DIARIOS DE MOTOCICLETA

5:::junio:::2010

diarios-motocicleta_affiche1

Hay expresiones de la Vida que son Vida misma. Hay novelas, poemas, films, músicas que trascienden con mucho su naturaleza virtual, su pura condición estética y forman parte de aquélla. Cuando esto ocurre, ganan el arte y la Vida. Y quien goza de uno u otra, o de ambos.

Acabo de revisar “Diarios de motocicleta”. Es un film de Walter Salles,
de 2004, producida por Robert Redford. La protagoniza magníficamente Gael García Bernal, y lo secunda genialmente el actor Rodrigo de la Serna (a veces preferiría subtítulos, porque no se les entiende un pijo).

Trata de un viaje en una Norton de 500 cc, el que realizaron a principios de los 50 Ernesto Guevara (aún no era el Che), un muchacho de 24 años a punto de acabar los estudios médicos, y Alberto Granado, bioquímico de 29 años. Planearon ir desde su país hasta el norte del cono sur, allá por Venezuela, miles de kilómetros y también penalidades. Y de aprendizaje.

Es una road movie, y un viaje iniciático. No se menciona una sola vez en la película, pero ese viaje no pudo ser ajeno a la mística viajera de la época entre los jóvenes americanos de la Beat Generation: Kerouac (On the road, 1957), Ginsberg, Cassady o Burroughs. Bukowski aparte, y quizás Leonard Cohen. Después de ellos, debiéndoles algo, llegaría la panda ésa de blandengues hijos de las flores, los jipis, qué ricos, ingenuos y finalmente fagocitados por el fin de la historia.

En este film Guevara no es aún el alucinado idealista asesinado en Bolivia, ni el que empezó a advertir la hórrida faz del socialismo real,
ni tampoco el que, según dicen, cometió barbaridades en la Cuba revolucionaria. No voy a juzgar ahora su figura histórica.

“Diarios de motocicleta” refleja algunas pasiones, y todas entroncan con la fortuna de vivir. Ese chico optó porque esa fortuna fuese cosa de todos o, al menos, de muchos. No lo consiguió. ¿Quién podría, por otra parte, obtener algo decente de esta desgraciada cosa Humanidad?

Al final de la película sale unos instantes mirando al horizonte Alberto Granado ya anciano, que en el año de 2004 aún vivía en Cuba con su familia.

Hoy, y desde hace muchos años, fantoches totalitarios que la Historia no absolverá castran la libertad y la vida en Cuba.

Preciosa B.S.O. de Gustavo Santaolalla, y hermosa la canción “Al otro lado del río”, de Jorge Drexler.

Naturalmente, la he visto a solas, y he podido permitirme el lujo de unas lágrimas. Cuántas es cosa mía.

http://youtu.be/ir62R4mSvNQ
http://www.youtube.com/watch?v=ir62R4mSvNQ

… dedicado a mi querido amigo Francisco J. Mazcuñán,
que me prestó la única motocicleta que he pilotado en mi vida…,
nos paró la picola a mi chica y a mí (con todo, aquélla fue una grata charla que versó sobre la Vida)

© Six Roy

32 Responses to “DIARIOS DE MOTOCICLETA”


  1. Esta película me gustó… “Ese chico optó porque esa fortuna fuese cosa de todos, o al menos, de muchos”… Dentro de poco, o mucho, según como se mire,espero que ocurra un camino semejante que ya está sucediendo en las cosas pequeñas de mi vida… Pequeñas y grandes, INMENSAS… Porque a veces es un bocadillo, otras asesorar a alguien con una vivienda, otras enseñar cómo hacer un soneto, otras ayudar a mi vecina de 80 años, otras basta con una sonrisa o un abrazo… El viaje… La vida… Vivir, quiero VIVIR con mayúsculas… Y a veces es tan díficil… Y a veces duele tanto… VIVIR, VIVIR… Me entrego a la vida, a sus contradicciones, a sus incertidumbres, a sus alegrías, a todo cuanto es ella… Y sí, me zarandea como a una muñeca de trapo, me sorprende como a una marioneta que estrena cuento… Me APASIONA… Porque poco a poco me descubre más quién soy… Y hace que me pregunte sobre la soledad… La soledad sin soledad… Sobre el compromiso hacia qué o hacia quién… Una idea, una persona o tú misma… Soledad… ¿Y eso es ser egoísta? ¿O ser extremadamente generosa?…Deliro…

    Me gusta


  2. El trayecto es la celebración de la vida…

    “Cuando salgas de viaje para Ítaca,
    desea que el camino sea largo,
    colmado de aventuras, de experiencias colmado.
    A los lestrigones y a los cíclopes,
    al irascible Posidón no temas,
    pues nunca encuentros tales tendrás en tu camino,
    si tu pensamiento se mantiene alto, si una exquisita
    emoción te toca cuerpo y alma.
    A los lestrigones y a los cíclopes,
    al fiero Posidón no encontrarás,
    a no ser que los lleves ya en tu alma,
    a no ser que tu alma los ponga en pie ante ti.

    Desea que el camino sea largo.
    Que sean muchas las mañanas estivales
    en que -¡y con qué alegre placer!-
    entres en puertos que ves por vez primera.
    Detente en los mercados fenicios
    para adquirir sus bellas mercancías,
    madreperlas y nácares, ébanos y ámbares,
    y voluptuosos perfumes de todas las clases,
    todos los voluptuosos perfumes que te sean posibles.
    Y vete a muchas ciudades de Egipto
    y aprende, aprende de los sabios.

    Mantén siempre a Ítaca en tu mente.
    Llegar allí es tu destino.
    Pero no tengas la menor prisa en tu viaje.
    Es mejor que dure muchos años
    y que viejo al fin arribes a la isla,
    rico por todas las ganancias de tu viaje,
    sin esperar que Ítaca te va a ofrecer riquezas.

    Ítaca te ha dado un viaje hermoso.
    Sin ella no te habrías puesto en marcha.
    Pero no tiene ya más que ofrecerte.

    Aunque la encuentres pobre, Ítaca de ti no se ha burlado.
    Convertido en tan sabio, y con tanta experiencia,
    ya habrás comprendido el significado de las Ítacas”.

    Celebremos la vida pues 🙂

    Un abrazo!! Mmmmmuuuuuaaaaa!!

    Me gusta

  3. CrisC Says:

    Así que la Vida duele… Qué paradójico resulta, incluso el amor a la Vida misma. Qué difícil.

    La soledad…, menuda golfa. Cuidadín que ésa se nos quiere zampar enteritos, como a Hansel y Gretel. Habrá que darla dos hostias de canto y sin retroceso.

    Celebración de la vida…, uff, ¿de dónde te has sacado tal? Porque no creo que haya sido de las estructuras y los forjados ésos del miyake…

    Deliras, sí, esa pasión por la libertad, ay, te va a de matá.

    (Atticus, dila algo, mira que se nos hace nietzscheana.)

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    Oh…, Itaca.

    No habrá lestrigones ni Poseidón si el alma no los yergue contra sí misma. Odiseo hociquea cuantos perfumes salen a su paso, se acama en la dulzura del nácar y del mar. Se recrea en el placer y la sabiduría. Crece. Sufre. Ama. Pena. Obedece a su destino.

    Ni Penélope, ni Calipso, ni Circe… Ulises desposa con la Vida.

    Y, sin embargo, Itaca le da norte. Sin ella, no habría emprendido la aventura. No ha de arribar a puerto antes de tiempo, porque ella es su viaje. Nada espera en ella sino de ella.

    Itaca no lo burla, le ha dado todo. Itaca es el Viaje a Itaca. Es la Vida.

    El destino de Ulises es trágico. Celebremos la Vida, es la mejor lección que nos da la tragedia (Atticus, explícalo mejor, a mí me duele).

    Me gusta

  5. Atticus Says:

    Pues me pilláis legañoso. Como para decir algo. Temo que estáis inspirados por la noche y a mí aún no me ha inspirado nada la mañana. Necesito un chute de cafeína en vena, con zumo de frutos rojos (estoy en ello) tostadas, galletas… Luego veremos lo ocurrente que me pongo.

    No he visto la peli, así que poco que opinar. Sí es cierto que me gustan ese tipo de películas, esa invitación a la vida. La categorización es magnífica: “La fortuna de vivir”. No sé si a propósito, pero coincide con una magnífica película francesa en la que ese nietzscheano que lleva por nombre Éric Cantona hace un prodigioso papel. Es un actor sensacional. Lo era cuando daba patadas a un balón.

    Que Clotho es una nietzcheana, eso está fuera de toda duda. Además, de las irrecuperables, versión abismo y sin red. Rien à faire, no te empeñes en lo contrario. Por mucha colleja dialéctica, por mucha leche con colacao y por mucha lectura edificante que haga, la cosa no tiene remedio. Déjala. Que sufra.

    Total, la vida es esto, y si hay otra cosa no lo sabemos. Pero, por último, con la de personas, libros, viajes, abrazos, Ulises, palabras, horizontes, pieles, poemas, etc. que habitan cada día. Como para pensar en trascendencias habiendo inmanencias.

    He soñado que iba paseando por Valencia. Me sentaba a comer en un bar y me ponía un menú sencillo una muchacha preciosa. Hemos hablado, me miraba. Al salir he pagado, nos hemos vuelto a mirar, nos hemos sostenido la mirada; las palabras con las que hicimos el gesto de pagar, de devolver el cambio, de decir adiós eran lentas y aferradas al instante. No he querido soñar más, he salido de la cama y he abierto la ventana. Entraba el silencio, un cierto frío, mucha felicidad.

    Me gusta


  6. Ulises desposa con la vida… Sí, antes de escribir aquellos comentarios pensé y sentí algo parecido… Ya no hay remedio CrisC… Ya no puedes hacer nada por mí… Desposada con la vida… No llevo anillo, llevo su sabor, su aroma, su tacto, su mirada, su sonido… Ayer llegué a casa y pensaba en ella… Celebremos la vida… Y luego me encontré con tu post… Y me reafirmé…

    Atticus, ¿no has querido soñar más? Jejejeje… Eso es que te espera un gran domingo!! ;-)Disfrútalo!! Mmmmmm… Yo… Zumo de naranja natural… ¡¡Me encanta!! Fresquito… Mmmmm… Como dice mi abuela… Rico, rico… :-)Mi abuela, una gran maestra de la vida…

    Me gusta


  7. Somos actores de este gran escenario que se llama vida…

    Donde la vida es una comedia llena de ilusiones…

    En la vida no queremos sufrir… Queremos tocar el cielo…

    Y sí, CrisC… Duele, también duele mucho… “Incluso el amor a la vida misma”…

    http://www.youtube.com/watch?v=st2bjEeGgow&feature=related

    Me gusta


  8. Y sí, preciosa la banda sonora y la canción “Al otro lado del río”… Sí, realmente preciosas… Mmmmm… Soy una apasionada de la música… ¡Qué le voy a hacer!

    Deja la vida volar… Mmmmm… Y sigo dándole vueltas!! Jejeje… Vida, vida… Soy igual que un mosquito, que un salmón, que un gorrión…

    Me gusta

  9. CrisC Says:

    Dí que sí, Atticus, un cafeínico mitsubishi y nuevo.

    Acertaste…, la categoría la tomé del título en español de ese film francés que, sin embargo, se intitula en origen Les enfants du Marais (1998). Qué deliciosísima peli que mi paupérrima cultura cinética cree le debe mucho al maestro Renoir y a los clásicos de la época. Cantoná no sé si nietzscheano, pero sí descomunal. Qué papelazo. Qué peli tan poética y llena de la alegría de vivir.

    Sufrirá la chiquilla…, pero no debería estar entre “los elegidos del sufrimiento” (cosas nuestras, criscporretas, de atticus y mías, sí, ya sé que nos ponemos pesaos…, lo sé, y de don fede).

    Me encantan las inmanencias, Atticus, las dos, sobre todo en verano… jisjijishjisshi…

    Y felices sueños como ése.

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    ¿Que no puedo hacer nada por ti?

    ¿Y si te arrimo dos tobas pijolétricas con una vara de fresno remojada de alioli, en la zona sur sacra mayormente, y te dejas de poéticos suspiros, mi niña, te das al forjado, la estructura, la resistencia de materiales y todos esos arcanos esoterismos arquitecturales tuyos? Ea, prueba.

    Así que pensabas en celebrar la vida…, bien está, y además se te ocurrió poner los ojos en la pantalla criscractalina (seguro que dormiste mal).

    Atticus sueña con chaturris mediterráneas (la nostalgia va a ser mecreodeque, Clothbbi), ja, ja, ja…, y así se levanta el galán, con legañas de arroba y ganas de moñadas nutritivas como los frutos ésos de no sé qué diablos. ¡Coma usted jamón, queso y una cuarta de encurtidos, por dios!

    ¿Duele, Clothbbi? No pain, no glory.

    Me gusta

  11. Atticus Says:

    Queremos tocar el cielo. A eso se le llama sufrir, pero vale la pena gozar tanto.

    No sé si esa peli le debe algo a Renoir, pero yo le debo mucho a esa peli. Y Cantona me gustó mucho en “Buscando a Eric” (que también produce), y que introduce un liberador humor en el cine del “realista” Ken Loach. Por cierto, a mí me parece un buen cineasta, sin más, pero ese tipo de cine tiene un plus de aceptación, unas estrellitas de más por tratar determinados temas; por lo contrario, “Looking for Eric” pasó algo desapercibida.

    El inconsciente es traidor, pero no creo que anide ningún deseo de volver. Sueño con chaturris, de cualquier erial, campo de alfalfa o huerto de naranjas. Eso no es relevante. Y lo del zumo, es que soy así. Nada como el de naranja recién hecho, pero es que la pereza es más poderosa que el deseo algunas mañanas.

    Me gusta


  12. Dependerá de qué deseo… Jajajajaja… ¿No? Jajajajaja… 😉

    CrisC, NO, NO ME ARRIMES SEMEJANTE COSA!! Jajajajja… ¡Qué imaginación! ¡Me encanta!

    Un besooOO para los dos!! Medio y medio, jajajaja…
    (Mmuuaa!! = Mua! + Mua!, jejejje)

    Me gusta


  13. Bueno… Imaginación o… ¡Pero mira que soy! Jamás confesaré lo que acaba de cruzar por mi cabeza… Jajajajja… Buscando semejanzas… Jajajajja… “Dos tobas pijolétricas con una vara de fresno remojada de alioli”… Jajajajja… ¿En qué pensabas? Jajajaja 🙂

    Me gusta

  14. Jose V. Says:

    No he visto la película. Leyendo el post, me ha venido a la cabeza un pensamiento que siempre me ronda. ¿Por qué todavía siempre que se lleva una idea “buena” ) a la práctica (en el sentido de algo bueno para la mayoría, el ser cuasi-humano la tiene que tergiversar y estropear? ¿No estará ayudando Menistofeles? (lo siento Atticus por mi incursión manifiesta en lo trascendente).

    Como dice “Clotho” algo cambia, pequeñas cosas. Pero para mi parecer, tan lentamente.La vida duele Crisc, porque nos empeñamos en que duela
    No he pensado. Me he dejado llevar

    Me gusta

  15. CrisC Says:

    No he visto “Buscando a Eric”, pero acuerdo contigo en que a Loach le hace falta una manita de humor. Tú sueña con chaturris, nenico, que ellas sueñan contigo. Y a la pereza ni agua, neng, ni colorín.

    Sueñan, Atticus.

    ¿Cómo que no te arrimo dos galletones? Pero mojaos en manteca…

    Y ten cuidadín con lo deseas, ya sabes, Clothbbi, no vaya a ser que te sea concedido: un marío guapo, rico… ¡y tonto! ¡Enhorabuena, churri!

    Oyessshh, primor, que yo con medio beso no tengo ni para la fosa amorosa ésa que decía Aliénor, así que ya estás girando uno entero por seur, o mejor, ya le hago una oferta a Atticus por el otro medio ósculo (qtal el palabro, bien, ¿no?)…

    ¿Qué en qué pensaba? En lo mismo que tú jamás confesarás, jisjisjisshh…

    No sabría responder, JoseV, por qué ocurre, invariablemente, eso que dices, quizás por el gorilazo que aún somos.

    En cuanto a Mefistófeles es un tipo curioso, dice Heine, buen conversador, con sentido del humor, ideas claras, estudioso de Hegel…, no, no lo veo en el ajo.

    Y la vida duele, mecreodeque, porque place también.

    Me gusta

  16. enrike Says:

    Tendre que ver la peli, os veo en forma chicos sera el alioli…me quedo con el gaspacho y las ganas de seguir con mi moto solo si pero tranquilo…un beso a los blogueros.

    Me gusta

  17. Jose V. Says:

    Pues yo creo que la vida ni duele ni deja de doler. El que duela o el que plazca la vida, depende de como “esa cosita” que parece que tenemos en la cabeza decida interpretarlo. Quizás vea la peli.

    Me gusta

  18. Atticus Says:

    Buscando a Eric, con urgencia.

    Y lo de una oferta por medio ósculo… Suena a proposición indecente. Además, lo siento pero no, medio es mejor que nada, que no está la cosa para despreciar ni medio cariño.

    Me perdonarás, José V., pero estoy corrigiendo exámenes de Selectividad, y estoy como poco trascendente. Me apetece casi más coger la moto de esos de ahí arriba, subirme a la Escarlata Johansson a la grupa y a quemar kilómetros.

    ¿Quién es Mefistófeles? Me quiere sonar. ¿El hermano pequeño de Aristóteles?

    Me gusta

  19. Aliénor Says:

    Propongo que para erradicar esos dolores, dolencias y carencias tan espantosos, opresivos, insoportables, y todos los calificativos que queráis añadir, que parecen asolarnos, nos vayamos una temporadita corta, 10-15 días, con lo puesto y sin un duro a cualquier país de los que se localizan en los llamados cono sur, África negra, bolsa de pobreza endémica, o mismamente a la India.

    Puede que volviéramos todos con un poquito más de optimismo en el cuerpo y con ganas de devorar y exprimir la puñetera vida hasta no poder más.

    Optimistas (que no necios) saludos para todos.

    Me gusta

  20. JoseV Says:

    Por mi parte perdonado estás Atticus. Entiendo lo que debe ser, eso de estar corrigiendo exámenes de selectividad (aunque algunas veces te encuentres anecdotas divertidas).

    Hombre, pues no sé si Aristóteles tenía un hermano pequeño llamado Mefistófeles. Al que yo me refería, era ese “brasas” del Fausto. Me refiero a esa obra del amigo JW Goethe, no al señor Fausto del piso de abajo(pa’devitar malentendidos).

    Aliénor, ¡ahora si que le has daó de pleno en el clavo!. Aquí estamos todos, sufriendo y lamentándonos mirándonos el ombligo, pero nadando en nuestra relativa “riqueza”. Es lamentable que las “cosas (que nos da la vida)” solamente se valoren cuando se pierden.

    Me gusta

  21. Atticus Says:

    Oído mismamente ayer. Pregunta del examen de Lengua y Literatura: “El teatro español después de 1939”. Una chica dice que en su colegio les explicaron el teatro más allá de 1940. Y la especialista aclara: da lo mismo, incluso valdría que el enunciado fuera “El teatro de posguerra”. Dos filas más abajo, un muchacho dijo en voz baja: “¿Qué guerra?”. Pues eso, que comprenderás que yo esté para pocas trascendencias unos días.

    Eso sí, Aliénor, por supuesto que tienes razón. Quien está cómodamente sentado en su casa, eligiendo la temperatura del salón, pensado qué cenará y trabajando en chandal, no tiene nada que ver con las realidades que mencionas.

    Pero no me parece incompatible escribir sobre la vida de uno mismo, sus deseos, sus ansias, y a la vez ser solidario con lo que ocurre más allá del propio ombligo. No hay contraposición, me parece. Tampoco estoy dispuesto a desarrollar sentimiento de culpa por ello.

    Me gusta

  22. Aliénor Says:

    Atticus, uno puede escribir y reflexionar sobre su propia vida, incluso hacerlo vestido con un traje de alta costura o en pelotas metido en un jacuzzi. Que yo sepa no es delito tener dinero y disfrutarlo y no es incompatible disfrutar de una holgada posición económica y ser solidario.

    Lo que yo digo es que ya está bien de darle vueltas todo el día a la misma idea recurrente y repetitiva. ¡Cuánto sufro, qué mundo tan injusto, que tremendas incógnitas me planteo, por qué nadie me quiere!

    Hombre, yo creo que si reconociéramos nuestra situación, nuestras circunstancias (cierta formación académica o incluso intelectual, posiblemente trabajo estable, comida asegurada, amistades con la que compartir, una familia que nos apuntala cuando hace falta, armarios llenos, el ordenador para encajar nuestras neuras, pues… qué quieres que te diga. Centrarse en lo pobrecito que soy y lo poquito que me provoca un poco de hartura.

    Toda esta perorata no va dirigida contra ti. En absoluto. Es que no estoy por la labor de llorar por adelantado, y que como he dicho antes estoy dispuesta a espachurrar la vida y, si es necesario, comerme hasta sus mocos. Aquí, en la vida, todo tiene arreglo mientras haya vida y NO ME DA LA GANA SUFRIR (lo que no implica que no luche contra el sufrimiento).

    Me gusta

  23. Aliénor Says:

    Acabo de leer mi comentario, y creo que resulta un poco rudo. Reflexionaré sobre ello.

    Me gusta

  24. Mariel Says:

    La verdad es que yo no sé conjeturar tan profundo sobre largometrajes, mi habilidad se limita a mis años de Cinexin, pero he de decir que disfruté harto del tiempo que le dediqué, por cierto, no hace mucho, que la encontré una de esas tardes de pirata pecadora que me dan cuando ciber-rebusco en la categoría de “drama” y me dedico a la introspección (ya, ya sé que es mejor ir al cine, acepto cualquier réplica).
    Algo que me llamó mucho la atención y que entonces no entendí (porque aún no tenía a mi pobre “reben”), fue la relación de Alberto con “La poderosa”. Tal vez porque mi razonamiento fuera más primitivo y camuflara el momento con alguna nota mental de feminista de plastilina (que estoy yo hecha). Ahora entiendo sus lágrimas, al fin y al cabo había perdido una compañera durante el periplo. Yo lloraré más el día que el desgüace escupa al empirismo y me arrebate la prueba de mis años de calor y bíceps de aizcolari (gracias a la dirección resistida), dejándome solo con el recuerdo de mi buga.

    ¿Trabajando en chándal? ¿No hablarás del seleccionador, no? jejeje. No, ahora en serio, no os falta razón, todo se vería de otra forma desde aquellos ojos, no cabría entonces un solo reproche a mi vida actual que no ofendiera a la propia ofensa, pero tampoco se me flagelen, compañeros, que alguna vez tendremos que mirarnos el ombligo (o se nos llenará de pelusilla).

    Crisc, espero que tus chakras aguanten otro año más de selectivo, ¿no le estarás cogiendo el gustillo?, (yo si fuera tú me lo miraría).

    Yo como siempre, pecando de excesiva, si es que me lío… bueno, luego me pongo el cilicio un ratico después de cenar y me redimo.

    Todos soñamos (al menos los mamíferos)…

    Me gusta

  25. Atticus Says:

    Sí. Yo también estoy reflexionando. Porque sufrir, lo que se dice sufrir, sufro poco. Insignificantemente. Y si hay que comerse los mocos, se comen, aunque prefiero comerme otras cosas, la verdad.

    A veces, Mariel, hasta trabajo en pijama. Cosas que tiene ser profe. Eso sí, a cualquier hora, de noche, como en este instante. Pero sin quejarme, tampoco especialmente orgulloso, pero lo hago lo mejor que sé. Desde luego, no soy el seleccionador, ni me apetece.

    Reflexionaré.

    Me gusta


  26. No hay que viajar tan lejos para encontrarse situaciones difíciles… Pienso en tres calles más abajo… No, no hay que irse tan lejos…

    Creo que la vida está llena de sonidos y antes de pensarlos… Los sientes… Unos son alegres, otros dramáticos, otros son silencio… Todos comparten algo… Un ritmo que varía y el hecho de que simplemente ocurren sin buscarlos…

    Estoy leyendo un libro… Habla de la vida…

    “-¿Y cómo es el amor?- pregunté, mirando al suelo.
    – ¿Qué cómo es el amor? El amor es un saco lleno de sensaciones. Y hacer el amor es sacar todas esas sensaciones y disfrutarlas con alguien cuyo saco esté también repleto de sensaciones”.

    “-Mirad, la vida es sólo un segundo en el infinito del universo. ¿Lo entendéis?”

    Y pienso en ” Diarios de motocicleta”… En ella vi un gran amor, un amor inmenso hacia la VIDA con mayúsculas… A él le dolía la injusticia hacia cualquier hombre o mujer, le dolía el hecho de que se les privara del derecho de VIVIR… Para mí es una película que habla de AMOR, de un amor inmenso, incondicional y transparente…

    Cierro con frases de la película…

    “Hay que luchar por cada bocanada de aire y enviar la muerte al carajo”.

    “Lo que teníamos en común: nuestra inquietud, nuestro espíritu soñador, el incansable amor por la ruta”.

    “Al salir del leprosario sentimos que la realidad empezaba a cambiar, o éramos nosotros”.

    Un abrazo a todos!! Y un besoooOOO grande, GRANDE!!
    MMMMMUUUUUAAAAA!!!!!

    Me gusta

  27. JoseV Says:

    Atticus, esas anécdotas son graciosas (aunque entiendo que como profesor no te gusten) Bueno solo puedo decir que ¡genial todo lo que he leído! Aliénor, creo que los comentarios no son rudos. Expresan lo que sientes y no están hechos con la intención de herir, por lo tanto son perfectos. Nos miraremos los ombligos, pero un poquito solamente, para eso de la pelusilla que dices, je, je.

    Completamente de acuerdo contigo “Clotho..” no hay que irse lejos para ver situaciones difíciles. Es bueno hacerse consciente del dolor ajeno, para con empatía intentar ayudar. Pero también es bueno hacernos conscientes de nuestro bienestar. Me habéis convencido. Veré la película.

    Me gusta

  28. CrisC Says:

    el dolor es una cuestión de umbrales, hay quienes los padecen tan altos que cualquier minucia, en la que otros ni reparan, les arrancaría un trozo de carne: no se ha de frivolizar sobre ello

    es una cuestión de tipos, hay quienes sufren por la soledad,
    por sus semejantes, su desamor, por sus inconfesables o, a veces, porque la lucidez conlleva una extrema vulnerabilidad (que no fragilidad), porque el coraje siempre ha topado contra todas las iglesias, contra todas, o porque la elegancia no es tolerada en lugares de mercadería

    es una cuestión que no creo que admita aritmética alguna, comparanzas ni recriminaciones, por otra parte, el sufrimiento del que aquí se habla no es corriente ni común, es un estigma y un destino, no tiene porque ser entendido o compartido, pero tiene al menos la virtud de ser ocasión para el crecimiento, la autoría de la propia vida y su plenitud

    otra cosa es que no se nos entienda, no nos expliquemos bien
    o, sin más, hagamos uso de lenguas, emociones y universos diversos

    dejemos a cada cual con la marca de dolor que le ha tocado

    creo que podríamos sutilizar las líneas maestras de algunos comentarios, porque es lo debido en un blog como éste, de amigos, y porque pueden generar dinámicas incompatibles con ese espíritu de amistad que digo

    no doy para más, sorry, a día de hoy los trabajos de hércules son los míos

    Me gusta


  29. Ohhh!!! CrisC… Espero que dentro de poco consigas capturar a Cerbero… Jajaja… Para disfrutar del veranillo y descansar!! Aunque… Ayayayayya… Menudo viento!! Jajaja… Esta tarde se me ha subido tó hasta… Bueno, menos mal que no miraba nadie!! Jajajaja 🙂

    Mucho ánimo con lo que tengas entre manos!! 😉

    Me gusta

  30. Atticus Says:

    ¿Cerbero? ¿Es el mes en que estamos?

    CrisC debe estar tan cansado que no tiene fuerzas ni para las mayúsculas.

    O será fatiga ontobloguera. Sí, hay que templar algo más.

    Me gusta

  31. CrisC Says:

    No es Cerbero a quien debo capturar, Clothbbi, pero de bellos animalitos van mis hercúleos trabajos estos días.

    Se te subió tó…, ja, ja, ja…, hasta dejar al queo de los pobres
    el cielo protector. Ay, ese bendito aliado de mis indigentes ojos. Padre Viento que estás en los cielos, santificado sea tu aliento, venga sobre las faldas tu soplo…

    ¿Mes de “Cerbero”? Atticus, por dios, vuelve a la casa del Ser.

    Estamos en Junio y con menos pecunio, el tigre anda cerca,
    mi hartazgo de la Especie creciendo, las churritops al acecho de nuestro body pump excelsior, y la playabeach en precalentamiento…

    Uff, lo que me ha costado mayusculizar el comentario.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s