GLADIATOR

30:::octubre:::2009

gladiator 1

No ignoro que la guerra es jinete apocalítico y uno de los horrores de la condición humana. Pero ese horror muestra valores que también están presentes en algunos conspicuos integrantes de esa condición. No hago, pues, un análisis crítico del film ni del imperialismo romano.

Encuentro ya en sus primeras secuencias una elevación humana: lealtad, coraje y lucidez, tanto en el estoicismo de Marco Aurelio como en la honestidad de Máximo. El contrapunto de esas virtudes lo dan el taimado y criminal Cómodo, la felonía de Quinto y la estupidez de la plebe. “¿Os habéis divertido?”, grita Máximo a la masa embrutecida. Gesto inútil. Todo lo que obtiene de ese hediondo amasijo es que lo jalean y celebran.

La relación fraternal y de compromiso entre Máximo y sus tropas es uno de los valores que me conmueven, quizás porque nada de esto hallo en nuestros días y sí miríadas de corazones obtusos y émulos cotidianos de Quinto y Cómodo. Esa comunión de Máximo y sus legiones tiene continuidad en la que establece con sus compañeros gladiadores.
Y se advierten rasgos del Spartacus de Kubrick.

En el parricidio que comete Cómodo hay un obvio paralelismo con otro parricidio: el del Nexus 6 Roy Batty, en Blade Runner. Son, no obstante, muy distintos en sus motivaciones, aunque ambos se producen a partir de una decepción ante la figura paterna. El diseño de la ciudad norteafricana donde contemplamos la recluta y primeros combates entre gladiadores está sacado de Blade Runner. Hay otra identidad más entre ambos films: los desgraciados replicantes Nexus 6 y los gladiadores son un ser para la muerte, y su existencia es una cuenta atrás (“Tarde o temprano, todos moriremos”). Ridley Scott firma ambos films.

Pan y circo…, hay una secuencia genial. La batalla contra los bárbaros…, un prodigio, con muchos débitos al cine de romanos de siempre, quizás al de Kurosawa y último cine chino. Cuando muere Máximo, Lucilla se dirige a los presentes: “Ha muerto un soldado de Roma… Honor him!”

La B.S.O. de Hans Zimmer y Lisa Gerrard, soberbia; eficaz y ajustada, emotiva, bellísima (Now we are free).

Excelentes las interpretaciones de Richard Harris, Oliver Reed, Djimon Hounsou y Russell Crowe. Joaquim Phoenix, magistral.

Lucilla es un personaje de difícil ejecución, muy femenino en cuanto al papel que en esos momentos de la historia, y en tantos otros, le es dado a las mujeres. Hay un momento feminista en el film. Marco Aurelio percibe la altura política y de carácter en su hija, y lamenta que no naciera varón. Ese lamento, es evidente, no lo es por su sexo sino por las circunstancias sociales de su tiempo. Connie Nielsen es bella a rabiar…, ñam.

A medida que pasó el tiempo en mi vida, lo sé, me he vuelto menos analítico si alguna vez lo fui, menos crítico y un ateazo radical: no sólo anticlerical, eso es lo debido y está tirao, también antiprogres que no anti-ilustrado. Hay una enorme diferencia: todo clero es un nido de víboras; y los blandiprogres, un hatajo de insolventes tropismos. Y, desde luego, cada vez soy más tosco, primario y elemental. Resolver este galimatías existencial está siendo muy doloroso para mí, mucho, y no es fácil, pero estoy en ello sin falta de coraje. Con la lucidez hago lo que puedo, no soy un lumbreras. Pero, quizás, con A little help from my friends…

Lo que vierto en este post quizás me acerca a una concepción poética y arcaica de los valores, y me aleja de lo political left right tanto como me hace intempestivo (more nietzsche); y si no me espabilo, acabaré con adarga en astillero como un friki: así tildarían hoy el vulgo y la quincalla mediática a Alonso Quijano.

En esto he devenido. Qué le voy a hacer. Quizás signifique algo; y de ser así, sospecho que tiene alcance.

Fuerza y honor. Pues claro.

http://www.youtube.com/watch?v=nn8zSTwQNoQ

… dedicado a mi tía Victoria, invicta ya sobre los Campos Elíseos
© Six Roy & PM476

****** :::::::: milla jovovich milla-12
milla-jovovich
milla-31
milla-2chinorri
milla-jovovich03
milla-hija

© PM476

Masai%20Mara_Image

… salgo de caza, a solas, voy armado con una gruesa lanza y noto su peso en mi brazo, percibo su poder…, a pesar de mi temor me enfrentaré a cualquier gran felino con la clara convicción de mi fuerza, más les vale no cruzarse en mi camino…, pero qué ingenuidad, mi lanza nada podría contra una partida de hienas, el gran elefante o una mamba negra

… aferro mi arma y artillo mis ojos para vislumbrar entre la escasa maleza al depredador o a mi presa, tengo hambre y no es menor este zarpazo que el que podría descargar en mi cuello un león o el gran leopardo, que no lo intenten…, por su bien

… advierto un movimiento tras los arbustos, y una presa, no sé qué es pero huelo su carne…, me acerco con sigilo, no me ha visto, es grande, llena, confiada, bien, bien… armo mi brazo y siento su destreza, el arco que dibuja mi figura en la sombra es perfecto, irreprochablemente letal, bello, brilla un filo sediento de sangre en la espuma del Sol, mis pupilas son apenas un punto nocturno, toda mi musculatura se dispone a armonizar sus vectores dispares en una sola dirección, mi boca se seca, las mandíbulas se cierran, mi aliento casi se detiene, toda la historia de mi tribu se concita para mi triunfo, mis antepasados guían mi brazo, son mi brazo, su muerte es ilusoria porque proveen mi vida, la vida

… lentamente, como en un sueño, advierto que brazo y arma son la misma cosa, la articulación de mi codo multiplica la potencia que arrancará desde mi espalda y la lanza sale de mi cuerpo, puedo seguir su movimiento dividiéndolo infinitesimalmente en el espacio y en el tiempo, puedo advertirlo con absoluta claridad, serenamente

… y siento cómo se hinca en el cuerpo de la presa, lo acomete, hiende, hiere, siento el peso de la lanza acrecido con la velocidad entrando en su carne, rompiendo secamente los tejidos, astillando los huesos, crac, cuyo sonido recrea una armónica percusión, envenenando su sangre amorosamente, despojándola del peso de vivir

… y, paradójicamente, recorre mi piel la certeza de su agradecimiento por esa privación definitiva que comienza, siento su agonía y muerte, y siento mi vida, y siento cuanto acontece en esa fracción de tiempo inexistente, y sé, cuando aún no ha penetrado en su carne del todo, que entre mi presa y yo, mi clan, la sabana, el regocijo de mis ancestros, el flujo total de cuanto existe…, no hay fronteras

… esto es lo que siento, lo que sé es esto, que soy una criatura del Universo y que no estoy solo, que nunca estuve solo…

http://www.youtube.com/watch?v=RGCXvlG0i4c
http://www.youtube.com/watch?v=Y-XNoJ8Ub64

… dedicado a mi padre In Memoriam
© CrisCrac

LA LEY DE LOS HUEVOS

11:::octubre:::2009

barrera-huevos
pie de foto: peligro de tortilla austral (pupitaaaaal)…

Informe Brodie & Acme al ovoconsumidor.

Desde el año 2004 la Ley exige que todos los huevos destinados al consumo humano vayan marcados con una numeración; se trata de un código que nos dice de dónde proceden y mediante qué tipo de sistema se han producido.

El código de cada huevo está compuesto de once dígitos. El primero informa del sistema de producción empleado para lograr esos huevos (el número O indica que el huevo es de producción ecológica; el 1 es para los huevos camperos; el 2 para los huevos de gallinas criadas en el suelo y el 3 para los huevos de gallinas de jaula.

Los dos siguientes dígitos que llevan los huevos son letras que se destinan al código del país productor (ES corresponde a los Huevos de España). Los dos siguientes corresponden al código de provincia, y los tres siguientes son el código del municipio donde esta instalada la granja de producción de huevos.

Bibliografía: Oval Bureau White House & Send Eggs Federico Trillo Corporation .

http://www.youtube.com/watch?v=6EMiecSaf1I
http://www.youtube.com/watch?v=fGcOVAtLCZg

© VilBill

HERO

3:::octubre:::2009

maggie cheung man-yuk
maggie cheung man-yuk

Creo que uno de los universales que más uso, y tras el cual poco más sé decir, es el superlativo de “bello”.

El film de Zhang Yimou “Hero” (China, 2002) es bellísimo.

Es una historia sin excusas, un prodigio plástico al servicio de la emoción estética. Decenas de fotogramas alzan un fresco poético, épico y, sin duda, también elegiaco. Qué lejos queda hoy todo esto. Ninguna estética es ajena a valores, tampoco “Hero”. De continuo te empuja a sentirlos como la recuperación de una altura inhumada bajo los esputos de la plebeyuna banalidad de nuestro tiempo. Heroísmo sacrificial frente a vileza, lealtad frente a felonía, coraje frente a cobardía, elegancia frente a vulgaridad, lucidez frente a falta de pensamiento, amor más allá de la muerte.

Este film no existiría sin la obra de Kurosawa, muy especialmente “Rashomon” en el diseño narrativo, pero hero 1también “Kagemusha”, “Ran” o “Los sueños de Akira Kurosawa”. Ni sin el cine de romanos o la tragedia griega. Tampoco sin El Quijote. Diría esto.

A diferencia de los actores japoneses, que actúan maravillosamente con todo el cuerpo, los actores chinos son contenidos y minimalistas, sus ojos lo expresan todo. Un ejemplo particular de ello es Jet Li, actor protagonista, intérprete soberbio y duro, templado, expresándolo todo de un modo sutil, a veces casi sin mirar a ninguna parte sino hacia dentro de sí. Y también Maggie Cheung Man-Yuk, esos ojos…

Lo recuerdo a usted, Borges, y sé que hubiera gozado con esta apología espiritual de la espada y de su reverso, que no alcanzo a comprender pero que intuyo: la caligrafía.

Itzhak Perlman, violinista norteamericano de origen israelí, que interpretó también el emotivo violín en La Lista de Schindler, hace una ejecución delicadísima y hermosa en la banda sonora que firma Tan Dun, tan bella y sobria como el conjunto del film, y que ya no me tolera más palabras superfluas pero admite el silencio.

Éste mío, y empieza ahora.

http://www.youtube.com/watch?v=1p2p8OAdxro
http://www.youtube.com/watch?v=N0SFLtWaoP0

© PM476