GOLPES BAJOS

27:::febrero:::2013

Me lloran los ojos al abrirlos a la claridad.
Golpes Bajos. “Tendré que salir de aquí”

Golpes+Bajos

:::

Suyas son algunas de las canciones emblema de La Movida.

Interpretaron la que, a mi juicio, es la canción de la movida: “Malos tiempos para la lírica”.

Paradójicamente, su letra escéptica, sosa y desencantada no parece representar aquellos aires de libertad, juego y simple ansia de vivir sin finalidad.

Y fueron los autores de otra de sus ocho o diez canciones principales: “Fiesta de los maniquíes”. Gozaron de una excelente producción en sus álbumes, con elaborados arreglos que supongo fueron hechos por músicos profesionales.

Diría que a sus letras -muy maduras algunas- se asoma la mano de escritores que no fueron ellos o sólo ellos.

Madrid fue la capital de esta movida, también Valencia y Vigo.

German Coppini era el vocalista y su alma mater, también los estupendos teclados de Teo Cardalda. Y la percusión.

Yo estudiaba y trabajaba entonces: dieci6 ó dieci8 horas al día algunos (muchos) de aquellos días. Y aun así tuve tiempo: salí (poco), bebí (menos), leí (bastante), escribí poemas (una pila) e hice el amor (esteee)…

Fueron efímeros. Como cuanto participa de la Esperanza.

http://www.youtube.com/watch?v=0fNLbsTMLl8
http://www.youtube.com/watch?v=XrSdlUwYGMk

© Six Roy

19 Responses to “GOLPES BAJOS”

  1. Atticus Says:

    “Malos tiempos para la lírica” no es una de las canciones emblema de aquel tiempo: es una de las grandes canciones de la historia. Eso sí, vale para todos los tiempos. ¿O ha habido alguno que fuera bueno para la lírica?

    He intentado seguir la pista de Coppini, pero Golpes Bajos pudo con él. Cardalda ha hecho hermosas canciones, pero más blanditas, en Cómplices. Me gustan también.

    Esos años… Yo estudié mucho, leí más. Creo que también hice el amor. Me enteré hace no muchos años de que había existido la movida, la promiscuidad, las noches sin fin. Alguien se llevó mi parte de todo aquello.

    Me gusta

  2. coeliquore Says:

    Me encantaban. Pasé aquellos años en “Santa Compaña” y con “Colecciono moscas”. Para mí fue una época maravillosa en la que combinaba estudio y diversión, de despreocupada juventud. O tempora, o mores!!!!

    Me gusta

  3. clothbbi Says:

    Yo no diré dónde estaba en esos tiempos, jajaja…Ya me gustaría acordarme, ya… Jajaja. Lo que sí haré es enlazar “El azul del mar inunda mis ojos,/el aroma de las flores me envuelve,/ contra las rocas se estrellan mis enojos/ y así toda esperanza me devuelve.” con la última frase del post. Me resulta hermosa esa combinación de efímero e imborrable.

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    una atroz faringitis me ha dado caza al raso: tos, garganta infernal, ayer 39º, me duele hasta el carnet de indentidad

    es una gran canción, Atticus: hubo movida…, lo de la promiscuidad también me lo perdí

    eso, Coeliq, el latinajo ése: “colecciono moscas pero no estoy loco, ¿por qué?”

    así que no te acuerdas, Clothbbi, ya te digo…, efímeros

    Me gusta

  5. Romi Says:

    “No mires a los ojos de la gente
    me dan miedo, mienten siempre
    no salgas a la calle cuando hay gente
    ¿y si no vuelves? ¿y si te pierdes?
    escóndete en el cuarto de los huéspedes
    con todo a oscuras no pueden verte
    las calles se van llenando de gente
    en mi escondite puedes quererme
    puedes quererme
    quédate a mi lado
    no lo pienses más…”

    Una letra más de tantas canciones inolvidables para un par de generaciones.

    CrisC, me gusta tu post pero me sobra la foto, deconstruye una imagen tópica y la sustituye por una panda de instituto hortera. Juro no mirarla.

    Cuídate esa faringitis, dentro de lo malo, es un día perfecto para quedarse en la cama calentito, el exterior es hostil.

    Me gusta

  6. CrisC Says:

    Debe de ser foto de sus inicios, aún se les nota el pelo de la era…, pero los ochenta eran muy así, aún recuerdo algunos elementos de mi vestuario, joé, qué jórrorrr…

    Un poco perraca sí es la faringitis, no me la quito de encima ni en la cama.

    Me gusta

  7. Romi Says:

    Tienes razón, era la moda. En realidad, creo que se debe a algo más subjetivo, y tiene que ver con la edad, la mía por supuesto. Antes me parecían, hombre, viriles, maduros, pero contemplados con mi mirada actual, ufffff.
    “No me la quito de encima”… prueba a ponerla abajo, jejeje.

    Me gusta

  8. CrisC Says:

    Es que a la faringitis no la gusta debajo, como es griega… Ja, ja, ja…, cof, cof, cof…

    Me gusta

  9. daibri Says:

    Jajajaja, qué pintillas!

    Para lo de la promiscuidad siempre está uno a tiempo. Hace falta valor, hace falta valor, ven a la escuela de calor… (ésta es de otro grupo…)

    Espero que marzo se haya llevado a la faringitis a tomar viento.

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    Esos calcetinazos rojos, o los blancos, sí, pintillas.

    En cuanto a promiscuidad…, la mía lo fue entre exámenes, trabajos de clase y curro alimenticio, uff, mejor no repetir, me falta valor y me sobra casi todo lo demás.

    La faringitis aún anda soltando coletazos.

    Me gusta

  11. Atticus Says:

    ¿Qué pasa con los calcetines rojos? Yo tengo unos así, y otros de Homer Simpson. Y del plano del metro de Nueva York, y de marcianitos de los de matar en máquinas, y de Piolín…

    Eso de que para la promiscuidad siempre hay tiempo, Daibri… creo que frecuento ambientes de incienso y sacristía.

    Me gusta

  12. CrisC Says:

    ¿de Piolín?: joerrr, brother, mira que como anafrodisiaco eso es más eficaz que darlas un botellón de bromuro

    decidle algo, chicas, que va matarse con esas fantasías piesunas, que se mata

    Me gusta

  13. coeliquore Says:

    ¡Madremíadedios Atticus!!!!: ¡qué falta de sex appeal!!!. Tira ya esos calcetines de los que hablas, que son la auténtica antilujuria…

    Me gusta

  14. Atticus Says:

    Te equivocas. ¿Qué quieres que me ponga? ¿Ejecutivos? ¿Calcetines de rombos? Y eso que no he hablado de los de topos rojos, de los que lucen la skyline de Estocolmo…

    Además, ¿por qué estáis dale que te pego, que si el bromuro, que si la lujuria? Los calcetos están para lo que están. Aquí el personal tiene un poco de desajuste hormonal, me creo…

    Me gusta

  15. CrisC Says:

    Ja, ja, ja…, Atticus, con esos calcetines fantásticos vas a “pinchar” menos que un gato de Lladró, ja, ja, ja…, haz caso a las féminas :::

    Me gusta

  16. Atticus Says:

    ¿Menos? ¿Menos es más? ¿Los últimos serán los primeros (en el reino de los cielos, porque aquí los últimos son los últimos: tautología)? ¿Tú has visto algún gato con calcetines (aunque sea de Lladró)? Si yo te contara lo que esos adminículos dan de sí (y de no)…

    Me gusta

  17. coeliquore Says:

    De ejecutivos y de rombos, antes que los otros. Y los de topos rojos, ni nombrarlos, porfa plis.
    Será la primavera, que las hormonas altera 😛
    Cuenta sobre esos adminículos, que no me lo puedo de imaginar…

    Me gusta

  18. Atticus Says:

    Algún día escribiré al respecto lo que los calcetines han dado de sí en mi vida. Hoy es casi un día de luto: acabo de tirar unos que me ponía mucho con dibujitos de cachemir en distintos tamaños. Pero es que la patata talonera era de tamaño galáctico…

    Me gusta

  19. CrisC Says:

    Que esos calcetines tuyos serán todo lo que tú quieras, Atticus, pero que te espantan al pibichurrismo. Que sí.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s