FLOPPY DISK

25:::septiembre:::2009

manara-girl4“Me volví y la ví, era ella, sin duda, vestida con una camiseta que le cubría escasamente el nacimiento de los muslos (…) Nos miramos fijamente, ella con sus piernas largas y desnudas, y yo con el disquete en la mano”.

“Floppy Disk”. Jorge Roselló Verdeguer.
Premio Otoño de Narrativa Breve
“Villa de Chiva” 2001
Rialla Editores (2002) Valencia. Páginas 15/16.

Desde hace años anoto en cuadernos una reseña mínima de lo que leo, pero no lo hago al día, y cuando me pongo a la tarea advierto que ya no recuerdo de qué va lo que leí.

Hoy quería reseñar la lectura que hice de Floppy Disk en Septiembre de 2008. Ha pasado un año. También la leí en Mayo de 2002, pero entonces olvidé anotarla. Ese olvido no puede ser un hecho casual, y entreveo alguna numinosa injerencia en el (flux) lapsus de mi mente. Esto creo.

He de fiar, pues, a esa taimada profesional que es la memoria, más aún,
a las trazas invisibles que deja toda lectura en la parte baja de la lengua, en los lugares elegantes de la colonia o en el instante de silencio que oficia entre uno y otro latido.

De la novela de Jorge, esas humanas geografías me han transfundido sensoimágenes más que nitidices de concepto. Como si hubiera visto una peli, un film con el sabor de cineastas como Capra, Renoir o Lubitsch (esto lo digo para quedar de cinéfilo, a ver si pillo entre las féminas albatros. Y porque es verdad). Recuerdo una ciudad y una arquitectura cordial. No es París y su bohemia, pero algo así.

Y recuerdo a un tío especial con el aire de esos parientes que todo infante quiso tener, de ésos que habían hecho una guerra en algún floppy-woman-11
país exótico y traían objetos maravillosos e historias; o uno de esos soldadores que en las plataformas petrolíferas del Mar del Norte le pegaban fuego al hierro bajo el agua y el finde ligaban danesas rubias con sabor a toblerone; o uno de esos tíos desaliñados, gentiles y sabios en cuya biblioteca el Universo aguarda su occisión última.

Creo que ese tío que Jorge despliega en Floppy Disk tenía una novia o amante (entre las muchas otras que jalonaban su vida). La recuerdo chic.

Pero ya no llego a más. Y echo mano de la edición. El tío se llamaba Eusebio, a la chica la llamaban Pippi Piernaslargas. Profesora de Matemáticas. En el libro hay otros personajes: una tal Alicia, un tal Luis, una tal Eva… Me quedo con la maestrita, que me enseñe los logaritmos (neperianos) y algo de geometría descriptiva. Yo la hablaré del Ser y la Nada.

A ver si me la presentas, primazo, y la pregunto aquello de:
floppy-disk3“bonitas piernas, churri, ¿a qué hora abren?”.

… dedicado a Jorge Roselló
© VilBill

28 Responses to “FLOPPY DISK”

  1. nexussiete Says:

    No te creo, eso de hablar a una mujer del Ser y la Nada… Del Ser vaya, ¿de la Nada? Tú no te callas ni debajo del agua. Además, como ya quedó claro en otras discusiones, mejor Neruda (no sé si repetir lo que ya dije de él…) que Aristóteles. Lo del Ser… Hombre, mejor que nada, o que la nada, que anonada, pero el Ser no deja de convocar al Estagirita, a Heidegger, al Sartre más plúmbeo. Y si me apuras, a Bergman. (Con esto dejo libres a las chicas albatros, para ti, me pillan lejos, y además no me compensa si tengo que volver mis neuronas del revés).
    Y sí, tienes razón con lo del texto de Jorge. Yo recuerdo también imágenes, como si hubiera leído un buen guión.
    Lo de las profes de matemáticas tiene su morbo: senos, cosenos, ángulos, funciones, esferas… Mmmmm. Pero también límites, derivadas, quebrados… Ufff.

    Me gusta

  2. CrisCrac Says:

    … yo, de natural, soy más bien callado (sssshh) y bajo el agua (aaaggggooffff) más aún, pero eso sí, si hay confianza, copas (glub, glub, glub) y conversación cálida (bla, bla, bla) entonces me doy al verbo con mesura pero con donaire (olé, olé) y no sabes cómo te agradezco que me dejes el camino libre, perdón, la butaca, para periquear (pío, pío) con las féminas en versión subtitulada, mejor si es una peli con asiento en un guión como el que trasluce floppy disk, aunque no había yo vislumbrado tanto erotismo (ñam, ñam) en la matemática como has manifestado con agudeza empírica y finura deductiva, no sabes cuánto te lo agradezco (genuflexiones for you, friend) y, a cambio, te pongo sobre la pista del mucho y grande atractivo que guardan las profesoras de química, expertas en fluidos y recombinaciones orgánicas, o las de física, que opondrán al principio resistencia al flujo de corrientes, pero poco, porque al final es cierto aquello del eppur si muove de galileo…, esto por no hablar de las profesoras de historia con tó lo que saben de tó y cómo se explican, o las de gym tan gimnosofistas ellas, o las de música con su dulce armonía, o las de lenguas y literaturas (lo que yo daría porque me susurrasen a la orejilla en alemán eso de “Ich liebe dich, gitanazo mío”, o algo delicado y sofisticado de este jaez)…, pero tú, hijo, estudiaste esa lengua en la eoi y ya sabes de lo que te hablo…, ninguna como el alemán para decir el amor…, ¿recuerdas a Benedetti en la peli de Subiela?, así que cuando seamos mayores nos vamos a La Boca, vente Jorge, y le tiramos en alemán a una chatuky en alguna esquina de la calle corrientes, eso sí, como me llame gasshego la frego como a la Juliana Burgos de un solo tajo de mi facón, menudo soy yo…

    (joeeessshh, me pasé)…

    Me gusta

  3. signos Says:

    El tío Eusebio se quedó mirando a esa chica piernas-largas, que aparece aquí arriba, pero que bien podría estar paseándose con su mini-vestido por la habitación de enfrente, y que tanto le recordaba a la profe de matemáticas, con sus senos, cosenos, esferas y límites (un buen hallazgo el de nexussiete). Le he perdido la pista y no sé qué prefiere ahora Eusebio, acodado en la terraza de su ático. Tal vez esté pensando en compartir efluvios con la Química o leyes de atracción con la Física.
    Pero dejemos a Eusebio y marchémonos a ‘La Boca’, yo también me apunto. Ya he aprendido a decir unas palabras en alemán…

    Me gusta

  4. CrisCrac Says:

    Vayámonos a La Boca.

    Yo también estoy aprendiendo alemán: sé decir telefunken, bayern leverkusen und “Sie reizende Figur und anmutige junge Wagner-germanische Formen” …, Würstchen und ein paar Bier für mich und meine Freunde (por favor, encantadora joven de grácil talle y wagnerianas formas germánicas, unas salchichas y unas cervecitas para mí y mis amigotes).

    Siempre nos quedará el tío Eusebio (y Terétty para corregirnos la redacción de alemán).

    Me gusta

  5. Romi Says:

    Tuve un tío abuelo -el tío Cándido- que entre otros muchos oficios fue croupier en casinos de renombre internacional. En la familia siempre se evocaron sus mal vistas “hazañas”. No es de extrañar, en tierras manchegas de antes de la guerra civil, hablar francés, comer queso roquefort y vestir a la moda de París, era todo un atentado a los valores patrios de los gañanes y demás gentes trabajadoras. Sé que regreso a la casa solariega para morir, arruinado, pero con una petaca llena de noches lejanas con chicas de piernas largas.

    Me gusta

  6. CrisCrac Says:

    Parece que el tío Cándido era de todo menos cándido. Y es que París siempre fue mucho París. Nos haremos un pernod a su salud mientras oímos algo de Charles Trénet, por ejemplo: La Mer o Que reste-t-il de nos amours? o En Avril a Paris o L’âme des poètes (Longtemps)…

    Qué delicia de canciones.

    http://www.youtube.com/watch?v=fd_nopTFuZA
    http://www.youtube.com/watch?v=xWAxaHuwg30
    http://www.youtube.com/watch?v=NL2ygc14YX8
    http://www.youtube.com/watch?v=7klNNSdxP6k

    Me gusta

  7. conguito Says:

    Encantada con el post, los comentarios y las canciones. Feliz, a pesar de mi olvidado alemán. Y de La Boca, cada vez más cerca, siempre rodeada de argentinos de dulce hablar.
    Es domingo, dentro y fuera…
    Küsse für alles

    Me gusta

  8. JoseV Says:

    Mmmm..guten Morgen..ehemm..lenguage críptico donde los haya…sistema hormonal produciendo estrogenos y posibilitando el estro..no esta nada mal..mmm..auf Wiedersehen.

    Me gusta

  9. JoseV Says:

    Vaya ha aparecido “esta” en lugar de “está”, please fix it.
    Y… ya que estoy, no está (ahora si) nada mal, eso de tomar reseñas mínimas en cuadernos. Como yo no lo hice, muchas veces tengo que usar la coletilla de: “no se donde lo he leído (o visto) o quien dijo…” y queda un poco chungo. Pero como dijo… no se quien… “lo bueno está en el interior” y añado: lo otro es la cáscara.
    Ahora sí: Auf Wiedersehen.

    Me gusta

  10. conguito Says:

    …pero la cáscara también tiene que resultar apetecible, que si no se hace muy difícil hincarle el diente al interior. Y, en según qué ocasiones, una cáscara espléndida hace prescindible el interior… Aunque, como en casi todo, lo ideal es aquello del cincuenta por ciento.
    ¡Anda, qué dominio del alemán hay por aquí!. Me pongo de inmediato a repasar, o a empezar…

    Me gusta

  11. nexussiete Says:

    No sabéis lo que es el alemán. Sirve desde luego para aparentar saber más de lo que se sabe; no es lo mismo decir “lo que yo pienso” (nadie te hace puñetero caso) que sostener ahuecando la voz: mi weltanschauung (que viene a ser lo mismo de lo mateix, pero esta vez sí te escuchan).
    Lo de Benedetti tenía su punto, pero no estoy seguro de que a los demás nos valga. Personalmente prefiero el francés (sin segundas). Desde luego, todo mejor que el inglés. Mismamente por huir de la moral del rebaño.
    Vuelvo al alemán. No fue en la EOI donde me adentré en los logico-consonánticos vericuetos de la lengua de Kant y Hegel, sino en el Goethe-Zentrum, buscando a diario anchas espaldas tras las que empequeñecerme, para que no se le ocurriese preguntarme a la profesora, buscando por la ventana el amparo del Sex-shop de la esquina (y sin saber lo que era: Spartacus, bendita inocencia). Tengo un certificado del que no entiendo nada. Dice así: “Mit der gesamtnote befriedigeng”. Igual pone: eres un capullo en cualquier idioma, y con nota. Sólo he aprendido a pedir una salchicha y a guardar silencio. Como un berlinés (inmigrante), un maketen, un charneguen.

    Me gusta

  12. CrisCrac Says:

    Yo también tengo olvidado el alemán (de otras reencarnaciones).

    Me gusta

  13. CrisCrac Says:

    ¿Qué estás produciendo estrógenos? Esteeee, socio, la cosa meditabunda te va a de matá.

    Me gusta

  14. CrisCrac Says:

    Hay cáscaras de muy buen ver y cata.

    Me gusta

  15. CrisCrac Says:

    Una cáscara espléndida promete un interior chachipén. Ea, caló, para equilibrar la cosa sajona.

    Me gusta

  16. CrisCrac Says:

    Hay quien identifica el alemán con los rugidos nazis de las pelis porque ésa ha sido su única asociación con la lengua de Nietzsche. Yo recuerdo, como tú seguramente, las muchas pelis alemanas subtituladas (con los pies) que vimos en los Albatros: Herzog, Wenders, Dörrie, Fassbinder… Ahí se gestó mi aprecio por el sonido germánico. Benedetti me dio la alternativa.

    Ponga lo que ponga, coloca el título ése en un buen marco en la entrada de tu casa y recibe al personal con pipa en la boca y algo de alguno de la Escuela de Frankfurt en la mano (que no sea una salchicha).

    Me gusta

  17. conguito Says:

    jajaja… eso, eso, que el inglés deje paso al alemán, al francés, al italiano o al griego…: ¿dónde hay que firmar? De todas formas, no me negaréis que difícil es: declinaciones y géneros sui géneris… ufff.
    El interior prescindible al que me refería nada se parece al que tú aludes, que sería imprescindible y admirable. Bueno, aunque no soy yo la que deba hablar aquí: riquísima por dentro y por fuera, conguito al fin
    jajaja

    Me gusta

  18. JoseV Says:

    Socio sigo sin verte ágil… te lo voy a “de explicar”: El estrógeno (estro – geno) provoca el “estro” (que aunque en una acepción es el celo de los mamíferos, en otra es: “inspiración ardiente del poeta o del artista al componer sus obras”, así que tranquilo por lo de la meditación, que me refería a ti, estaba piropeando tus escritos (aunque parezca mentira los “machitos” también producimos estrógenos aunque en mucha menos cantidad que las féminas).

    Yo también tengo olvidado el alemán de encarnaciones pasadas… tendremos que ponerlo al día. Quizás aproveche ahora este tiempo que me han concedido para ello.

    Sobre las cáscaras…, suelen deslumbrar. En esta época, todo el foco se suele poner en las cáscaras y la mayoría de las veces, se manifiestan muy atractivas, las cáscaras digo, sin embargo, el interior suele ser una porquería (claro está, siempre hay honrosas excepciones)

    Ciao!, Goodbye!, au revoir!, auf Wiedersehen!, adeus!, adjo!, abur!, adiós!..
    PD. No se idiomas…, me cuesta hasta el castellano.

    Me gusta

  19. conguito Says:

    …mmm: reencarnaciones, injerencia numinosa, olvido no casual, cáscaras…: ¿me he equivocado de página o ésto se está poniendo interesante?

    Pd: a mí el alemán se me olvidó, y era de esta encarnación, con tercero de eoi inclusive. En cambio, de las reencarnaciones pasadas lo recuerdo casi todo.Y si no, me lo invento…

    nite, nite… zzzzzzzzzzzzzzzz

    Me gusta

  20. kike Says:

    Buena referencia, Charles Trenet ha sido uno de los primeros swinger crooner frances con mucha poesia… Que restes-il de nos amours ? que nos queda de nuestros amores ?
    Jacques Brel, Brassens o Leo Ferre también eran altos cargos de la canción francesa aunque poco instrumentistas…
    Una profe de Ingles en el Instituto Henri Bergson me miraba yo tendría 16 primaveras… con una autopista de piernas y tenía la cara de Juliette Binoche… Ah, esa profe me hacía aprender los verbos irregulares con una tijera de piernas al estilo instinto básico… llevaba medias… Me apunté a Italiano porque el Alemán dije ya me parecía muy abrupto…
    Bueno, siguiendo mi ruta a los madriles voy a las gatitas que dicen Miaou…

    Me gusta

  21. signos Says:

    Hay que ver los extraños caminos que recorren los comentarios. Partiendo de un libro que nos hizo felices (no hay nada como dar felicidad con la escritura) a las matemáticas y al alemán, pasando por La Boca, y del alemán al francés y sus canciones. Y del tío Eusebio, de boca en boca, al tío Cándido, aventurero y poco candido. Y vuelta al alemán, con una salchica en la mano, para acabar en los madriles y las gatitas que dicen miau.

    Me gusta

  22. nexussiete Says:

    Los caminos del Señor son inescrutables. (Bueno, en realidad son intransitables). Los del señor Criscrac no tanto. ¿O alguien duda de que sus intenciones sólo son convocar amigos que charlen erráticamente y den lo mejor de su prosa e ingenio (como hace él, nada que reprochar)?
    Como tomar plácidamente un café tras la peli albatros, como dejar que las palabras se asomen y se escondan, se acomoden a varios ojos y tantos cuerpos.
    Disculpas a todos. Es sábado por la mañana. Anoche me tome un néctar escocés y he amanecido con dedos ágiles y ganas de escribir. Me voy a planchar…
    PD: Ahora que lo pienso: este tipo es un madrizleño que nos hablaba hace poco de Rio y sus chicas. ¿Olimpic Nostradamus?

    Me gusta

  23. CrisCrac Says:

    Inglés, alemán, italiano, francés, griego…, toda una torre de babel para enriquecer o entorpecer las cosas que a la Humanidad le son de suyo. Quién sabe.

    Me gusta

  24. CrisCrac Says:

    Pues no, no estoy ágil, el estro ése que dices, socio… ¿Que nosotros también tenemos estrógenos? Ya decía yo que a veces se me escapaba una lagrimita en las pelis de chicas, joeessshhh…

    Me gusta

  25. CrisCrac Says:

    Pues yo de alemán, en ésta y otras reencarnaciones, nada…, a lo más telefunken, kant, la uva Gewürztraminer de algunos vinos de somontano y salchichügen…, y alguna que otra peli de los ochenta. Me lo inventaré.

    Me gusta

  26. CrisCrac Says:

    Ay, las profesoras de idiomas, los verbos irregulares, las piernas regulares y las gatazas del foro… Ya lo dice la canción de Ketama con letra de Antonio Flores: primo, vente pa madriz…

    http://www.youtube.com/watch?v=7h_eFXIIm-0

    Me gusta

  27. CrisCrac Says:

    C’est vrai…, la escritura da a veces mucha felicidad, a quien la ejerce y a quienes la comparten con uno. Además, si es de tono poético, no puedo olvidar los versos del checo Holan: “quien se ha sumido en la poesía, ya no puede salir”. Y pasa con los comentarios como con la olla gitana: que dentro hay de tó. En los madriles siempre, y de ahí al cielo, aunque no sea el olímpico…, por ahora.

    Me gusta

  28. CrisCrac Says:

    En efecto, ésas son las intenciones criscractalianas: convocar a la cordialidad, la inteligencia, el amor a la vida, la sensibilidad y a conjurar los ominosos silencios. Este madrizleño de la diáspora (un día de éstos me sacan en el programa de telemadriz: madrizleños por el mundo) se marcaría ahora un viajecito a Rio de Janeiro con escala en Madriz, y se llevaría a todos sus amigos y amigas a tomar cachaça, pillar melanina en la playa y a bailar samba. Venga esos tangas, porretas…

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s