LENCERÍA NO, GRACIAS.

15:::mayo:::2010

“Ven (…) pisoteemos seda, desgarremos la gasa/ que nubla las magnolias,/
y la desobediencia sea privilegio nuestro (…) Por entre los calados respaldos/ Louis se acerca a los vientres tersísimos/ de las copas y los hace sonar”

Anna Rosetti. “Indicios vehementes”

… pensaba yo el otro día acerca de las féminas lencerías.

“¡Heyssshh! ¡Alto uztede vuzotro a la Guardia Siví contra las parafilias!” Tranquis, piconengs, que se trata de fobias o parafobias. Más bien.

No me va la cosa lence, incluso me repele. Lo siento.

Los íntimos lienzos féminos no me llaman, muy al contrario, los sujetadores me parecen cinchas de tortura, yugulantes correajes de castigo; los ligueros, o como quiera que se llamen esas hórridas tracerías, me dentean; y de sólo imaginar el aparataje de posibilidades en otras prendas, hasta me duelen los arrabales.

Iconoclasta en tanto, también en esto.

Los velos y veladuras, los chantillís, organdíes y satenes,
los tules, las gasas, las pretendidas sutilezas artificiosas, las texturas insanas, el nylon, la lycra, el rayón y todo eso…, lo siento, no nací para tal fruición ni fricción.

Me rechina la piñata, y en esto soy inflexible: ¡No!

Y es que no me van las odaliscas, no me ponen las maderas de oriente ni las chicas de los music hall con más plumas que crazy horse…, prefiero el arquetipo simple del imaginario masculino urbano: la vecina del quinto, duchadita al punto, vestido liviano de andar por casa y recién traídos el pan, puesto el café al fuego, y los cruasanes… Y pa qué látigos.

No detallaré lo que me gusta, a ver, faltaría más que yo hiciera en este foro…, al fin y al cabo público, elenco y panegírico de mis filias (esos culottes, por dios, que no sé cómo es posible que haya ateos todavía), pero sí diré que en esto, como en tantas otras cosas, tiendo a lo minimalista, a lo simple y sencillo, a lo sutil y a la ingenuidad…

Porque el roperío interno de la fémina debe ser, sobre todo, ingenuo. Casi tanto –pensé- como los hoyitos del sacro…, que más que un valor erótico tienen un no sé qué de tierno, dulce e ingenuo.

El porqué de este contraste entre la lencería hard y el omnipresente factum de ingenuidad en la ropa interior de las mujeres (braguitas con fresas o gatitos, sutis con personajes de dibujos animados, camisetillas o pijamas con ositos …), no es, desde luego, asunto baladí.

Algo de nosotros nos está diciendo, y nos aboca a reflexionar acerca
de la condicion humana misma, no exagero, y sobre el papel de lo erótico en nuestra ingénita configuración, a saber, en nuestra alma (sé que al simple, al perverso o al torturado esto les parecerá mentira. Cuidaos de ellos).

Su elucidación teórica no se halla al alcance de mi magro intelecto.
Lo mío es la nemorosa intuición poética. No más.

(y la degustación…)

http://www.youtube.com/watch?v=A2UI-iA-ZcQ
http://www.youtube.com/watch?v=ICsEPp7FZZI

© PM476

39 Responses to “LENCERÍA NO, GRACIAS.”


  1. No diré qué lencería llevo en estos instantes, pero hablaré de “El hombre perfecto” (Segundo video)… Jajaja… El primero le pone entusiasmo… No diremos que no… Jajaja… Yo creo que si le quitas el textil gana, ¡seguro!, jajaja… Y el segundo… Pues sí, vale, mucho músculo… Si te gustan bien, pero como te gusten más espigados, pues no tan bien (no todas se pirran por los cuerpos “danone”)… Seguro que ambos son bellísimas personas, pero aquí solo me han presentado su faceta física. Aún así… No me quedo con ninguno… Bajo mi punto de vista les falta vigor. A mí me importa un pimiento cómo sean, sus ojos, su torso, su espalda, su altura… Pero deben transmitirme fuerza, intensidad, viveza… Así que… Creo que no me quedaría colgada por ninguno… Jajajajajja… Para mí, el hombre perfecto, si es que existe… Bueno, mejor diré que el hombre casiperfecto… Debe ser al menos intenso (muy vehemente y vivo)…

    Me gusta

  2. CrisC Says:

    … has empezado bien, Clothbbi, acerca de las íntimas interioridades

    … chhhisssttt…, que los CSI de Alcorcón, Venta de Baños y Puebla Nueva de don Fadrique están al queo…, y también nos vigilan la madera, los picoletos del swing, el ejército de salvación don perignon, doña falcon y hasta el meteosá

    … en cuanto al cuerpo danone de ébano…, ¿qué tenemos de malo los que somos así? ¡Up! Ja, ja, ja

    … y también soy una bellísima persona, de presentar una vespertina de domingo a la tita antonia, y si no soy perfecto absolutamente es porque no nací en el mismo centro de Bilbao, que si no…, jajjajajajjajajjjaa

    … ay, joé, esto de no tener agüela

    Me gusta

  3. Atticus Says:

    …”la desobediencia sea nuestro privilegio”. Hace poco utilicé este verso, pero en otro sentido. Hoy pienso que aún tiene otra utilidad, pero éste no es el sitio.

    Me inquieta tu simplicidad en esos asuntos. Vamos a ver: una mujer no está maravillosa tras la ducha, sino en la ducha. Cuando el agua le resbala por el pelo, se concentra en gotas que caen perezosas o batientes sobre su pecho, donde se escoran y pierden toda precisión; y se hacen salvajes y siguen su recorrido infinito hacia otros poros, otras geografías cálidas y siempre por descubrir.

    Luego viene la lencería. O no. Aunque casi siempre. La mejor es la inexistente, nos pone, por qué no decirlo. Ellas, claro, puentean la fantasía, ya sé, la vida corriente, todo eso. Y se rodean de esas delicias que CrisC ningunea: lycras, algodones, fresitas, snoopys, La Perla y básicos de Carrefour. Todo les va bien y nos va bien, en ellas, en el cajón, en la cuerda, en el suelo, perdido en el fondo de la cama, enredadas en la sábana bajera…

    De los sujetadores hablo otro día, que es sábado por la noche y el lobo debe quedarse en su guarida por hoy…

    Por cierto, Cloth, CrisC se me adelanta al ofenderse porque tenéis una especie de fijación negativa con los cuerpos danone. En algunos es natural, no tiene mérito, somos así, incluso siendo de Barakaldo (un pueblo de Castilla-La Mancha, como todo el mundo sabe).

    Creo que ha llegado el momento de desvelar mi identidad: me llaman Diego Forlán.

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    ¡Charrúa! Es un honor tu juicio en este blog. Gol.

    Pero si no me ofende esa fijación que dices, Atticus, será por cuerpo danone el que la Naturaleza me otorga…, vamos, que acompaño la quinta de mahler, el highway star de deep purple
    o una polka rascándome los chocolaticos con las uñas, ris, ras, ris, ras…, percusión fina.

    Y no creas, lo de que no les van los bodies perfect. Las pone.
    Pero se hacen las interesantas (en el fondo, interesadas). Venga, niñas, que se pué tocar (dos por una, oferta hasta final de mes).

    No es que ningunee, es que no me va el lencerío. Me da esofagia. Es la versión fémina del joyerío pectoral del cani poligonero.

    Otra cosa son los snoopies, las frutitas, el arco iris, los lacitos
    o esos osetes dormilones. Uff, ya te digo. Que los helicópteros de Apocalypse Now con sonora de La cabalgata de las Walkirias son una nana infantil al lado de mis rugidos más primarios.

    Oyes…, eso de los “básicos de carrefour” me ha dejado mu malitamente el cuerpo.

    A lo mío. Simplicidad. Minimalismo. Ingenuidad. ¿Dónde firmo? Aquí un perverso polimorfo.

    Ya dije, casi del mismo Bilbao pero sin agüela.

    Me gusta


  5. No tengo ninguna fijación negativa contra los cuerpos danone!! En absoluto!! Jajaja… Sean bienvenidos mientras su dueño me transmita… Y… Bueno… Atticus… Si te llaman Diego Forlán… Transmites, transmites… Aleeeeeeeetiiii!!! Jajajajja… Solo por eso… Ya sumas 1000 puntos en el ranking del hombre perfecto!!! Jajajajaja… 😉

    Me gusta

  6. CrisC Says:

    … ya te dije, Atticus, la tabletita les pone

    … luego dirán que no, porque son de natural indulgentes con nuestras debilidades –es la impronta madre- y no las va meter dedo en llaga de varonía, pero los ojitos, ah sí, éstos les chiribitean cuando ven las camisetas de los futbolistas arriba y, sglubb, se relamen

    … en fin, menos platón, kafka y cine subtitulado: habrá que machacarse en el gym, y ciclarse hasta las cejas con nandrolona

    … clothbbi, criatura, le has concedido mil merecidísimos puntos a mi Atticus, y esteee…, yo sé hacer el pino puente, barrer la casa con donosura y eficiencia, comer con palillos y cantar las mañanitas en la ducha, ¿eso cuenta?

    … como me digas que no, sniff, me hundes en los abismos del ser

    Me gusta


  7. Está claro que Atticus se merece esos 1000 puntos aunque no le llamaran Diego Forlán 🙂

    Y tú CrisC… Jajajaja… Venga, por hacer el pino puente daremos 300 (tiene su dificultad), por barrer la casa con donosura… Unos 200… Por comer con palillos… Jajajaja… Como a mí siempre se me cae todo… 400… Y por cantar las mañanitas en la ducha… En principio daremos 100 puntos porque no te he oído… Jajajaja 😉 Esto hace un total de… 1000 puntos!

    Un empate!! Tendréis que jugar prórroga para saber quién se acerca más al hombre perfecto, jajajajaja… 🙂 Un beso grande, grande para los dos!!

    MMMMMMUUUUUAAAAA!!!!!!!!!!!!!!! 😉

    Me gusta

  8. CrisC Says:


    … uff, clothbbi, menos mal

    … atticus y yo ya rozamos la bilbaína perfección, no necesitamos desempate, somos amigos del alma y no tenemos agüela, nos la comimos con papas al mojo picón y un albariño, jjajjajajjaajjaa…

    … va por ti, atticus, y también para ti, clothbbitale, es un tema delicioso, y el bajo de marcelo torres es una oda a la Belleza

    http://www.youtube.com/watch?v=gi1qHP8AaLk

    Me gusta

  9. Atticus Says:

    Lo que no tiene abuela son los espejos de CrisC. Y a veces tampoco los míos. Será lo de la autoestima. Esa cosa que se han inventado los psicólogos para no dar alas a la vanidad.

    Del tema de Lito Vitale, qué decir, es la banda sonora de todo blog. Lo escucho con frecuencia. Y tuve la suerte de verlos en Valencia hace unos 10 años. Muy cerca. Marcelo Torres estaba desmelenado, apoteósico. Es un tema más que delicioso: no ha compuesto nada mejor.

    (Oye, me doy cuenta que nos hemos ido del tema principal, más jugoso que esto de ser de Bilbao y de canciones y abuelas: ¿alguien vuelve?).

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    … volver

    … nunca volvemos a lo que fuimos, esto creo, nunca al primer juego de patio, a la sonrisa de la primera niña que reparó en nosotros, nunca al regazo de la madre aunque ahora seamos su ángel guardián

    … nunca al primer juego de pelota en la playa con papá, y nunca a la pelea en la que les partimos la boca a aquellos cuatro mandriles que habían insultado a nuestro hermano pequeño

    … nunca a la primera vez en que una mujer abrió su cuerpo a nuestra ansia porque nos amaba

    … nunca a la madrugada en que esa mujer alumbró a los ángeles que llevan nuestra sangre y advertimos en su rostro, en sus sonrisas, en sus ojos, los gestos que delatan que son criaturas nuestras

    … pero si he de volver, si vuelvo, por favor, estad ahí

    … habito en mi escritura, quizás también en mis espejos (crac)

    Me gusta

  11. JoseV Says:

    ¡Lencería o no lencería, es la cuestión! ¿Qué debe más dignamente optar el alma noble, entre sufrir la tela impía, el porfiador rigor, o revelarse contra cinchas y sujetadores, y eliminándolos hacer desaparecer la erótica ocultación?
    W. Sssserspir

    Me gusta

  12. CrisC Says:

    Te veo hamletiano, nobilísimo de alma y, desde luego, vehemente. Es lo que toca en asuntos de este jaez.

    Me gusta

  13. Fer Says:

    Vaya. Lencería, snoopys, cuerpos danone, cuerpos desnudos en la ducha. ¿Aparte de comunicar sobre lo que nos parece excitante o erótico podemos hacer algo más con esto? ¿Se puede defender vehementemente o realzar como más poético y más bello lo que nos provoca deseo?

    Cualquier elemento, prenda, fetiche, rincón del cuerpo, postura o gesto que nos despierte un deseo voraz (y en esto, diría, hay casi tantos como personas, ya que forman parte de nuestro mundo más esencial e íntimo) me parece bello y bueno. Siempre que sea un juego de dos. Incluso si, al evocarlo, es para el juego de uno solo. En esto, afortunadamente, no podemos “globalizar”.

    Es primavera. Hay colores, tejidos, olores, pieles, cabellos, que se abren en flor, y nos despiertan los sentidos. Deseo, estoy vivo. Maravillas concretas.

    Bienvenidas sean…

    Me gusta

  14. enrike Says:

    Bonjour !!!
    La cositas del cuerpo y de la filosofia van conjuntas… creo con mi experiencia. Y como decia Shopenhauer, si no tienes razon demuestralo… si con argumentos solidos. Creo en la fotografia abismal del mas allá. la foto de arriba es espectacular, pido el nombre y dni jajajaja… broma, pero por favor un poco de humor… que tenemos la nevera llena…
    Yo a veces no, incluso no tengo nevera, tengo energia que doy a los que mas quiero mis primos, mi tia, y poco mas.
    un saludo.

    Me gusta

  15. CrisC Says:

    Lencería…, sí, o no, deseo, erotismo… La condición humana.

    ¿Por qué el anhelo universal de Belleza? ¿Oculta un ardid eugenésico? Quiero creer que el erotismo es la elevación de la fisiología a poética, a recreo de la razón, a autoafirmación en el sentir, a puro espejo de la criatura humana (no sé decirlo mejor).

    Amar, sentir y ser… ¡Up! Mística en ciernes. Eso sí, una mística de acá.

    La primavera rebosa de absolutos inmanentes, y a veces me duele. Y muchas veces me harta. Es así.

    Lo siento, no tuve un buen día. Pero empieza a ser una buena noche. Y Henry tiene mucha razón: tenemos la nevera llena, joder, pues alegría, que no es poca cosa (ya veis, me vengo arriba yo solo. Mañana, más).

    La foto de arriba es una delicia: aclara, llena, ilumina, duele, harta, aclara, llena, ilumina, duele, harta, aclara… Así es, primo.

    Me gusta

  16. enrike Says:

    yo estoy de acuerdo con Clothobbacardi con limon exprimido…que lenceria llevara el dia de la final ??? un escudo no va valer con tanta sevillana y tanto arte o harte ! bueno yo como como hijo de imigrante siempre me subo por las ramas como los monos pero tambien leo y creo.. visto que hasta en Francia que se suspenda un juez por investigar crimenes franquistas, nos quedamos con el opus o bien con el Dei…en fin Serafin un saludo a Atticus que tenemos una parillada pendiente con Borgoña…ups !!!

    Me gusta

  17. Atticus Says:

    Me doy por saludado. No soy nacionalista en nada, en cuestiones gastronómicas menos aún: que sea borgoña si os place.

    Inmigrantes somos todos, africanos negros. Y, cierto, ese anhelo por la belleza tiene distintos nombres y formas: a veces se le llama deseo, ansiedad, voluntad de poder, gustito, babeo o simple anonadamiento. Alguien que pasa, una mirada a la noche silenciosa, un modo de caminar.

    Pero también existe la fealdad en el mundo: estoy viendo a Pepe Blanco en Telemadrid (la voz de su amo) y creo que voy a vomitar. Anoche oí a Leire Pajín hablar de la adhesión de todos los socialistas a Zapatero: eso me suena, adhesión inquebrantable, banderas nevadas, montañas cara al viento y al sol, despera ferro, tararí, tararí…

    Sigamos con la belleza, please. Con lencería o sin ella. Me valen las palabras.

    Me gusta


  18. ¡¿Clothobbacardi con limón exprimido?! Jajaja… ¿Y si no llevo? Jajaja… ¿Y si es lencería masculina? Jajaja… ¡Anda, andaaaaaaaaa! Aleeeeeeetiiiii 🙂

    Atticus.. En cada palabra me llega tu estado anímico… Un besín grande, grande!! Y… A seguir con la belleza!!

    Me gusta

  19. Atticus Says:

    Hace pocos meses despidieron a Ramón Trecet de su programa “Diálogos 3” en RNE-3. Siempre terminaba el programa con estas palabras: “Buscad la belleza, es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo”. Pues sí, así que me voy a buscarla. Estoy muy enfadado, sí, pero no renuncio a la verdad, ni al bien, ni a la belleza. Como mucho, al tanga de leopardo (ahora que estamos de lencería fina)…

    Me gusta

  20. CrisC Says:

    ¡Un clothbacardí con limón! Ja, ja, jajjj… Esta noche, después
    del triunfo atlético, me pediré uno (tras otro): ¡a Neptuno!

    Seguiremos, con o sin lence, a manos llenas con la Belleza. Igual la gustamos, Atticus…, yomecreodequesí.

    Clothbbi lleva gayumbos de tío, lleva gayumbos de tío, lleva gayumbos… ¡Atleeeeeeeti!

    Por dios, Atticus, el tanga de leopardo… ¡No! Arrepentíos, pecadores, adviene el Armageddom…

    Me gusta

  21. Natalia Says:

    LYCRA® es una marca registrada de INVISTA.

    El uso correcto es “elastano”. Agradecemos realizar el cambio lo más pronto posible.

    Gracias,
    Natalia Parra. Analista Marketing & Comunicaciones INVISTA COLOMBIA S.A

    Me gusta

  22. paraqueloleas Says:

    ….pues le llamaremos “licra” (con i latina) o “lacra” (por el daño moral que nos va a suponer). Porque si, a partir de ahora, tengo que decir que mi ropa es de “elastano”: puagggg… vomito.

    Me gusta

  23. CrisC Says:


    LYCRA® es una marca registrada de INVISTA, de INVISTA COLOMBIA S.A. Qué bonitos vocablos todos. Fetenes.

    Me encanta, Natalia, que seáis sus propietarios. Porque mira que es bonito el nombre, LYCRA, y qué bonita queda -como elastano, por dios- en los cuerpos gloriosos, aunque a mí, como ya habrás leído, me va más bien el algodón egipcio, los popelines y la cosita hilo…., algo sencillo e ingenuo, como dije. Y es que soy algo primario y asustadizo, mi bien.

    A partir de ahora, of course, yo diré elastano…, que no es lo mismo, fíjate, porque Lycra tiene como más glamour; y elastano, pues no tanto. Un verso como el que sigue:

    “deslizó sus dedos peligrosamente por la lycra y se alzó a sus labios con los ojos insaciados, ávidos, vultuosos de deseo, rojos homicidas”…,

    qué bonito queda, no digas…, pero claro, si vas y escribes que le deslizas los dedos por el elastano…, pues todo lo demás se viene abajo. Y como que no. Deberíais enorgulleceros de que alguien haga poesía con vuestra marca, y no enviarles estas inquisitorias que asustan un carajal. Y eso no está bien, Natalia.

    Pero felicidades, Natalia, hazlo llegar a quien correspondiere, porque cuando una marca consigue que se use por el vulgo como genérico es que ha triunfado: así ocurre con cocacola, rímel, uralita y otras más. Qué victoria.

    Que no sé si tu departamento ha medido dónde ha enviado esta casi amenaza de la industria. Esto es un blog, no más, hija, un pequeño espacio en el que apenas una docenita de amigos y amigas nos contamos cuitas, poemillas puros, historias de desamor y menudencias así.

    Que no sabes lo que me apura que desde LYCRA® hayáis tenido que molestaros por tan poco y, sobre todo, cuando el autor de todo esto, yo, CrisC, ha declarado a los cuatro vientos que le gustan más las maripuris con textiles sencillos que con el hard-lence fire the best

    Eso sí, yo, en el futuro, como las balas anoto que jamás usaré lycra por elastano, que no tomaré el nombre de LYCRA en vano, y que ésta es marca registrada y propiedad de…, bueno, ya sabes. Qué más puedo hacer.

    Fíjate que a mis alumnos les estoy corrigiendo ahora mismo un examen sobre El Manifiesto Comunista y no te cuento cómo están poniendo al concepto de propiedad, uff, ya te digo, a “caer de un burro”, que es cosa que por aquí se dice mucho y que es del jaez de “de hoja perejil”, de “de vuelta y vuelta” y otras expresiones de más gravedad escatológica.

    Y fíjate también que Paraq tiene razón, ¿cómo vais a decir que lleváis lo que sea de elastano en vez de “una maravillosa lycra”? ¿Y si la gente se pasa, como advierte, a la i latina? Ay…, esa lógica de la codicia que es el capitalismo. Pero ya te digo, yo acato: elastano. Y para que conste, aquí lo declaro, rodilla en tierra, humillado ante dios y los hombres.

    Gracias, Natalia. Mis mejores deseos para ti en el desarrollo de tu trabajo. Y, sobre todo, mis más fervientes preces para la vida democrática de tu país y que os libréis del terrorismo.

    Imposible otra cosa. Desde Macondo, yo también soy colombiano.

    Besitos, Natica.

    Me gusta

  24. Atticus Says:

    Tengo unos slips (¿es una marca registrada?; rectifico: calzoncillos) de elastano, palabra que nos lleva a rimas fáciles, porque son elásticos y están cerca del… ombligo. Son Unno, ay, perdón, que eso es marca registrada desde antaño, Zero, Unno, Dosh, Tré, Quatro, Cinko, Seix, Seven… Ya no puede uno ni hablar de lo que lleva ni de que se ha comido un danone (perdón: leche fermentada de Alcampo,cuya empresa madre es Auchamp, by if the flies), estoy que no paro de usar clínex (así escritos, made in Pekín).

    Así que ya ves, CrisC, que te leen desde Colombia para las admoniciones de rigor: que mucho cuidadín con lo que dices, y menos aún citar a García Márquez en vano, que Macondo es marca registrada, uyyyyyy…

    Por cierto, Natalia, ahora apéate de tu laburo y dile a este buen tipo que hace propaganda gratis de tus productos que hace cosas chulas, que escribe bien, que me lo has puesto al borde de un ataque de caspa. Y luego se va al médico, y depresión al canto, y venga a Prozac (quiero decir: antidepresivo marca blanca, de Mercadona mismamente), y luego la baja laboral. Y aquí en España estamos muy malamente, que nos “ajustan” el sueldo porque el gobierno dice que andamos bajos de moral y de PIB, que esto no es marca registrada, ni es de elastano, mucho menos de esa palabra de cuyo nombre no quiero acordarme.

    Pero una cosa que dice CrisC no es cierta: ¿cómo que somos una docenita de amigos que se cuentan cuitas? ¡Somos la vanguardia de la bloguería! ¡Blogueros del mundo, uníos! ¡Guerra al elastano, viva el algodón!

    Con cariño, Natalia, pilla un nick, bienvenida a esto. Tengamos el elastano en paz.

    Me gusta

  25. wendysypeters Says:

    Hola CrisC, ¡en tu blog me colé! Suscribo lo de ¡guerra al elastano, viva el algodón! de Atticus. Pero se me plantea una duda… la palabra “lycra” (lo siento pero tengo que citarla) es un vocablo que forma parte de la Lengua española y tiene una entrada en el diccionario de la R.A.E. ¿Tengo que dejar de usar ese vocablo?

    Me gusta

  26. Atticus Says:

    Pinchad, colegas, en “Natalia”, es su particular contribución a este blog. Parece una regañina, pero nos obsequia con unos pibones embutidos en… elastano que son mejor regalo para los ojos que los abdominales de Forlán.

    Wendysypeters, deja de nombrar a la bicha, que nos buscas un lío. Esto va a ser como la prohibición de decir Yaveh en “La vida de Brian” o el misterio del centésimo nombre de Dios en el Islam. Lo mismito, pero en versión elastano.

    Me gusta

  27. CrisC Says:

    El caso es que Natalia y su Lycra® la han liado bien, hasta nos ha hecho conocer, de rebote, la batería de gayumbos Great Style Personal Atticus The Best Cavalier de primera mano.

    Pues no me voy a tomar Prozac, pero me compré esta tarde un Viña Pomal porque sí, sin más, y me lo he administrado mesuradamente, bueno, dos copas o tres, no más, a la salud de my body. Le hace falta (al espíritu).

    ¡Somos la NBA del bloguerío internacional! Y eso que dice Atticus, Natica, pilla un nick y vente por aquí: somos lúcidos, elegantes, bizarros, humorados y de bilbao (una coseja nuestra, mi hermana).

    Pincharé otro día en Natica, ahora estoy de curro hasta el elastano matutano.

    ¡Adelante, wendysypeters! La entrada de alguien nuevo es siempre uno de los mejores momentos criscractal. Wendysypeters…, esteee…, ¿qué eres o sois, una peña disneylandera? ¿Una panda de locos bajitos de kindergarten? ¿Una entidad unipersonal plural? ¿El CSI-Orlando?

    Tenéis razón, “lycra” está en el DRAE, aunque lo muestra como marca registrada, pero si está ahí es que es palabra de uso coloquial. Así que no sé…

    Propongo que usemos cuanto se nos antoje el vocablo castellano “lycra” y, no menos, la elastánica lycra como interno textil; y que Natica, tan eficiente y quizás eficaz, ha elevado al ciberespacio de la región luminosa de criscractal.

    Bienvenido, a, os, as…, wendysypeters.

    Me gusta

  28. Mariel Says:

    Menudo jaleo que tenéis montado con los elásticos, par Dieu! No sabía si era verdad lo que estaba leyendo, pero veo que sí…
    En fin, volviendo al tema principal y gilichorradas a parte, he de decir que corres el riesgo de resultar anhedónico al rechazar de esa manera la gran variedad de materiales (no nombraré ninguno, más que nada porque no sé poner la R de marca registrada, y no estoy yo para litigios) de los que se componen las maravillas con las que tengo lleno el armario, aunque supongo que para gustos, los colores, eso siempre…
    Haya paz, hermanos, peguémosle fuego a todas las “Lettres de cachet”, que todos nos merecemos un juicio justo.
    Seamos “sans-culottes” literales por un momento (aunque en este caso debería ser avec-culottes, ya que he leído por ahí que éstos sí que estaban aceptados), y rompamos una lanza en favor de este mecenas de la cultura que gasta poco en calzoncillos y nos deleita cada poco con un ingenio que escasea en estos tiempos. Y si hace falta también quemamos un par de sostenes en pro de la intolerancia, que ya toca renovarlos.
    “Más Platón y menos Prozac”, que engancha un huevo.

    Me gusta

  29. signos Says:

    Todavía recuerdo aquel anuncio en donde un tenista no sabía qué hacer con las pelotas que le iban pasando y, entonces, una voz en off anunciaba: “Para que no se le caigan las pelotas, calzoncillos OCEAN” (u otra marca, no recuerdo).
    Luego, una chica preguntaba: “¿Y para nosotras qué?” “Pues bragas”, seguía diciendo la voz en off, “BRAGAS PRINCESA, naturalmente”.

    Me gusta

  30. Atticus Says:

    Perdona, Mariel, ¿que “Más Platón y menos Prozac” engancha uh huevo? Puede que es enganche en un testículo (peor para él), pero a mí me produjo más aburrimiento que un discurso de Fidel Castro.

    Tenía su punto lo de Bragas Princesa. Con coma enmedio tiene otro puntillo.

    Me gusta

  31. Atticus Says:

    Disculpas, mi teclado falla, o mis dedos. Demasiados errores.

    Me gusta

  32. Mariel Says:

    Sorry, Atticus, lo que me refería es que engancha el antidepresivo, no el libro, pero es que me he visto obligada a comillear, que veo que no está el horno para panes de cuarto.

    Me gusta

  33. Atticus Says:

    Vale, vale… Últimamente no sé que me pasa, que parece que cargo las palabras, y se me ofende la gente. Y yo soy un tipo amable y hasta tímido. De modo que mete al horno los panes de cuarto, ensaimadas, sobaos pasiegos y pizzas de ibérico. Lo que sea. Incluso el libro ese, el Prozac y las bragas princesa. Y las comillas, mi teclado, la bajada de sueldo, las cejas de Zapatero… Vayamos a palabras amables, Mariel, hace un día maravilloso y quiero dedicarlo a buscar la felicidad. Nada de sorry.

    Me gusta

  34. Mariel Says:

    Jo, mi piojillo y yo somos unos incomprendidos (por cierto, estoy encantada de haberlo recuperado), y es que no me había tomado a mal nada, en serio, ni pretendía que sonara mal la contestación. Lo de las comillas lo decía siguiendo la broma de las autorías y las marcas registradas, no más.
    Pero tienes toda la razón, hace un día magnífico, y, aunque con los codos clavados en el libro de evolutiva, pienso aprovecharlo.
    Por cierto, cada una de tus palabras rezuma amabilidad, de ahí esta réplica, porque no me gustaría que me malinterpretaras, aunque he de decir que casi estoy acostumbrada a que no me entiendan cuando escribo, será la lacra de haber leído tanto a Bécquer, digo yo. Siento si ha sonado algo mal en algún momento, meteré mi teclado en el horno junto al tuyo si es necesario. Espero que encuentres lo que buscas en este día, de todo corazón.

    Me gusta

  35. Atticus Says:

    Nada, nada, a disfrutar. ¿Quién es ese Bécquer del que hablas? ¿Juega en el Bayern? Ah, perdón, es uno de los hermanos que escribían, me acabo de acordar de lo de la egebé. ¿Adolfo o Gustavo?

    Trataré de encontrar esa felicidad, porque buscar la felicidad es la felicidad. Cavafis más o menos, o lo de Machado y el camino.

    Agradezco mucho tus palabras. Te deseo también lo mismo, y te devuelvo el corazón, que mover la sangre con el páncreas es difícil.

    Y por último, ten cuidado con lo que escribes: de “lacra” a “ly…” hay poca distancia. Y llega Natalia con el martillo y los sostenes de marca y la hemos liado con el elastano de las narices.

    Aunque no te conozca, un abrazo. Y recuerdos a ese tal Bécquer, el evolutivo, ¿no?

    Me gusta

  36. Mariel Says:

    Mi hermano se llama Gustavo porque mi “má” leía “Rimas y leyendas” cuando estaba embarazada. Fue ella quien me presentó su letra cuando tenía 7 años, y la edición del 71 que me cedió está tan sumamente rota por haber viajado tanto, que debo cuidarla como si de un antiguo papiro de tratase.
    Siempre cargué con su peso, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva, ya sabes, “Matrimonio bien avenido…”, jeje.
    No sabes cuan grato se recibe el abrazo, que correspondo de la misma manera, te lo cambio por el corazón, que vas a tener razón en lo que dices, y lo mismo sin él no vuelvo a leer al evolutivo, y entonces ya no sería yo misma.
    Cavafis… nada me hizo contener el aliento más que “Vuelve”, y ahora me sirve más que nunca.
    Crisc, ya sé que nos vamos por los cerros de Úbeda con tus entradas, mil permisos (o perdones, quizá), por hacerlo, es que nos inspiras. Además en estos momentos lo que sea con tal de escaquearme…(es broma), es que leeros es aprender siempre.

    Me gusta

  37. Aliénor Says:

    CC, hoy, por momentos, me he abandonado en la felicidad.

    Sola. Porque quería y podía.

    Sentada, ligeramente reclinada, con la cabeza apoyada en la parte interior de mi brazo izquierdo, estirado hacia atrás para que mi mano se sujetara en la parte más alta del respaldo sobre el que me abandono.

    Es tan grande la indolencia que no soy capaz de sujetar la cerveza que rozo, muy fría, con la mano derecha. Tampoco me concentro en ningún pensamiento. Soy incapaz de pensar.

    ¡Qué bien me siento!

    Unas horas más tarde, todavía me dura el regusto en el recuerdo. Enciendo el ordenador. Vistazo a la prensa, el correo y…. ¿dónde estás?

    Ya no es tan bueno el domingo.

    Me gusta

  38. CrisC Says:

    Joessshh…, me descuido un tantico y, zas, la marabunta escribiente al asalto del palacio de invierno de criscractal. Qué gozo. Gracias. Ha sido por Razones de Estado y amorosa filia.

    Reaparecida Mariel, qué bueno que volviste a los manglares de la tierra media de criscractal. Prodígate, déjate de evolutivas y conjuga el sabio carpe diem del clasiquerío antiguo. Qué dices… ¿anhedónico? Sabes que no, así que me quieres tirar de la lengua. Pero yo, la boca, chitón; y el teclado al rojo. Mejor cuéntanos de esas maravillas de armario, que yo de gayumbos poco puedo decir (de los chinos: seis a medio euro la unidad, estampados y de estampar cuando te los despegas al mes y tras haberles dado la vuelta en la quincena)…

    Aquel anuncio, Signos…, no recuerdo nada, excepto aquel “bragas princesa” para ellas. Me temo que las de entonces eran de poco lencerío y mucha funcionalidad, esto es, acorazadas y con refuerzos en los lugares santos. Eran tiempos, no obstante, sin estos hórridos tangas, tampoco estos celestiales culottes de ahora. Una cosa por otra, las gallinas que entran por las que salen.

    Una genialidad más, Atticus, la coma en su deontológico lugar.

    Prozac, Platón…, joé, que casi todo lo que empieza por “p” es siempre asunto controvertido: policía, peta, paperas, pilingui, polla (la lotería andina), petarda, putiklú, patera, potar, panes de a cuarto, pitufo, pubis, pelo (porque donde lo hay, la alegría reina)…

    No se me ofendan, mis cuates, que las palabras las carga el diablo y luego los poetas, deshauciados mayormente, se las ven y desean para devolverlas a su posibilidad de bondad, belleza y verdad. Ha hecho un día espléndido, cierto, démosle una oportunidad a la felicidad y al hedonismo moderadamente entendido, esto es, a calzón quitado y que se moderen los siesos, los sepultureros y las inoperantes cátedras universitarias.

    Bécquer…, ¿no jugaba en el Madriz? ¿Ese chico?

    Atticus, Mariel…, que si seguís por ese trecho de amabilidades hermenéuticas acabaréis por darnos achares y querremos nuestra cuota de cordialidad, ésa que hace de la Vida una suerte deliciosa y ocasión para justificar la existencia de este blog y celebrar, con el hedonista Epicuro, una de las cimas de la condición humana: la amistad.

    Gustavo…, ¿no era una rana?

    Lacra, lycra (con ®, por dios), lucro…

    Natica…, dí algo, mujer, que ya eres como de aquí, de la familia, una de los nuestros. Que yo pongo la ® en lycra y donde tú quieras. Me la tatúo en la femoral, en el trapecio o donde dispongas. O me la escarifico al fuego de carbón de encina. Tú pide. Y si vienes a España, pregunta por nosotros, que no tardarás en dar: los criscractalmen somos altos, rubios, guapos, mazaos, de ojos verdes (dos, uno a cada lado de la nariz), y las criscractalgirls todas ellas, hermosas por demás, tienen en su fondo de armario todo el lencerío de tu corporación.

    Qué lujo, Aliénor. Ese abandono, esa cervecita, ese reclinarse y la indolencia dominical de no necesitar pensamiento alguno. Pero en eso llegó la tentación de darle bola al pc y, zas, ¿dónde estará este lenguaraz CrisC que no contesta a sus ciberdeudos? Ya dije, razones de filia y Estado. Regresé. Pero no devalúes tu domingo, dale la ocasión de repetirse.

    Ubeda’s Hills… Nos vemos allí, criscporretas, habrá picnic, bailoteo y karaoke.

    El próximo post, mañana. Dadme cuartel, angelicos.

    Me gusta

  39. Sobre estructuras sintetizantes Says:

    Si no es por Romi, me pierdo el asunto de la “lycra”, que pasará a ser “licra” en la vigésima tercera edición del DRAE. Vamos, como más nuestra… Aunque lo tuyo sea la proyección internacional al otro lado del charco:-)

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s