PARADOJAS DE LA BELLEZA

24:::mayo:::2013

music nz

Hace una pila de años… Oía un programa de música clásica en Radio 1.

Lo hacía no más que por la sintonía de su presentación. Una música deliciosa… Desconocía autor y obra, pero aquella dulzura es de ésas que parecen decirte, sobre dos lágrimas, que hay algo bueno en tu corazón.

Pasó el tiempo y uno de aquellos días (re)descubrí dónde la había oído antes. Formaba parte de la B.S.O. de una película. Una emotiva película.

Ésta es la última secuencia de El gran dictador. De Charles Chaplin.

http://www.youtube.com/watch?v=heoHLoBfMcs

Indagué y… me quedé de piedra.

Se trataba del Preludio al Acto I de Lohengrin (Richard Wagner). Bellísimo.

http://www.youtube.com/watch?v=lqk4bcnBqls

Del gran Wagner -algunos lo han negado- se ha dicho que fue un burdo antisemita. Y ese antisemitismo -tildado de estúpido por Friedrich Nietzsche, que ironizó con la posible ascendencia judía del músico- favorecería su celebración nazi (ésta no es por sí sola argumento alguno, claro está).

El gran dictador es de 1940, aún no se sabía mucho de Auschwitz.

Chaplin eligió a Wagner para su film, ¿desconocía su antisemitismo y el gusto de los nazis por su música? ¿O aun así, como un Barenboim (1942) de nuestro tiempo, reivindicó la estricta música del músico de Bayreuth?

Me gusta la música de Wagner aun cuando fuese un capullo.

Sin música la vida sería un error.
Friedrich Nietzsche. En “Sentencias y flechas”, aforismo 33. Crepúsculo de los ídolos.

© Six Roy

22 Responses to “PARADOJAS DE LA BELLEZA”

  1. Dawn Says:

    Es una de mis citas favoritas *_* Y tiene taaaaanta razón,
    la música es la más bella de las artes, y para mí la que más me transmite, va más allá de las palabras.
    Sin ella muchas cosas de nuestra sociedad y de nosotros no tendría el mismo sentido.
    En la mayoría de las películas de Chaplin, especialmente las que tienen sonido, al final tienen un mensaje precioso, Chaplin era un genio. De Wagner he escuchado alguna que otra ópera, pero no me ha llamado excesivamente la atención.
    No sé si has leído “El violí d’Auschwitz”, es preciosa, ha sido ver escrito Auschwitz, y pensar directamente en la novela.
    Un saludo.

    Me gusta

  2. coeliquore Says:

    Siempre he tenido mis dudas entre separar o no a la persona de su obra, pero al ocurrirme más de una vez algo parecido a lo que comentas aquí, he tenido que rendirme a la evidencia. Creo que una magnífica composición musical, un libro de una belleza extraordinaria, un cuadro, lo que sea, van más allá de su autor.

    Me gusta

  3. CrisC Says:

    Sin música la vida tendría algo de permanente día nublado. No he leído esa novela, lo haré un día de éstos. Bienvenida a CrisCractal, Dawn.

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    A veces el autor impregna su obra con su vida, absolutamente; otras veces hay un relativo o abierto hiato entre uno y otra. Tiendo a separar, Coeliq, aunque también dudo.

    Me gusta

  5. clothbbi Says:

    Comparto por completo la última frase (: Este post me ha gustado mucho por la pieza de Wagner, por la referencia cinematográfica (me parece fascinante el inicio del discurso, hiela la sangre cuando comienza a enunciar todo lo que la Humanidad piensa que debe ser y no es, es un espejo demoledor), por Nietzsche… Magnífica cita… Todo unido un 24 de mayo… Gracias, CrisC. Un abrazo.

    PD: Permíteme regalarte a ti y a tus lectores a Clara Schumann… Estoy escribiendo sobre arte y música y… Ellas… Ojalá lo disfrutéis tantísimo como yo… Besos.

    http://www.youtube.com/watch?v=9U_DKLL96l4

    Me gusta

  6. coeliquore Says:

    Deduzco que es tu cumple, Clotho: ¡felicidades!!!!. La música que has dejado es preciosa, Y las dos que ha puesto CrisC. Gracias a los dos. Efectivamente, sin música la vida sería un error, carecería de sentido.

    Me gusta

  7. Atticus Says:

    Dicen que Bach es el músico de Dios. Puede ser, en el caso de que existe. No niego que Wagner también pueda serlo; eso sí, un tanto furioso, o en pleno proceso de creación, cuando se le acumula la faena y, pese a ello, acumula belleza.

    Recuerdo, en esa misma de manipulación o tópico, la escena de “Apocalypse Now” en la que se bombardeaba la playa con la estruendosa música wagneriana. Da miedo:

    http://www.youtube.com/watch?v=Gz3Cc7wlfkI

    Me gusta

  8. CrisC Says:

    Lo que a mí heló la sangre fue saber que era la música de Wagner la que acompañó ese discurso. He tratado de ilustrar esa perplejidad y lo paradójico de la belleza en el post.

    La cita de Nietzsche es soberbia. Si fue tu cumple, felicidades.

    Oigo a Clara Schumann. Gracias, Clothbbi.

    Me gusta

  9. CrisC Says:

    Pues gracias, Coeliq, por mi parte y por la del capullo de Wagner.

    Me gusta

  10. clothbbi Says:

    Sí, es estremecedor… no me extraña que se te helara la sangre… A mí también me dejó completamente desconcertada…

    Me gusta

  11. CrisC Says:

    Si Bach es Dios, quizás Wagner sea el diablo.

    La secuencia de Apocalypse Now es mucho más que cine. Yo no la concibo sin Wagner, y no concibo esa cabalgata de las valkirias sin el ruido sordo, amenazador y maravilloso de los rotores de los helicópteros, sin las explosiones, sin el tableteo de las ametralladoras.

    Joder…, me pone.

    Me gusta

  12. Josevi Says:

    La música (y el arte en general) son los pocos lazos que nos quedan con “ese mundo espiritual” por eso, hay música que nos con-mueve. Cada vez que presencio esa escena de “el gran dictador”, se me pone la carne de gallina (o de pollo mejor dicho, je,je)
    (Aunque prefiero a Bach también me gusta Wagner, y también me pone esa secuencia de “Apocalypse Now” , uhmmm!)

    Me gusta

  13. Romi Says:

    Cine y música es un combinación perfecta y perpleja en muchas ocasiones, hay otros ejemplos pero habéis elegido dos muy significativos. Nunca me podría “poner” nada como las secuencias de “Apocalypse now”, me parece una reacción muy testosterónica ( no es crítica, sólo observación, jejeje).

    Respecto a cómo valorar una obra, si de manera aislada o en función a su autor…. uhhhh…. en mi caso influye si el artista es contemporáneo, es decir, si comparte la misma información que puedo tener yo sobre el mundo, o si como en el caso de Wagner, pertenece a otro “tempo” histórico. En ese caso, juzgar es mucho más complejo.

    Me gusta Bach, me exalta Wagner y me derrite Mozart.

    Me gusta

  14. paraqueloleas Says:

    Completamente de acuerdo con Romi, la clave es si el autor “comparte la misma información que puedo tener yo”.
    En cuanto a dios y al diablo, todo es subjetivo. La escena de Apocalypse Now es el infierno en la tierra: cuando comienza casi puedes pensar que los helicópteros los maneja dios, pero cuando comienza la acción los maneja el diablo.
    Soy más de Bach.

    Me gusta

  15. CrisC Says:

    El discurso de Chaplin es desde luego carnepollizante, socio. Y la secuencia de “Apocalypse Now” es poniente, ja, ja, ja…

    Me gusta

  16. CrisC Says:

    ¿A ti no te pone, Romi? Como eres chica…

    Tal y como dices: “uhhhh”…, es difícil. A veces puedes apreciar y gozar la obra de un autor que es personalmente un cabrito, otras veces no es tan fácil. No creo que haya protocolos.

    Sé poco de música: Bach me parece algo tueste, Mozart demasiado formal. Serán dos genios pero les falta swing.

    Me gusta

  17. CrisC Says:

    Es interesante el criterio que indicas, Paraq, pero me sabe a poco. A saber el enorme caudal de variables que entran en el comportamiento último de un ser humano.

    Dios y el Diablo pilotan esos helicópteros. Yo soy también del Bach…, del Brut.

    Me gusta

  18. Teresa Says:

    Ya lo decía Pessoa: “La literatura, como el arte en general, es la demostración de que la vida no basta”. No, no basta.
    La belleza es necesaria. Y ayuda.
    Ay, faltarles swing a Bach y Mozart..! A ti te faltan oídos.
    Es el yonosecuantenario de Wagner. Junto a su estruendo característico, tiene muchos pasajes dulcísimos. Sobre su antisemitismo no sé qué decir; antisemita era casi toda Europa (España no tanto, porque ya los habíamos expulsado antes). Yo distinguiría eso de una participación en o aceptación del exterminio de los judíos. Los nazis no solo se apropiaron de Wagner, también de toda la música tradicional alemana, y sigue siendo hermosa.
    Todavía no puedo ver (y mira que la he visto veces) El gran dictador sin que se me salten las lágrimas.

    Me gusta

  19. CrisC Says:

    Acuerdo en ello, Terétty. Por eso la poesía.

    Cuando vivir no basta, hay que expresar la Vida. Algo así ha escrito alguien. En cuanto a Bach y Mozart, no sólo les falta swing sino también hot, tempo y down…, que es lo que le sobra a la Woman del Callao.

    No sé hasta dónde llegó el antisemitismo de Wagner, parece ser que muy lejos en cuanto a lo que escribió, algunos barbarismos, pero es cierto que la Europa de la época lo era en buena medida (bárbara y antisemita).

    Y cierto que los nazis no son argumento contra nadie. O casi.

    Es emotivo, sí. También me río con Chaplin. Atención a esta secuencia, en la que también suena el preludio que cité.



    Me gusta

  20. Tina Says:

    Vengo desde Coeliquore curioseando y me reencuentro con esta secuencia del genio Chaplin. Un placer verla de nuevo y escucharla… Gracias, CrisC! Y sí, coincido contigo, las enormes paradojas de los seres humanos, ahí están, tantas y tan difíciles a veces.

    Me gusta

  21. CrisC Says:

    Siempre es un placer y nos quedamos a verla hasta el final. Con paradojas y todo. Gracias a ti, Tina, bienvenida a CrisCractal.

    Me gusta

  22. Daiquiri Says:

    Teresa, gracias por la cita de Pessoa y tu comentario a la misma: ““La literatura, como el arte en general, es la demostración de que la vida no basta”. No, no basta. La belleza es necesaria. Y ayuda.” Estoy completamente de acuerdo!

    CrisC, tu post me ha hecho pensar en algo en lo que hasta ahora no había caído… en que no hay películas sin música! El mundo fílmico lo es en tanto que las bandas sonoras acompañan a las escenas. Y cuando ves las películas no te das casi ni cuenta de ello, la omnipresente música es percibida como algo completamente natural. Os imaginais vuestras vidas con banda sonora? O al revés… os imagináis una película sin música? Vaya!

    Y, bueno, genial la escena del globo terráqueo! Genial toda la película.

    Bona nit!

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s