SERENGETI

27:::junio:::2009

SWEET LEOPARD

Acecha desde las yerbas altas que urdieron las últimas lluvias, los músculos de ballesta, el pecho acerado, los tendones del cuello son perceptibles a simple vista y trenzados como jarcias, las articulaciones son sutiles, tersas, engarzadas a fuego y sedientas de la propia sangre que acopiará la adrenalina que nutre la carrera, el ataque, el derribo y muerte de la presa.

Un grupo de hembras adultas y jóvenes bebe desconfiado en los márgenes fangosos del Lago Eyasi.

Sus crías tejen la sombra bajo los árboles paragua.

El felino dibuja el cielo en su pupila, invita al Sol a sus ojos, los achina para artillar una mirada cobriza, una deconstrucción topográfica prodigiosa, un trazo táctico que inyectará en las áreas prefrontales de su cerebro un mapa letal, una previsualización inteligente de su triunfo.

Arma las dagas retráctiles de sus garras. Lanza el ataque.

Su velocidad acrece su peso y el impacto arroja a la hembra contra el suelo, la fija, la hipnotiza, la desnuda de toda ansia de fuga; apenas un segundo después las uñas interesan su carne, y las fauces cierran sobre la tráquea el aliento nupcial de la víctima.

Thanatos ama la belleza de su criatura; Eros se invoca.

Una lenta descompresión de los músculos ablanda el gesto del felino, dilata su pupila, relaja su respiración, lo aquieta, está hambriento…, pero no da cuenta inmediata de su presa, acuesta su rostro en ella, lánguidamente lame su cuello, lo cerca, busca su aroma, acaricia su boca con la suya, se derrama en su entraña, ruge, la devora.

© VilBill

PITUFILOSOFÍA II MORE GAMBA

21:::junio:::2009

gun-pitufa
pitufo gamberrazo… pero dejémonos de gravitudes filosóficas, que no digo yo no haya en la filosofía, más aún en su versión minimal & blue, además de soledades y dureza, alguna que otra gentil compensación, y que tal nos venga dada en términos menos teóricos que mundanos, eso sí huy que sí, hay que jugársela… je, je, jeee, ji, ji, jiii, ja, ja, ja, juo, juo, juo, juaaaa, juojojorrijó, juooiiiiiiiiií…, ¡haalaaa!, my seven hennias mucíforas a take for the sack (cachisssshh).

http://www.youtube.com/watch?v=dMi-05heZ4A
(la verdadera canción de los pitufos)

… dedicados ambos posts In Memoriam Don Fernando Montero
© PM476 & VilBill & PituHeavy-GunRockers Of The IronLogos

PITUFILOSOFÍA

13:::junio:::2009

“Como abajo, es arriba; como es arriba, es abajo.”
Hermes Trimegisto

pitufo-lateralCada hombre, escribe Montaigne, encierra la forma entera de la condición humana. Después Jean J. Rousseau, prefigurando algún vector del Romanticismo, vino a decir en sus meditaciones paseantes algo así: si un hombre mira a su corazón y habla de él, lo hará no sólo de sí mismo sino también de la naturaleza humana. Y aun después, Emerson abundará en la misma idea. Esto es algo que desde mis universitarias y ya oxidadas lecturas del ginebrino. Y supongo que esta intuición, que no saber, informaba hasta no hace tanto todo lo que escribía. Algunos de mis posts son puras naderías, sin duda alguna, deliberadas unas e inevitablemente torpes otras, pero respondían enteramente a esa noción. Si mis insistencias, amarguras, alegrías e ideas brotan de ese magma común en el que se cuece la condición humana, entonces lo que escribo y describo es mi alma y la de todo hombre. Así decía yo. Hoy no lo tengo tan claro y la noción misma de naturaleza humana se me está tornando problemática en un modo que aún no soy capaz de formular, que quizás nunca formule y cuyas proposiciones consecuentes me asustan.

Esto en que creía es lo que han logrado pensadores y poetas de genio. Éstas son las verdades, dice Nietzsche, que dan que pensar, las que nos llevan a las simas más obscuras y a las más heladas cumbres. A la soledad sin retórica, digo yo. Son las verdades, continúa el loco turinés, por las que seremos escarnecidos, las “verdades terribles, tormentosas, imperdonables” por las cuales, “desde luego, no faltará contra nosotros el odio más puro”. Decirlas no es una elección, no constituyen un privilegio o regocijo, no nos hacen más felices, más pitufilosofo-0001bien al contrario. Lo supo de igual modo Bertrand Russell: esto de la filosofía separa, agrava, obscurece, no hace más feliz. Decirlas es una tarea heroica y Nietzsche quiere que alegre…, no sé, qué difícil. Sea como fuere, esa épica no es voluntaria y, desde luego, no supone mérito alguno. Nos eligen, esas durezas del alma. Es un destino. Algunos dirán que una maldición. Hubiera preferido citar menos, pero hubiera mentido. Sea como fuere, mis hondas limitaciones intelectuales y mi diminuto talento, y esto no es falsa modestia, yo lo sé bien, reducen mi escritura al eco diminuto de este diminuto blog, un blog pitufo, un pitufiblog, un pitufitiblog, un piturrifitiblog…

http://www.youtube.com/watch?v=d-e0AtUNJE0

© PM476

CUANDO UN AMIGO SE VA

8:::junio:::2009

El día 18 de Octubre del pasado año colgué aquí un post: Lucky Strike. Habla de mi infancia, hasta los 11 años aproximadamente. Y decía que era “lugar propicio para los mitos”.

En aquel enloquecido imaginario infantil, uno de esos mitos refería marcas de tabaco de las que los mayores de la pandilla hablaban con arrobo. Sus peroratas hacían que como animalejos barruntáramos en aquellos anglicismos “el enigmático mundo de los adultos”, y que aventurásemos en ello los “secretos y placeres” que nos aguardaban y que anticipábamos en la eufonía de aquel nicotínico elenco.

En esa infancia, que aún hoy “siento latir cálidamente en mi pecho”,
uno de los protagonistas era mi amigo J.V. El día 22 de Octubre colgué otro post, intitulado J.V. Es éste que sigue:

“Hoy cumple 50 años.

Cuando no contábamos más de siete u ocho, éramos inseparables. Incluso llegó a pegársele el acento gato que yo traía del foro; ese sitio cuyo cielo, dicen, es único.

Es uno de los protagonistas del post anterior.

El mar quiso robárselo para sí hace algún tiempo y le asestó un zarpazo cruel que, sin embargo, no le ha restado frescura a la voz. Acabo de felicitarle.

Hace 20 ó 25 años, quizás más, que no nos vemos. Eso se va a acabar.
No sé si lo podré abrazar, pero besaré su frente y le miraré a los ojos. Hablaremos de entonces…, de cuando éramos como dioses.”

Lo abracé, besé su frente, le miré a los ojos y estuvimos hablando de entonces…, de cuando éramos como dioses. Me acompañó Josevi, que participa en este blog. Josevi ha sido estos años una ong personalizada cuyo único objeto de desvelos era J.V., procurando su bienestar físico y,
de algún modo, una cierta esperanza espiritual.

Hace unos días recibí este email suyo: “… esta noche pasada ha abandonado definitivamente el cuerpo físico nuestro común amigo”.

Ojalá fuese así, porque Él sería ahora lo que absolutamente fuimos. Dioses.

Este viernes quedamos algunos de sus amigos a tomarnos unas cañas.
Por supuesto, habrá una silla para él y la mejor de las birritas del lugar.

… a J.V. in Memoriam
© CrisCrac

BIRRAS EN FILA
let's go to school

Antes, en los bares, se servían otras cosas. Hoy no. Pedimos rarezas. Ya no se oye: “unas cañas, niño”.

Cuando mi familia gata venía aquí en verano, mis tíos pedían una botella (aquí era un tercio) o un botellín (aquí era un quinto). Ya nadie pide un quinto.

Cuando yo iba a Madriz, a veces tomaban un corto (media caña), que servía para remojar un algo el gaznate. Y ponían tapa.

Conocí a un tipo mallorquín, músico de viola, que vivía en Córdoba
y nos llevaba a tomar unos finos por la ciudad califal; usaba una curiosa locución previa: regar la plaza. Consistía en tomarse una caña para apagar la sed y después pegarle al fino quinta, finamente y sin ansias.

Todo eso ya no existe. Y me pregunto adónde ha ido a parar. Será que me he hecho mayor, y sentimental.

Hace unos días entregué a mis chinorris de 2º de bachiller sus notas finales, y a cada uno hubiera dado un beso (dos y pellizquito abusón a ellas). Me dio palo. Habrían alucinado, lo que les faltaba a estos pastilleros.

El azar es una categoría objetiva de la realidad, en cristiano, que no es azaroso. Ya sé que parece, y quizás lo sea, un oxymoron, más aún, hasta podría ser un juicio sintético a priori. ¿Por qué digo esto? Porque soy profesor, qué pasa. Qué va, no es por eso. Lo digo porque ha sido el puro azar quien me ha traído estos dos últimos cursos a dos grupos de bachiller que han sido un lujo cordial.

Alguna bronca se han llevado, que una cosa no quita la otra, y si les he reconvenido alguna vez o más de una (pero criaturas de pezón, si me dabais el cambiazo en la redacción, ¿qué os creías, que no lo sabía? Y aun así me pulía a la mitad. Ay, ijnorantos)… Si me enfadaba con ellos era por respeto y cariño. Así de claro.

Ellos no saben que ha sido para mí un privilegio, y casi siempre un placer, impartirles clase. Ojalá me recuerden legal, porque yo les tengo afecto verdadero.

En Pulp escribe Bukowski: “uno sabe que es viejo cuando se sienta a preguntarse adónde se ha ido todo”.

http://www.youtube.com/watch?v=8eAprKvKttI
http://www.youtube.com/watch?v=fWtwKHeDzC4

… dedicado a mis alumnos, esa partida de adorables capullos
© Vil Meister