CHILE EN EL CORAZÓN

11:::septiembre:::2010

“No hay tiempo que perder/ Levántate alegría/ Y pasa de poro en poro la aguja de tus sedas”. Altazor (Canto IV). Vicente Huidobro.

el mundo está cruzado de dramas individuales y colectivos, cuyas víctimas pertenecen a la misma especie que sus verdugos y, otras veces, unas y otros son títeres en manos de las fuerzas de la naturaleza

los trágicos griegos supieron escenificarlo y, no obstante, alzar una soberbia afirmación no tanto del derecho de vivir cuanto de su obligación

la vida es, en principio, un precipitado aleatorio…, exprimirle las
tetas hasta que secreten alegría, compasión, coraje y creatividad es un deber de toda decencia

yo no creo estar a la altura de este mandato, pero ésa es otra cuestión

creo que fue neruda quien escribió “españa en el corazón” con ocasión
de nuestra guerra civil, pero también me suena césar vallejo y no me apetece interrogar a google ahora, ya lo haré

digo esto porque parte de mi generación tiene a chile en el corazón

lo tendrá para siempre, y también a quien no cantaba por cantar y a quien dijo, en su último discurso desde el palacio de la moneda, antes de ser asesinado con felonía y vileza propias de alimañas: “… mucho más temprano que tarde, de nuevo, se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor”

habrá que interrogarse en su momento cómo es posible que aún hoy ocurran estas evitables atrocidades, pero lo que ahora me importa es la vida de esos 33 mineros a 700 metros en las tripas de la tierra

deben salir todos, deben salir bien y deben salir pronto

http://www.youtube.com/watch?v=AUMbb9qbWCk
http://www.youtube.com/watch?v=xZeEfXjTNu4

… dedicado a cuantos trabajan para ello
© Six Roy

14 Responses to “CHILE EN EL CORAZÓN”

  1. paraqueloleas Says:

    Permite que le ponga música al video de Allende:

    Como en todos los videos de youtube no hay que fijarse mucho en las imágenes. Buscaba un concierto de serrat en Chile (1990) cuando, después de 18 años, le permitieron volver.

    Me gusta

  2. CrisC Says:

    Gracias, Paraq.

    Conocía y recuerdo esta canción en otras versiones. La de Serrat es estupenda. Es uno de los temas que pensé poner aquí.

    Mi recepción del drama de Chile es, inevitablemente, de años después, pero está en mi imaginario personal. Y en mi corazón como una herida abierta que, paradójicamente, o no, me hace querer ser mejor persona, eso sí, con todas mis profundas contradicciones y cicatrices.

    He subscrito muchas veces esa frase de “un patriota, un idiota”, pero nunca en el caso de Chile. Le tomaré prestado, y parafraseo, a la revolución mexicana la frase: ¡Viva Chile, Cabrones!

    He de ir, quiero ir, visitar las calles de Santiago.

    Me gusta

  3. Conguito Says:

    ¡Qué fácil es olvidar cuando nos ofuscamos en nuestro cercano inmediato! Gracias por la memoria de ese día, ese país, ese hombre.

    ¡Qué terrible vivir sin el cielo! Pero saldrán, “…mucho más temprano que tarde”.

    Me gusta

  4. enrike Says:

    Germinal : Balzac.

    Me gusta

  5. CrisC Says:

    Saldrán, ya te digo. Saldrás tú, Conguito. Y yo. Saldremos todos.

    Germinal. Vi la peli, no he leído el libro. Aunque ese esperancismo obrero ya es Historia.

    Me gusta

  6. Atticus Says:

    El golpe de estado de Chile no existe. La flaca memoria, la velocidad epidérmica de los absurdos telediarios, lo han llevado a tiempos más o menos jurásicos: para las nuevas generaciones es sólo algo que existe aburridamente en los libros de Historia. He tenido alumnos chilenos: también para ellos.

    Los atentados de EEUU lo han sepultado más aún. Espero escuchar alguna referencia en los telediarios. Nada. No existe. Chile no existe, sólo Michelle Obama que reza, se baña o hace pelotillas con los mocos.

    Dentro de muy poco nadie habrá oído hablar de Allende y de Pinochet. Neruda será un tema de literatura y Víctor Jara un delantero centro.

    Hace tiempo hacía ver a mis alumnos la maravillosa “Missing”. Comenzaron a decirme que era aburrida, y lenta. Ya no la uso en clase. Y me duele.

    No me apunto al patriotismo, ni siquiera al chileno, aunque entiendo la fuerza sentimental del post. Uno de los grandes deberes cívicos es no olvidar.

    Me gusta

  7. CrisC Says:

    dije alguna vez que el objeto de la ciencia histórica no es el pasado, sino el presente, y que sería indigno tratarla como si fuera una crónica

    se lo debo a hegel, ese muchacho alemán que empieza por hache (atticus sabe), cuando refirió la historia de la filosofía

    ojalá el criminal cuartelazo contra allende y la democracia fuera sólo historia…, el problema es que las hienas siguen reeditándolo con otras formas

    mi respeto a otras conmemoraciones: el atentado contra
    las torres gemelas o la diada catalana, pero para mí el once de septiembre siempre será ocasión de rememorar a chile

    Me gusta

  8. paraqueloleas Says:

    Missing impactó, creo, en mi conciencia posterior. Solo la he visto una vez, pero no la he olvidado. Atticus, en favor de tus alumnos he de decir que no sé si ahora la soportaría: era lenta, triste, dura.

    Me gusta


  9. Quiero que esos mineros salgan bien y cuanto antes… Pero cualquiera que conozca el proceso para hacer ese hueco que les sacará a la superficie, sabe que es una tarea lenta y muy laboriosa… Son muchos metros, demasiados… Tres meses es una cifra optimista, ojalá se cumpla… Ojalá ni la maquinaria ni la tierra den complicaciones… Ojalá… Ojalá salgan pronto…
    Y ojalá, ojalá también las inspecciones de trabajo estén más presentes (desconozco qué dice la ley chilena en este punto), y se metan grandes puros a las empresas que no cumplan con los requisitos de seguridad mínimos exigidos por ley (estos mínimos sí los conozco)… Si hubieran estado como debían, ya estarían fuera…

    “¿Qué es la justicia?… ¿Nadie responde? ¿Ni una voz? ¿Ni un signo? ¿Qué es la justicia?

    Cuando Don Quijote pronunció por primera vez la palabra justicia en el Campo de Montiel…, sonó en la llanura manchega una carcajada estrepitosa que ha venido rodando de siglo en siglo por la tierra, por el mar y por el viento hasta clavarse en la garganta de todos los hombres con una mueca cínica y metálica. ¡Ja,ja ja! ¡Reíos!… ¡Reíos todos! Que la justicia no es más que una risa grotesca. ¡Ja, ja ja!

    Pero el payaso se yergue y se vuelve contra el empresario, contra los hombres y los dioses gritando:
    ¡Basta!
    ¡Basta ya! ¡Basta ya de risas!
    ¡Que no se ría nadie! ¡Que no se ría nadie! Mi sangre de clown vale tanto como la sangre de los cristos. ¡Yo no soy un payaso! ¡Yo soy Prometeo! Vengo de la casta de los viejos redentores del mundo, y he dado mi sangre, no para hacer reír a los dioses y a los hombres sino para fecundar el yermo.”

    (Fragmento del texto: “¿Y qué es la justicia?” de “El payaso de las bofetadas y el pescador de caña”. León Felipe)

    Me gusta

  10. Jose V. Says:

    Me ha gustado el artículo y está muy bien el traerlo a la memoria y por supuesto tener unos ideales inalcanzables hacia donde dirigirse.

    Curiosamente mientras leía me ha venido a la cabeza una cosa que me comentaron.

    Me comentaron sobre un método curativo hawaiano, que se llama algo así como “oponopono” , luego por “casualidad”, en una revista, había un artículo sobre ello. Me sonaba ridículo hasta el nombre. Conforme lo leía, pensaba ‘esto, bien entendido es la clave’. Lamentablemente, los pensamientos que realmente hacen cambios, son tomados como “pamplinas”.

    Me gusta

  11. CrisC Says:

    era un film duro ése, creo que también lo vi sólo una vez…,
    o dos, porque recuerdo al padre a quien interpretó jack lemon participando en el programa de balbín, la clave

    tres meses, clothbbi, ni uno más o la voy a liar parda

    prometeo…, en vaya lío nos metió el titán…, en efecto, don quijote está, como todo altruista, bajo el influjo prometeico (cuando no cristianico), así que de tal nadie ría o voto a idem (tú sí, clothbbi, ríe o también la lío parda)

    los primeros ideales que recuerdo los liaba mi padre, y se los fumaba mientras mi madre juraba en yiddish por el peste que dejaban en la casa…, luego me llegaron los ideales de la tontuna prometeica marxista (de karl, no de groucho), las cicatrices y libelos

    oponopono…, ¿de qué va?

    Me gusta

  12. Aliénor Says:

    … no importaba nada, ibas a encontrarte con él,
    con él, con él, con él, con él.

    Son cinco minutos.
    La vida es eterna en cinco minutos”.

    Yo era una cría cuando mataron a Víctor Jara, pero mis amigos, algo mayores que yo, vivieron su asesinato con verdadera desgarradura.

    Todavía hoy, porque sigue removiéndome por dentro, sigo cantando “Te recuerdo Amanda”.

    Me gusta

  13. CrisC Says:

    el presidente allende, quilapayún o inti illimani, la central única de trabajadores, violeta, el mapu, víctor jara y la banda sonora de sus canciones me llegaron tarde, pero se quedaron

    “todo vuelve a mí, como si un tren antiguo pasara silbando”

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s