ESPAÑA GANA EL MUNDIAL DE FÚTBOL

11:::julio:::2010

Como tantas otras actividades humanas, y entre tantos otros deportes, el fútbol resulta de una miríada de vectores dispares.

Uno de ellos es feliz: es una épica inocente.

Pese a la aparente tosquedad que impone su balompedismo, da lugar a incontestables estampas estéticas.

Sí, en el fútbol hay Belleza.

La Selección Española ha desplegado algo o mucho de eso.

Si yo hubiera sido uno de sus componentes, hubiese dedicado el triunfo a los cientos de futbolistas españoles que no lo consiguieron.

Y a Nelson Mandela.

Escribo esto, por supuesto, un día antes del match, mientras Alemania juega con Uruguay. En el descanso del partido, el telediario habla de la muerte de unas cooperantes españolas y de una patera que llega a Motril. Han muerto dos bebés, otros dos se han salvado. Ojalá crezcan sanos, jueguen al fútbol, en la Selección Española, y sean y nos hagan felices durante noventa minutos.

Holanda es un gran país, lleno de gente civilizada, con historia, arte y una sapiencia futbolística a la que debemos mucho, aunque su selección hoy no ha estado a la debida altura del fair play.

Acertó el octópodo, Paul.

España es Campeona del Mundo. Benditas Vuvuzelas. Bendito Jabulani.

http://www.youtube.com/watch?v=w8xa_tJ62sw
http://www.youtube.com/watch?v=YpXN8BvGp_o

© CrisC

14 Responses to “ESPAÑA GANA EL MUNDIAL DE FÚTBOL”

  1. Atticus Says:

    Iniesta. No te olvides de Iniesta. Ese sabio, ese lector, ese conductor a través de laberintos y enigmas.
    Le he visto emocionado, llorando. Es una persona, no un dios. Juega como ellos, algún día alguien dirá que su inteligencia y su visión están en lo más alto. Iniesta pertenece a la humanidad. Aunque sea un manchego descolorido y bajito. Qué más da.

    Lo del pulpo… No sé. Me inquieta su estatus onto-epistemológico. Pero tiene su punto.

    Me gusta

  2. JoseV Says:

    Hasta yo, que como sabes no soy aficionado, he seguido los partidos de la selección. Me ha gustado en términos generales. Incluso, porque no decirlo, me he sentido implicado emocionalmente en el tema. ¿Qué curioso?, si se piensa racionalmente no tiene sentido, sin embargo, me sentía afectado como si tuviera algo que ver conmigo. Quizás sea la emoción que se respira en el “campo” (me refiero al emocional). Porque ¿Qué más da que gane Holanda, España, Alemania, etc…? ¿Un “marmolillo” y dentro de cuatro años a jugar otra vez? En fin, estas cosas no hay que racionalizarlas mucho.

    Me gusta

  3. Romi Says:

    Igual que JoseV, no soy aficionada al fútbol. Del mismo modo, me he visto embaucada por la ilusión del triunfo. Además de la euforia colectiva, me ha “atrapado” el aire sencillo, cercano y sincero del equipo y de su entrenador. Quedan lejos de los fatuos “galácticos”, “ronaldos” y empresarios de pro, que se mueven por el mundo del balompié. Imagino que debe ser un argumento usado por la prensa que yo no leo, lo que constata su éxito. Añadido al de ser los campeones del mundo, “of course”.

    Me gusta

  4. Aliénor Says:

    Es la tribu.

    Somos tribu. Dentro de ella podemos tirarnos de los pelos o tirarnos obuses, pero cuando es la tribu, la nuestra, la que se enfrenta a otra tribu… pues eso, “La rendición de Breda”.

    Yo también me lo pasé muy bien, aunque ver, lo que se dice ver, no vi el partido completo. Sí lo oí, lo poquito que me llegaba a través de los cojines entre los que tenía metida la cabeza.

    Me gusta


  5. Aún sigo de resacaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!

    MMMMMUUUUUAAAAA!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta


  6. Mmmmmm… ¡¡Qué rico el pulpo!! Jajajajaja… Sabrosón, sabrosón… Jajajajaja…

    Me gusta

  7. CrisC Says:

    Si la rubita es holandesa, necesitará consuelo. A ver mi agenda…

    Iniesta, gran jugador. La holandesa se lo comería con tulipanes a feira. Tienen su punto: la blonde ciclista, el futbolista y el pulpejo.

    La emoción no es imposiblemente racionalizable, pero no siempre es deseable ni necesario. En fútbol, algunas veces, por ejemplo. Me gusta mi felicidad y la de los que me rodean: tras el partido hubo tanto de eso. También me hubiera gustado que ganase Portugal, Uruguay, Paraguay, Ghana o México.

    La ilusión del triunfo no embauca, qué va, insisto en la belleza del fútbol. Si yo fuese holandés, hoy estaría avergonzado por su dirty play, ajeno, además, a las idiosincrasias de ese país y de su fútbol. Nuestro juego ha sido limpio y bello (le falta eficacia).

    El calor de la tribu es muy poderoso. El eco de mi goooool cuando Iniesta marcó ya viaja para siempre hacia las estrellas.

    Clothbbi…, qué suerte, qué cerca de los héroes. ¡Y del pulpo!

    Me gusta

  8. Teresa Says:

    La emoción de la victoria es efímera, y algunos ni siquiera la hemos sentido, pero a millones de personas, como a mí, nos queda de este mundial algo mucho más sólido y racional: la fe ciega en los poderes adivinatorios de los pulpos. Como mi vida es modesta, me he agenciado un calamar y lo tengo en mi escritorio. El futuro ya no me asusta.

    Me gusta

  9. Ananda Says:

    Juas juas, a los holandeses les ha pasado factura la marijuana esa en la que son especialistas. Se han llevado mogollón de veces la copa de la World Marijuana Champions en interior y exterior. Pero en el fútbol han perdido tres finales, vamos, para tirarse al tren… pero un cogollito y lo que es ganar no ganarán pero ¡hay que ver lo que se rien!

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    Esa emoción, Terétty, es efímera y paradójicamente eterna.

    Cada uno de nosotros tiene guardadas en la memoria efímeras secuencias, sobre todo de la infancia, que son tan etéreas como sólidas. No sólo en la infancia, recuerdo el día que me regalaste una postal de Nietzsche. Ha llovido una década desde entonces.

    Todos podríamos citar esos instantes. Por otra parte, el instante, substancia del Tiempo, es tan efímero como eterno.

    Nunca olvidaré mi grito en el gol de Iniesta. Hoy he cenado primo de Paul.

    A los holandeses les pasa factura la mari, los honguitos y todos los alucinógenos esos. Han perdido tres finales y en la útima también la elegancia. Allá ellos.

    Yo no les vi reír el día de la final, pero ojalá recuperen la sonrisa.

    Me gusta

  11. CrisC Says:

    Vi el partido a solas. Salí a celebrarlo, también solo.

    Esto es algo contradictorio, un rito tribal necesita una tribu. ¿Pero a qué puta tribu pertenezco yo? ¿A ninguna entre las doce?

    “Qué delito cometí contra vosotros naciendo”…

    “Jódete, jodido iconoclasta”, oí redundar, mientras se partía el culo de risa, a la Sole… Será cabrona.

    Y que soy un desertor. Eso será.

    Me gusta

  12. Teresa Says:

    Tienes razón en las efímeras memorias eternas. Y qué bien lo expresas.
    No recuerdo la postal de Nietzsche, pero recuerdo tus poemas, de una fuerza abrumadora. ¿Nunca más?

    Me gusta

  13. CrisC Says:

    La postal estaba en francés, y decía: Je suis de la dynamite. En cuanto a los poemas, never again.

    Me gusta

  14. kike Says:

    Esta victoria la dedico a mi familia ( Espinosa of course) ya que ademas el atleti …es campeon…, al pulpo de mi tio Paco que creo ya se estaba secandose seria el taratabuelo entre las redes de la azotea toallas sabanas etc de mi tia Lola …que rico estaba ese pulpo … pero seguimos amargados con resaca y con gazpacho…un beso a todas…y todos.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s