DíAS INMORTALES XXIV

27:::agosto:::2011

6 Responses to “DíAS INMORTALES XXIV”

  1. clothbbi Says:

    Vi la imagen y me dije…

    la madera se obscurece… lignina degradada por el sol… ¿miedo a los gusanos o a la limnoria? N O. Elevada, con coraje frente a la inclemencia, elegante en sus cortes y heridas, inmortal mientras seamos, inmortal cuando seremos…

    sola ante Ella… solos ante Ella… él, tú, yo…

    serrín… casco de barco… serrín… embarcadero… serrín…

    Vi la imagen y me dije…

    “Una sucia corriente es el hombre. Es necesario ser un mar para poder recibir una sucia corriente sin volverse impuro.
    Mirad, yo os enseño el superhombre: él es ese mar, en él puede sumergirse vuestro gran desprecio.”

    “La grandeza del hombre está en ser un puente y no una
    meta: lo que en el hombre se puede amar es que es un tránsito y un ocaso.”

    (F.Nietzsche _ Así habló Zaratustra)

    Vi la imagen y me dije…

    Alero de agua
    penumbra diluida
    mar hecho sombra

    la gran ola… el esqueleto… el final… el inicio… todos los tiempos, y ninguno…

    Vi la imagen y me dije…

    “la noche y el día contemporáneo, un poniente en
    Querétaro que parecía reflejar el color de una rosa en Bengala”…

    un besoOOOte enOOOrme, CrisC!! MuuaaAc!! (:

    mmm… la mer… des reflets changeants sous la pluie… la lluvia… mmm… LA MER A BERCÉ MON COEUR POUR LA VIE…

    http://www.youtube.com/watch?v=fd_nopTFuZA

    Me gusta

  2. Aliénor Says:

    Aunque la conjunción momento/lugar es única, por aquello de la dimensión espacio/tiempo, y aunque no soy capaz, siquiera, de participar en el discurso de CBB, conozco un lugar parecido.

    Está lejos, y el embarcadero se adentra en un lago, enorme lago. Deseo y espero volver a sentir la PAZ que transpiraba el último y más pequeño de mis poros cuando me senté en un pedazo de madera vieja que crujió estremeciéndose conmigo.

    Gracias por la imagen.

    Me gusta

  3. coeliquore Says:

    A mí el amarradero roto, las nubes, el solitario velero y el blanco y negro de la foto me recuerdan el final del verano, la llegada de una nueva etapa vital, el principio de un viaje diferente.

    Me gusta

  4. JoseV Says:

    Estéticamente para mi es una imagen muy bien compuesta, masas en equilibrio, nubes y embarcadero. El embarcadero dirige la mirada a los tercios y de ahí la vista se va al casi tercio opuesto: el velero; volviendo de nuevo a la orilla del embarcadero.
    Sin embargo la sensación anímica que me suigiere es, finalización, paso del tiempo, decrepitud.
    Un saludo

    Me gusta

  5. atticus Says:

    Coincido con el juicio estético de JoseV. No sé si con el ontológico. A ver si me explico: la imagen me desasosiega. Por un lado, el puente quiere adentrarse en el agua, ir más allá de lo que es natural. pero hay algo imposible en esa pretensión, algo violento. Contribuye a la sensación el cielo encapotado, amenaza de alguna catástrofe, puede que próxima; sin duda existente. El velero no sabe si busca la tormenta o si huye de ella: eros y thanatos. Tampoco sabemos si podrá valerse del embarcadero, más pasado que esperanza, con un gran madero que lo cruza a modo de aviso, no dejado, no caído, sino cuidadosamete ubicado en mitad de esas vanas pretensiones de ir más allá de lo posible.

    Definitivamente, me desasosiega. El blanco y negro contribuyen al dramatismo. No quiero mirar, no veo paz sino amenaza. Y, lo que es peor, certeza.

    Me gusta

  6. CrisC Says:

    casi un derrelicto varado en un día inmortal

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s