ETERNO RETORNO DE LA INOCENCIA

28:::noviembre:::2012

¿No se acercó a mí un niño que llevaba un espejo?
Así habló Zaratustra. Friedrich Nietzsche.

1) Huy, qué risa…
2) ¡Joé, qué miedo!
3) Huy, qué risa…

http://youtu.be/JXRD2Tj3WHo

© VilBill

11 Responses to “ETERNO RETORNO DE LA INOCENCIA”

  1. Josevi Says:

    Me encanta el bebe. Sin juicio. Puro sentir anímico.

    Ser como niños es la clave. Es la única manera de “maravillarse”, de lo que la vida nos ofrece y también la única actitud que nos permite aprender y crear (pero eso sí, sin echar en saco roto nuestra experiencia).

    Me gusta

  2. Daiquiri Says:

    Las cosas que nos dan miedo y nos atraen… en este caso gana la risa.

    Me gusta

  3. Daiquiri Says:

    prevalece la risa sobre el miedo, quería decir. Y que siempre sea así.

    Me gusta

  4. coeliquore Says:

    ¡Qué lindo!!!: tan inocente, tan puro… Y tan vulnerable también.

    Me gusta

  5. CrisC Says:

    Ser como niños, ser como John Rambo… Que sea siempre así, sobre todo miedo la risa. Y vulnerable, eso no se cura con los años.

    Me gusta

  6. ChothoBoBardi Says:

    No, no se cura. Cuando vi el post por primera vez también pensé en el de John Rambo y en algunos otros textos tuyos. La cita de Nietzsche me gustó mucho en conjunción con el título. Sentí algo así hace unos días, cuando tuve delante de mí a la niña recién nacida de un amigo. “Eterno retorno de la inocencia”… Cada vez que lo leo me gusta más. Aún sigo dando vueltas al post. Puede que sea más directo y conciso que tu anterior serie de relatos, pero no por ello menos profundo. Gracias, CrisC.

    Me gusta

  7. CrisC Says:

    No se cura. Tampoco el mix de facilísima vulnerabilidad, difícil fragilidad.

    Me gusta

  8. Romi Says:

    -¡A este niño me lo voy a comer a besos y pellizquines! -gritó la tía Ramona desde la puerta de la cocina.
    -¡Huy que miedo!, regresa la de la verruga –pensó el chiquitín, expresando mímicamente su terror ante la avalancha de arrechuchones desmesurados.
    -Por cierto, ya fui al dermatólogo -dijo la tía dirigiéndose a los adultos de la casa. ¡Míralo, qué feliz! Si es que está para comérselo…

    Me gusta

  9. CrisC Says:

    Otra que se comería al pobre ceporrillo. La tía Ramona.

    Qué manía bebitófaga tenéis las mujeres con lo de comeros a los chinorris. Pobre. Pone una cara de espanto que luego reeditará en su pubertad, adolescencia, juventud y, a lo menos, madurez, cuando tenga que entrarle a una pibichurri y ésta ora lo mire con ojos más de gula que de lujuria, ora con fémino desdén.

    Claro…, los echáis al mundo y, luego, los queréis de vuelta. Tó lo queréis.

    Me gusta

  10. Atticus Says:

    Yo creo que al individuo éste le van alternando las noticias. Primero le van leyendo el “Baby News”, con lo último de los Teletubbies en portada. Y después le van enseñando las fotos del consejo de ministros y le van explicando lo que hacen por nuestro bien. Por el suyo. Criatura.

    Me gusta

  11. CrisC Says:

    Puritica tortura, Atticus. De los teletubbies a la tercera del ABC. Eso, criaturilla.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s