OLOR A NADA

25:::octubre:::2013

De todos los sentidos el del olfato es quizás el más primario.

En las zonas más recónditas del paleocerebro tiene su tierra prometida, de ahí su inexorable apelación a la memoria y su carga de emotividad.

Un niño de la guerra retuvo en su memoria un aroma que no volvió a oler
y con el que no fue capaz de identificar objeto alguno… Al regresar de Rusia a España cincuenta años después, dijo rastrearlo casi como un perro hasta encontrarlo: era el de una higuera.

Esto no debería extrañar a nuestro muy reciente neocórtex, al fin y al cabo
ese mismo olfato fue una garantía de supervivencia y el substrato de una de las protocategorías: el par “puro/impuro”.

El inefable aroma del pan recién, del mar, de la tierra avariciada por la lluvia o de un bebé son, probablemente, universales incontestables.

O como amar y querer que ella huela a nada.

http://youtu.be/D2dwAJVOI74

© Six Roy

LAS PERAS

18:::octubre:::2013

peras

Se dicen de muchas maneras.

Son por lo general frescas, gentiles, brillantes y de una gran hermosura. Algunas son ligeras, aéreas, un esbozo feliz. Y otras son grávidas y llenas de pletórica tensión.

Las hay de todos los tamaños, formas y texturas.

Sabrosas por lo común, dulces, cálidas, de todos los colores y generosas o preciosamente minimalistas.

Son sin excepción un homenaje a la Vida y la Belleza. Sin excepción.

A la luz revelan su génesis paradisiaca, inundan los ojos, buscan las manos, llenan de felicidad la boca, prometen, danzan, hieren, te abren en canal.

A veces un golpe helado las devora.

CHINORRI

© Six Roy

4153665w-640x640x80 :::
“Hombre y mujer” (1968-1994). Madera policromada. Museo Reina Sofía. Madrid.

De existir Dios, así sería su mirada.

Antonio López contempla a sus criaturas como el dios que les ha dado el ser. Lejos de toda solemnidad su arrobo es sencillo.

No hay nada inquisitivo en su mirar por ser innecesario. Él conoce.

Sabe del corazón no menos que de la técnica, hace reposar sus ojos en las formas de ese hombre y de esa mujer.

Los ha demorado en ellos un día tras otro. En el silencio.

Además de la mirada su esquema corporal trasparece calma, ternura, una satisfacción contenida tanto como la pulsión de volver de nuevo sobre la obra. Es el hado fatal y sublime de todo genio.

Se equivoca, es perfecta, pero querría darles el alma viva que no tienen.

Su lánguida mirada es la del padre, su embeleso es amor.

http://www.canalplus.es/play/video.html?id=1066011&media=AF942862&cc=PLTVPR

… dedicado a Antonio López
© Six Roy

LOS CHICOS DEL CORO

4:::octubre:::2013

Escribo pellizcado por este film y sobre todo por su música.

Podría haberlo guionizado Dickens, Capra, Disney o hasta el mismísimo Francisco de Asís cantando a los pajaritos. Tanta dulzura no me resulta sin embargo empalagosa, pero sí increíble. Qué importa.

No soy muy amigo de esas buenas voluntades que pavimentan el infierno, pero quiero creer, esforzándome mucho y siendo desleal a los destrozos que identifico en mi corazón, que algunos buenismos funcionan como propósitos regulativos, esto es, como sueños utópicos.

Aunque a estas alturas de mi vida, y me duele, las utopías ya me la pelan.

Esta película miente con avaricia, pero esa secuencia de los aviones de papel… Y esas voces de los chicos del coro.

Une caresse sur l’océan

http://youtu.be/rEs1wtsw_IA

© Six Roy