DEBAJO DE LAS BLUSAS I

14:::mayo:::2009

“…y en mitad de la noche te agitas en el sueño,
sudas y muerdes exaltado,/ palpas temblando,
te despiertas al fin jadeante, en la boca
el sabor de unos pechos besados que no están”.

Fernando Quiñones. En el poema “Los gemelos”. Del libro “Ben Jaqan”.

mirada-inocente-1251

Son fascinantes, las tetas.

Hechizan. ¿Por qué? Parece una pregunta simple y no lo es…, pues su improbable respuesta necesita del concurso de un ejército de ciencias humanas, literatura, arte, además de la biología y neurociencias varias. No lo es.

viendo-bubus-11Ha escrito Desmond Morris que la sobrevenida bipedestación de nuestra Especie trasladó el reclamo visual de las nalgas de la hembra humana a su parte frontal, hipertrofiando unos pechos que debían cumplir aquella función publicitaria. Es un argumento que apoya en el hecho de que el resto de las primates poseen mamas aplastadas y con pezón hacia abajo para facilitar la si-no-la-quieres-pa-milactancia de los cachorros, mientras que en el caso de la mujer vemos que la redondez no funcional de sus pechos pone al mamoncillo algunas dificultades. Deduce de ahí que los pechos femeninos sacrificaron una parte de su función lactante para servir de reclamo explícitamente sexual. Arriesgada tesis.

MIRADA LASERCualquiera que aprecie la singularidad de esa divina belleza, las tetas, sabe que hay en ese gozo un quantum de absurdo. ¿Qué diablos hace un tipo adulto, racional, sensato, dejándose peligrosamente la visual en el vislumbre de una curvatura fractal, en la penumbra que hiere una tela, en un aflanado vaivén, flan, flan, en un descaro antigravitatorio o en el sabrínico descuido de un pezón? Y sobre todo cuando va al volante de su buga, jugándose vida y hacienda por desentrañar las interioridades que se amagan tras un sutil nigth light women’secret o un no tan sutil canalito a cappella.

seeing titsHay que decir, no obstante, que un buen número de mujeres no posee esa redondez de marketing que Morris atribuye a la mitad fémina de la Especie y, además, muchísimas mujeres de pechos muy pequeños resultan eficientes nodrizas además de estar buenorras y de ensalivar.

Pero no son estas correcturas políticas las que me interesan ahora, sino la mirada, esa mirada inocente.

Atención a esa desnuda contemplación del niño a boca abierta…
Mírese bien. Piénsese en ello de verdad, y no en boca de nz-ttescandalizables figuronas de neosacristía. No hay palabras. La naturaleza se complace en sus ocultaciones, escribió Heráclito el Obscuro en los albores de nuestra cultura. No podemos, yo no puedo, desentrañar todo el misterio, hondura y vida que se agazapan y muestran en ese arrobamiento. Nada más.

No hay palabras allá donde el silencio salva.

En el film de Eliseo Subiela, intitulado “No te mueras sin decirme adónde vas” (Argentina, 1995), hay una bellísima secuencia*** , emotiva, imprescindible como pocas y muy dolorosa (pinchad en el link de más abajo sin dudarlo, ved hasta el minuto 5’12” al menos) en la que Leopoldo (Darío Grandinetti), proyeccionista de cine, habla con el espíritu desencarnado de Pablo (Leonardo Sbaraglia), que fue desaparecido en la dictadura de Videla, y le pregunta:

– ¿Extrañás?
– Algunas cosas se extrañan…, las tetas. Esa cosa…, esa cosa tibiecita debajo de las blusas.

*** http://www.youtube.com/watch?v=oEDoyqGJ96o

Madre_mayoEse argentino dolor siempre será dolor mío. La diferencia entre Pablo y algunos de nosotros (sí, los tontos héroes de entonces) sólo fue una aciaga geografía, y por eso seguimos vivos. Yo que soy adicto al humor, quizás porque redime, lenifica y desmemoria, ahora no tengo ganas de humor. Sólo de llanto. Y se me ocurre que un homenaje, uno de ellos, a todos los Pablo y Madres de Pablo sea celebrar la Vida que tenemos. Y yo la celebro cuando asedia mis ojos, mis manos, mi boca y mi alma esa cosa tibiecita debajo de las blusas…

“Si las mujeres no tuvieran senos, el mundo sería una leche”.
Blas de Otero

…dedicado con amor y deseo a las mujeres sin senos
© Six Roy

16 Responses to “DEBAJO DE LAS BLUSAS I”

  1. coletas Says:

    Es curioso! Eres el único hombre que conozco que le agraden los pechos pequeños casi o igual que los de gran medida. Yo me identifico más con los primeros, puede que sea porque son los que la naturaleza me dio, pero una cosa sí he de reconocer… Qué bien quedan unos grandes pechos en un super-escote!!

    Me gusta

  2. CrisCrac Says:

    No sé, coletas, cuándo me oíste decir algo de mis preferencias en esta materia, no es algo que saque a relucir en charlas de tránsito, pero sí, unos pechos nunca son demasiado pequeños y nunca demasiado grandes. Pablo y yo somos así.

    ¿Has visto la secuencia en el link? ¿Has visto la edad de esos chicos en la foto? En aquellos años es la que yo tenía, y creía en lo que ellos creían. No hay un sólo pueblo en el mundo que esté a la altura de la muerte de uno solo de esos chicos.

    Cuando hagas sonar tu trompeta la próxima vez, recuérdalos un poco. ¿Lo harás, cara guapa?

    Me gusta

  3. MJ Says:

    ainsss cric!! pero qué cosas tienes… y qué original!!
    Te has dado cuenta que en ninguna de las fotos aparece una mujer de más de 45-50, 60…??¿¿??? te das cuentas que por nosotras una vez pasada la edad de gestación, cuando los pechos se caen, ya no somos un reclamo sexuá, ni nadie se queda babeando ante tales protuberancias??
    se dice que un buen escote es sinónimo de encanto y juventud, eso escuchaba yo yendo esta mañana en la dial no sé muy bien a qué venía… así que ya nadie hablara de nosotras ni de… cuando…

    Me gusta

  4. JoseV Says:

    La curva es bella en general y es la forma en la que se expresa la “naturaleza”. Por lo tanto, también es bella (más si proporcionada) en el cuerpo de la mujer, sean estas curvas del pecho, de las caderas, de los hombros, de las piernas, de los pómulos…
    ¿Qué hechizan los pechos? Hechiza todo lo que quiera el “observador” que le hechice. “El observador” puede “disfrutar de todo”, sin quedar hechizado por nada. Aunque en algunas ocasiones parezca imposible. MJ lo apunta: “El tiempo todo lo pone en su sitio…”, luego, cada cosa a su tiempo.

    Me gusta

  5. CrisCrac Says:

    No sé cuáles son los exactos guarismos de las mujeres fotografiadas, pero comoquiera que por caballero me tengo, aquí estoy yo para recoger lo que se caiga y para hablar de los que mueran, sean mujeres o esos chicos jovencísimos cuyos nombres vela esa espléndida mujer con su pañuelo blanco.

    En la secuencia de la película que el link abre y que animo a abrir, Pablo habla de la tibieza de las tetas, de todas las tetas, de todas las mujeres del mundo, de todas las que viven, mueren, vivirán… ¿No es una escena sinóptica de la totalidad de la Vida? ¿No es una hermosísima secuencia?

    Me gusta

  6. CrisCrac Says:

    Las mujeres de verdad tienen curvas (2002) es el título de una bonita peli americana. Las de verdad tienen curvas, sí, y las de mentira, las fabuladas, las imaginadas, las de los comics, las virtuales, hasta las mujeres muy delgadas tienen maravillosas curvas. La curva parece ser lengua de la vida y forma fémina por excelencia. A mí esas curvas me desatan las fibras y las tensan, a veces hasta la rotura.

    Pablo ama la Vida y desea pensar que quizás no está muerto; cuánto dice de la Vida y qué lindo que ese ser desencarnado añore, de todo cuanto en la Vida se ofrece, esa maravillosa tibieza de las tetas. Si yo pudiera, aunque sólo fuera por un instante, pondría a su disposición mis manos, mis ojos, mi boca para que él acariciase ese calor que echa de menos. Pablo, hijo, sólo tienes que pedirlo.

    Me gusta

  7. MJ Says:

    …tiene pinta de ser una buena peli
    Buen finde pelailla

    Me gusta

  8. JoseV Says:

    Socio, estoy de acuerdo contigo y con MJ, la película tiene muy buena pinta… de hecho, intentaré conseguirla para verla entera. Realmente, me ha llamado gratamente la atención que pongas una película que se apoya en “almas desencarnadas” y que te conmueva (ese CHK cuatro se está recuperando). PD. Aunque sé que inmediatamente vas a negar la mayor.

    Me gusta

  9. Mariel Says:

    Maravillada me quedo ante tanta muestra de ornamentación y elocuencia verbal. Que se pone a su disposición dice, hay que ver como buscamos eufemismos para ir a parar al mismo resultado eh pajarín… ¿no lindará acaso su libertad con un escote, verdad? De todas formas las féminas dueñas de esas curvas que tanto alaban agradecemos la retórica aunque cubra el implícito y oscuro secreto que les deja la carita como al nenete de la foto, lo puedo asegurar. (Ya sabes que si no entro con mi kalashnikoff, es como si me faltara algo).

    Curioso el hecho de que entre tantas cosas, sentimientos y sensaciones de la vida eche de menos ése precisamente, aunque no extraño.
    No sé si obsesión (que haberlos, los hay, y si no que se lo pregunten a uno que tú y yo sabemos), o idolatría, lo cierto es que yo creo que esa fijación existe o más bien coexiste con la de las restantes curvas, pero ésta, en especial, es la más común de todas y la más arraigada, hasta tal punto que existe una etapa en la adolescencia (aunque en algunos casos puede durar bastante más) en la cual las mujeres pasamos a formar parte de un programa de selección que gana puntos en relación al tamaño, y no precisamente en equivalencia con el primitivo objetivo de elegir caderas anchas para asegurar su prole. O el interés que se supone que se pierde (eso para quien lo piense) cuando la gravedad y el tiempo actúan conjuntamente. Ésas son señales de su existencia.
    Aunque en el punto en que se expresa Pablo en la escena, con esa mezcla de profundidad y brevedad, absorto del lugar, como si lo que está diciendo no tuviera mayor relevancia que sus preferencias, es bonito, bonito sin duda, tanto que así podría retirar todo lo dicho.
    Sin embargo, al porqué no puedo contestar, por desgracia, ya que más bien eso debería venir de la otra parte, o porque, debe ser porque las tengo muy vistas ya, no les doy más importancia de la que tienen.
    En caso de redención recomiendo la aplicación de las mismas sobre el sujeto, que hoy en día se lleva todo, y oye, si se arrepiente uno, total sólo son unos 3000 euros de la puesta y otros tantos de la retirada, calderilla en comparación de la seguridad que supone saber que se va a dormir para toda la vida con unos cerca… y tan cerca…
    Siento la brevedad, es que no se me ocurría nada más, (sorry! demasiado tiempo libre).

    Me gusta

  10. CrisCrac Says:

    Es una peli excelente, con todos los registros. Como casi todo lo que conozco de Subiela. Buen finde, xicona.

    Me gusta

  11. CrisCrac Says:

    Te gustará la película, estoy seguro. Y, en efecto, niego la mayor ésa que dices. Pero mi estado natural pasa muchas veces por la conmoción, la emoción, el llanto ni sabes cuántas. Y eso que parezco un duro al modo de Eastwood. Te gustará, brother, por lo que me gusta a mí y por lo que te gusta a ti.

    Me gusta

  12. signos Says:

    ¡Ya era hora de que los filósofos se decidieran a escribir sobre las tetas! Ya basta de tratados sobre la felicidad, la fenomenología y el existencialismo. Ahora toca una buena reflexión sobre esa protuberancia que acalora, excita, emociona, encandila y altera hasta el paroxismo. ¡Vivan las tetas!

    Me gusta

  13. CrisCrac Says:

    Ayer noche terminé un “Debajo de las blusas II” necesario…, para explicar y evitar. Decidí en la madrugada solitaria colgarlo el domingo, y así lo haré.

    Allá donde usted ve ornamentación yo veo lo que he puesto: alma y nada más.

    Y si hay algo que no hay en este post, ni en mí, son eufemismos. Mi libertad y algunas cosas más, en efecto, lindan con un escote, sí. Y qué. Prefiero unos pezones como cerezas del Jerte a un tratado de filosofía. Y si un día me recogen a trocitos dentro del buga será porque se me llenaron los ojos de las tetas flotantes de una jamba eslava con mallas rosas y no por la cosa culta. Como no sé de eufemismos, tampoco de retórica. No me hacen falta ni unos ni otra. Otra cosa es la metáfora, ya sabe, el camino oblicuo más directo al corazón de la cosa.

    ¿Qué secreto? No hay obscuro ni claro secreto alguno, creo haber repetido hasta la saciedad que me encantan las tetas. Entre otras muchas curvas. Dejo la fijación parafílica para puercos como el que usted y yo conocemos, o no, lo mío es la inmersión en la condición humana y en la finalidad de la vida que hace digna la existencia del Hombre: el Placer. Y no son más dignos para desentrañar esa naturaleza los ritos de una tribu que las tetas féminas, por muchas que haya y por mucho que acostumbren a su contemplación quienes las tengan, enhorabuena, o las deseen. Yo no me canso de tenerlas en la niña de mis ojos, rebosando la palma de mis manos o agazapadas en ellas, hundidas en mi boca o paseando mi alma.

    También yo tengo un khalasnikov…, con cartuchos de fogueo por ahora. Y antes de éste usé un fusil de asalto cetme hkg-36e, clase a, calibre 5’56mm para munición 7’62x45mm otan, retroceso de masas con bloqueo semirrígido, cadencia entre 650 y 700 disparos por minuto y alza diópter con posiciones a 200 y 400 metros, con bocacha múltiple apagallamas y bayoneta et000c5 de aleación templada. Pero esto es irrelevante. Lo que no lo es: habito en mi escritura. Y que a usted, mi joven guerrillera, la tengo afecto.

    A mí nada me extraña que Pablo extrañe lo que extraña: un buen par de tetas. Al punto: esto es, tibias. Y a ser posible cada ocho horas, después de las comidas y con un poco de agua o cualquier otro líquido en tratamiento largo y revacunación cada poco. Cada muy poco. Que entre todas las curvas sea la que llama más al vulgo es algo que me la afloja, tengo un sentido aristocrático de mis gustos y un ego del tamaño del Kangchenjunga, por citar sólo uno entre los catorce ocho miles. El tamaño de las tetas me la pela, creí haberlo dejado claro.

    He hablado de tetas, de misterio y arrobamientos, he hablado de muertos de mi dolor y de llanto, y de mujeres sin senos. He hablado de la Vida. Por esta vez, Mariel, quizás no me ha entendido. Esto creo.

    Me gusta

  14. Mariel Says:

    Uy, señor… qué avalancha… yo lo que creí haber entendido es que las balas eran de fogueo, pero serán las de prueba, porque éstas no lo eran (aunque dudo que el descuido entre cartuchos sea casual)… Mala noticia ésta de privarme del placer inofensivo que supone jugar a “buscarle el fallo al filósofo”, y mira que lo intento, pero las balas de mi “k” rebotan (cosa que sabía previamente y que nunca puse en duda), sí, bizarro pasatiempo, lo sé, pero si miras en el libro guiness de los récords, verás aficiones mucho más extrañas que la mía.
    Supongo que el problema está en saber distinguir cuándo generalizo y cuándo personalizo, un evidente error en mi entendimiento y en mi expresión sin duda alguna que lamento muchísimo, ya que no reconozco el deseo de expresar muchas de las cosas que me aclara. Sin más, así y aquí, tiene usted toda la razón.

    Me gusta

  15. CrisCrac Says:

    Bueno, nosotros los filósofos siempre hemos escrito sobre tetas, pero lo llamábamos fenomenología (fenomenales tetas) o existencialismo (lo que existe son las tetas), o aún peor, palabrotas y/o locuciones como epistemología (el conocimiento de las tetas), lógica informal (lo lógico son las tetas free, fuera sujetadores opresores), ontología (lo entitativo de las tetas), teosofía (divinas tetas), metafísica (aquí no haré chiste) o, inevitablemente, estética (es tetica)…, cómo no, pero nos hacemos los distraídos e interesantes para que las renovadas inquisiciones no nos acusen de machistas, futboleros, tetofílicos y otras varonías.

    No es casual, pues, que “Debajo de las blusas” pasase de las tetas genéricas a las tetas que Pablo extraña por encima de cualquier otra nobleza humana. A estas alturas del curso a nadie debería sorprender, conociéndome una miaja, que queriendo hablar de tetas y de tetas he hablado, lo haya hecho también de la raíz erótica de la condición humana, de la muerte y de la Vida. Bien pensado, y esto es filosofía estética, poco hay más noble que unas tetas. Y con tanta teta en la boca, se me está haciendo la susodicha agua y estoy que me ahogo y voy a necesitar una buena vigilanta de la playa para hacerme el teta a teta, perdón, el boca a boca…, la pamela anderson, un suponer, ea, Pablo, a por las tetas, una teta pa ti y otra teta pa mí (total, aunque nos demos una jartá nos van a sobrar)…

    Me gusta

  16. CrisCrac Says:

    …de puritito fogueo, créame, compraditos recién en las rebajas pim, pam, pum de bronchú & caballer, ya la dejo unos para que pruebe, son de colores, magenta, índigo, púrpura con hojas de oro y añil, y hacen palmeras y pumbas para el decir ooooohhh de los guiris y gentes de madriz, pobres, con la que está cayendo en la cibeles, ya la digo, un primor de la balística, pero allá donde los ve, inocentones, hueros y de falla, no más, se lo juro por los gayumbos acorazados de la rita barberá, así que no se prive de placer alguno y menos el de la escritura, yo en la mía enteramente habito, es lo que tiene, que ahí tengo toda el alma en carne viva, pero es que, verá, tengo en la iteuve los escudos antimisiles Topol-M SS-X-27 Danko-Clase Fiodor y Topol-M2 941 Akula-Typhoon de combustión seca y cualquier cosita desprecinta los códigos de seguridad de los silos modelo Crimea 700-Ron, y no me diga, por el futuro de la industria de polvorones la estepeña se lo ruego, que tengo toda la razón porque entonces éste sería un mundo de locos y yo de cuerdo no doy bien a la cámara ni sabría poner el cuerpo para hacer caída seductora de párpados y recogerme las grasitas michelines bajo mi cinturón top armani blue de piel vuelta, y no me llame pajarete, pajarín ni otras ornitologías o la achucho a las señoras de morao y ya puede usted gritar, ya, que yo de sorderas…, un café más dónut la apuesto a que no las duraba usted el minuto que a ellas las cuesta devorar un contenedor de rosquilletas al anís sin aflojar el ballenato de sus fajas ostentóreas, menudas…, ¿un poco bruto fui?…, las andropausias torvas van a ser, o los mucílagos verbeke que secretan la sinovia y todo lo concerniente a ella, sí, esto último más bien, mirusté, gorrioncilla, sorry…

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s