DíAS INMORTALES XXIII

24:::agosto:::2011

7 Responses to “DíAS INMORTALES XXIII”

  1. Mariel Says:

    Nunca ver morir algo suele albergar belleza, salvo algunas excepciones, el sol, sin ir más lejos. Siempre me gustó ver al sol morir, mucho más que renacer, aquí, en mi Mundo, en el que mirarlo directamente no daña la vista…

    Me gusta

  2. clothbbi Says:

    una línea H… y el vacío del mar, y la elevación de la tierra… un punto F… y una orilla y dos orillas… L A F U G A… de dos paralelas unidas por la perspectiva… L A F U G A… de dos amantes que en la distancia anhelan encontrarse… L A F U G A… y el regreso… de ella… y de Ella… y de Él…

    ¡un abrazo para tod@s!

    Me gusta

  3. coeliquore Says:

    Meditar rodeada por los tres elementos: fuego, agua, tierra. Precioso.

    Me gusta

  4. Teresa Says:

    Lástima que cierre los ojos y no contemple toda esa belleza. Yo disfrutaría de la vista, y a la noche, si acaso, meditaría. La noche es larga y da para meditar y mirar las estrellas, pero el atardecer es efímero. Y los momentos mágicos no hay que desperdiciarlos. Para meditar lo mismo da día, noche, madrugada, mediodía.

    Por cierto, qué difícil lo de la meditación. Es muy difícil no pensar; a mí me viene de todo a la cabeza, y, aunque te dicen que dejes pasar los pensamientos, después de uno viene otro y otro y otro. Lo más cerca que he estado de momentos así, de desasimiento, ha sido, precisamente, con los ojos bien abiertos en lo alto de una montaña, contemplando el mundo a mis pies.

    Y, por cierto también (cómo una idea lleva a otra), me encantó ver en unos reportajes sobre Nietzsche -que recogían en otro blog que conocemos- que él también era un apasionado de las montañas.
    Las he echado en falta en tus “Días inmortales”, pero tu educación sentimental es de playa, se nota a la legua.

    Me gusta

  5. aliénor Says:

    Días inmortales.

    Agosto, calle, cañas, pinos, madrugada, añoranza, tormentas, viajes, indolencia, fotos, amigos, risas, deseo, anarquía, calor, reposo, encuentros, nadar, propósitos, confidencias, casualidades, Luna, manos, miradas,
    lluvia (otra vez), conciertos, gazpacho, contacto, noche, moras, siestas, soledad, cigarras, romero, besos, …

    Me gusta

  6. Atticus Says:

    Me pasa como a Teresa, que es cerrar los ojos y empezar a sucederse todo tipo de razonamientos, vivencias, recuerdos, imágenes, miedos… Es decir, todo menos la mente en blanco. Estoy dispuesto a reconocer mi ignorancia, no me burlo por lo tanto de los que alaban las maravillas de la meditación trascentental. Yo he estado muy pocas veces cerca de eso que hermosamente llama Teresa “desasimiento”, aunque a veces, especialmente en primavera, me voy al campo, a algún lugar en el que el único sonido sea el de las espigas verdes del trigo mecidas por la brisa. También me ha ocurrido cuando veo caer la nieve en medio de la noche sobre un parque que solamente habitan farolas para nadie.

    Entiendo lo que decía Nietzsche (curiosamente, él que era tan poco budista, incluso tan injustamente antibudista), y también su anhelo de las montañas. No creo que sea relevante que se trate de playa o de montaña, sino de una entrega a lo Uno, de una disolución de un yo insignificante que se pierde (¿en verdad se diluye?) ante la modestísima fuerza del cosmos.

    Estoy recordando ahora a Bertrand Russell que, en ese gran libro de autoayuda (sí, digo bien: autoayuda) que es “La conquista de la felicidad”, recomienda contemplar el universo ante cualquier problema personal: ¿realmente es importante lo que nos preocupa?, ¿o bien acabamos dándonos cuenta de que no somos nada, de que desaparecerán nuestros problemas, nosostros mismos, y la Tierra seguirá girando?

    Mi admirado Compte-Sponville hablaba en uno de sus libros de “experiencia oceánica” para designar todo esto. No creo que se hable de cosas distintas. La expresión me gusta, aunque me cueste entenderla.

    No sólo no me burlo, insisto: es que me gustaría ser capaz de esa serenidad que tanto me cuesta. Aunque temo que Aliénor ha hecho un inventario más breve que este comentario. Y más certero.

    Me gusta

  7. CrisC Says:

    ॐ मणि पद्मे हूँ (oṃ maṇi padme hūṃ)

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s