LA VIDA, SUPONGO.

21:::octubre:::2011

Hoy no es un día más. Ni ayer.

Llevo tres días en cama, aquejado de una faringitis monstruosa: leo, toso, duermo, tomo medicamentos, bebo agua, hago pises, estornudo, me sueno los mocos, me pongo el termómetro (puta febrícula), escribo en el pc que tengo
al lado, oigo la radio…

Ayer fue ejecutado, sin miramientos, un hórrido sátrapa: Gadafi. No me fío un pelo de sus ejecutores.

Oigo el deambular de la vecina con sus zapatos de tacón.

Ayer la banda terrorista ETA anunció que dejaba las armas. O algo así.
Aún me fío menos. En las distintas emisoras se recuerda a las víctimas de todos estos años. Yo recuerdo muy bien algunas: los niños de Vic, los niños
de Zaragoza; recuerdo, transido de dolor, al matrimonio Alberto Jiménez Becerril y Ascensión García (tenían tres hijos: de cuatro, siete y ocho años). Recuerdo a Miguel Ángel Blanco.

Yo soy muy primario, así que voy a contenerme.

El periodista Carles Francino acaba de venirse abajo y, en directo, se ha deshecho en llanto en la Cadena Ser.

http://www.cadenaser.com/espana/audios/lagrimas-emocion-carles-francino-programa-especial-bilbao/csrcsrpor/20111021csrcsrnac_8/Aes/

“Hay días -escribí una vez- en los que la Belleza nos pertenece enteramente,
a nosotros, días en los que desnuda sus pechos sólo para nuestra sed, porque la sabe infinita aunque no alcance a comprenderla”…, y hay días de dolor que también son nuestros: días en los que el poeta llora como llora una mujer, que es el modo en que lloramos los hombres.

Siento hambre, me voy a levantar. Me apetece algo dulce.

En RNE el periodista Juan Ramón Lucas habla del gran Leonard Cohen.
Y de los Héroes de Fukushima.

Recuerdo un poema de Bertolt Brecht, aquél que decía haber hombres
que luchaban un día y eran buenos; o un año y eran muy buenos; que había quienes luchaban largos años y eran los mejores; y que hay quienes luchan toda su vida…, y éstos son lo imprescindibles.

Supongo que todo esto es la Vida.

“Somos muñecos que la rueda del cielo agita.
Esto es una verdad y no metáfora.
Somos, en efecto, juguetes sobre el tablero de ajedrez de la vida,
que dejamos para entrar uno a uno en la Nada”.

Omar Jayyam. Rubaiyyat.

http://youtu.be/l_mseuOctZI

© Six Roy

21 Responses to “LA VIDA, SUPONGO.”

  1. paraqueloleas Says:

    Acabo de llegar, leo el post y no doy crédito: Francino desecho en lágrimas. He buscado el fragmento (google: ‘lagrimas de emocion francino’) y ahí está roto un tipo que nunca pierde el norte.
    Un dia de titulares históricos que dan para reflexionar y no parar. Y todo con un fondo musical gentileza del Sr. Cohen.
    Buen fin de semana a todoas.

    Me gusta

  2. paraqueloleas Says:

    Francino desHecho, que no desecho (de la sociedad)
    Ufff, confío en que me sepa perdonar.

    Me gusta

  3. CrisC Says:

    así es, paraq, se ha des(h)echo en lágrimas, como lo haría cualquier hombre decente: he puesto el enlace, gracias por tu apunte, y también una canción, al final del post, que es pura alegría sin más

    buen finde: buena vida buena

    Me gusta

  4. clothbbi Says:

    La belleza encuentra su refugio aquí, en cada post que compartes, gracias, CrisC.

    “…días en los que desnuda sus pechos sólo para nuestra sed porque la sabe infinita aunque no alcance a comprenderla”… ¡Magnífico!

    Bertolt Brecht… Los versos que colocas los tenía siempre presentes mi amiga Susana… Sus favoritos…y Omar Jayyam… Rubaiyyat… Me encanta…

    ¡La canción es buenísima! ¡Ya se me ha quedado el ritmillo! Jajaja 🙂

    ¡¡Ponte bueno!! ¡¡No des tregua a esa faringitis!! ¡¡BesoOOs!! ¡¡MuUac!!

    Me gusta

  5. atticus Says:

    Sugerente fotografía, he pensado. Un poco grandes para mi gusto, qué le vamos a hacer. Pero hoy iba de otra cosa; o, no, o es lo mismo, la vida ésta que dices que desnuda sus pechos y te deja el alma del revés y las hormonas en la noria del parque temático, mientras a sus espaldas los tiros y las palabras de sílex buscan a sus víctimas.

    Hoy, en una de mis clases, me sobraba un cuarto de hora. Y les he contado algo de ETA. De mis recuerdos. Algo parecido a lo que dices: Zaragoza, niños; Hipercor, niños. Siempre gente que no sabía dónde mirar ni qué palabras encontrar para entender por qué llevaba a un niño ensangrentado en los brazos o por qué ya no le daría su padre un beso al acostarse.

    Y no les he contado algunas cosas que han pasado en el último día por mi cabeza. Muchos recuerdos. Pues, desde que en diciembre de 1973 nos mandaron a casa porque habían matado a Carrero Blanco, ETA siempre ha estado acompañando sanguinariamente nuestra vida.

    En julio de 1997 yo estaba en Italia. Me dijeron que ETA había secuestrado a un concejal. Alguien me preguntó qué iba a pasar, y yo dije: “lo van a matar”, sin dudarlo. Eran muchos años, demasiado conocimiento. Todo el mundo sabe lo que ocurrió y la movilización que vi desde allí con incredulidad y con una extraña alegría que también era rabia por la reacción de la gente: por fin. Por fin se terminó el tiempo en que un asesinato era relegado al minuto 19 del telediario, en el que una anodina cabeza parlante informaba con asepsia un minuto antes del fútbol. Unos días después volví a España, por carretera, atravesando el País Vasco. Nada más entrar nos recibió la guardia civil; despúes la ertzaintza, con pasamontañas, chalecos antibalas, fusil preparado, tensos, atravesando filas de clavos que pueden pinchar las cuatro ruedas de tu coche. Pensé que estábamos en estado de guerra, o de sitio, algo así. Y después, al recorrer toda la cornisa de la costa vasca, los letreros nos señalaban direcciones y pueblos: Andoain, Rentería, Ermua… Mi pareja y yo no decíamos nada, los dos, con un vacío invasivo en el corazón pensábamos lo mismo: sólo conocemos estos pueblos por su ominosa presencia en los telediarios: aquí se cometió un atentado, aquí mataron a un guardia civil, en este otro… Y hoy tal vez sea el primer día en que todo eso será historia, una parte de la terrible historia de este país. No sé qué pasará ahora ni qué se hará con los presos; desconozco las negociaciones y lo que se ha tenido que hablar para que se llegue a esto. No soy tan ingenuo como para creer que un ataque de bondad les ha llevado a ponerse la capucha por última vez para decirnos que por fin han decidido ser ejemplares ciudadanos. Del mismo modo que no deberíamos agradecer a una supuesta organización mundial de violadores, cuando nos dijera que ellos han violado porque existe un conflicto sexual sin resolver, pero que en lo sucesivo se van a abstener de hacer daño. Deberíamos desconfiar, ocuparnos especialmente de las mujeres agredidas y no ceder a la tentación del olvido; mucho menos a la del perdón.

    Así que nada que agradecer. Lleva medio siglo de retraso esta yihad con boina (Savater dixit), estos profesionales de la liquidación. Que se ocupen políticos y jueces de la gestión. Pero que no cambien un solo acento del nombre de los muertos; que los miserables no consigan una placa, una estatua, una mención que no sea la de verdugos y torturadores. Que la Historia los ponga en la misma página que ese tipo que ejecutaron ayer, que esos otros nombres que dijeron liberar, aunque sólo los liberaron de la posibilidad de ver jugar a sus hijos o contemplar con alegría pechos como los de la foto mientras daban gracias a Dios, a la naturaleza o al maravillosos azar.

    (Me ha quedado un poco largo: disculpad. Será que me lo pedía el cuerpo).

    Me gusta

  6. coeliquore Says:

    Emocionada, como todos.

    Cuídate la faringitis.

    Me gusta

  7. CrisC Says:

    ¿no resulta curioso que en un texto como éste, el de mi post, que habla de cotidianidad, llanto y dolor, aparezca el Universal de la Belleza, menos como lenitivo al sufrimiento que como placa tectónica de nuestro existir y que vos, clothbbi, de igual modo, la encuentres aquí, refugiada y más, insolente en su reivindicación, delicada, divina, humana, necesaria, nuestra, mientras esa cancioncilla, de puro intrascendente parece que nos alegra con sus notas como si una lluvia, no lo es?

    Me gusta

  8. CrisC Says:

    llaman serenidad y temple del pueblo vasco (y en general) a lo que no fue sino bellaquería, vileza, complicidad y fascio o, en el más comprensivo de los casos, miedo

    hubo héroes también, mujeres y hombres que no tenían por qué serlo: algunos están aún en el exilio, algunos están muertos

    a miguel ángel blanco yo quise creer que no lo matarían: maldigo eternamente a quienes lo hicieron, lo ordenaron, lo implementaron, lo justificaron con sus palabras, homilías y votos o miraron para otro lado

    ni olvido ni perdón, es verdad, pero habrá que taparse la nariz

    no sé si recuerdas, atticus, que una de esas alimañas, un tal juan carlos iglesias chouzas, con un buen número de asesinatos en su haber, tenía como sobrenombre “gadafi”: ya ves, justicia poética

    igualitos, esos héroes vascos del tiro en la nuca, que éstos que ahora, en directo de televisión, están accediendo al teatro campoamor de oviedo: los héroes de fukushima: sí, coeliq, una gran emoción

    Me gusta

  9. CrisC Says:

    cohen se dirige ahora a los presentes en el teatro campoamor de oviedo

    no lee discurso alguno, habla con palabras improvisadas: cotidianas, cálidas, amables: les está contando una historia personal, dulce, poética, dramática: los tiene embebidos en un relato que habla de un muchacho español y seis acordes

    así son los poetas de verdad

    Me gusta

  10. coeliquore Says:

    A los del tiro en la nuca no los considero héroes: son asesinos.
    La emoción es porque espero que sea el fin de tantas muertes.
    Y, por supuesto, por Japón.

    Me gusta

  11. CrisC Says:

    entregan el premio a los héroes de fukushima

    Me gusta

  12. atticus Says:

    No he llegado a los bomberos, pero sí a Leonard Cohen. La única razón por la que me duele mi combate (perdido) con el inglés es por no saber entender sus letras. Le acabo de ver, contar esa historia, emocionado.

    No recordaba el apodo del bicho ése. Bien puesto.

    Héroe, leí no recuerdo dónde, es aquél que va más allá de sus deberes. Lo son esos bomberos. Lo fue Cristina Cuesta, que renunció al odio y se manifestaba con sus amigos cuando había un atentado (una docena de personas) frente a las hordas vociferantes que les arrojaban huevos, insultos y les filmaban amenazadoramente. Lo fue Ibarrola, Gurruchaga, Savater, todos esos cuyo nombre no es tan conocido pero que han hablado claro teniendo que vivir allí, comprando el pan a un probable batasuno, llevando a sus hijos al colegio junto al hijo de un proetarra.

    Ayer oí en una tertulia que María San Gil nunca había podido llevar a sus hijos a jugar al parque. Algún miserable dice que eso le pasa por ser del PP, por provocar. Dicho de otro modo, muchos consideran que tienen derecho a exhibir inmundicias mientras que al otro no se le consiente lo que en cualquier parte es normal: hablar, pasear, ir al cine. La transfiguración de la crueldad en derechos del pueblo vasco, la conversión del crimen en justicia…, han sido tantos años de propaganda, de llamar noche al día, de transmutación de los más elementales valores, de perversión de las palabras…

    Me gusta

  13. Aliénor Says:

    La tía Carmina también lloró ayer pero, por primera vez desde 1981, fue por otra cosa.

    Soy incapaz de analizar o valorar.

    Me gusta

  14. CrisC Says:

    cierto, fue una historia sencilla y hermosa: un poeta, ya dije

    los héroes de fukushima no son héroes trágicos (al modo griego), lo son en tanto sirven a algo más elevado que ellos en su estricta individualidad: ese algo son los demás, lo llamamos altruismo

    los emboscados de ikastola siguen ahí, atticus, la etología tendrá mucho que decir de estas alimañas

    espero que la tía carmina esté bien, ali

    Me gusta

  15. JoseV Says:

    Cuídate socio, y no te calientes mucho la cabeza ;-). Como bien dices es la vida.

    Me gusta

  16. CrisC Says:

    ya me cuido ya, pero la cosa térmica va a lo suyo: de momento, me voy al pulguero otra vez

    Me gusta

  17. Romi Says:

    No he tenido ocasión de seguir de cerca los Premios “Príncipe de Asturias” ni la declaración de ETA, pero a través de tu post y de los comentarios de los amig@s, he conectado con un cachito de humanidad.

    Tal y como afirmáis, somos una generación cuya memoria colectiva quedará marcada por el terror provocado por los fanáticos asesinos. Sé de niñas que tenían pesadillas con la orfandad, de jóvenes a las que se les atragantaba el bocado con las primeras imágenes del telediario, y de mujeres a las que se les secaron los pechos con la ejecución sumaria de Miguel Ángel Blanco.

    Nunca nos acostumbramos a la rutina del tiro en la nuca, de la bomba lapa, ni de los coches bomba. Ahora, conforme pasa el tiempo, todo aquello se reduce al mayor de los absurdos y anacronismo de nuestra tierna democracia.

    Que ardan en su infierno, la Historia los reducirá a la nada.

    Me gusta

  18. CrisC Says:

    eso que dices de la orfandad y de las mujeres a quienes el horror del terror les secó los pechos es espeluznante: la Historia no sólo no absolverá a esas alimañas, tampoco lo hará con los tibios que miraron hacia otro lado y, sí, ojalá ardan en su propio infierno

    frente a ellos, la delicadeza de cohen, la humildad de los héroes de fukushima, la deliciosa sonrisa de haile gebrselassie o la bonhomía del científico asturmexicano fueron un lenitivo

    Me gusta

  19. Romi Says:

    Acabo de enterarme por Radio 3 que esta noche actúa Adam Cohen en Madrid. Lo cierto es que lo que acabo de descubrir es que Leonard Cohen tiene un hijo cantante. He “googleado” un poco y creo que promete ¿qué os parece a vosotr@s?.

    Me gusta

  20. atticus Says:

    A mí me gusta Leonard Cohen. Y me gustan sus canciones. Supongo que ya no tiene una gran voz, pero me gusta también verlas recreadas por otros. Y lo que hace su hijo me agrada especialmente. Ahí van dos enlaces.

    http://www.youtube.com/watch?v=ofrTHo3opEE
    http://www.youtube.com/watch?v=Xupq0XWg_XI

    Me gusta

  21. CrisC Says:

    es curioso, pero conozco más al cohen poeta que a cualquier otro…, no sabía lo del hijo cantante: ya veré (y oiré)

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s