MUJER EN LAS MANOS

12:::febrero:::2010

El protagonista de la película Cielo sobre Berlín es un ángel a quien
no satisface su desencarnada existencia. Quiere ser, y lo consigue, un hombre. Sólo un hombre. Le sorprende el frío, una pequeña herida
que sangra, y el amor.

Carlos Montenegro era soldador en una acería alemana. Una vez amó a una mujer, fue un match glorioso.

Comprendió a aquel ángel que quiso dejar de serlo.

Si Zeus castigó a Prometeo fue por envidia del poder humano de sentir. Nada en ningún Olimpo puede igualarse a esa plenitud.

El poeta Enrique Badosa anota este verso: “Quien no se siente ser si no
es con otros, necesita también carne de muchos para sentir su carne”. Los poetas yerran a veces, como en este caso. No se siente uno a sí mismo si no es en los otros; no hay otra inmortalidad, hondura ni infinitud que la que se bebe de unos labios.

Carlos Montenegro supo de la Vida un atardecer, una sola vez, no necesitó más.

Jaroslav Seifert, en el poema que intitula “Tan sólo una vez”, dice que el paraíso quizás no sea otra cosa que “una sonrisa mucho tiempo esperada y una boca que susurre nuestro nombre”.

“La carne me ha enseñado el más hondo saber”, recita Félix Grande. Y también que una mujer es “el único lugar adonde ir”, porque “sin mujer en las manos lo mejor es morir”.

http://www.youtube.com/watch?v=rV3AcmDkF3g


© Six Roy

37 Responses to “MUJER EN LAS MANOS”

  1. Atticus Says:

    “por el calor del cuerpo que aprendí a respetar
    mientras lo desarmaba con mi cuerpo”

    (Luis García Montero: “Vista cansada”

    Me gusta

  2. CrisCrac Says:

    El Alma es el cuerpo…, alguien lo dijo, no sé si Walt Whitman, Spinoza o yo, o muchos.

    Me gusta

  3. ClothoBoBardi Says:

    “Elogio a mi nación de carne y de fonemas”… 🙂

    Me gusta

  4. JoseV Says:

    Yo digo: el alma no es el cuerpo, aunque lo haya dicho alguien… o muchos, o tú. Tú, poeta, donde sientes el sentimiento que motiva tu escritura, eso es el alma. El cuerpo, el ordenador, el papel…, son los vehículos que están a tu disposición para ser utilizados y para hacernos partícipes de esos sentimientos de tu alma. Pero ¿Cómo se enriquece el alma? A través de ese cuerpo. De los sentidos. Por eso el ángel quiere ser hombre para poder Ser.

    Me gusta

  5. ClothoBoBardi Says:

    He seguido leyendo… Rosa Luxemburgo… Uno de los libros que estoy leyendo ahora es “Reforma o revolución”. En el reverso aparece una cita: “Las derrotas son necesarias para una victoria final”.

    Me gusta

  6. ClothoBoBardi Says:

    PD: Me gusta el muñequito gruñón y azul que me identifica :-).

    Me gusta

  7. CrisCrac Says:

    No sería mal nacionalismo ése, y sólo ése, el del deseo y la palabra.

    Me gusta

  8. CrisCrac Says:

    Qué va, qué va… all is bodysoul and the garito is a tutiplenty.

    “Creo en la carne y los apetitos,
    Ver, oír, tocar, son milagros, y cada parte de mí es un milagro”.

    Walt Whitman

    ¿Cómo lo ves, sosio?

    Me gusta

  9. CrisCrac Says:

    No creo que hoy se lea mucho a Rosa Luxemburgo. De derrotas sé algo, de victorias finales no quiero saber.

    Me gusta

  10. CrisCrac Says:

    Llamémosle Clothby al muñecajo, si te hace, aunque es el bicho de la máquina quien aleatoriamente te lo ha adjudicado. Yo no lo veo gruñón…, ni azul. La perspectiva va a ser.

    Me gusta

  11. Fer Says:

    Gracias por la dedicatoria, compañero. Algunas de esas citas son inapreciables, como las del final: “el único lugar adonde ir”, o “el lugar donde quiero volver”, como cantaba Victor Manuel a la boca de su musa.

    Cuando te sale ese poeta grande que llevas dentro, te despegas del territorio mortal y nos quedamos acá abajo, “pasmaítos”.

    Tengo que ver “El Cielo sobre Berlín”, grave omisión. Vi la versión de N. Cage, pero Bruno Ganz y Wim Wenders seguro que molan mucho más.

    Y hablando de este tema, el amoroso, se nos avecina el terrible santo de febrero del empalago más comercial, San Calentín. Dios nos libre de sucumbir al sentimiento facilón de celebraciones así. El amor no puede ser mediático ni global: o es intimismo puro, y silencioso, o casi que no es. Que os sea leve.

    Me gusta

  12. CrisCrac Says:

    Las dedicatorias siempre son parte substancial del post, y un placer.

    Más que grande, deshauciado; pero poeta. El poeta de la coleta me llamaba un compañero de trabajo, cuando llevaba coleta, trencilla a veces y aún ejercía.

    Hoy es el día de los enamorados…, no sé, ¿qué podríamos regalarle a la Vida que no tenga ya? Es ella quien ha puesto en nosotros su insaciable deseo de carne, épica, canto y destrucción; y somos su criatura en el desierto, porque somos altos escorpiones de desierto, amables y metálicos, nosotros, insumisos monstruos de abismo que devoran alas calientes de ángel y chucherías de a céntimo, fieras lobo en las simas de una luna de la que somos hueso, sangre, soplo y fulgor.

    ¿Qué ofrecer a la Vida en este día en que bebemos a solas y nos fumamos hasta las patas tirados en una cama sin mujer? Quizás un poema…

    Hay días en los que el mejor poema es una eyaculación.

    Me gusta

  13. JoseV Says:

    Lo veo estupendamente… cada cual percibe acorde a sus filtros. Qué le vamos a hacer, estamos donde nuestras actitudes, y formas de ver la vida nos han llevado. “Asín” es la vida, por mucho que no nos guste y creamos en la –casualidad-. Es –causal- (jo qué categórico soy eh!). Así que, tú, que tienes la habilidad, y no por casualidad, ya sabes… a “eyacular”, pero poemas socio, y así nos deleitas los sentidos anímicos a tus lectores.

    Me gusta

  14. signos Says:

    Al fin, alguien dice algo sensato: “Hay días en los que el mejor poema es una eyaculación”. Aunque sea precoz, se podría añadir.
    “Cielo sobre Berlín” una pasada. Como “El estado de las cosas”, “París-Texas”, “Alicia en las ciudades”, “En el curso del tiempo”, “El amigo americano”. Me gustaron tanto esas películas en otro tiempo que no creo que vuelva a verlas. Por si acaso. Y mi pleitesía a Win Wenders, siempre, por todo esos momentos.

    Me gusta

  15. CrisCrac Says:

    Asín, asín… ¿habilidad de eyacular poemas? Joooeeeeesssshhh…

    Me gusta

  16. CrisCrac Says:

    Precoz, prozac…, uuhhh qué mal rollito.

    Las vi, todas esas pelis. Siempre, siempre aquel Wenders.

    Ahora estoy en pleno match amoroso: le vamos ganando al Barça, minuto 76: 2 a 1. Hasta Perea, quintacolumnista profesional, está genial. Huuuuuyyyy…, se le acaba de ir un balón a Simao por encima del larguero.

    Me gusta

  17. JoseV Says:

    ¡Claro Joeee.!, eyacular poemas. Eyaculación, fruto de una estimulación físico-química aleatoria del sistema neuronal, llamado técnicamente “brain masturbing”, también conocido vulgarmente como “paja mental”. En algunos sujetos (una gran minoría), como parece ser en tu caso, esa eyaculación, origina bellas metáforas. Sin embargo en la mayoría de los casos, suele acabar en un amasijo de pensamientos sin sentido. Ahh! enhorabuena, me he enterado que le ganó el “Aleti” al Barça.

    Me gusta

  18. CrisCrac Says:

    It was a poetic brain match…, or something asín

    Me gusta

  19. Teresa Says:

    La mezcla de empalagoso San Valentín, carne, amor y pajas me llevan (que me perdone Quevedo por jugar con su verso) al “polvo serán, mas polvo enamorado”.
    Sin bromas, CrisC, me ha emocionado tu post. Y eso que me he vuelto muy escéptica respecto al amor.

    Me gusta

  20. CrisCrac Says:

    San Valentín…, pues aquí al pasteles éste no lo veo inadecuado como santo y seña de la cosa amorosa, al fin y al cabo atreverse a iniciar singladura de temita exige valentía. Y ya lo dijo Rumí: “el amor, hijo mío, es asunto de valientes”.

    Me emociona que te emocione el post, Terétty, más aún cuando te declaras escéptica. Yo creo que el escepticismo es indicio de inteligencia y señal de vida vivida, pero no necesariamente, antes al contrario, ay, hace más feliz. Sea como fuere, no elegimos serlo: nos elige (el muy cabrón).

    Le pedimos a los polvos demasiados papeles. De ahí los ilegales, los robados, los furtivos, los pica-pica y estos lodos… (me puse críptico).

    Me gusta

  21. G. Says:

    Y los de talco, pobrecitos, tan abandonados, sustituidos por cremas, geles y aceites. Con ellos nacimos y con ellos untarán nuestro cuerpo anciano, pero mientras…

    ¡Enhorabuena por el triunfo ante el Barça!

    Me gusta

  22. Atticus Says:

    Vuelvo a tu blog, CrisCrac. No creo en los poemas “eyaculados”. El mito de la inmediatez y la espontaneidad hace tiempo que lo perdí. La idea brota, se dispara. Pero luego hay que trabajarla. Como el deseo: después hay que trabajar a la chica. Esto parece una grosería, pero no lo es: quiero decir que cada eros tiene su ritmo, sus acciones, sus palabras y sus miradas, su cadencia. No es que no haya que ser espontáneo. Es que, además, hay que ser ocurrente (que no es lo mismo), elegante, chispeante, confidente…

    He vuelto de Estambul. En un bar tomamos unas birras y el dueño/camarero, en un perfecto español, nos preguntó por los poetas españoles actuales. Conocía y leíe en español a García Lorca, Aleixandre, Rubén Darío… “Los jóvenes han de leer poesía”, nos dijo. Yo sonreí. Si leyeran algo, no sería poesía. Qué lección. Y me habló de un escritor muy anciano. Anotó su nombre. Guardé la hoja en la maleta, que debe estar en este instante volando desde Amsterdam. Espero. Porque vale más ese papel que la bolsa de ropa sucia que llevo dentro.

    Coincido con Teresa: releo el post y me emociono. Les he hablado de él a unas amigas que me acompañaron a Estambul. Te leerán. Harán bien.

    Me gusta

  23. CrisCrac Says:

    De pobrecitos nada, que los tales polvos el culito rondan y también otras topografías devorables y sutiles.

    ¡Donde esté un buen polvo (de talco) que se quiten los afeites crematísticos! ¡Aleeeeetiiiiiii…!

    Me gusta

  24. CrisCrac Says:

    Guaaaaaca! Volviste de la patria del turco iconoclasta… Esta noche nos las vemos con los guerreros gálatas. Les vamos a meter Lepanto por el cucu macucu a los otomanos (Romi…, ¿en Lepanto ganamos o perdimos?), y si se descuidan les traspasamos al Perea (pagando nosotros, claro) y le regalamos a Ujfalusi y una bolsa de gominolas.

    Estas niñas, querido Atticus, son muy exigentas; en efecto, debemos ser ocurrentes, elegantes, chispeantes, confidentes… ¿Qué más quieren? ¿Que además seamos guapos, ricos y tontos? Pedid, niñas, y se os dará (jua, jua, jua)…

    Fuerte, ¿no?, lo del camata-poeta. Ya me dirás de quién se trata, ese escritor anciano.

    Me emociona tu emoción, brother. Menos mal que existen, cantaba Viglietti en los poemas de Benedetti…, menos mal que existen los que leen, escriben y cultivan –esto ya está en un post de pronto colgar- la amistad y la palabra. Acepto a los demás, son necesarios, pero no imprescindibles.

    Ya me contarás tu marcopólico viaje.

    Me gusta

  25. Atticus Says:

    Ya sabía lo del Galatasaray, enseguida te hablan por allí del Real Madrid, y hay que aclarar que soy atlético. Me lo dijeron varias veces. Dani Güiza es un ídolo.

    Hablé con algunas de mis compañeras de viaje: coincidieron en el poder de las palabras, ese maravilloso afrodisiaco. Pero también hubo aromas, cadencias y también horrores (niños que limpian zapatos, mujeres que no honran al creador que les dio belleza, sonrisa y palabra).

    Recibí un correo de un amigo que me llamó cabronazo tres veces. Con cariño, supongo. Es lo que tiene esto de viajar, que nunca te acabas de despegar de amigos cibernéticos…

    Hablamos de poesía, paseé por la fría noche turca. Escuché voces nuevas, palabras…

    Me gusta lo de “marcopólico viaje”.

    Me gusta

  26. CrisCrac Says:

    Les pudimos enfilar tres o cuatro chuzos marca acme a los gálatas, pero la bruja lola nos farió la cosa: Leo Franco se agigantó, el palo jugó otomano, Forlán está que no está, se lesionó De Gea, salió Asenjo y zas, nos empataron, cachis…

    ¿Cabronazo? ¿Tres veces? Reconcomío de envidia debe de estar el tal amigo. Fijo, Atticus.

    Me gusta

  27. Romi Says:

    Dear,

    Depende donde te posiciones, si con la flota de Venecia, del Papado y de la España de Felipe II, conocidos como la Liga Santa, o con los turcos de Selim II, descendiente de Mehmet el conquistador de Bizancio (estupendo el relato que hace Stefan Zweig de la toma de Constantinopla en su libro Momentos estelares de la humanidad). En las aguas de Corinto ganaron los cristianos.

    En el futbol sé que no tienes duda, pero en lo que concierne a asuntos religiosos y políticos…

    Como anécdota, parece ser que hay gran playa en Montenegro que acoge una fortaleza donde fueron atendidos los heridos y prisioneros de la famosa batalla, incluido Cervantes, esa playa se llama Dulcinje, se pronuncia Dulchiñe, y recuerda a Dulcinea.
    Leyendo tu post siento rubor por mi condición de mujer.
    Atticus me da mucha envidia tu viaje a Estambul, es una ciudad cautivadora para mí, aunque hace muchos años que no la he visitado.

    Romi

    Me gusta

  28. Atticus Says:

    Gracias por la lección, Romi, que falta nos hace.

    Efectivamente: ése es el calificativo, cautivadora. He llenado mis ojos, mi nariz, mis dedos, mis labios. He escrito. He sufrido algo parecido al llamado síndrome de Sthendal.

    ¿Por qué sientes rubor por tu condición de mujer? Ayer le hablé a una amiga de este post. Le dije que abrazar a una mujer, besarla, es mucho más que deseo, es una sensación casi religiosa, poética. Abrió los ojos. Añadí que sólo hablo por mí, nunca en nombre de los hombres, en general (el tópico de mi sexo a menudo me causa rubor).

    Me gusta

  29. CrisCrac Says:

    Favor, favorrrrr…, ¿cómo que depende de dónde me ponga & reponga? Yo serví hombro con hombro con el capitán Alatriste y compartí con don Miguel asaltos de arcabuz y alfanje (los jenízaros se rilaban leg down cuando nos filaban el careto).

    Leí el libro de Zweig, me encantó esa miniatura histórica sobre Bizancio, y también las otras trece. Un maestro, don Stefan.

    En el fúrbol…, del Atleti. Es un destino. Qué bonito lo de la playa Dulcinea.

    Esteee…, ¿rubor por tu fémina condición? Me lo explique. Yo, señora, muy listo no soy, pues quedéme en la efepé uno y en cosas abstrusas, abstractas y de pensar muy ducho no soy. ¿Ese rubor tiene algo de reacción a un requiebro?

    Atticus, la chica tiene envidia por la cosa bizantina, aunque viajada está, ya te digo. Creo que la falta el Katay y el Zipango nipón, poco más. Dila algo, Atticus.

    Me gusta

  30. CrisCrac Says:

    Bueno…, os veo cautivos y desarmados por la bella Bizancio.

    Esteee…, el síndrome de Sthendal ¿de qué va? ¿No es una especie de síndrome de Estocolmo pero en relación a una ciudad?

    Muy ruborizados os veo por una u otra cosa. Eso está bien, sube a los mofles la coló, diluye el hematocrito y nos pone más bellos (si cabe).

    Me gusta

  31. Atticus Says:

    Tal síndrome dícese que lo sufrió (el pathos: lo que hace gozar, lo que hace sufrir) Sthendal al contemplar la belleza de Florencia. Se suele comparar con un deslumbramiento tal que, tras él, nada se acerca a esa Belleza, con mayúscula, que hemos gozado, a la que nos hemos entregado. A mí me ha pasado con algunas ciudades (Lisboa, Venecia, Praga). Añado Bizancio, Constantinopla, Estambul. Qué hermosos nombres.

    Escribo desde la Biblioteca municipal de la ciudad en que vivo. Acabo de sacar libro y peli. El libro es “El halcón”, de Yaçar Kemal, el autor del que me habló aquel turcocamata más culto que los lumbreras de nuestro triste bachillerato. El DVD es “Hamam, el baño turco”, que gocé en su tiempo y que hablé en Estambul con una hermosa mujer. (Añadido: le gusta también Emir Kusturica, ¿le pido matrimonio?). Estaba prestado el libro de Zweig del que habláis. No lo he leído, lo haré pronto.

    Me gusta

  32. CrisCrac Says:

    Pídela matrimonio, Atticus.

    Yo llevo los anillos, pongo a las damas de honor (de tiros largos) y el bugalimousín. Signos oficia (tiene autoridad de muftí mayor de patraix), Fer te hace los coros (tony bennet style) y Romi y yo, al son de la marimba, os bailamos a la chica y a ti una danza K’awiil ataviados de reina maya y brujo akumal respectivamind.

    De Zweig te gustará todo (o casi), especialmente la narrativa. Y, sobre todo, te gustará “Castelio contra Calvino. Conciencia contra violencia”, un híbrido conmovedor de biografía y ensayo que pone a un hombre bueno frente a la bestia integrista. Algo de Castelio hay en Camus. Está en Acantilado. También te recomiendo “El mundo de ayer. Memorias de un hombre europeo”.

    Y un par de trajes de elvis pa ti y pa mí, con chorreras, brillanticos, zapatos de plataforma y que nos peine el llongueras.

    ¿Kusturica? Que la pidas, Atticus.

    © The Lord Of The Rings

    Me gusta

  33. Romi Says:

    Yo encantada de bailar y cantar donde haga falta, siempre que sea por una buena causa. De hecho, Atticus, tengo un book de nuestras actuaciones, aunque no sé cómo adjuntarlo. No tiene desperdicio ver al muchacho vestido de sacerdote maya y de príncipe de Akumal. Puedes elegir modelito, danza y música.

    Me consta que CrisCractal está ensayando como poseso desde que se ha enterado de tus buenas intenciones con esa joven.

    ¡A mandar que paga el dueño del blog!

    Me gusta

  34. Atticus Says:

    Yo por qué no estaré callado… Como se le ocurra leer esto, queridos blogueros, ya me estoy despidiendo de birras, kusturicas y estambules. No se puede decir nada. Mucho celestino tardío es lo que hay.

    Me gusta

  35. CrisCrac Says:


    Por una buena causa es, Romi. Lo es. ¡Causa Sui! Ya te digo (Now I tell you ).

    De maya, de maya… y en mallas mayormente. Pos eso, como un poseso.

    Esteeee…, la tal joven ¿es de buena familia? ¿De posibles? ¿No será una sin papeles? ¿Tiene mucho dinero? ¿Se quiere casar contigo? Pregúntala sólo lo de la guita, pa qué más…

    Ay, Atticus, es que la bonhomía nos pierde. Somos todo corazón.

    Llámame CrisCrac, prima, o CrisC.

    Me gusta

  36. CrisCrac Says:

    Quien guarda su boca, guarda su alma…, reza el proverbio oriental.

    Por otra parte, ya estaremos callados cuando fiambremos a dos metros bajo tierra o por encima de la misma, o cenizas al viento. Hablemos, pues, hasta que las cuerdas vocales arrojen la toalla.

    Además, así la chica sabrá que cuentas con infraestructura y amigos para la cosa party. Y será en Las Vegas, así que ya le pueden ir dando a kusturica por el bul de estambul.

    Celestino…, ¿no hay un ministro que por tal gracia reza?

    Me gusta

  37. enrike Says:

    Istambul ciudad magica, donde se hacian los platillos de los baterias de Jazz (zildjian cymbals ). Estuve hace mucho y muuu bien un saludito a todos.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s