MILES DE MUERTOS EN QATAR

30:::marzo:::2014

182983595_1395681710549_69722_ver1_0_640_360

Oí o creí oír la noticia hace un par de semanas.

Me pareció tan brutal que pensé haberme equivocado o que sería una exageración. Pero no.

En el año de 2022 se celebrará en Qatar la XXII edición de la Copa Mundial de Fútbol.

Y lo que oí es que ya habían muerto más de mil trabajadores nepalíes en la construcción de los estadios e infraestructuras.

Acabo de oír un programa deportivo de la SER. Y lo confirma.

Han muerto ya mil doscientos trabajadores y se calcula que al final de las obras serán no menos de cuatro mil.

Los jeques golfos son los modernos negreros.

Bien lo saben algunos cientos de mujeres filipinas y también de otros países…, tratadas como esclavas por los jeques y, sobre todo, por las jequesas mientras la Comunidad Internacional se magrea sus podridos huevos.

Bien lo saben miles de trabajadores pakistaníes.

Y mientras tanto la FIFA, organismo mundial del fútbol, contemplando las musarañas. Hay quien habla de unto de dólares.

Acabo de consultar su webb, nada sobre Qatar.

Y mientras tanto la OIT, organismo de las Naciones Unidas para el trabajo, papando moscas.

Acabo de mirar su página: nada sobre Qatar.

Desgarrado por Auschwitz, el filósofo alemán Max Horkheimer especuló acerca de que la religión acaso fuese la última esperanza de que el verdugo no triunfase definitivamente sobre su víctima.

Ahora no voy a cuestionar las consecuencias filosóficas de esto.

Callaré algunas barbaridades que se me asoman a la boca. No soy creyente, pero no me importaría serlo.

Y no sería pacifista. Ni pacífico. Os maldigo.

© CrisC

DIGITAL LOVE

28:::marzo:::2014

gifs-animados-gato-raton

153393

Que ni siquiera sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha.

Así reza la buena nueva: Mateo 6, 3-4. Palabra de Dios.

Quién soy yo, pues, criatura pecadora, para enmendar la plana al Greatest Boss si en su Cantar de los Cantares los muslos de la amada son una bendita joya y como racimos de vid son sus pechos.

Me encanta esta fotografía llena de promesas, belleza y naturalidad.

Aunque vaya usted a saber, igual aquí el manoplas de la foto es un frikazo de la informática y cree estar manipulando un ratón.

Quita de ahí los dedazos, melón, y deja el maná a los elegidos del Señor.

Amén.

http://youtu.be/Za5MO8F1Huk

PATÁN

© Vil Bill

EL PADRE DE ENRIC

19:::marzo:::2014

“un poderoso dios vino para trastornarle así el juicio”
Esquilo. Los Persas.

enricmarti_nor-640x640x80

Enric Marti Flix estuvo a punto de morir.

Es otra crónica más sobre la ineluctable fragilidad de la condición humana… Y también sobre alguna de sus más luminosas fortalezas.

Es un piloto de motos que tuvo un accidente en la quinta etapa del Rally Dakar de este año, en zona desértica. Se deshidrató gravemente, y deliraba cuando lo encontraron.

“Se había desnudado -declara el piloto Pablo Pascual- casi por completo…, movía sin concierto los ojos, corría por la arena y gritaba”.

Él y el piloto Gerard Farrés lo atendieron hasta que llegó el helicóptero.

Yo vi en la tele el video poco después de los hechos. Es el del enlace que dejo abajo. La mirada de Enric sobrecoge.

Y algo más, que justifica este post.

En su estado de delirio, Marti Fix cree que uno de sus compañeros es su padre. Lo oímos en el minuto 1:45 y de nuevo lo llama papa una vez más en el minuto 2:15. Enric habla en catalán, su lengua madre.

No hay mayor necesidad, dice Freud, que la del amparo paterno.

Es el delirio, claro está, pero hay algo más. Aun desde la rotura líquida de su espíritu, Enric no puede dejar de intuir y percibir una presencia que lo cuida y trata con mimada ternura.

¿Quién como un padre?

http://youtu.be/YLZI-TdZOFE

“Lejos estás, padre mío, allá en tu reino de las sombras.
Mira a tu hijo, oscuro en esta tiniebla huérfana,
lejos de la benévola luz de tus ojos continuos

(…)

Huérfano de ti, menudo como entonces, caído sobre una hierba triste,
heme hoy aquí, padre, sobre el mundo en tu ausencia,
mientras pienso en tu forma sagrada, habitadora acaso de una sombra amorosa,
por la que nunca, nunca tu corazón me olvida”.

Vicente Aleixandre. Del poema Padre mío. En el libro Sombra del Paraíso.

… dedicado al padre de Enric, al vuestro y al mío (y tuyo, brother)
© CrisC

GATOS

7:::marzo:::2014

imagesR19D78I0

Aún es invierno y me parece primavera.

He trabajado todo el día como un animal y debería sentirme algo cansado, pero por alguna razón estoy fresco y me apetece salir a dar un paseo.

Quizás me fume unos cigarrillos, no suelo, quizás haya un aire de alegre ligereza en los rostros de la gente, quizás me salude algún vecino o quizás alguna churri cruce por un instante sus ojos con los míos.

Atardeció hace rato pero salgo con hambre de jardín y abrazos.

Enciendo un cigarrillo y después otro pero me saben a cartón húmedo y espanto, un tipo me mira hosco por encima de las solapas de su abrigo, hace viento y frío, nadie me saluda y una mujer deslunada se cambia de acera antes de cruzar conmigo su recelo.

Vuelvo a casa y tres gatos me miran desdeñosamente sin recato.

Cabronazos, les digo, vosotros ya sabíais todo esto desde siempre y estáis ahí callados, altivos en vuestra felonía. Os vais a cagar como os haga el lobo.

Ni mu dicen, ni miau… Y eso que somos del mismo pueblo.

Hijos de perra, les diría, pero no me parece apropiado.

http://youtu.be/cqZc7ZQURMs

y dice sal al jardín y contempla cómo caen las estrellas
Leopoldo María Panero. Poemas del manicomio de Mondragón.

© Six Roy