DIÓSCORO GALINDO GONZÁLEZ

14:::abril:::2013

Y quizá un niño medio se despierta y entreabre los ojos,
y mira y ve también el alto pupitre desdibujado
y sobre él el bulto grueso, casi de trapo, dormido, caído,
del abolido profesor que allí sueña.

Vicente Aleixandre. Del poema “La clase”, en el libro “Historia del corazón” (1954).


¿Cómo sería un pueblo que venerase a sus maestros de escuela?

Todo totalitarismo dirige sus primeros dardos contra la intelligentsia capaz de pensar y hacer pensar, aquellos hombres y mujeres que -como escribió Jean Daniel- reinventan cada día el pensamiento.

El franquismo asesinó a miles de maestros nacionales, profesores de media y universitarios. A quien no pudo, exilió; y a quien ni una ni otra, depuró como sólo puede hacerlo -según versos de Gil de Biedma- “un intratable pueblo de cabreros”.

Formado en la Institución Libre de Enseñanza, Dióscoro fue un maestro humanista y republicano. Uno más. Participó activamente en las llamadas misiones pedagógicas, destinadas a erradicar el analfabetismo rural.

Organizaba clases nocturnas para los alumnos que no podían ir al colegio porque debían ayudar a sus padres en las faenas agrícolas.

Fue conocido como “el maestro cojo”.

Al bajarse de un tranvía, algo de su ropa se enganchó, cayó y la pierna izquierda quedó atrapada en los raíles: el tranvía pasó por encima. Para evitar la muerte por gangrena, los médicos cortaron la extremidad.

Cuando el Frente Popular ganó las elecciones en las que él lo representó en la mesa electoral, muchos vecinos del pueblo desfilaron frente a su casa al grito: “¡Viva el maestro nacional de Pulianas!”.

Desde los inicios de la sublevación en Granada, Dióscoro era ya un hombre señalado por los falangistas de Pulianas como “el maestro rojo”. Una horda de pistoleros de la Falange lo asaltó en su casa, a las dos de la madrugada del 18 de agosto de 1936.

La aciaga noche del 19 de agosto lo mataron en algún lugar de la carretera de Víznar a Alfacar junto a otros tres hombres. En Pulianas hay una calle con su nombre, también una casa de cultura pero creo que ningún colegio…

Sus restos reposan en un barranco de Víznar junto a Francisco Galadí Melgar y Joaquín Argollas Cabezas, banderilleros; y Federico García Lorca, poeta.

http://www.youtube.com/watch?v=WtzWcafGABY
http://www.youtube.com/watch?v=tfs5JaKw_bY

… dedicado a cuantos fueron (y son) mis maestros
© Six Roy