TRATADO DE VIANDANCIA

8:::diciembre:::2012

ANDANTE

segwaytest

“Servidor de ustedes -peroraba un tipo en el Metro– roza los 190 cm.

Y desplaza 90 kilos (sin chanclas). Si la física dice verdad, la velocidad acrece el peso. Así que si ando ligero, en un hipotético choque endiñaría 120 kilos en toa la boca al viandante –dijo.

De natural soy serio, ceñudo y malencarado. Con trapío.

Y como voy al gym, ando brazos en jarra –y tal mostróse. No más que por dármelas de aparentón, chuleras y matachín. La gorra me falta…, y cani de manual, carne para poligonera (eso sí, de primera) –apostilló.

EL PASEANTELejos estoy de pasar por un mala bestia a la vista, pero tampoco parezco una esclava genuflexa del Señor. Y si tal es es así, ¿por qué soy yo -alzaba la voz- el que por la calle tiene que hacer escorzos, fintas, gambeteos, giros y parada biológica ante los viandantes? ¿Ein?

Si me dejase llevar y no mirase -continuaba-, ahora tendrían avería media docena de adolescentas bajitas, tres agüelos del inserso, la ubérrima hija del frutero, dos taxidermistas, una dependienta flux de Zara y algún que otro soplagaitas con pintas.

Algo tengo por verdadero: la gente no va premeditada al choque, no busca la provocación, no gusta de no variar la trayectoria… No, no es eso: ni siquiera te ven -gesticuló. Ni te huelen. Ni te notan. No existes. Ná de ná.

Será que el peste ése de la educación cívica, de unos o de otros, es otra trapacería más de las muchas de estos tiempos.

Eso será -sentenció. Y yo con un juego de cintura que ni Messi”.

© Vil Korea

16 Responses to “TRATADO DE VIANDANCIA”

  1. ChothoBoBardi Says:

    Me he reído mucho con este post. Me he sentido muy identificada. A mí me ocurre cada vez que transito por el centro de Madrid. A veces me cabreo y me digo, “voy a andar por esta línea de baldosas y no me va a sacar nadie”. ¿Resultado? Termino completamente golpeada e insultada si opto por pararme en seco para ver si me esquivan. Mis amigas me dicen que si estoy loca y que no provoque. Y yo las digo que no provoco, que simplemente estoy cansada de que la gente no me vea con todo lo alta que soy. Un día probé a caminar sin mirar al frente. Es decir, girando la cabeza hacia la izquierda. Caminé un rato mirando a las cornisas de la ciudad en lugar de dónde ponía el pie. Sorprendentemente, ahí nadie me insultó y tampoco recibí golpes. Aunque, cierto es, ¡que mis amigas se pusieron de escudo! Jajaja.

    Me gusta

  2. Atticus Says:

    El que esto suscribe tampoco baja de los 180 centímetros. Suele, además, ir de colorines, por aquello de ser visible. Pero nada, lo mismo: la habitual poligonería, la tribu amazacotada y los parlantes móviles full time impiden el tránsito civilizado por las urbes. Eso sí, si alguien te roza lo más mínimo (aquello que tú has de encargarte de evitar) lo mejor que te puede pasar es una mirada que ya la quisiera para sí Jack the Reaper. Lo del “perdón”, “disculpe”, “lo siento”, etc., eso queda para cursis monjiles, retroeducados y señores con sombrero.

    El tal Messi podría estirarse, convocarnos y darnos una clase de cintura esquivadora. En su defecto, nos ponemos entre Pepe y Marcelo, y a ver quién. Díselo a tu amigo el del metro.

    Me gusta

  3. CrisC Says:

    A veces me hago el loco -se me da bien, Clothbbi- y hago como que no miro. Suelen apartarse. Otras veces doblo mi brazo, armo el hombro y voy al choque. Zas. En to el costao del viandante, que se queda jurando en hebreo multidisciplinar.

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    ¿De colorines? Yo creía que tu vestuario fantasy eran sólo los calcetines.

    A mí me parece que el personal andante tiene un sexto sentido para advertir, inconscientemente, que quien le viene de frente es una persona educada. Y ahí ya nos ganan la posición, válgame la metáfora del basket.

    Por cierto, Atticus, deberíamos andar por la street como Dennis Rodman…

    http://www.dennisrodman.com/

    Me gusta

  5. coeliquore Says:

    Veo, por lo que contáis, que ser alto tiene también sus inconvenientes… 🙂

    Me gusta

  6. CrisC Says:

    medir un metro y pico es lo que tiene, que es: ya ves, Coeliq :::

    Me gusta

  7. Daiquiri Says:

    Yo no tengo ese problema, cuando la gente me ve llegar se suele apartar. Supongo que es por ser una señorita, o porque soy delgada, o por mi apariencia frágil. A veces ser frágil tiene sus ventajas.

    Me gusta

  8. CrisC Says:

    Suelo decir de mí que soy muy vulnerable, pero no frágil.

    Nací gato, de cepas allende el foro -me dijeron…, pero igual soy de Bilbao, del mismito centro.

    Y por eso.

    Me gusta

  9. Josevi Says:

    No me había percatado de lo difícil que puede ser pasear por la “capi” sin colisionar (la ventaja de vivir en un “pueblo” sin tanta densidad viandante).

    ¿Será porque cada uno está en su “burbuja mental” y no es consciente de “casi nada” de lo que sucede fuera de sí mismo?

    Me ha gustado la entrada y me he reído… se puede hacer una “tesis” sobre ella (“Impacto súbito y sus consecuencias”).

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    Eso de la burbuja es.

    Y que hay mucho pendejote con pintas a quien no importa otra cosa que su ombligo (lleno de borrilla, seguro).

    Te reíste…, bien, de eso se trata, socio: la risa es un acto re-creativo.

    Me gusta

  11. Romi Says:

    Yo también me he reído, aquí va mi acto re-creativo:

    De las especies que ponen en aprietos al protagonista del metro hay una que para mí es la más peligrosa, la que reduce a la nada a paseantes altos, bajos, frágiles o “armarios”.

    Dícese de tres o cuatro señoras que se aferran entre ellas con nudo marinero trazado con sus cortos pero orondos brazos. Los entrelazan protegiendo sus bolsos entre las caderas para que nos les puedan meter mano (a los bolsos, se sobreentiende). Caminan despacio, batiendo sus abrigos de paño, salvo la de mejor familia que luce el visón, visten perlas en las orejas, pulseras de oro con monedas colgando, anillo de viuda y desprenden efluvios de perfume Myrurgia (con copyright, of course)

    Sus pasos van al ritmo de la conversación, es decir, lentos, salvo que una esté a punto de confesar con quien se ha fugado el marido de la vecina, momento en el que hacen un alto para batirse en duelo para ver quien es la primera en adivinarlo. Alaban la nueva iluminación navideña, critican al perroflauta que venden artesanía en el suelo de su ciudad, despellejan a las camareras que les sirven la leche fría, todo ello ajenas a esos viandantes que intentan adelantarlas, sortearlas, rodearlas o atravesarlas sin posibilidad de triunfo.

    Ante ellas en formación se aparta hasta el séptimo de caballería, otras para las que la calle “es suya”.

    Me gusta

  12. paraqueloleas Says:

    Me identifico con ese “pensamiento andante” que has puesto, esa figura humana formada por letras. Muchas veces voy pensando tan intensamente que no me doy cuenta de como he llegado a mi destino. ¡Que me perdone todo aquel con el que haya tropezado! Mis más sinceras disculpas: no soy alta ni baja, ni gorda ni flaca, soy un “despiste andante”.

    Me gusta

  13. CrisC Says:

    Recuerdo ese Joya de Myrurgia que llevaban casi todas.

    Por mi parte, aprovechando que alzan defensas sobre sus bolsos que ni las matronas numantinas, yo les tiro mano a las magras (glofsss, glofsss…, no parecen advertir mis amatorios sobos o se hacen las suecas, no sabría yo).

    En efecto, adelantar a esa fila de moras alcoyanas (llevan pelusa fosilizada en la bigotera y el papo) no es cosa fácil. Mejor usar pértiga que rodearlas.

    Me gusta

  14. CrisC Says:

    ni alta ni baja ni gorda ni flaca y pensando intesamente no puede ser y lo que no puede ser no puede ser y además es imposible como dijo el mataor :::

    Me gusta

  15. paraqueloleas Says:

    Si, si, lo que no puede ser a veces es: lo mismo le voy dando vueltas a lo divino y lo humano, como le doy vueltas al precio de los tomates.¡Ups!

    Me gusta

  16. CrisC Says:

    pues dale vueltas a lo divino, Paraq, porque a las humanas ésas que dice Romi no es nada fácil: ups

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s