien frescas, unas flores ante la ventana, algunos árboles hermosos ante la puerta,

y si el buen Dios quiere hacerme completamente feliz,
me concederá la alegría de ver colgados de estos árboles
a unos seis o siete de mis enemigos.

Con el corazón enternecido les perdonaré antes de su muerte
todas las iniquidades que me hicieron sufrir en vida. Es cierto: se debe perdonar a los enemigos, pero no antes de su ejecución.

HEINRICH HEINE

Citado por Sigmund Freud en
El malestar de la Cultura

2 Responses to “HEINRICH HEINE II.”

  1. Teresa Says:

    ¡Qué maravillosos los que saben decir con palabras lo que otros sólo sabemos sentir! Aporto algo de Benedetti:”… mi pobre cuerpo quedó partido en dos: una mitad de amor perdido y otra de rencor encontrado”

    Me gusta

  2. CrisCrac Says:

    Lo malo, Terétty, de la cosa-rencor es quizás que daña más al que lo siente que a la bestia parda que lo merece…, pero hay que ver cómo serena el cuerpo fantasear con que al sujeto en cuestión lo jodan vivo las fuerzas vivas del destino in saeculo saeculorum…, y le den por el mismo o como se diga. ¡Más madera! (Y que le den).

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s