I FEEL GOOD

30:::agosto:::2009

FI018621
ZORBA II

Vi a principos de verano un documental sobre elefantes del Masai Mara.

Los guardas del parque observaron un comportamiento inusualmente agresivo en machos jóvenes, y los investigadores aventuraban la hipótesis de que esa conducta se debía al hecho de haberlos despojado en sus primeros años de vida de las referencias de los machos adultos de su grupo, que fueron sacrificados para la regulación de su población.

Días después andaba yo por una playa que es escenario de mi infancia
CIAO ELEFANTE y de mi vida. Su paisaje no sólo lo constituyen para mí sus arenas y el mar sino también las personas que lo recorrieron, muchas de ellas ya en la memoria.

Cuando pensaba en aquellos elefantes del Masai Mara, me preguntaba dónde estaban mis elefantes…, dónde los adultos familiares o sólo conocidos de vista que se bañaban, cuidaban de los niños que fuimos o charlaban y que ahora mi mirada ya no encuentra.

Recuerdo a mi padre pasear conmigo por la orilla, y cómo al pasar un infante dejaba sutilmente su mano en la cabeza de ese niño para evitar un choque o sólo como pura delicadeza.

Ese gesto no lo representa sólo a él sino también a la entera Especie en su conciencia del cuidado que se les debe a esos pollejos enloquecidos.

Ahora yo soy el elefante. Espero hacerlo bien.

Y en medio de mis tribulaciones veo venir a buen paso a un anciano,
no menos de ochenta años calculo, con un bañador rojo, unas chanclas azules, reloj, gorra de visera y una camiseta blanca cuya leyenda en letras grandes decía en su pecho: I feel good.

Un crack, ese abuelo. Le sonreí abiertamente, me sonrió.

http://www.youtube.com/watch?v=XgDrJ5Z2rKw

© Six Roy & PM476

8 Responses to “I FEEL GOOD”

  1. Fer Says:

    Qué grande la escena de Zorba el Griego que has puesto, y qué inmenso Anthony Quinn! Ese mar en blanco y negro tiene un brillo y un calor que no tienen los mares retratados en muchas películas de hoy…
    Mis elefantes machos jugaban a cartas los domingos tarde con copa de soberano, voceaban y reían sonoramente, no se perdían un partido de liga, jugaban al tenis y pescaban con sus retoños en verano. Se les respetaba y honraba, pese a sus defectos. Se les lloró cuando se fueron marchando. Aquel mundo, el del “Cuéntame”, era casi extraterrestre para los cachorros de ahora.
    Ah, y menos mal que ya has dejado el summerfluxing como deporte. Se agradece tu regreso.

    Me gusta

  2. conguito Says:

    Siempre hay en el pasado alguien que nos quiere y nos hace de elefante. A veces no es el padre/madre, pero puede ser un abuelo/abuela o un tío/tía. Eso nos rescata, nos llena de añoranza y nos permite seguir viviendo.
    Gracias por Zorba, el griego.

    Me gusta

  3. signos Says:

    A los profesores que, tras muchos años rodando por diversos pueblos, consiguen su añorada plaza en la ciudad de Valencia (se puede aplicar a otras ciudades), se le suele llamar “elefantes”. Son tipos ya cincuentones, un poco calvos (en todos los sentidos),y bastante escépticos (¡Dios!, había escrito excépticos, aunque, en el fondo, son ex de casi todo: ex-maridos/mujeres, ex-amantes, ex-guaperas, ex-comprometidos políticamente, ex-entusiastas de la enseñanza…). Miran el mundo con indiferencia y sólo aspiran a ser jubilatas.
    En otro orden de cosas, me gusta mucho esa escena de “Zorba el griego” y celebro debidamente (con esa copita de Soberano que Fer says en su Reply) el regreso de Criscractal a la blogosfera.

    Me gusta

  4. JoseV Says:

    Pues… Hagamos bien nuestro papel de elefante y prediquemos con “buen” ejemplo. Parece que ahora sí que se ha acabado el “fluuux time”.

    Me gusta

  5. CrisCrac Says:

    Para mis elefantes la partida al tute, a veces a la brisca, era toda una institución. Y, por supuesto, con café, copa y puro, ellos; un anisito, ellas. Y la liga…, woooaaaaooo…; la mitad, merengones, la otra mitad, colchoneros. ¡Más madera! Bien hallado. Gracias, Fer.

    Me gusta

  6. CrisCrac Says:

    Es verdad, conguito (juas, juas, juas)…, en el post he querido mostrar que los elefantes son toda la generación de adultos que rodean a los niños, no sólo sus parientes inmediatos, también vecinos, maestros, amigos de nuestros mayores, todos… Yo hubiera querido bailar con Zorba. Gracias a ti.

    Me gusta

  7. CrisCrac Says:

    Es verdad, yo soy unos cuantos “ex” de esos que dices, pero ex-entusiasta docente no: ¡nunca lo fui! Jisjisjishijishijishisss… De todas formas algunos de esos elefantes que dices llegan finalmente a un instiPuto (no es errata), no son elefantes sino unos cacho de mam…, ¡mamuts! (jisjishijhisjisjishhjisss)… Gracias por celebrar mi regreso, signos, habrá que mojarlo.

    Me gusta

  8. CrisCrac Says:

    Gracias, socio. Pero con eso del “papel de elefante” no he podido evitar recordar aquel culpapier del elefante de nuestra infancia…, diossssshh, ay, qué puritito satén…, aquello no era papel, aquello era peaso metacrilato en leznas sin pulir…, juas, juas, juas, ayssshhh…

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s