PETER PAN

14:::abril:::2012

The Peter Pan Syndrome: Men Who Have Never Grown Up (1983)…,
de Dan Kiley, inaugura el llamado Síndrome de Peter Pan, sobre hombres que no desean crecer.

No es una patología aceptada por la comunidad científica. Lo caracterizaría alguna inmadurez, conductas infantilizadas, dependencia afectiva, negación del envejecimiento y un cierto rechazo de los convencionalismos sociales. No es una disfunción intelectual, sino emocional.

No es infrecuente hallar entre sus aficiones los cómics, juguetes, juegos
y/o maquinitas de todo tipo. Ve dibujos animados, films de acción y acude a parques temáticos. No es raro hallarlos entre devoradores de comida basura y entre esos frikis de películas galácticas, ratas de ordenador y buscadores ávidos de la última novedad de Apple.

Cursan con introversión, falta de empatía, solitarismo e incapacidad de mostrar los propios sentimientos; y se incluyen en su etiología una infancia desasistida emocionalmente, o vivida como tal, y una pronta asunción de responsabilidades y tareas propias de adultos.

A veces, todo lo contrario: extrovertidos, expansivos e hiperactivos que
se procuran compulsivamente divertimentos y evasiones. Soportan mal la soledad e inducen continuos cambios de pareja que, por lo común, son más jóvenes que ellos. O bien se aferran a mujeres maternales (Síndrome de Wendy).

El noventa y mucho por cien de la casuística es de varones.

Se dice de ellos que son neuróticos, narcisistas y algunas burras cosas más. Todo esto está muy bien, parece serio, bien fundado, lo he leído por ahí y no seré yo, faltaría más, quien lo refute. Ya te digo.

Pero si no existiera Peter Pan, ¿qué sería de los niños que se caen de sus cunas en un descuido de sus tatas y que, si no son reclamados en un plazo de siete días, sólo pueden contar con la protección de Peter en el País de Nunca Jamás? ¿Eh? ¿Qué sería de ellos? So listos, que sois unos listacos…

¿Y qué sería de ese delicioso y mágico ser, Campanilla, ese arquetipo del Amor?

¿Qué? ¿Que las hadas no existen? ¿Que qué? Se fusila poco en este país…

… dedicated to my beloved crazy girls
© VilBill

21 Responses to “PETER PAN”

  1. paraqueloleas Says:

    Con tu permiso le pongo música a tu post.
    Ya sé que este chico no vocaliza, pero si alguien consigue entenderlo la letra no está mal. Dice algo así como: “… conmigo ya no intentes nada, parece que el amor me calma…” y termina diciendo “…la zona mala quiere ahora descansar, que campanilla te cuide y te guarde”.

    http://www.youtube.com/watch?v=rCxLx_3T5GE&feature=youtu.be

    Me gusta

  2. Ícaro Says:

    Hay personas sin ilusión. Me gusta compararlas con un campo en barbecho. Darles sosiego, un tiempo de calma. Sé que de ellas volverá a surgir un hermoso jardín.

    A veces la vida puede sobreexplotarnos y empujarnos a no creer en las hadas. Yo creo en ellas, y eso que ya no volveré a volar.

    Ícaro

    Me gusta

  3. Atticus Says:

    No estoy seguro de que la mayoría de los que padecen el síndrome de Peter Pan sean hombres; ya no.

    Respecto a las hadas… yo conozco alguna. No es cuestión de fe: existen.

    Me gusta

  4. Atticus Says:

    Por cierto, el magnífico Darín le echó el ojo antes que yo a Irene Jacob, precisamente en “La educación de las hadas”. Se puede ver entera en este enlace:

    http://www.youtube.com/watch?v=eaqHDVwa-6I

    Me gusta

  5. coeliquore Says:

    Me pierdo ante la terminología. ¿Qué síndrome padecen las mujeres maduras que sólo salen con hombres jóvenes? ¿Y las chicas a las que sólo les gustan los hombres mayores? ¿Y tantos casos, que incluyen lo uno y lo otro, o ninguno, según, cuándo y con quién…?

    Siempre tuve predilección por el capitán Garfio: me encantan los piratas:

    http://www.youtube.com/watch?v=MWSWokSYp-4&feature=youtu.be

    Me gusta

  6. JoseV Says:

    ¿Has visto como las hadas existen? Puse el comentario y salió donde las hadas quisieron.

    Era más o menos “asín”:
    Las Hadas existen y el País de Nunca Jamás también. Porque si no existieran, este mundo nuestro sería insufrible ¿No?.

    En confidencia socio, y que no se entere nadie, porque de lo contrario, puede haber cachondeo. Hemos visto hadas, no un hada, ¡varias hadas! como Campanilla en mi casa.

    Me gusta

  7. CrisC Says:

    Buen sonido acústico, voz artificiosa. Me gusta la canción, Paraq, y la letra.

    Bienvenido, Ícaro. Hay personas como dices, no me parece mala tu terapia. Y siendo jardín, todo está dicho. Volarás.

    Recuerdo que Sábato decía que las mujeres contemplaban a sus hombres con una cierta condescendencia y cariño maternales (síndrome de Wendy). Así que existen las hadas…. lo celebro, Atticus. Y me descubro ante esta música de Lucio Godoy: por todos los clavos de La Perla Negra, qué piano tan bello. Linda, Irène Jacob.

    No sé qué nombres tendrán todos esos síndromes ni si lo son, Coeliq,
    y qué más da. Si te van los piratas, seguro que Jack Sparrow te pone y no precisamente de los nervios. A que síes.

    Asín será, socio. Hadas en tu casa…, ok, me sé los nombres de dos. Y sí.

    Me gusta

  8. coeliquore Says:

    A eso me refería: qué más da. Lo importante es lo que sentimos y con quién.
    Jack Sparrow es el pirata guapísimo, síes: me pone, me pone.
    Y las hadas existen, por supuesto. No te quepa la menor duda.

    Me gusta

  9. CrisC Says:

    Ya veo que el con quién lo tienes claro, Coeliq: te pone, te pone.., ja, ja, ja.

    Me gusta

  10. Silvia Says:

    Sin entrar en disquisiciones ontológicas sobre las hadas, Campanilla (y no lo digo yo, lo dice J.M. Barrie) era una maldita hija de… flor, pues las hadas, al ser pequeñas solo pueden albergar en su interior un sentimiento así que si quieren quieren con todo su ser y si odian odian con todo su ser… Unas piojosillas si no las encaras con cuidado.
    Por lo demás, ¿Porqué los hombres pueden ser Peter Pan pero a las mujeres nos toca ejercer como madres aun cuando somos niñas (véase a Wendy como ejemplo? jum… jum… aquí alguien sale ganando 😛

    Me gusta

  11. CrisC Says:

    Campanilla ingiere el veneno que podría haber ingerido Peter… Cuerpo chico, corazón grande. Celosa, sí. Wendy, Peter…, jum, jum, nadie gana.

    Me gusta

  12. Alterego Says:

    Acabo de enterarme de que mi padre tiene el SPP, mi madre el síndrome de Wendy y yo… fijación por hombres mayores. ¿Esto se cura?

    Me gusta

  13. CrisC Says:

    No hay de qué curarse, no es patología (no recuerdo si tiene arquetipo shakespeareano…, pero no es desde luego algo excepcional en la fémina experiencia). ¿Mayores cuánto es? ¿Tipo Sean Connery, Harrison Ford, Vigo Mortensen? ¿O cualosquiénes?

    Me gusta

  14. Alterego Says:

    Sabía que alguien formularía tú pregunta porque cuando he terminado de escribir el comentario me he dado cuenta de que era necesario concretar ese dato. A los 16 años me atraían hombres que me doblaban la edad y actualmente los que me doblan la edad ya son pensionistas. Cuando digo que me gustan los hombres mayores me refiero a una diferencia de más de una década,, por lo tanto todos los que has nombrado podrían ser mis elegidos. Pero… tal vez la diferencia de edad sea un detalle accesorio y no determinante.
    Soy consciente de que no siempre el interior coincide con la apariencia, hay hombres mayores de 50 que también suelen ser inmaduros y aburridos. Pero la realidad es que me resulta muy interesante el aire de experiencia y de misterio que fluye de algunos hombres maduros y si encima tienen un lado oscuro por descubrir …ya no respondo de mis actos!

    Me gusta

  15. CrisC Says:

    ::: bien, chicas: Coeliq se pillaba para sí a Johnny Depp…, tú te pides a los tres que cité, y habrá alguna otra (u otro) que tendrá su lista bien dispuesta: bien está: mi lado obscuro y yo tomamos nota para pasársela a nuestro estilista, a nuestro personal shopper y a nuestro Íker Jiménez asesor de “experiencia y misterio” :::

    Me gusta


  16. “El noventa y mucho por cien de la casuística es de varones.”

    Recuerdo a una profesora que tuve. Simpre ponía las manos en posición “plegaria” y, mirando al techo, decía: “¡Ayyyy! ¡Las consecuencias del cromosoma Y! ¡Una mutación! ¡Un accidente! ¡Ayyyy! ¡Parad ya! Ayyy… ¡El cromosoma Y! Virgencita, ¡VIRGENCITA! ¡Dame fuerza!”

    Sé que no tenía mucha relación con el post, pero esa frase me trajo su recuerdo.

    Al terminar de leerlo, pensé que sería hermoso (genial) ser un hada y volar, VOLAR SIEMPRE.

    ¡Besos para tod@s!

    Me gusta

  17. CrisC Says:

    Esa profesora era poco amada o la pasaba qué. ¡Gol del Atleti!

    Me gusta

  18. clothbbi Says:

    ¡Pues la verdad es que no sé qué le ocurría! Jajaja (-:

    ¡ G A N A M O S !

    Me gusta

  19. coeliquore Says:

    Sí, si: preparáos para el jueves. ¡Habrá venganza!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

  20. Aliénor Says:

    Qué queréis, últimamente no estoy para hadas. Ni para gnomos, trasgus, duentes, brujas y demás elenco extracorpóreo. A pesar de ello, o por ello quizás, en una mustia tarde de viernes, de esas en las que te enganchas a la tele porque no hay ná de ná alternativo, me he tragado un episodio Disney en no sé qué cadena sobre CAMPANILLA (iba sobre la llegada de la primavera); la mismita Campanilla de la cabecera del post, Crisc.

    ¡Manda narices!

    Vergüenza me da.

    Me gusta

  21. CrisC Says:

    Algo la ocurría, Clothbbi. Fijo. Ganamos, pero queda el jueves. Y el jueves qué, Coeliq…, ¿pero tú no eras chicharrera? ¿Tampoco para trolls, Ali? Manda campanillas la casualidad (y enhorabuena, merengue).

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s