SER Y TENER

31:::mayo:::2011

“…cuando le era concedido/ el minúsculo favor de la distancia/ se daba cuenta de que trabajaba, como lo hicieron sus padres, en la pirámide de otro”

Leonard Cohen. En el libro “La energía de los esclavos”.

Especulaba el otro día sobre el endémico desencuentro entre los sexos.

Y me pareció que se ha multiplicado de un modo específico en los capitalismos urbanos y en su más depurada expresión: la sociedad de consumo.

Esta natural forma histórica ahíta nuestros ojos con oropeles y cuentas
de colores. A cambio de un miserable plato de lentejas hipotecamos nuestra alma trabajando como burros y no hallando instantes, horas, días y espacios de relación en los que desplegar nuestra naturaleza de mamífero social.

Fagocitamos tristes weeks end y vacaciones que no son sino espurios señuelos de paraíso en vez de hacer de la vida cotidiana un continuum de serena o desbocada plenitud. Tropa de límbicos gilipollas…

“Pero tú escribes aquí este post gracias a un producto de esa sociedad de consumo”, dirá un lechoncejo cualquiera. Qué rico. Es verdad.

Y también que ahora preferiría unas birras y charlar con unos amigos que
no tengo porque curramos todos como acémilas no para ser sino para tener. Sí, aquí estoy, escribiendo en este prescindible blog que casi nadie lee y en el que sólo cuatro locos cultivan la amistad y la palabra.

Como en el Salmo 22 querría decir que “nada me falta”, pero no es verdad.

“En aquella época yo trabajaba doce horas de noche. Dios me perdone, y Dios perdone a Dios”. Charles Bukowski. En “Cartero”.

© CrisC

26 Responses to “SER Y TENER”

  1. coeliquore Says:

    Rosebud, Ciudadano Kane, la palabra escrita en el trineo y que el protagonista menciona antes de morir: todo lo que añoramos, lo que nos falta. No has podido escoger mejor imagen para ilustrar tu post.
    Sí, tienes razón: vivimos para no vivir.

    Me gusta

  2. Mariel Says:

    Prescindible es la razón al hombre si este blog lo es. A mí me sirve. Es la rendija a través de la que hablo con el hada madrina cuando me castigan dentro del armario por tener orgasmos epistemológicos en público.
    Y aunque tienes razón en cuanto a que las reuniones presenciales dan mucho más de sí, nunca te olvides del “casi”.
    Vacaciones dice… Las añoro, pero me aplicaron la ley de los pastores. Hoy procuro hacer de mi vida mi trabajo para disimular un poco el tener por el ser. Pero no debo hablar mal de mi endogrupo, soy presa de una abducción: ayer lloré por mis primeros (espero) Manolos y no me pongo colorada al admitirlo, seré eso que dices que somos… Pero te presto mi cayado por si sosegara (de Carolina Herrera, por supuesto).

    Me gusta

  3. JoseV Says:

    Has puesto el dedo en la llaga socio. Estamos inmersos en el “tener”, con lo que día a día, perdemos la posibilidad de disfrutar del “Ser”. Me he hecho más consciente, si cabe, de esto, desde que estoy en “paro”. Este paro forzoso de nómina (o de ajuste del tener), me ha posibilitado, pensar, pasear y disfrutar del paseo con mi mujer, comer con mi familia, ayudar/estar con amigos, escribir en mi/los blogs, es decir, “ser”. También he podido constatar que para vivir no hace falta tanto. Cuando se limita el “input”, se ajusta el “output” y a vivir, que la vida son cuatro días y ya han pasado casi tres.
    Cuando tus menesteres te dejen y te apetezca, te pasas por acá, me das un toque y nos tomamos una birra (he dicho una, para no dislocar la economía, juas,juas).
    Salud

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    :::

    rosebud, es cierto, referencia inmejorable

    orgasmos epistemológicos…, joé, mariel, ya te vale: a ver esos manolillos de a dos mil y pico por lo menos

    venga un input de birras, que el output se dará por añadidura

    :::

    Me gusta

  5. Teresa Says:

    El trabajo, pero yo creo que influye también la distancia. De niños y jóvenes teníamos los amigos del barrio, que a menudo también eran los del cole. En la universidad, los compañeros, aunque ya hubiera más variedad geográfica. En el trabajo también consigues, con suerte, algunos, pero para los descansos, ya no se suele salir tanto con ellos y menos si te metes en pareja, hijos, etc. Y si, encima, has cambiado de lugar de residencia y te has alejado de tus orígenes… Es difícil después hacer amigos como los de la infancia y juventud. Claro que tampoco es necesario siempre eso: hay distintos grados de amistad, todas agradables a su manera.
    También puede influir algo el sexo: a las mujeres nos suele costar menos hacer amigos/as, quedamos más, aunque sólo sea “para charlar”, nos contamos las cosas, escuchamos, apoyamos… No sabes lo que es quedar a andar con algunas vecinas: andas, charlas, ríes; bueno para el cuerpo y para el espíritu. O las fiestas de los 50, en que , cuando una del grupo cumple 50, hacemos algo especial y nos lo pasamos genial.
    Muchas veces, a la hora de quedar, también influye la ¿timidez?, no sé cómo llamarlo. Uno suele tener la impresión de que los demás tienen una vida más ocupada y “apasionante” que la propia y no llamas, quedas para charlar o tomar una caña porque estás seguro que la otra persona ya tiene plan, por miedo a molestar, etc. A mí por lo menos me pasa mucho, no sé si a los demás.
    Internet también acerca a veces, aunque, efectivamente, donde esté una buena charla con su cercanía física, sus réplicas inmediatas, su cervecita y algo de picar… Me apunto.

    Me gusta

  6. Aliénor Says:

    ¿Y no será que nos da miedo?

    En cuanto alguien ajeno a nuestro pequeño universo se nos acerca, salta la alarma: quita, quita…, seguro que me enreda; no quiero líos; pero éste, ¿de qué va?

    Nos complicamos nosotros solitos. Somos ¿desconfiados?, ¿inseguros? No nos creemos que las cosas puedan suceder porque sí.

    Las vacaciones en fin de semana, conocerse en y a través de un blog, caminar con las vecinas, quedar para tomarse unas cañas, conversar, celebrar los 50, echarse unas risas, o un orgasmo de esos… Muchas cosas son gratis, y sin embargo nos cuestan más que si tuvieran precio. ¡Ay, no sé, hoy estoy un poco ceniza!

    Yo también me apunto.

    Me gusta

  7. CrisC Says:

    :::

    no se trata, para mí, tanto de las relaciones que procuran o impiden
    el trabajo, barrio y similares, sino de las dinámicas disgregantes y
    los hórridos artificios que impone la vida urbana desde aquel primer berrido vaporoso de james watt y los barullos del mercado en las primeras villas modernas prestas a fagocitar el medievo

    esas quedadas que dices, terétty, son un problema, sí, pero técnico;
    no voy por ahí, sino por el tipo de vida que inauguró el capitalismo; no tengo problemas para quedar, lo que tengo es problemas para ser de nuevo hombre del neolítico: maybe next post

    miedo ni a las hachas mellás: lo dicho: que no es la comodidad que
    alarma nuestro corralito, la inseguridad o el quita, quita, la desconfianza y eso –que también, como decía, cosa técnica y no menor-, que es otra cosa, otro modo de inventar y vivir la vida o incluso de morirla pero no sin antes ponerla la boca perdida (un decir), volcarla en una suerte de oximoron existencial (joé, sorry, cómo la lío)

    que os apuntáis a qué, chicas

    :::

    Me gusta

  8. ariadne waterhouse Says:

    (:*:

    … a los orgasmos epistemológicos, a las birritas, y sobre todas las cosas a ponerla la boca perdida o a que me la ponga perdida ella…

    Le leo desde hace bastante tiempo pero nunca me atreví a comentar. Con este post “salgo del armario”. Le leo cada día, es un auténtico placer. Para mí su blog SÍ ES IMPRESCINDIBLE (por ello escribo por primera vez, para hacerle llegar mi punto de vista). No sabe la de buenos ratos que me ha hecho pasar: risas, reflexión e incluso algún dedo en la herida al verme reflejada en muchos de los instantes – sensaciones – reflexiones que describe. Gracias por descubrirse de una manera tan transparente, gracias por la fuerza, intensidad y altísima calidad de sus textos. Un auténtico gozo.

    Ser y tener… Es curioso como cuando conoces a alguien toda pregunta gira en torno a lo que se tiene y no a lo que se es (aunque claro, posiblemente ambas cosas vayan unidas, el “y” da que pensar)… tengo 48 años, tengo una casa en la calle Bailén, tengo un coche pequeño, tengo un piano… soy madurita, soy soltera, soy amante de la música… el “y”, el “y”… tiene un blog en el que escribe… y es lo que escribe (o al menos a mí me parece que es así aunque no le conozca)… ser y tener… el “y”…el “y”…

    http://www.youtube.com/watch?v=CgSSstS8JrA

    (en la tribu se comparte, se trabaja, pero no se renuncia ni al calor, ni al afecto, ni a la caricia, ni a tantas y tantas cosas que se extrañan. Esperaré su “maybe next post”. Yo tampoco podría decir que “nada me falta”)

    Gracias por dar voz a la BELLEZA. Imprescindible, usted es imprescindible.

    Reciba un cordial saludo y el más afectuoso de los abrazos,

    ariadne waterhouse

    (:*:

    Me gusta


  9. ya me he hecho con las balizas, con la luz, la lucidez que debe guiarme a partir de ahora. gracias por tu comentario 🙂

    me esperan muchos cambios y por ello no podré seguir escribiendo en mi blog, pero eso no quita para que pueda seguir haciéndolo en el tuyo. Es posible que no pueda comentarte con tanta frecuencia como hasta ahora pero te prometo que mis ojos y mis otros cuatro sentidos estarán aquí 🙂

    Me resultaría imposible no leerte. Como bien decía tu comentarista anterior es todo belleza. Me siento atrapada, enganchada,vulnerable. Especialmente cuando abordas determinadas cuestiones de una manera tan desnuda, tan despojada. Tienes textos que hieren, cortan, ametrallan como un AK´47. TAN CERTEROS, TAN ADICTIVOS, TAN NECESARIOS, IMPRESCINDIBLES (también comparto este punto)

    Tu escritura ha despertado en mí instintos desconocidos, pasiones adormiladas, al martillo que derriba, a la paleta que construye, a la niña, a la madurez, al verdugo, al ángel, al coraje, a la elegancia…

    Descubrir tu blog me hizo crecer, hacerme más, y más grande.

    ¡¡Mil BESOOOOOtes GRANDÍÍÍSIMOS, ENOOOORMES, GIGAAAAAANTES!!

    Con todo el caríño del mundo de tu amiga cibernáutica,

    Clothbbi 🙂

    http://www.youtube.com/watch?v=sTSzsg6sjwU

    SER Y TENER… Gracias por SER y por TENER un lugar en la red de tantísima calidad literaria y humana.

    ¡¡ MUACK!!

    Volveré, volveré :-)¡Aún tengo que seguir creciendo!

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    :::

    pues bienvenida, ariadne, también es un placer para mí

    imprescindible sólo hay el respirar y algún que otro destilado, preferentemente escocés, para pegarle fuego a nuestra garganta y evitar así tentaciones mayores de corte tanático en el subway

    no me crea tan transparente: los poetas, y más los deshauciados, como
    es mi caso, somos unos farsantes de mucho cuidado (sic) y gestionamos nuestro capital de luces y sombras con mucho tino, y a la que se descuida, la vecina del quinto ya se está preguntando cómo pudo caer en nuestras redes (a la pobre ya no la queda ni gramo de sal, toíto se lo hemos pillao)

    de los desertores, ni la cuento

    una casa en la calle bailén…, a saber, solterimadurita y con piano; no me diga que tiene gatos y un jardín con aspidistras porque ya la imagino medio bruja, bibliotecaria, enfermera jefe, regenta de herboristería o espía retirada

    y no diga de imprescindibilidades, quiá, que me crezco y a ver qué hago yo con mi fondo de armario recién renovado en un autlé del barrio

    maybe next post

    :::

    Me gusta

  11. CrisC Says:

    :::
    quien baliza la noche, asegura el camino de vuelta

    no sé qué cambios, pero la tentación de darle mulé a un blog siempre está ahí, más insistente cuanta más sangre en liza: pero te libero de la promesa, por si acaso

    te digo lo que he dicho a ariadne y lo diré descarnadamente: no es que
    sea un farsante, un fingidor o vendedor de humo a churreras de gran superficie…, es que soy poeta (de nuevo: de la peor clase, deshauciado y menor), así que no te me atrapes, enganches o vulneres porque en un pis pas, plop, me sale la vena chusca y, ya te digo, ni el demonio de tasmania

    platón nos echó de la república, por liantes

    joé, nenica, que me asustas…, qué instintos desconocidos ni qué pasiones adormiladas, crecimientos ni todo lo demás: basta, ni un halago más o aquí voy a pegar un cuartelazo equino que nadie más va a necesitar laxantes en los próximos eones, basta

    sí, besOOOs de ésOOOssss, ciberfriend (tiés que dejar las chuches)

    :::

    Me gusta

  12. Atticus Says:

    Tardo en escribir un comentario a este post porque podría firmarlo. Y esa certeza me inquieta. Me molesta haber llegado a estas alturas de mi vida en este estado. Que no es objetivamente malo, pero subjetivamente sí lo es. Y aunque haya otros dolores peores, estos son los míos.

    Pero si tengo que ponerme un poco optimista (eso que Benedetti llamó “un pesimista mal informado”), me gustaría que tuvieses la certeza de que los aquí escribientes no toman el odenador en vano, ni escriben capulleces del tipo “me ha gustado mucho”, “ke guay” o “eres un crack”. Aquí el personal se descuelga el elogios, igual te hablan de orgasmos epistemológicos (ardo en deseos… de que me lo expliquen) que sale del armario transoceánico una espléndida mujer de verbo preciosista.

    CrisC, nos tienes “entregaos”.

    De modo que fija la cita cervecera. Yo me apunto con todo este mujerío (si me lo permiten: a tu altura sólo estoy en los centímetros verticales). Acuerdo contigo que la serenidad tumultuosa (valga la contradicción) de otra cabeza en la almohada es muy deseable, pero que a menudo pedimos otra cosa: unas cañas y una conversación. La felicidad no pide más, es autosuficiente en esa levedad eterna de la espuma y las palabras.

    Me gusta

  13. CrisC Says:

    :::

    eso es siempre cierto, nuestro dolor siempre lleva nuestro adn

    en realidad, los escribientes estáis tan lejos como lo está del niño dickensiano el pastel tras el cristal

    no sé si será una mano invisible, pero sí que se complace en nuestras magras a tutiplén y, cada tanto, nos atiza un sopapo y nos pone en nuestro sitio, que no sé muy bien cuál es pero sí que no es en el que quisiera

    entregaos, no jodas, brother, que no sé si poneros a hacer la calle o invertiros a diez años en renta fija, oro o reales de vellón

    yo quiero algo más que unas cañas y una cabeza en la almohada, quiero selva, clan, tribu y no menos de doscientos yanomami en torno al fuego y endiñándonos vía nasal un saco de alucinógenos (por lo de la cosa totémica, of course)

    :::

    Me gusta

  14. coeliquore Says:

    Yo creo que todos los problemas, y más si son técnicos, se pueden solventar. Y la cita cervecera podría ser un comienzo para formar esa tribu selvática, con o sin alucinógenos.

    Me gusta

  15. Mariel Says:

    Qué decir de mis orgasmos epistemológicos, Atticus… Son más que placenteros, son efervescentes, revitalizantes, de los que calientan la existencia a través de todos los sentidos… Son estremecedores, resbalan cosquilleando de arriba hacia abajo relativizando el holismo y hacen que desaparezca el resto del mundo. Se reencarnan en poesía y te susurran cosas sin entidad al oído en el idioma de los dioses hasta que te humedecen el alma…
    No son habituales, y normalmente son castigados por la plebe, que pone caras extrañas al oír a una persona en plena disertación (que equivaldría a los preliminares). Y es que el problema no es que no sepan, es que no quieren saber, y la atribución es más sencilla de manera externa que digerirla (porque supondría pensar y, uy, quita, qué pereza).
    Y aunque no son habituales, me atrevo a asegurar que muchos de los presentes los han sentido leyendo alguno de los escritos que aquí convienen (Clothbbi, sin ir más lejos). Lo sé por experiencia propia. Y no es un halago, es más bien una obligación puesto que suena tan bien lo que se dice, que yo, por si aconteciera, siempre tengo preparado el cigarrito de después.
    PD: Id pidiendo una birrita más que me pongo los lolos y voy.

    Me gusta

  16. Aliénor Says:

    ¡Jesús! , Mariel.

    Y dices tú que son epistemológicos. Modelo “éxtasis teresiano” supongo yo.

    La primera vez que, con pocos años todavía, vi una fotografía de la escultura de Bernini “El Éxtasis de Santa Teresa” en la biblioteca del colegio, y pregunté a la profesora de turno que nos acompañaba, la pobre mujer no acertó a solventar mi inocente ignorancia: señorita, ¿qué le duele a la estatua?

    Años más tarde, y con conocimiento de causa, todavía sonrío maliciosamente recordando el incidente. También tu comentario me ha hecho sonreír. Y sí, efectivamente, leer este blog es como recibir un saetazo teresiano, y en ausencia de ángel divino, una descarga AK-47 como señala Clotho (por no hablar de la entrega, los meneos más o menos epistemológicos y el gozo que nos procura).

    Me gusta

  17. CrisC Says:

    :::
    nada profundo es solventable

    en cuanto a las citas de ingesta de lúpulo y zumito de malta, vale como valía el pulpo paul como predictor de quinielas, como ficción operativa, no digo que no, coeliq: lástima que me tenga tan visto y pillaos los trucos, no saldría bien

    bordao, mariel, el comentario: vamos, que te sales

    así que ya no sólo son epistemológicos sino que, además, tienen burbujitas, vitalidad, calor y no se cuántas…, joé con el holismo relativista y todo eso de licuar el ánimo: lo poético es lo que tiene y ya sabemos, lo dijo ortega, que en cuanto las musas aparecen la masa las cocea, así que los subidones fisiológicos mucho más

    cierto, qué pereza: pensar, eso y cualesquiera otras excentricidades: clothbbi, que dice mariel que tú también sabes de eso que sabes y también ella y que a mí se me escapa…, vaya una leche estas niñas (a mí, atticus, dilas algo que me abruman)

    lo del cigarrito, un logro metafórico de mucha altura

    :::

    Me gusta

  18. CrisC Says:

    :::

    y ya que andamos en lo orgásmico ma non troppo, la de ávila

    y es que bernini lo tuvo claro: a la santa las cacerolas y el descalcismo la ponían y no precisamente de los nervios: ¿que qué la dolía a la de cepeda?, toíto la dolía, qué rica

    pobre docente, aliénor, ya te vale: seguro que, además, pusiste candoroso rostro e inocua vocecilla al preguntarla por aquella propiedad tan inusual del mármol, por aquel rictus singular de los labios

    así que maliciosa: no sé qué decir de los elogios y de la apología angélica o fusilera (porque de los meneos y de los gozos más o menos…, ni mú, chitón, ruborizado estoy que ardo)

    lo escribió aleixandre: “nunca será cristal a pesar de la claridad”

    :::

    Me gusta

  19. Atticus Says:

    Mariel, empiezo a ver claro lo que es… la epistemología. Creo que me voy a poner a estudiar en un momento. Aunque yo soy más de la escuela de los orgasmos gnoseológicos, algo menos chiripitiflaúticos, pero no por ello menos ontofrankfurtianos.

    Vais a ir al infierno por meteros con la santa. Pobrecita mía, con lo bien que lo pasaba ella para que vengan unos ateos irredentos a hacer preguntas badmilk y observaciones procaces.

    Y los siento, CrisC: como otras veces, empezaste tú con el lío, así que no acudas en mi ayuda, que no pienso decirlas nada. Salvo la cerveza que me gusta, claro.

    Me gusta

  20. CrisC Says:

    :::

    que no, que no…, que aquí la sección femenina es quien la ha liado parda, atticus, repasa la hemeroteca y verás, que tiran con bala de sal repujada en azufre (nuevecita tienen la kalasnieskoba), ríete tú de los morteros de ciento veinte

    yo sólo he salido de mi doliente sobriedad para glosar las cosas de la santa, poco más, así que menos epistemología que te vas a quedar para barraquer

    venga y echa una mano, dilas, llámamelas al orden: mira que si no disuadimos, en un pis pas ya nos veo en la pelu con la cabeza envuelta en papel de plata y subrayando el vogue

    por dios, atticus, no te achantes y tira a morder en caliente: yo te sigo

    :::

    Me gusta

  21. Aliénor Says:

    Kalasnieskoba te voy a dar yo a ti en píldoras machacaditas y disueltas en un tecito, para que no te enteres. Lo que no te digo es qué lleva el remedio de marras.

    Y ahora, dices, somos sobrios. ¡Ya! No sabía que lo llamaran así.

    Atticus parece un hombre prudente.

    Me gusta

  22. Atticus Says:

    CrisC, no me líes, no te me alíes. Que no. Que si quieres refuerzos, llama a la legión, al séptimo de caballería o a las Nuevas Generaciones.

    Que mira cómo se pone Aliénor, que hasta me llama prudente. Habrase visto.

    Me gusta

  23. CrisC Says:

    :::
    de absoluta sobriedad, ali, desde los mismos pieses hasta el occipucio

    a saber esas píldoras, seguro que son esencia de beleño, rayado de bayas de belladona o, a tenazón, mandrágora en seco (qué voy a insinuar, quiá)

    no le digas prudente al chico, mujer, mira que eres

    pero no digas que no te lo dije, atticus

    endever lo que te ha llamado: yo de ti me aperroflautaba de urgencia
    a base de ecoproductos con denominación de origen chefchaouen y me indijnaba, mayormente por las corvas pero bajando hacia lo que viene siendo el calcañar mayor

    y en caso de urgencia, por dios, a las calandrias mismamente

    :::

    Me gusta

  24. Mariel Says:

    “Palabras que arden, palabras que se apagan”…

    Me gusta

  25. Pazzos Says:

    Espero no molestar.
    Creí que era el deshollinador de Blogger pero somos 8, incluso uno se mancha de hollín cada mañana. ¡Oliver Twist debe tener la culpa!

    Muy grato tu blog, espero volver.

    Me gusta

  26. CrisC Says:

    :::

    igual son como las velas ésas de cumple, mariel, que chisporrotean

    no molestas, al contrario: pero el verano está pronto y muy pronto habré de diluirme en su indolencia y me tornaré apartadizo, torvo, casi huraño

    bienvenido, pazzos

    :::

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s