ATLAS DE GEOGRAFÍA HUMANA

19:::noviembre:::2009

geografía humana iii

Esto de viajar tiene su cosa, pero a mí no me pone demasiado.

Ir de guiri por el globo nunca me ha gustado mucho. Sí hubiera querido ser viajero, que es otra cosa, o vivir en lejanos países y que me sacaran por la tele los del programa ése: “Españoles por el Mundo” (o autonómicos on the world). Y saludar a mi-mamá-me-mima (¿comes bien, hijo mío?, me diría. Fijo). Y enseñar a mis niñas las ciudades. Eso sí.

Pero arrostrar las muchas dificultades de idioma, la ingesta de viandas de dudosa higiene, la ropa sucia, puaff, los taxistas de negociar carrera y los aeropuertos…, no, no, qué va. Eso no.

Habiendo National Geographic y la 2, pa qué tirarse al mundo…, esteee, sorry, je, je, je…, tirarse…, ahora que lo medito con algún detenimiento, uff, un viaje por el sudeste atlántico no estaría nada mal. O dos viajes…

http://www.youtube.com/watch?v=lTPqK4ZEgpk

… dedicado a la llopis, mi profe de geografía a los doce (guapa de verdad)
© Vil Korea

18 Responses to “ATLAS DE GEOGRAFÍA HUMANA”

  1. signos Says:

    Seguro que ese maravilloso trasero es el de la profe de geografía de tus doce, y que tú ibas señalando con el dedo todos los países a los que te gustaría ir (que a esa edad serían muchos, sin duda).
    Turista, viajero, trotamundos… ¡qué más da! Lo importante es tener mucha pasta, estar forrao, para ir a los mejores hoteles, pedir las mejores viandas y ser tratado siempre de forma distinguida. “¿Todo a su gusto, señor?”, “¿Desea alguna otra cosa, señor?” ¡Qué demasiao!
    Maravillosa la canción de Gurruchaga. ¿Dónde estará ahora Gurruchaga?

    Me gusta

  2. CrisCrac Says:

    Más que señalar con el dedo -ahora que lo pienso-, creo que de joven lo que yo quería, como todos, era… ¡comerme el mundo! ¡Ñam! ¡Ñam! ¡Ñam! Juas, juas, juas…

    Gurruchuga estará pleiteando con Popocho en el tribunal de la Rota. Amén.

    Me gusta

  3. Atticus Says:

    Pues discrepo, aunque no sea una enmienda a la totalidad. Me lo paso mejor preparando un viaje que haciéndolo. Pensando lo que voy a ver, cómo voy a moverme por allí, indagando lo que se come… Lo mejor de la fiesta es la víspera.
    Y lo de la 2, el National Geographic y el canal Viajar… Mejor prohibirlos: son el mejor ejemplo de canal pornográfico, por aquello de desear lo imposible. Nos ponen los dientes largos y fomentan la envidia insana (pleonasmo: toda envidia es insana). No, mejor no.
    En lo que si coincido es en lo de los idiomas. Leí en un libro muy rarito de Juan Bonilla (“Academia Zaratustra”) que le enviaron a hacer un reportaje a países en cuyas lenguas sólo sabía guardar silencio. Pues eso, un colega.

    Me gusta

  4. signos Says:

    Estoy de acuerdo con Atticus en que los preparativos son lo mejor del viaje. Y, después, el recuerdo o el poso que te dejan. He estado durante estos días viendo algunos reportajes sobre la caída del muro de Berlín e, indudablemente, no sentiría lo mismo si nunca hubiera estado allí. Bueno, ya lo decía Cervantes, o uno de esos: “El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho” (aunque esto también lo podía haber dicho mi vecina de abajo).

    Me gusta

  5. CrisCrac Says:

    En lo de la 2, acuerdo; a veces, los leones del Serengetti no hacen otra cosa que darse de oficio al fornicio. Por no hablar de ésos…, los bonobos: unos rijosos, oiga.

    “Academia Zaratustra”…, joessshh, estaría bien; asignaturas transversales: “Nihilismo cuántico”, “Eterno retorno de Chanquete”, “La muerte de Dios y la de Nietzsche”, “Voluntad de poder es querer” y “Superman en la Alcarria”. ¿Nos matriculamos?

    Me gusta

  6. CrisCrac Says:

    Veo que Atticus y tú sois más de la cosa propedéutica del trip. El gen generación x va a ser.

    La Lewinsky y/o la vecina de abajo…, no tientes, doctor in pectore.

    Me gusta

  7. coletas Says:

    Pues no sabes lo que te pierdes, jejeje. De todos modos, eso de viajar hay que pensárselo dos veces antes de decidir con quién. Yo he salido en ocasiones con personas que… mejor no repetir en la vida. Y hay personas con las que me iría al fin del mundo.
    En mi etapa de estudiante de BUP, conocí a un profe (sustituto de matemáticas) que a ese sí le hubiera dibujado yo el atlas completo en su trasero; de todos modos, al pobrecillo, lo machacamos las brujas de clase con numerosos tocamientos en su culo-atlas. Conseguí que un día de lluvia me llevara a casa.
    Muasets.

    Me gusta

  8. CrisCrac Says:

    Tú eres una chica muy mala…, coletas, pobre docentillo, él a sus logaritmos y vosotras magreándole las nalgas que, al ser dos, estaban en cosa binaria en consonancia con su vocación. Un día de lluvia, dices… ¿Y qué pasó?

    Me gusta

  9. coletas Says:

    Tú lo has dicho, docentillo. No disparó ni una cada vez que le dábamos uno de esos masajes. Puede que le gustara. Yo aún lo pienso y digo… ¡pobrecito mío!
    ¿Lo de llevarme a casa? Simplemente llovía y el chico hizo una buena obra de caridad; yo tenía unos 15. Otro gallo cantaría con unos cuantos más, jeje.

    Me gusta

  10. CrisCrac Says:

    Le gustaba, le gustaba al chico… A mí también me pasaba.

    Me gusta

  11. kike Says:

    Ay que no consigo centrarme en este mundo de trampas… me quedo con las fotos de las rojas… guapas. Viajar si no conocemos a nuestro país pa qué? pa ir al Melia? Europa tiene muchos misterios y cultura por descubrir. Me quedo con las rojas seguro tendrían un trasero rotundo y contundente. Por ideologías eran unas mujeres muy jovenes pero muy seguras de sus ideas. Voy retrasado con mis coments. un saludo.

    Me gusta

  12. Tomás Says:

    Recuerdo haber estudiado que las superficies esféricas son incómodas para hacer mediciones y trazados, y que por tanto hay que proyectarlos en una superficie plana. Está claro que esta foto tira por tierra esa teoría, y ha consegido una nueva versión de la proyección de Mercator.
    Recupero un epígrafe de “Cartografía y creatividad”, en el que decía algo así como que … la funcionalidad de la cartografía limita demasiado al cartógrafo para permitirle una libertad total de expresión (no ocurre lo mismo con los fotógrafos, como se puede comprobar).

    Me gusta

  13. Atticus Says:

    Sí, nos dijeron que la distancia más corta entre dos puntos es una recta. Pero es una curva. Y esto vale para la astrofísica y para la nalgología.
    Hay palabras que proceden de la ciencia pero son hermosas, poéticas: cartografía, atlas, geografía…
    A mí esta señora de la imagen (como la dueña del título) me queda un poco exagerá. Soy así, no sólo propedéutico (CrisCrac dixit), sino amante de sucintas carnes. Traumas de infancia, eso será.

    Me gusta

  14. CrisCrac Says:

    … eso, pa qué viajar si al final vamos a volver a Itaca. Rotundo, contundente, universal.

    Me gusta

  15. CrisCrac Says:

    Por esféricos tuvieron los griegos a los cuerpos celestes, que por ser perfectos de esa forma decían que eran. Y que su movimiento componía música.

    En el principio creó Dios la regla de oro, el número pi, la frescura del agua, la áurea cifra, la curva de la vida, los culos gloriosos. Amen.

    Me gusta

  16. CrisCrac Says:

    A veces, la distancia que acorta los puntos alejados es una palabra debida, una mirada táctil, un tocamiento en tiempo y forma, esto es, en hora nona y a mano abierta.

    Nalgología…, qué gran nalgologismo, sorry, neologismo; qué prometedora licenciatura. ¿Habrá doctorado de eso?

    Sin poblemas, Atticus, las sucintas pa ti; a la geógrafa ya me la requiebro yo. Ya yo.

    Me gusta


  17. geografia humana!!!

    Me gusta

  18. edinson balvuena presentes Says:

    grasias

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s