TREMENDA TENDINITIS

21:::junio:::2010

hand_finger_joint_causes01-719508

Tremenda mulata…, huy, perdón: tendinitis quería decir.

No sé en qué andaría pensando yo. Entre la mano y la muñeca. Derechas (las dos). La etiología está clara: las muchas horas de ciber-ratón, el dedo índice en tensión y los antebrazo y codo mal apoyados. Resultado: ¡Ay!

No puedo escribir. Ahora tendré tiempo para otras cosas, las que le son de suyo al resto de los mortales.

Una vez una joven progresiva, graduada en lenguas ugrofinesas y gafas de pasta, nos espetó a otro blogger degenerado y a mí que a ver de dónde sacábamos tanto tiempo para los blogs…

Criaturilla ágrafa e implume (no como aquí la tremenda).

La tenía que haber dicho lo que pensaba. Que yo sacaba ese tiempo del poco dormir, de restárselo a la lectura, a la comida reposada, a la tele, a la deontología, de la no-siesta, de los no-paseos al sol y otras minucias.
Y la tenía que haber mordido una teta. Y pellizcado el potorrín.

mulata 1Pero me voy a desquitar. En mi convalecencia me voy a poner hasta los cíngulos macrólidos de ensaladas mega a base de jamón de pato, sobrasada caliente, nueces borges y queso roquefós.

Me voy a jartá de mojar baguetes en yogures de morcilla de cebolla (griegos) y de beberme la cosecha del 92 de don simón y tío de la bota.
Por vía rectal izquierda (sin volante).

Me voy a ver toas las tardes los programas de heces y famosas como hace ella. Por la noche me quedaré en coma en el sofá después de la fregada de cacharros, mientras el buenafuente y el berto se tiran el pegotico seny. Me voy a leer hasta los prospectos de peusek, y los subrayaré con fosfis.

Voy a sacar a pasear a mi gato cistítico, al peluche panda que está medio pirao, a la perra de mi vecina y
a una colonia de ladillas antiabortistas de lavanda inglesa de gal que tengo a media pensión en los pliegues inguinokosovares y en un xixolín colorao que me traje de El Rastro haciendo un sin pa que ha quedado en los anales del hampa de Tirso de Molina. El de Cascorro tiró la lata y todo para aplaudir mi hazaña. Me hice un nombre allí.

¿Se puede, como estoy, mortalmente herido, componer un post?
Sí. Son las cuatro menos 20 de esta durísima madrugada, y no puedo dormir. Soy…, probablemente, un tal CrisC. Y escribo posts.

Son las 4 menos diecinueve. Feliz Verano.

http://www.youtube.com/watch?v=y7E5diokPm0

dedicado a mis bloggers de cabecera, there right
© CrisC

PADRE VIENTO

13:::junio:::2010

“the girls in their summer clothes, pass me by”
Bruce Springsteen. Del album “Magic” (2007).

… padre Viento que estás en los cielos

santificado sea tu sacro aliento, venga sobre las faldas de ellas tu soplo, hágase siempre tu hálito, así en las ciudades como en los pueblos

danos el aire nuestro de cada día

disculpa nuestro desaliño como también nosotros disculpamos
a las que visten sin vuelos

no nos dejes caer en la tentación de ser correctos, favor, y líbranos de la calma chicha y del buen tiempo

amén

http://www.youtube.com/watch?v=zTQQ2ktWTx8

… dedicado a Eolo y a la Rosa de los Vientos
© Vil Korea

DIARIOS DE MOTOCICLETA

5:::junio:::2010

diarios-motocicleta_affiche1

Hay expresiones de la Vida que son Vida misma. Hay novelas, poemas, films, músicas que trascienden con mucho su naturaleza virtual, su pura condición estética y forman parte de aquélla. Cuando esto ocurre, ganan el arte y la Vida. Y quien goza de uno u otra, o de ambos.

Acabo de revisar “Diarios de motocicleta”. Es un film de Walter Salles,
de 2004, producida por Robert Redford. La protagoniza magníficamente Gael García Bernal, y lo secunda genialmente el actor Rodrigo de la Serna (a veces preferiría subtítulos, porque no se les entiende un pijo).

Trata de un viaje en una Norton de 500 cc, el que realizaron a principios de los 50 Ernesto Guevara (aún no era el Che), un muchacho de 24 años a punto de acabar los estudios médicos, y Alberto Granado, bioquímico de 29 años. Planearon ir desde su país hasta el norte del cono sur, allá por Venezuela, miles de kilómetros y también penalidades. Y de aprendizaje.

Es una road movie, y un viaje iniciático. No se menciona una sola vez en la película, pero ese viaje no pudo ser ajeno a la mística viajera de la época entre los jóvenes americanos de la Beat Generation: Kerouac (On the road, 1957), Ginsberg, Cassady o Burroughs. Bukowski aparte, y quizás Leonard Cohen. Después de ellos, debiéndoles algo, llegaría la panda ésa de blandengues hijos de las flores, los jipis, qué ricos, ingenuos y finalmente fagocitados por el fin de la historia.

En este film Guevara no es aún el alucinado idealista asesinado en Bolivia, ni el que empezó a advertir la hórrida faz del socialismo real,
ni tampoco el que, según dicen, cometió barbaridades en la Cuba revolucionaria. No voy a juzgar ahora su figura histórica.

“Diarios de motocicleta” refleja algunas pasiones, y todas entroncan con la fortuna de vivir. Ese chico optó porque esa fortuna fuese cosa de todos o, al menos, de muchos. No lo consiguió. ¿Quién podría, por otra parte, obtener algo decente de esta desgraciada cosa Humanidad?

Al final de la película sale unos instantes mirando al horizonte Alberto Granado ya anciano, que en el año de 2004 aún vivía en Cuba con su familia.

Hoy, y desde hace muchos años, fantoches totalitarios que la Historia no absolverá castran la libertad y la vida en Cuba.

Preciosa B.S.O. de Gustavo Santaolalla, y hermosa la canción “Al otro lado del río”, de Jorge Drexler.

Naturalmente, la he visto a solas, y he podido permitirme el lujo de unas lágrimas. Cuántas es cosa mía.

http://youtu.be/ir62R4mSvNQ
http://www.youtube.com/watch?v=ir62R4mSvNQ

… dedicado a mi querido amigo Francisco J. Mazcuñán,
que me prestó la única motocicleta que he pilotado en mi vida…,
nos paró la picola a mi chica y a mí (con todo, aquélla fue una grata charla que versó sobre la Vida)

© Six Roy