ORACIÓN

26:::septiembre:::2012

“(…) una valerosa y venturosa música griega nos acaba de revelar que
la muerte es más inverosímil que la vida y que, por consiguiente, el alma perdura cuando su cuerpo es caos (…)

nos asombraba y maravillaba ese hecho tan notorio de que nadie puede morir. Estabas ahí, a nuestro lado (…)

Cómo puede morir una mujer o un hombre o un niño, que han sido tantas primaveras y tantas hojas, tantos libros y tantos pájaros y tantas mañanas y noches.

Esta noche puedo llorar como un hombre, puedo sentir que por mis mejillas las lágrimas resbalan, porque sé que en la tierra no hay una sola cosa que sea mortal y que no proyecte su sombra. Esta noche me has dicho sin palabras, Abramowicz, que debemos entrar en la muerte como quien entra en una fiesta”.

Jorge Luis Borges. Del poema Abramowicz. En el libro Los conjurados.

… dedicado a S, JV y, de un modo muy especial, a MJ
© CrisC