PSICOGENEALOGÍA DEL ALTRUISMO

1:::abril:::2013

BART 2
globo_culo

No hay más honda necesidad que la del amparo paterno, dice Freud.

Mayor aún, diría yo, es la necesidad que tiene el ser humano de dotar de un sentido a su vida. Lo que explicaría por qué se agarra el personal a un clavo ardiendo con tal de hallar ese consuelo.

El óbito de Dios nos ha pillado con el cucu on the air… Véase up!

Una es mujer y, zas, pilla la reivindicación feminista como salvífica tabla existencial. Por ser mujer. O uno o una es de tal o cual nación y tiene a huevo el hacerse nacionalista con tal de sentirse vivo en el mundo. Por nacer.

O uno o una siente pasión arborícola y se ecologiza more coníferas en un pispás. Por amor a la función clorofílica. O uno o una abomina del maltrato a los animales y súbito monta un asilo perrero en un arrabal campestre.

O uno o una vota a las izquierdas…, basta, que me da la risaflux.

Abro espitas a una mordacidad sulfúrica. Lo sé. Ya me flagelo this night.

Ello no obsta para que yo respete -que lo hago- el feminismo, el nacionalismo, el ecologismo o el animalismo u otros ismos. Faltaría más.

No es la cuestión sociopolítica la que me interesa aquí (o allá). No cuestiono los valores y la bondad de esos ismos. Lo juro por mis ingles. Por las dos.

Lo que me interesa es la psicología de las adhesiones.

Esas abrazaderas ideológicas que llevan a tanta gente a sostener muy nobilísimas causas no por conciencia o altruismo, sino por la necesidad emocional de sentir que uno es bueno y está para algo en el mundo.

Si esas filantropías hacen de éste algo mejor, bien está, las aplaudo y las envidio, pero no sé…, quizás la mucha beatería e intransigencia que hay en todo ello venga por esta falla emotiva que refiero.

Quizás nos jincamos en vena cualquier militancia por eso, no por nobleza.

Acaso sea mi alma desertora la que supura estas malicias. Eso será. Eso es.

Jodido poeta deshauciado…

“Ebrio busco el camino de vuelta (…) Sobrio no sé dónde me encuentro”.
Su Dongpo. Cantar del viejo pescador.

© Vil Korea

20 Responses to “PSICOGENEALOGÍA DEL ALTRUISMO”

  1. coeliquore Says:

    Mientras a mí no se me intente adoctrinar y la ideología en cuestión sea respetuosa (con la vida, con la libertad, con el otro) me da igual el motivo que lleve al altruísmo. ¿Qué más da si lo hace por no estar solo, por ligar o porque está de moda?: a mi plim… 🙂
    Por cierto, ¿ése de la foto será un globo sonda :P?

    Me gusta

  2. CrisC Says:

    Algunos altruistas tienen querencia qua Miuras y, como tales, cornean.

    Se arrebatan de tal modo que tienden al dogma, esto es, a la doctrina. El cristiano Occidente sabe bien de esto. Otros son una bendición.

    Ese culo sí es global y no la economía, 😛 ja, ja, ja…

    Me gusta

  3. Teresa Says:

    A veces es tan difícil saber incluso los motivos por los que uno mismo hace algo …
    Engañamos tanto a los demás y a nosotros mismos incluso sin intención de hacerlo…
    Por otra parte ¿está mal que alguien haga algo (bueno) por necesidades emocionales en vez de racionales? E imagino que ambas se mezclan.
    No sé, ese culazo no me deja pensar, ¡qué pasada!

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    Saber es difícil, cierto, y no lo es menos sobre uno mismo.

    A mí me resulta difícil engañar (no digo que no lo haga), muy difícil. Y creo ser un gran inútil para engañarme a mí mismo. Esto no sé si es bueno o malo.

    No pasa nada con los motivos emocionales (los verdaderos siempre lo son, nadie se entrega a causas nobles por una concatenación de premisas lógicas), pasa cuando esos motivos emocionales son espurios.

    De ahí han brotado las grandes tragedias de la Historia.

    Acerca del culazo. Créeme, Terétty, cuando elegí la foto, realmente vi un globo decorado al efecto… Después ya me fijé un poco más (poco) y me pareció que el fotoshop adapta un real culo more fellini al ingenio piroaéreo.

    Voy a pedir hora al loquero.

    Me gusta

  5. Josevi Says:

    Suscribo el comentario de Coeliquore. Efectivamente, mientras que se evite el adoctrinamiento, ¿qué importa la razón que motiva la actitud altruista? Quizás pase como dice el Dr. Dispenza, que igual que el pensamiento modifica la actitud, y esta el comportamiento y el físico, esta también modifica los patrones neuronales.

    Ya dijo Buda: “cuando hayas observado y analizado detenidamente una cosa que esté de acuerdo con la razón, y beneficie a uno y a todos, entonces acéptala y vive conforme a ella”.

    Me ha llamado la atención eso del óbito de Dios, jeje… es curioso ese pensamiento y lo que puede “englobar” 😉

    Me gusta

  6. Daiquiri Says:

    Pero altruismo no es lo mismo que dogmatismo.
    Una cosa es ser ecologista o feminista (defiendes derechos; dogmáticamente en los casos en que se es -ista a ultranza, como quien es de un equipo de fútbol)… otra es ser nacionalista (defiendes… qué defiendes? Te defiendes contra “el enemigo no nacional”)… y otra ser altruista. No todos los -istas pueden ser equiparados.
    Ayudar a una señora anciana a llevar las bolsas de la compra a su casa es altruista, pero no es un acto que pueda ser calificado de dogmático. Como otros muchos. No entiendo la relación altruismo-dogmatismo: a veces se da a veces no, no es unívoca.

    “Che culo!” (pronunciado “qué culo!”) significa “vaya suerte” en italiano. Que no tiene nada que ver con lo que he escrito, pero sí con la foto…

    Me gusta

  7. Daiquiri Says:

    Ah, vale, lo que analizas son los dogmatismos como pretendidos altruismos. Bueno, yo creo que en el caso de los -istas que defienden derechos hay quien es fanático, hay quien no, hay quien enmascara su intransigencia bajo un supuesto buen sentimiento. Ahí le has dao.

    Me gusta

  8. CrisC Says:

    No puedo ser laxo en eso de la genealogía del altruista, sobre todo porque en ella reside la explicación de muchos fanatismos y tragedias individuales y colectivas.

    He conocido -conozco- a tant@s y son tan intransigentes, bellac@s y, sobre todo, lerd@s… Qué peligro.

    Sí que importa la intrahistoria particular del altruista, su psicología y la genealogía de su toma de posición si luego éste se convierte en un mala bestia (la casuística es infinita), pero es cierto, Josevi, que si al final es un altruista de calle y buena gente (hay miles, admirables) quizás no importe si -Dispenza dixit- lleva a toda esa movida que promueve cosas buenas.

    La Muerte de Dios…, cosas del viejo Nietzsche. You know…

    Me gusta

  9. CrisC Says:

    En efecto, Daiqi, no identifico una y otra cosa.

    Como decía a Josevi, hay (haya siempre) altruistas por miles y son admirables. Y nada sospechoso hallo en la psicogenealogía de sus convicciones. Pero hay otros.

    Me gusta esa expresión italiana que supongo usarán con cuidado los tifosi cuando estén en España. Imagínate a una churri española con un bonito culo acompañada de su novio y el italiano, que quiere felicitar de modo altruista al maromo, va y le dice che culo!…

    Una hostia con citas a pie de página no se la quita ni Umberto Eco :P.

    Me gusta

  10. Daiquiri Says:

    Jajajajajaj

    Me gusta

  11. Daiquiri Says:

    Jajajajaj. Bueno, nosotros decimos “vaya chorra!” Pues es algo así, con el mismo sentido…

    Me gusta

  12. Atticus Says:

    El altruismo no tiene nada de malo, naturalmente. Otra cosa son las motivaciones del altruista. Es decir, no es lo mismo el “qué” que el “por qué”. A mí también me molestan (y algo más) esos altruistas de lo absoluto; ésos que han transmutado a Dios por cualquier otro asunto. Al igual que las personas religiosas (en sí mismas nada que objetarles), los fanáticos son especie peligrosa, de pensamiento único, a menudo de libro único, de discurso único, de mirada única. No se puede discutir con ellos, son impermeables al argumento; todo lo más, tienen argumentarios.

    Por favor, que nadie los confunda con los imprescindibles altruistas, con la gente buena de verdad (Machado dixit). No son los que quieren saberse buenos.

    (La foto me da miedo, un miedo amarcordiano).

    Me gusta

  13. CrisC Says:

    Subscribo, Atticus.

    Esos “altruistas de lo absoluto”…, cuánto daño han hecho. Esos siniestros transmutadores de “Dios por cualquier otro asunto”.

    Hace unos días veía a esos altruistas del film “Ágora”. Qué espanto.

    :::

    Cómo que miedo, galán, pertréchate de esos magníficos fashion socks que tienes a millares, coge una buena pica de los tercios de Flandes y ¡a pinchar el globo! (Yo, mientras, me voy al Gym: a mazarme las carnes).

    ¡Al ataque, mi alférez! Ja, ja, ja… 😛

    Me gusta

  14. CrisC Says:

    sí, Daiqi, sería también equívoco…, pero ese “che culo!” es insuperable (se lo tengo que soltar a alguna italianita) :::

    Me gusta

  15. clothbbi Says:

    Si no recuerdo mal, ya publicaste en su día algún otro post muy interesante relacionado con los -ismos, aunque no he logrado localizarlo.

    Aquí comienzas con la necesidad del ser humano de dar sentido a la vida (cosa seria), y quizá es lo que más llamó mi atención, seguido del flotador -ismo (en nombre del altruismo, a “la necesidad emocional de sentir que uno es bueno y está para algo en el mundo”, amén).

    Centrándome en el sentido de la vida, creo que lo mejor es no preocuparse del largo camino (que ojalá sea extensísimo)… y sí hacerlo del instante en el que se está. Debe ser glorioso. Es lo único que se tiene… y unos segundos, nada más… “Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia”…

    Ahogo, asfixia, mal estar, hacerse polvo… surge cuando se siente que esos instantes se van por la alcantarilla para uno mismo sin pena ni gloria… especialmente le ocurre a aquellos que celebran la vida por lo que es, sin más, y no recurren a tablas de salvación superficiales o de “vía rápida”, a aquellos que no se conforman únicamente con saberse buenos. Los poetas lo tienen chungo, y los desahuciados… jodido asunto, me temo.

    Me gusta

  16. CrisC Says:

    Eso de no preocuparse del largo camino y vivirlo en sus instantes…

    Sí. Es la lección del Itaca de Cavafis. Difícil lección. Me temo que (casi) nadie lo hace, tenemos la manía de soñar futuros que a saber. Es aquello de que perdemos lo bueno por la tonta manía de lo mejor.

    Y la vida pasa mientras tú estás haciendo planes sobre ella. Es la lección de Lennon.

    Muchos clásicos han dicho sabidurías al respecto.

    Very chungo, Clothbbi, puedes apostar. Gracias por la hermenéutica.

    Me gusta

  17. Rubén Says:

    Es una profunda necesidad que quizás explique muchas posturas ante la vida que no siempre son tan nobles como lo pretenden.

    Ese culo me tiene abducido y, como Su Dongpo, no sé dónde me encuentro…

    Me gusta

  18. CrisC Says:

    De acuerdo en lo primero, Rubén. Y también en la abducción.

    Me gusta

  19. Romi Says:

    Me surgen bastantes ideas para comentar, pero no dispongo de tiempo (you know). Así que sólo me da para mandar un saludo desde un lugar donde los culos son maravillosos y no como el de esa foto, jejejeje.

    Besitos para toda la comunidad bloguera!

    Me gusta

  20. CrisC Says:

    ::: ya dirás medidas, coeficiente gravitacional y texturas de esos culos

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s