DE VITA BEATA

10:::junio:::2012

“Quiero creer que nuestro mal gobierno
es un vulgar negocio de los hombres
y no una metafísica, que España
debe y puede salir de la pobreza,
que es tiempo aún para cambiar su historia
antes que se la lleven los demonios.

Porque quiero creer que no hay demonios.
Son hombres los que pagan al gobierno,
los empresarios de la falsa historia,
son hombres quienes han vendido al hombre,
los que le han convertido a la pobreza
y secuestrado la salud de España.”

Jaime Gil de Biedma. Del poema Apología y petición, en el libro “Moralidades”.

La crisis vomita por las cloacas datos espeluznantes. Y espantan.

Las corporaciones doblan el espinazo de los gobiernos, cuando no son éstos los que inclinan gustosamente la cerviz y aventan sus nalgas al mejor postor.

El sistema capitalista tiene profundos anclajes en la naturaleza humana, es una excreción del ancestral homínido que nunca alcanzará las cimas del superhombre que deseaba aquel pobre loco turinés, Nietzsche, tan vehemente en sus escritos como ingenuo en sus esperanzas.

Importan los fines, cierto, Maquiavelo gana.

Las izquierdas decimonónicas&post lo intentaron desde una voluntariosa antropología buenista…, neofranciscana casi. Las derechas gestionaban la antropofagia. En efecto, las primeras son la manifestación más florida del angelismo cristiano con su doble y peligroso filo; las derechas su peor faz, su manifestación cínica llena de hipocresía y brutalidad.

En ‘Pasión de la Tierra’, Vicente Aleixandre escribe esta demolición lírica:
“la gran serpiente larga que se asoma por el ojo divino y encuentra que el mundo está bien hecho”
.

Jamás se ha descrito con tal desolación el triunfo del Mal.

“En un viejo país ineficiente,
algo así como España entre dos guerras/ civiles, en un pueblo junto al mar,/
poseer una casa y poca hacienda/ y memoria ninguna. No leer,/ no sufrir, no escribir, no pagar cuentas,/ y vivir como un noble arruinado/ entre las ruinas de mi inteligencia.”

Jaime Gil de Biedma. Del poema De vita beata, en el libro “Poemas póstumos”.

© Vil Korea

26 Responses to “DE VITA BEATA”

  1. Ícaro Says:

    Hay cuestiones que nunca cambian. Recuerdo la imagen de mi abuelo de espaldas a uno de aquellos primeros televisores. “¿Os creéis todo eso que os cuentan?” Decía mientras nos miraba con su cara sonriente. Nunca le llamó la atención la pantalla, sí la expresión de nuestras caras. Siempre se sentaba de espaldas a ella, de espaldas al mundo. “Perdéis el tiempo, todo son mentiras.”

    Él vivió la guerra, perdió un hijo y una esposa, poco después le tocó la postguerra donde tuvo que sacar a sus otros hijos pequeños hacia delante… Una vida con la que se podría escribir un libro.

    Siempre vestía una sonrisa. Era una de las personas más alegres y joviales que he conocido.

    Este post y los poemas que colocas me recordaron, de alguna manera, a él. Gracias, CrisC. Un abrazo.

    http://www.youtube.com/watch?v=Gv0vq_erBwk&feature=related

    Me gusta

  2. coeliquore Says:

    Me debato entre el deseo de hacer lo que dicen los versos finales de Biedma y otro irracional que me bulle dentro y que no puedo decir aquí… De momento, he plantado un huerto chiquitín y macetero y uso la palabra.
    Pd: mira que intento la sonrisa,como dice Icaro que hacía su abuelo, pero hoy no me sale.

    Me gusta

  3. CrisC Says:

    Desde Randolph Hearst hasta Joseph Goebbels o el romano panem et circenses, y aun antes y después todos los gobiernos y poderes del mundo, la manipulación de las conciencias ha sido uno de los objetivos primeros para la permanencia de la miseria humana y, de ella, la extracción de un verdadero estado del bienestar…, para unos pocos.

    Los mass media empezaron a ejercer su obscura labor en las leyendas primitivas, en las narrativas religiosas, particularmente las del Libro, y en la televisión hoy. Entiendo ese escepticismo de tu abuelo, Ícaro. Y celebro su sonrisa.

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    Reza el proverbio oriental que la felicidad de un día pueden traerla unas copas, que la lectura de un libro torna feliz una semana o un viaje dar felicidad un mes, algunos años más casarse…, hay versiones, pero todas coinciden en que la felicidad real empieza en el cultivo de tu jardín o, como dejó escrito Fray Luis de León en Vida retirada, qué descansada vida la que huye del mundanal ruido porque “Del monte en la ladera, por mi mano tengo plantado un huerto”… Lo celebro, Coeliq.

    Me gusta

  5. paraqueloleas Says:

    Leo tu post y pienso: no hay nada nuevo bajo el sol. Crisis, malos gobiernos, izquierdas, derechas (…un, dos, tres).
    Hay que ver los humanos que bien reflexionamos cuando la cosa va mal, pero en los momentos de euforia nadie quiere oír hablar de malos presagios. Yo no he arruinado el país, por más que ahora quieran compartir el pastelón.
    Me gusta la frase “…y vivir como un noble arruinado/entre las ruinas de mi inteligencia.” Suerte los que podamos llegar a ser nobles arruinados en este viejo país.
    P.D.: y para Coeliq “El huerto saludable” de Tomás Mata. va de huertos urbanos (y sin foticos de hortalizas).

    Me gusta

  6. coeliquore Says:

    Gracias por el libro, paraqueloleas, lo anoto. Aunque vivo en la montaña, como Heidi, mi huerto tiene tres surcos pequeños y muchas macetas. O sea, que es un huerto urbano, como yo.
    Pd: uffff, me voy tranquilizando. Será la caló. Adiós a las armas, pues…

    Me gusta

  7. Otra Says:

    Toda cambia Ícaro, todo cambia, nada es permanente. La tecnología nos ha convertido en ciudadanos globales, estamos dentro del sistema, lo queramos o no. Ignorarlo no nos hace más libres. No hay escapatoria, es una partida que hay que jugar. Mejor vayamos afilando los colmillos.

    Me gusta

  8. CrisC Says:

    El río fluye incansable, sugiere Heráclito el obscuro, pero fluye sobre un lecho que permanece. Algunas maldades son recurrentes en medio del cambio; cierto, Paraq. Nos arruinan el bolsillo, pero no la inteligencia.

    Un huerto urbano es un huerto, ya contarás de la cosecha (ten cuidado con los muchos bichos que estarán al acecho de los brotes). Adiós a las armas, Coeliq, hola a las lechugas.

    Bienvenida a CrisCractal, Otra.

    Me gusta

  9. Ícaro Says:

    Cambia, todo cambia, ya lo decía Mercedes Sosa con su espectacular voz. En mi opinión, la tecnología no nos hace ciudadanos globales, a menos a día de hoy y en la manera en la que se emplea. Global es la economía por el interés que te quiero Andrés. Creo que existe un esclavo global pero no un ciudadano global.

    No ignoro estar dentro del sistema, jamás lo he hecho, pero puedo juzgarlo y ser crítico, aunque a las hienas que lo dirigen les importe un rábano mi opinión. Solo atenderán a razones si ven peligrar su posición y eso, en una sociedad de la congestión repleta de “seres isla”, es muy difícil de lograr. Mucho más si esos “seres isla” tienen miedo. ¡Lo saben bien!

    Juguemos la partida, mis colmillos están siempre afilados.

    Un saludo, Otra.

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    Cerdos, hienas, alimañas…, pobres bichos, usamos su nombre para denominar a hombres para quienes sólo cuenta su bienestar a costa de la venta de otros hombres, como escribe Gil de Biedma.

    Dices de ellos, Ícaro, que les “importa un rábano” tu opinión. Cierto, aunque hoy las redes pueden ponerlos en algún aprieto. Me pregunto si Coeliq ha sembrado rábanos en su huerto.

    Cuidadín con los colmillos, que los afila el diablo.

    ¿Del España-Italia nadie dice nada? Siesos que sois, qué poco patriotas.

    Me gusta

  11. Ícaro Says:

    Pues sí, tienes razón, CrisC.

    Casi me da un soponcio cuando Italia nos metió gol, pero menos mal que luego remontamos a tiempo.

    Me gusta

  12. CrisC Says:

    Pues no sé si tengo razón, pero calor…, ya te digo. Soponcio…, digo salud.

    Me gusta

  13. coeliquore Says:

    Sí, creo que rábanos también…: tiré semillas a diestro y siniestro y ahora no recuerdo de qué. Nunca se sabe: si el huerto va bien, podremos comer todos, que tengo otro trocito mayor para plantar el año que viene y al menos no morir de hambre los criscractaleros.
    Vengo del coro y allí todos los extranjeros dicen que somos, desde hace días, monotema en los telediarios, incluso en Rusia. Las noticias son tres veces más dramáticas que las que nos llegan aquí. Se comenta que el precio a pagar por el rescate es, entre otras cosas, la desaparición del funcionariado…
    ¿Cómo se afilan los colmillos sin que lo haga el diablo?

    Me gusta

  14. CrisC Says:

    O sea, que no sabrás lo que tienes hasta que salgan los frutos.

    El precio del rescate… Joé, no asustes, Coeliq. Los colmillos siempre los afila el diablo. Y me temo que los suyos, como sus tijeras, sí están afilados.

    Son los demonios que teme el poeta.

    Me gusta

  15. Otra Says:

    Con más razón debemos “afilar colmillos” si, en la linea del argumento de Ícaro, dos tercios de la humanidad están reducidos a condición de “neoesclavitud” y al otro tercio nos han pretendido reducir a estúpidos consumidores.

    No hay refugio en este mundo globalizado ( no confundir con mundialización), no hay “ninguna casa frente al mar” a la que no lleguen los restos putrefactos del sistema.

    Hay que perder el miedo, salir de la “islas” y plantar cara. Yo desde luego no pretendo morir sin dar batalla.

    Me gusta

  16. JoseV Says:

    Aunque parezca que todo está perdido, hay algunos evolucionando hacia el “superhombre” de Nietzsche socio. Y como ejemplo, algunos casos que nos ha traido nuestro amgio Jordi Evole en el “Salvados” de esta semana, que viene muy bien para compensar las barbaridades que apuntas:

    “http://www.lasexta.com/sextatv/salvados/completos/salvados__reiniciando_espana/627483/1”

    Me gusta

  17. Atticus Says:

    Creo que todos estamos debatiéndonos entre la huida definitiva a Noruega o hacer del encogerse de hombros un rasgo de carácter. Porque lo del superhombre… como que no. A no ser que llamemos tal cosa a los milagros cotidianos.

    Del Italia-España: no me gustó España, salvo Iniesta que, como siempre, hace del balón arte geométrico, fácil lo imposible. Pero sí me gusta Italia, porque no me gusta, porque saca petróleo de debajo de las piedras, porque funciona más o menos mal con gobierno o sin él, con balón o con patadas.

    Y, por Dios, que no nos enfoquen al triste presidente que nos gobierna, que lo tenemos hasta en la sopa, que contagia de su languidez autista a los jugadores.

    Me gusta

  18. CrisC Says:

    Dos tercios de la Humanidad viven en condiciones infrahumanas. Cierto.

    El otro tercio prostituye a diario su dignidad a cambio de un plato de lentejas y está hechizado por el brillo de las cuentas de colores de la sociedad de consumo. Cierto.

    El sistema fomenta los “seres isla” y su miedo. Cierto.

    Hay un punto en no sé qué océano al que van a parar todos los detritus plásticos del mundo, el sistema llega a todas partes. Cierto.

    Y ha ocurrido siempre. Y ocurrirá.

    Cuando yo tenía los colmillos afilados, repartía hostias como panes. Y por cada una, me devolvieron mil. Pero no fue el sistema, ni su policía (que también, y no es una metáfora), ni sus jueces, ni sus banqueros, ni sus gobiernos.

    Qué hostias me ha dado el ínclito pueblo unido jamás será vencido

    Pero las más gordas me las dieron quienes se tenían y tienen a sí mismos por contestarios, progresistas y de izquierdas…, manga repulsiva de seres faltos de pensamiento, de gallardía carnal, de principios morales en vez de fórmulas, de calidad humana en vez de vacuo vocerío, tartufos cotidianos como los ha habido en todo tiempo.

    Podría contar tanto… Mi repugnancia en este punto es insobornable.

    Como el poeta León Felipe diré que ya me han contado todos los cuentos y me sé todos los cuentos.

    Y puesto que me he sincerado así, me dejarás sugerirte el pensamiento de esta máxima de Nietzsche: “Aquel que lucha con monstruos, cuídese de no llegar a ser monstruo a su vez. Y si miras por mucho tiempo un abismo, el abismo también mira dentro de ti”.

    Envidio tus ganas de batalla y tu esperanza, Otra, créeme, pero la tuya no es mi guerra. Yo me voy a mi isla, a mi playa, a mi huerto, a mi inteligencia y a mi ruina.

    Heinrich Heine canta en un poema que a su alrededor yacen los cadáveres de sus amigos, pero han vencido… Yo no veo cadáver alguno a mi alrededor, será que no tengo amigos, o sí, el más fiel de todos: el sistema.

    “Cada hombre tiene un modo de traicionar a la revolución. Éste es el mío”.
    Leonard Cohen. Del poema 111, en el libro La energía de los esclavos.

    Me gusta

  19. CrisC Says:

    Jorge Drexler tiene una canción en la que aparecen estos versos, quizás de Benedetti, no sé: “no todo está perdido”… No sé, socio, si tú lo crees ya es algo. Y algo es más que nada.

    Noruega…, ¿no eran los hiperbóreos de por allí?

    Subscribo tu análisis futbolístico, Atticus, España ya marea un poco con tanto tiquitaca y poco meter (sin segundas).

    A Rajoy habría que aplicarle el Principio de Peter. Y a buena parte del politiquerío patrio y planetario.

    Me gusta

  20. Mariel Says:

    En primer lugar, gracias por sincerarte de esa manera, CrisC, a la sombra de tu ala me pesa menos mi debilidad.
    Hija de una parte que aún espera que “Franco levante la cabeza…”, de otra parte que ha hecho de la autocracia un estilo de vida, nieta de un condenado que perdió demasiada vida por pensar, o por expresarlo, qué sé yo… la verdad es que nunca me ha interesado tener conciencia política, sea lo que sea eso. Porque nunca he tenido mucho que desahuciar, habite quien habite las cumbres, cobro muy poco por dejarme llevar. Y no sé lo suficiente para identificar el origen del mal ni el remedio para el mismo. Me basta con saber que todo cambia, y ser consciente de que en ocasiones a peor, todos lo estamos sufriendo en nuestra carne (la que falta en la nevera).
    Tampoco se me da muy bien lo del movimiento en “L”, por lo que no me queda más que ser peón, y ni siquiera tengo mano con las plantas (mi eucalipto está en las últimas). Querré lo que todos queráis aunque mi vocecilla haya dicho lo contrario, porque ya estoy cansada de quedarme todo el recreo sin jugar.
    Aunque todavía albergo alguna esperanza: que me cedáis una patatilla, y que siempre habrá gente con ganas de luchar… porque si no…. ¿qué probabilidades tengo de sobrevivir si soy intolerante a la fructosa?

    Me gusta

  21. paraqueloleas Says:

    Ese punto del océano del que hablas CrisC tiene un nombre: sopa de basura, o sopa de plásticos. Hay muchos pero el mayor está en el Pacífico N. Me gusta como metáfora: las corrientes serían las grandes cifras macroeconómicas y la sopa de plásticos España, mismamente.

    Me gusta

  22. CrisC Says:

    ::: árbol genealógico movidito, Mariel, pero estoy seguro de que te faculta para no necesitar ala que te haga de paraguas nuclear: si no tienes capital para el deshaucio, de eso yo te puedo pasar unas arrobas (no lo haré, don´t worry)

    y no digas que cobras poco por dejarte llevar…, are you crazy?

    patatillas siempre hay, y si la fructosa te ramonea a deshoras los adentros, no pasa ná, hay otras osas para ti: la lactosa, la sacarosa, la mayor, la menor y la mamá de ése que se pone morao a madroños (tienen flavonoides, glucósidos, taninos y ácido málico), ya ves

    sopa sobre sopa en el pacífico nórdico ése: mismamente’s plastic

    Me gusta

  23. clothbbi Says:

    Descanso y… TOOOOOOOOOOORRES…. SIEMPREEE!! AY!! ESTOY QUE NO QUEPO EN MÍ DE LA ALEGRÍA!! Jajaja (-:
    ¡Él no lo sabe, pero se lo ha dedicado a mi abuela!
    BesOOOtes para tod@s!! Me voy que empieza la 2ª parte!!

    Me gusta

  24. clothbbi Says:

    EL SEGUNDOOOOOOOO!!!!!!!!! AHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!
    JAJAJAJAJJJJJAJAJA (-: CrisC…. Verysorrys por estar tan futbolera, pero… GOOOOOOL (-:

    Me gusta

  25. clothbbi Says:

    CUATROOOOOOO!!! TOOOOORRESSSSSS!!!!!

    Me gusta

  26. CrisC Says:


    Jugamos bien, con elegancia y eficacia. Mejor imposible.

    Y dos goles de Torresito. El gen colchonero ha iluminado al nueve (que necesita mucha luz). Y los aficionados irlandeses…, lo mejor de todo el match. Sin duda alguna.

    A ver si te dejas ver más por aquí. BesOOOtes futboleros.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s