EL POST-GOL DE BALOTELLI

29:::junio:::2012


Mario Balotelli (Palermo, 1990) celebra el gol con Silvia, su madre adoptiva.

Dicen los que saben que el primero y quinto son los trascendentes.

Y que son ésos a los que deben acudir los grandes lanzadores de penaltis. No estoy de acuerdo en lo del quinto, el miércoles fue una prueba.

No sé si Cristiano aprenderá esta lección. Si lo hace –y también, si no- quizás la Vida lo invista con algunos de los atributos del héroe trágico, casi siempre perdedor y por eso epítome de la condición humana.

El personaje de Messi –no la persona, ni el jugador- no tiene ningún interés para mí. Demasiado buen jugador, demasiado buen chico, demasiado simple, desvaído y romo, pero da el contrapunto a un Cristiano arrogante, bocazas, chulesco y… trágico.

Balotelli es otra cosa. Es como Cristiano, pero a lo bestia.

Hay que ver, y disfrutar, su celebración del segundo gol frente a Alemania.
No puede ser un héroe trágico porque las convenciones se le dan una higa, y porque su tosquedad tiene algo de inocencia. A su lado, la tocada de huevos de Coentrão es una grosería inestética y plebeyuna.

Balotelli se mofó de los dioses olímpicos, se reivindicó como titán.

© Six Roy

http://rutube.ru/video/31f6984004482979ef294b16ce5a5614/

6 Responses to “EL POST-GOL DE BALOTELLI”

  1. coeliquore Says:

    En dos palabras: impresionante.

    Me gusta

  2. clothbbi Says:

    También veo ese aire inocente y te felicito por la belleza que emana cada una de tus palabras. “Se reivindicó como titán”, maravilloso. Tienes la virtud de cerrar los posts de una manera tan… “¡CRAC!”… no sabría muy bien cómo definirlo, jajaja. Por otro lado, ¡sorprendida estoy con dos posts tan seguidos! Jajaja. ¿Habrá un tercero el domingo? Besos, CrisC.

    Me gusta

  3. Ícaro Says:

    He intentado ver el enlace pero indica que lleva copyright de la UEFA y no me lo permite. No obstante, vi el partido y sinceramente te digo que has escrito algo que a mí, personalmente, me hubiera gustado muchísimo escribir (tanto este post como el anterior). Gracias, CrisC.

    Me gusta

  4. Aliénor Says:

    Disfruté el gol de Sergio Ramos, suave y contundente. Me gustó, vamos, que casi lloro.

    Balotelli marcó un gol tan válido como el de Ramos, pero su estática y provocadora celebración me irritó.

    Será que me hago mayor. No me motivan, (bueno, todavía un poquito) los gritos de guerra, las danzas tribales, las conjuras comunales. Tampoco me remueven los individuos con actitudes soberbias y autocomplacientes, y de ambas cosas en el fútbol hay mucho.

    Pero, ay, ay, ay, amigo… Lo que daría por tragarme todas estas palabras esta noche, echarme a la calle, pegar cuatro abrazos, algún besazo en to la boca, y disertar sobre lo divino y lo humano (más de lo último).

    Esperaremos.

    Me gusta

  5. Atticus Says:

    A mí este tipo me recuerda a Cantona. Pero aún le queda recorrido y necesita más presencia (en el campo, tal vez fuera). Tengo la sensación de que puede crecer o desvanecerse. Parece poseer un ego de un tamaño colosal, como para subirse a él y contemplar el mundo. Se olvida a veces de que el fútbol es una tarea colectiva y él se tiene demasiado presente: el héroe trágico es también un actor de reparto; en esto no se parece a Cantona.

    http://www.youtube.com/watch?v=H_uzU85htH4

    Me gusta

  6. CrisC Says:

    En dos palabras, una o sin ellas. Impresionante, Coeliq.

    El final de un post siempre tiene algo de aforismo, algo de esencia. No tenía previsto salir del flux mode summer, pero los hechos lo valen. No sé el domingo, creo que no… Be(crac)sos, Clothbbi.

    Me costó hallar buenas imágenes de la celebración de Balotelli. Me extrañó, debía de haber decenas. Y ahora van y la quitan (he puesto otro enlace, a ver). Gracias a ti, Ícaro (cuidadín con este calor).

    Es una manera de verlo, o dos, las vuestras, Ali y Atticus. Más que soberbio, Mario Balotelli me parece un poco bruto, elemental…, e inocente. Tiene 21 años, y puede que una historia afrosiciliana difícil.

    A mí me levantó del sofá su celebración, grité, grité y grité…, me encantó, me pareció heroica, descomunal, épica…, no entro en su psicología. Me recordó a Eric Cantona, cuya celebración –ya glosada en CrisCractal- fue más elegante, minimalista y bella, pero sin ese marchamo titánico del italoafricano.

    Cierto, le queda mucho recorrido y puede desvanecerse en la vorágine de su fuerza; en efecto, olvidar la componente colectiva del fútbol es un pecado. Espero que el muchacho aprenda. Ojalá.

    Ali, ya darás noción de ese picotazo que vas a dar en toa la boca de alguno.

    Atticus, ya darás noción de si das un picotazo en toa la boca de alguna(s), je, je, je…

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s