DÍA DE REYES

6:::enero:::2011

retiré con cuidado la sábana,
abrí un ojo, el otro no lo llegué a abrir:
y los magos estaban ahí, los tres

ángel villalobos

de entre todos los regalos de mis días de reyes hay uno que se abre paso a través de los velos de mi memoria con toda luminosidad

ya contaba con ocho años y sabía quiénes eran esos reyes, así que debía
de estar tan impaciente como eficazmente pesado con mis padres, porque hacia la noche me dejaron gozar anticipadamente del objeto de mi pasión

mi amigo jlmv, del que no he vuelto a saber, debió de usar la misma estrategia que yo, porque nos recuerdo a ambos en la calle al anochecer…, solos, rebosados de plenitud, quizás bellos como arcángeles, inmortales

ambos disfrutando del mismo flamante regalo

© six roy

17 Responses to “DÍA DE REYES”

  1. coeliquore Says:

    A mí me pasó algo parecido con una bici, que recibí… ¡a los 15 años!!!!!!
    Será siempre mi mejor regalo de reyes.

    Me gusta

  2. Atticus Says:

    40 años he tenido que esperar, ¡40!, para que por fin llegase el Scalextric. He disfrutado más que mi hijo este año. Porque a partir de hoy queda arrinconado. Espero que por poco tiempo.

    A mí nunca me dio resultado el método de la murga. Debe ser que mis padres eran del mismo Leipzig, amigos de toda la vida de Bismarck. Genético: me reconozco.

    Me gusta

  3. CrisC Says:

    :::

    Una bici, Coeliq. A los quince… Bien está, y qué bien: un clásico.

    Un scalextric, Atticus, guaaaaca… ¿Cuándo quedamos? Yo llevo las birras (chicas, vosotras no, ya quedamos si eso…, pero para esto no, chaturris).

    :::

    Me gusta


  4. 🙂 Yo recordaré dos regalos con mucha ilusión… Uno (sabiendo la identidad secreta de los reyes) con el que, mucho, mucho más tarde, pude hacer realidad el sueño de una señora muy, muy mayor… Ver un eclipse por primera vez en vivo y en directo…

    Y otro (desconociendo la identidad secreta de los reyes)… Una muñeca negrita de mejillas sonrosadas que vi en una pequeña tiendecita del barrio… tendría yo… unos cuatro años… la llevo siempre conmigo… ¡cuánto habré jugado con ella!

    y a los coches, y al mecano… y pintar, me encantaba pintar… y hacer mis propios cuentos…

    ¡¡un abrazoOOO CrisC!! Disfruta del scalextric con Atticus!! Qué pena que no nos dejéis participar… ¡Íbais a morder el polvo! Jajaja 🙂

    ¡¡MMMMMUUUUUAAAAAAAAAA!!

    Me gusta

  5. CrisC Says:

    :::
    un eclipse a la carta, vaya, patrimonio intangible y sentimental de clothbbi…, como la muñeca negrita y ¿los coches?, ¿el mecano?

    por mí, si a atticus le hace, vente con el scalextric: tú las chuches

    :::

    Me gusta

  6. Sobreestructurassintetizantes Says:

    Pues a mí este año, la niña Noela, incapaz de esperarse a ser princesa Maga, me ha dejado el calendario de los bomberos de Valencia… (aunque creo que este comentario quedaría mejor en tu post anterior 🙂
    Al scalextric también me apunto.

    Me gusta

  7. Atticus Says:

    Ya salió lo de los bomberos. Diles, diles, CrisC, que las caras son de unos jovenzuelos, pero el resto… los atléticos Forlán, CrisC y servidor. El resto es Photoshop, incluida la manguera. Lo que pasa es que para qué presumir.

    Este verano, cuando me acerque, me llevo el Scalextric, ya veo que ni los Airgam Boys (versión bombero), ni la Nancy botellón ni el iPed o iPud o lo que sea.

    Me gusta

  8. paraqueloleas Says:

    …ya, ya, ya, Atticus, pero he de decirte que, aunque no tengo el gusto de poseer ese calendario (o almanaque, que diría my father) sí he visto a los bomberos (a enero, febrero…) y son incluso mejor en persona porque no “posan” y además “hablan” y bien.
    P.D.: haces bien en decir iPed o iPud, no nos vaya a caer una demanda.

    Me gusta

  9. JoseV Says:

    Pues yo recuerdo un rompecabezas de madera (de colores), más tarde un juguete que se llamaba “metalin”(para montar estructuras metalicas y alguns piezas tenían puntas ahora que pienso), después el “quimicefa” (cositas de química: Permanganato potásico, limaduras, clorato potásico, azufre, carbón …) ¡cielos pólvora!. ¡Pardiez! ¡Hoy estarían prohibidos esos juguetes!. Menos mal que lo reyes han evolucionado y cumplen las normas ISO9000 y los estándares de seguridad TUV alemanes.

    Un año los reyes no se dignaron a traerme un telescopio, tuve que buscarme un socio para comprarlo: mi hermano pequeño. Fue nuestra iniciación en la astronomía (también compramos una bonita enciclopedia por fascículos: “El universo”) para por la noches frias de inverno buscar y ver el cinturón de Orión, las pléyades, y todas esas maravillas….Ese año me decepcionaron un poco los reyes.

    Este año se han portado, me han traído un móvil (el antiguo se paraba solito). Mi hija me ha dicho que era el regalo de reyes. Todavía no he visto a esos reyes… así que, no los conozco lamentablemente. Tú que los conoces socio ¿Quiénes son?

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    :::
    un calendario de bomberos…, sittiz, cieguita de los mismos ojos ya lo estoy viendo te vas a quedar

    déjalas, atticus, que en su ignorar son felices cual pajarillas

    un rompecabezas, socio: otro clásico…, ¿y a mí que me suena
    ese quimicefa tuyo?; y eso del cinturón de orión suena chipén…, imposible que un móvil raye a esa altura

    :::

    Me gusta

  11. Aliénor Says:

    Me ha picado la curiosidad y he googleado hasta dar con los bomberos citados. Jó, a mí me asustan, casi que me quedo con algo más manejable, no sé, más mullidito, más de verdad, aunque he de reconocer que me he pegado media horita larga ampliando mi conocimiento sobre iniciativas similares. Ohhhhhhhhhhhh!

    Sobre los RR.MM. recuerdo dos historias.
    La primera es que con un juego de química similar al que tuvo JoseV., (el mío se llamaba Cheminova) decidí inventar un producto que limpiara el aluminio de las ventanas de casa (mi madre se quejaba de que se ponía gris). Dejó de estar gris… “le salieron lunares blanco-verdosos” y a mí me cayeron dos tortas.
    A los dos días, quemé la crin de un caballo-balancín blanco, de cartón, precioso, que había pedido mi hermano. Otras dos…

    Segundo recuerdo: No sé si un año antes o después, todavía pienso sobre ello y dudo si ya conocía yo el temita de los Reyes, cuando mi madre se iba a comprar, sacaba de debajo de su cama, no os riáis por favor, el JOYERO DE LA SEÑORITA PEPIS. Me acicalaba, babeaba mirando lo bonito que era y, rápidamente lo guardaba colocándolo como estaba. Lo, no sé si decir increíble, sublime, absurdo… de esta historia es que yo dudaba si sería para mí y, por supuesto, cuando llegó el momento de ver los regalos, fue como estar en una nube, como si nunca lo hubiera visto antes… En ese momento, estoy segura, creí en los Reyes Magos.

    Me gusta

  12. CrisC Says:

    :::
    cheminova…, ¿un juego de química?: a ver si fue una barbi gimnasta bielorrusa, aliénor

    ya veo que no te acaban los bomberos, pero parece que has tardado tu buen ratico en laudar a favor de algo más mullido, ¿podrías ejemplificar?

    el joyero de la pepis…, imagino a esa niña emocionada en la penumbra de la alcoba: bonitísima historia, aliénor

    :::

    Me gusta

  13. Aliénor Says:

    Fácil. Imagínate abrazar a “La Dama de Elche”.

    Si no te vale, abundo en otros ejemplos más pormenorizados…

    Me gusta


  14. El otro día tuve a tres bomberos en mi casa y… ¡QUÉ CHASCO! El más alto me llegaba por el hombro… 😦 ¡Ayayayayay!¡CÓMO PODÍA SACARLOS DOS CABEZAS! Ayyyyyyyyyyy… Después de ver el calendario… me imaginé otra cosa… Una de dos, o yo soy muy alta, o ellos eran un poquitito, un poquitito… ¡Menos mal que no llevaba tacones! Jajaja… ¡PERO QUÉ CHASCOOOOOOOOO!

    ¡¡BesitoOOOs GRANDES!!

    Me gusta

  15. CrisC Says:

    :::
    francamente, aliénor, no acabo de verle a la ilicitana Dama la cualidad mullida que referías (pa mullida, mullida…, esteeee…, ¡la beyoncé!)

    ¡a ver si es que eran bomberos toreros, clothbbi!, ja, ja, ja…, qué chasco bajo el casco (dejad a los pirófagos y pasaos a los poetas del blog & swing, estamos de rebajas: tres por uno)

    :::

    Me gusta

  16. paraqueloleas Says:

    Lo que más recuerdo de los reyes, incluso más que los regalos, es la sensación de miedo y nervios que me provocaba esperarlos. Anoche me acosté pensando en esa sensación, y esta mañana del dia 15 tenía un regalo en la mesilla. Definitivamente son Magos.

    Me gusta

  17. CrisC Says:

    :::
    esa ambigua sensación pre: puritica adrenalina

    cierto, es común a todos y a todo presente regio; estoy seguro de que el regalo es sencillo, luminoso y de llevar: cosa de mago va a ser

    igual yerro (pero mecreodeque no)

    :::

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s