LA FUENTE DE LA EDAD

5:::octubre:::2010


Hasta los años 50
los jóvenes querían aparentar más edad.

Hay fotografías irrisorias que muestran a jovencitos de apenas 20 años que parecen jubilatas de club inglés, y lindas damiselas que parecían la reina victoria mascando limón con un palo atravesado a contrapelo en su mismísimo royal cucu macucu.

Después llegaron los 60 y un exacerbado jovenismo.

Y nos lanzamos, a calzón quitado, a los gimnasios, a la cosmética, al quirófano o a la enamorada moda juvenil.

¿Por qué? Uff, tema jodido.

Hoy nos halaga que nos calculen menos edad de la que tenemos.
Es un espejismo.

Cuando tenemos 20 años nos parece que alguien de 30 ya es candidato
a mayor. Así que un tipo de 20 le echa a uno de 30 menos años de los que tiene porque no concibe que a los 30 se aparente juventud.

Cuando tenemos 30 años creemos que alguien de 40 ya es un pureta, y, así, echamos a los de 40 menos años porque nos parece que alguien en la cuarentena ya es un tarro viejales.

Cuando se llega a los 40 se concibe al cincuentón como un prejubilado,
y de nuevo se le calcula menos edad porque no nos cabe en la cabeza que alguien de 50 pueda tener un aspecto relativamente juvenil.

A los 50 años, a los 60…, bueno, se sigue con lo mismo.

Todos calculamos menos edad a los que tienen más que nosotros, y es por ese error de partida. Así que nadie debería sentirse halagado porque se le atribuyan en la apreciación menos años de los que tiene.

Lo mejor de este asunto es cuando alguien próximo a tu edad te echa menos años de los que tienes, di que sí, porque ahí no funciona el modelo explicativo anterior. Y sienta bien, carayu, sienta muy bien.

A mí, por ejemplo, me evalúan por debajo de mi edad. Y deduzco del amplio muestreo que debo de aparentar unos seis meses y un día menos de los que tengo.

Algo es algo, envidiosas, que sois unas envidiosas.

http://www.youtube.com/watch?v=8mBoAxFgALI

© Vil Korea

16 Responses to “LA FUENTE DE LA EDAD”

  1. signos Says:

    ¿”La fuente de la edad” era aquella novela de Luis Mateo Díez de la que a veces me has comentado algo? Yo empiezo a llevar la edad de otra manera. Antes siempre me “echaban” menos edad que la que tenía, pero ahora, cuando digo mis años, ya no me dicen nada, señal de que empiezo a aparentar la edad que tengo, o incluso más. Pero no me importa, tal vez porque ya soy doctor (y eso envejece, aunque no quieras)o he vuelto al instituto (que envejece, aun sin querer)o porque he empezado a escribir un relato que se titula “Memorias del palomar” (y eso de las memorias es cosa de abueletes). En fin, los malos rollos de la edad, que diría Aute.

    Me gusta

  2. clothbbi Says:

    Para decirte si es cierto o no lo de tu apariencia, debería conocerte. Como no, me guío por los comentarios de otras entradas de gente que te ha visto. Y… Creo que no van a ser seis meses y un día, creo que serán siete meses y dos días… ¡Por lo menos! jajaja 🙂

    Recuerdo el día en que una niña de unos tres años me preguntó si yo era la madre de mi madre, pues no entendía que una hija pudiera ser tan alta. Para ella, los hijos eran pequeños, y las mamás grandes.

    Estuve hablando con ella y… ¡Cuánto me enseñó!

    Un abrazooOOO!! MMMUUUAAA!!

    Me gusta

  3. clothbbi Says:

    “Some are like water, some are like the heat
    Some are a melody and some are the beat
    Sooner or later they all will be gone
    Why don’t they stay young?”

    http://www.youtube.com/watch?v=RHIIATt0BaM

    Me gusta

  4. Atticus Says:

    Yo sí lo conozco. Allá por el jurásico, cuando estudiamos en la universidad de Atapuerca, más o menos, cuando los neandertales eran profesores nuestros, los penenes, porque los titulares eran cromañones. De modo que un milenio más o menos es cosa insignificante, más en mí, que soy del cretácico alto, de esos que tiraban adoquines a la policía en París, donde conocí, cómo no, a Albert Camus. También estuve cuando el Tea Party, y en lo de Don Pelayo, y también me crucé un día con un tal Polo (Marco) allá por las estepas, buscando un Burger King.

    Es cosa complicada esto de la edad. Cof, cof. Me voy a echar, que luego viene la jefa de enfermeras, me retira la medicación y no puedo jugar al dominó…

    Me gusta

  5. henry Says:

    Bien , la Edad es muy relativa en lo que vemos como tal. Y “Todos calculamos menos edad a los que tienen más que nosotros, y es por ese error de partida. Así que nadie debería sentirse halagado porque se le atribuyan en la apreciación menos años de los que tiene.

    Lo mejor de este asunto es cuando alguien próximo a tu edad te echa menos años de los que tienes, di que sí, porque ahí no funciona el modelo explicativo anterior. Y sienta bien, carayu, sienta muy bien.” Pero ahi, lo has clavado primo. Un saludo desde Madrizzz…Pasate cuando quieras echamos un ajedrez unos vinos y unos tangos argentinos…con las Ipanema…Muak

    Me gusta

  6. Romi Says:

    Cuando era una “quinceañera” sólo me gustaban los veintañeros. A los 20, me empecé a fijarme en los de 30, pero todavía alguno en los 20 no estaba mal. A los 30, me gustaban los de 40, los de 30 y bastantes de 20. A los 40, los de 50 con patillas canosas me daban cierto morbillo, los de 40 saludables, también, los de 30 no estaban nada mal, e incluso, alguno de 20. A los 50 amplié hasta los de 60, mantuve 50 y 40, me relamí con los de 30 y miraba de reojo a los de 20.

    Ahora a los 80, tengo un vecino de 90 que promete mucho…

    Me gusta

  7. henry Says:

    A mi me gustas TU Romi…Muak

    Me gusta

  8. signos Says:

    ¿80? Te echaba 78. ¿Yo? 79

    Me gusta

  9. CrisC Says:

    La fuente de la edad es, en efecto, una novela de Luis Mateo Díez. Sólo recuerdo de ella a una personaja que jaleaba el miembro viril de su tron con las palabras: “pajarito pinturero que canta en el albero”. Por cierto, quiero leer ese relato de palomicas. Y márcate en Estilema algo sobre don Mario.

    Que no, que no, Clothbbi, que son seis meses y un día bien llevaos. Y si es por eso de la altura, yo debo de ser padre de unos cuantos, a lo menos mil. Y es que mido un metro y pico, o más en los días de ayuno feminoproteico. Some of us are like the rain…

    Estábamos en la Universidad hace cuatro días, Atticus, no digas…, y ya sabes cómo éramos: altos, jóvenes, poetas…, y qué bellos.

    Con las garoticas de ipanema yo echo lo que ellas quieran. Madrizzz…

    Verás, Romi, cuando nos invitaste a ver “Las edades del hombre”, yo creí que era otra cosa… ¡Menos mal que no fuimos! Ja, ja, ja…

    Dice que le gustas, Romi.

    ¿Cuántos dices que le echabas, Signos? Juas, juas, juas…

    Me gusta

  10. Jose V. Says:

    La edad. ¿Qué curioso?, me hace pensar en ¿quién soy yo realmente?. El niño de 5 años, el adolescente de 14, el niñato de los 18, el inmaduro de los 30, el cuarentón, el cuasi-jubilado de los 50 o el abuelo de los 80 (si llego)… Quizás la respuesta sea: todos y ninguno.

    Lo peor de todo, cuando uno es joven quieres aparentar mayor, cuando es mayor quieres aparentar joven. Siendo que si no sufres un contratiempo y mueres, pasas por todas las edades ¿por qué nunca estamos a gusto con la que tenemos?

    Me gusta

  11. Teresa Says:

    Pues si presumís de cretácicos… Yo asistí en Sevilla a una conferencia que dio un espléndido (en sentido físico y literario)Vargas Llosa en el Aula Magna de Filosofía. Acababa de publicar “La tía Julia y el escribidor”. Ahora lo veo en las fotos y suspiro.
    En el mismo lugar asistí también a un mítin que dio un no-tan- espléndido-físicamente pero bastante aparentoso y verborreico Felipe González. Ahora lo veo en la tele y suspiro.
    Espero que, cuando me veáis, no suspiréis.

    Me gusta

  12. Aliénor Says:

    Bueno…, la vida es de naturaleza finita por lo tanto, aplicando la ley del mercado, cuanto menos queda, más vale.

    La juventud es estupenda, pero no constituye un mérito añadido para nada, hasta los indeseables han sido jóvenes alguna vez.

    Estoy empezando década, y soy feliz. He encontrado mi hueco, me he acoplado a la vida, he olvidado los complejos, me reconozco, me acepto. Quizás haya perdido el toque de locura y frescura que tenía a los 18 años, por decir una cifra cualquiera, pero he ganado muchas otras cosas. No me asusta cumplir años.

    Aunque puede que no sea tan pronto como parece, tengo la ilusión que da tener muchas cosas por hacer. Y las voy a hacer.

    Me gusta

  13. Mariel Says:

    La belleza física de la juventud se nos otorga porque si no, no habría duda de que la fealdad de la inexperiencia, la obstinación adolescente y la efervescencia emocional, acabaría con nosotros. Lo que es más difícil es ser bello cuando la edad te cobra lo que te prestó, porque esta belleza es más intencional, está sujeta al acto, es provocada por aquel que la pretende, y sí, conozco personas bellísimas que arrastran mucha vida a sus espaldas.

    De joven, uno quiere correr mucho, cierto es. Yo sé lo que es perseguir ese absurdo, aunque siempre esperé, como punto inicial de una recta que se acorta, que un día frenaría en seco mi avance topándome con lo que tanto ansiaba para ver, seguramente, que no era para tanto. Y luego pasaría los años diciendo adiós con la manita a esa meta.

    Aún me gusta cumplir años, y eso que, por suerte o por desgracia, casi siempre me echan más edad de la que tengo. Estoy segura que esto mismo dentro de un tiempo me traerá más de un quebradero de cabeza aunque sea alguien más joven que yo el que haga uso.

    No te hacía yo tan modesto, CrisC, seis meses dice… Ya doy yo palabra, para que haya referencias, de que son bastantes años menos los que luces (por eso de los hippies y el espíritu que se refleja en lo material……. y esas cosas). Aunque igual después de tu exposición mi afirmación tiene un error de partida y no tiene validez, jaja.

    Me gusta

  14. paraqueloleas Says:

    Estoy de puente, me siento ligera, ¿joven?.
    He estado en “mi playa de roca” y he soltado mucho lastre, he vuelto a los (digamos) 17. Lo de la edad es relativo, depende mucho de la gente que te rodea y de como te proyectas hacia los demás. He conocido a personas de 85 con una apariencia y, sobretodo, un espíritu que en lo último que pensaban era en que les quedaba poco por vivir.

    Me gusta

  15. Conguito Says:

    “Las tres edades de la mujer”, mi cuadro favorito de Klimt. Será porque así me siento yo: niña,mujer y anciana a la vez. Todas las edades en mí.
    Cada día que pasa es un regalo. Somos viva vivida y por vivir. Lo demás no es importante: ahora lo sé…

    Me gusta

  16. CrisC Says:


    somos quienes fuimos, socio, no sólo, pero lo somos…, escribí un poema a los veinte años en el que hablaba de que ésa es la edad de los héroes, de esto hace ná y un ratito como bien sabes

    recuerdo un deslumbramiento a los veinte años: la lectura de los jefes y los cachorros en una cutredición de alianza; aún le debo parte de mi modo de escribir al tipo éste de arequipa, don mario

    la juventud está sobredimensionada y me temo que es la soeziedad de consumo la que sostiene a ese gigante con deportivas de barro, esto es, el capitalismo de siempre, la ingénita codicia, la naturaleza humana; la verdad es que hay algunos tipos que no imagino jóvenes, pero es verdad, lo fueron…, oyes, qué brío, aliénor

    hablas de la belleza, mariel, uno de mis universales de cabecera…, hoy he visto, de nuevo, unas secuencias de bailando con lobos y he recordado que escribí en este blog sobre un magnífico y bello rostro: el del anciano jefe de la tribu sioux, el actor americano Floyd ‘Red Crow’ Westerman…

    me alegro de que te guste cumplir años y acaso siempre te gustará…, en cuanto a mí, pues es de mucho agradecer pero de relativa validez lo que dices…, porque el humo ciega tus ojos, cof, cof, cof

    de puente y playa, ligera, deslastrada, de vuelta…, paraq, te queda todavía una pila y media de puentes para seguir en el proyecto, noragüena pues

    me gusta klimt, conguis, veré ese cuadro que dices y pensaré en lo que es y no es importante

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s