MILES DE MUERTOS EN QATAR

30:::marzo:::2014

182983595_1395681710549_69722_ver1_0_640_360

Oí o creí oír la noticia hace un par de semanas.

Me pareció tan brutal que pensé haberme equivocado o que sería una exageración. Pero no.

En el año de 2022 se celebrará en Qatar la XXII edición de la Copa Mundial de Fútbol.

Y lo que oí es que ya habían muerto más de mil trabajadores nepalíes en la construcción de los estadios e infraestructuras.

Acabo de oír un programa deportivo de la SER. Y lo confirma.

Han muerto ya mil doscientos trabajadores y se calcula que al final de las obras serán no menos de cuatro mil.

Los jeques golfos son los modernos negreros.

Bien lo saben algunos cientos de mujeres filipinas y también de otros países…, tratadas como esclavas por los jeques y, sobre todo, por las jequesas mientras la Comunidad Internacional se magrea sus podridos huevos.

Bien lo saben miles de trabajadores pakistaníes.

Y mientras tanto la FIFA, organismo mundial del fútbol, contemplando las musarañas. Hay quien habla de unto de dólares.

Acabo de consultar su webb, nada sobre Qatar.

Y mientras tanto la OIT, organismo de las Naciones Unidas para el trabajo, papando moscas.

Acabo de mirar su página: nada sobre Qatar.

Desgarrado por Auschwitz, el filósofo alemán Max Horkheimer especuló acerca de que la religión acaso fuese la última esperanza de que el verdugo no triunfase definitivamente sobre su víctima.

Ahora no voy a cuestionar las consecuencias filosóficas de esto.

Callaré algunas barbaridades que se me asoman a la boca. No soy creyente, pero no me importaría serlo.

Y no sería pacifista. Ni pacífico. Os maldigo.

© CrisC

16 Responses to “MILES DE MUERTOS EN QATAR”

  1. ClothoBoBardi Says:

    Es algo que llevo oyendo desde hace bastante tiempo, con lo que no comulgo y con lo que monto en cólera… Hace tiempo que no creo en demasiadas cosas…

    Me gusta

  2. CrisC Says:

    Sabía lo de las esclavas domésticas, lo de los nepalíes lo acabo de oír, o confirmar. Ésta es la Especie a la que pertenecemos.

    Me gusta

  3. Atticus Says:

    También yo lo conocía, aunque no la magnitud del hecho. Pero ¿a alguien le importa de verdad en ese mundo?, ¿alguien llevará brazaletes negros el partido inaugural?, ¿o de inmediato el ruido chorra de si es penalty, fuera de juego o aproximación peligrosa ocultará para siempre esto que describes? ¿O a mucha gente le importa menos la victoria de su equipo que la vida de tanto seres humanos?

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    La estupidez humana se parapeta detrás del fútbol demasiadas veces, un deporte que, sin embargo, está lleno de belleza, hombres y mujeres nobles y también de valores humanos. Cada día lo comprobamos.

    Detrás de cada gol hay siempre algunos hombres buenos.

    Otra cosa es el primate, el que grita en el estadio o el que en los despachos se comporta como un hijoputa.

    Me gusta

  5. Romi Says:

    Me ha sorprendido este post mientras contestaba al anterior. Acuerdo con lo que dices y también he buscado en las páginas de OIT, concretamente en el área subregional de Estados Árabes al que pertenece Qatar. Nada. Prácticamente todo el trabajo se orienta a Egipto y Tunicia, será que les preocupan más los “Hermanos Árabes” que los jeques oligarcas. Hipócritas.

    Me gusta

  6. Josevi Says:

    ¿Que esperamos? Mientras que permitamos que el dinero lo ‘compre’ todo, no tenemos que impresionarnos por nada….

    Que importa si muere una, cien o mil más en Qatar, en África, o intentando entrar en España…

    Esto es así, porque una inmensa mayoría así quiere que sea y se mira a otra parte, cuando no interesa ver (o pone en peligro ‘nuestros intereses’).

    Tendremos que mejorar la especie, y eso solamente se puede hacer desde cada uno de los elementos de la especie.que toma conciencia de ello Independientemente de lo que haga otro. En nuestra mano está, el no colaborar con lo que consideremos moralmente inaceptable, en nuestra mano está en no entrar en el juego de la hipocresía.

    Me gusta

  7. CrisC Says:

    Esperar es un verbo afilado doblemente, con mucha responsabilidad en el sufrimiento propio. Sé de eso. En cuanto a la asunción de conciencia individual, no sé, socio, sé que es tu paradigma, pero no espero mucho de eso, tampoco. La Especie es especialmente bárbara y cutre, ojalá no nos dejemos engullir por su fuerza. Militemos en ello.

    Me gusta

  8. CrisC Says:

    Nada en la OIT, Romi, ya ves…

    ¿Cómo es posible? Será que a esas alturas no llegan, como a otras, sino los intereses; pero duele especialmente.

    La mano del jeque es alargada.

    Me gusta

  9. coeliquore Says:

    Alguien hizo algún comentario alguna vez, pero pensé que eran rumores infundados, no me parecía posible. Ahora tú, con este post que me ha llenado de escalofríos, lo confirmas.
    El dinero, la esclavitud, la división de las personas en amos y sirvientes, el convertirlas en objetos: todo eso y mucho más en esta noticia tan terrible.
    La indignación debe llevar a la acción: denunciar a la OIT, prohibir la entrada de trabajadores en Qatar, fuera camisetas con propaganda, que todo el mundo se negara a participar en dichos juegos… No sé si estoy siendo demasiado optimista, pero esta podría ser una buena ocasión para cambiar el mundo. O una parte de él.

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    Así es, desgraciadamente no era infundado el rumor.

    Hace unos minutos daban la noticia en la tele de un aficionado inglés muerto en una trifulca. De Qatar nada. Y nada de momento todas esas siglas figuronas con burócratas viviendo de los impuestos del personal.

    El mundo no cambiará, Qatar no mucho. Al tiempo.

    Me gusta

  11. Lamidi Says:

    En cierta parte me soprende, ya que se supone que este país es muy creyente, tanto que llega al punto de exigir una cierta vestimenta a algunos turistas. Y se supone que en su religión no se debe acabar con la vida de otros para un pésimo objetivo. Desgraciadamente, como tienen tanto dinero se pueden permitir incluso modificar una religión a su dichoso antojo.

    Me gusta

  12. Dawn Says:

    Dawlat Qaṭar, como los Emiratos árabes, e incluso Arabia Saudí son países de lo más horrible. Su hipocresía es lo que realmente me repugna, se supone o se venden como los países musulmanes por excelencia, creo que se lo creen incluso.
    Aparte de que son dictaduras que no reconocen los derechos de las mujeres ni de los homosexuales.

    Su estilo de vida es enfermizo, un sinsentido. Y mientras ellos viven en un derroche absoluto que es haram (pecado) y pagan a los empleados europeos sueldos millonarios, mientras explotan/asesinan a más no poder a los obreros de oriente, muchos musulmanes, por lo tanto sus hermanos. Esclavizan a sus hermanos, podría hacer una enooorme lista de los pecados que cometen.

    El barça ve bien que en su camiseta ponga “Qatar Foundation”, Occidente tiene buenas relaciones con Qatar, todos los estados quieren tener buena relación con Qatar. Ni la OIT ni la FIFA dicen ni mú de dicha masacre. Y todo esto tiene una explicación, la pela. Nadie quiere ser enemigo del dinero.

    No confio ni en que la Comunidad Internacional, ni las Naciones Unidas, ni Amnistía Internacional ni en demás polladas hagan algo.
    Confio aún menos en que los perros de los medios de Comunicación se pronuncien, esos dicen lo que les mandan los amigos de Qatar, los amigos del Capital. Y los demás o se enteran y les da igual o no se quieren enterar.

    El fútbol puede ser un deporte hermoso, pero como negocio es repugnante. Me repugna su función de circo y su comercialización.

    Me gusta

  13. Miguel Says:

    Una vez más opino que tus palabras, CrisC, están cargadas de razón, entre otras cosas…

    …a veces importa más el amor por los dólares que tener algo de humanidad… ¿Somos seres humanos, inhumanos o “deshumanos”?

    Me gusta

  14. CrisC Says:

    No hay Poder, Lamidi, que no haya instrumentado las creencias en su beneficio. Es una triste lección de la Historia.

    Y ningún Poder ha dejado de transgredir las buenas palabras de sus libros sagrados.

    No hay que esperar de ellos otra cosa. Ni de casi nadie.

    ***

    La hipocresía qatarí, como la del Occidente que les mama las chiches petroleras, no es una excepción en el decurso de la Historia, sólo un capítulo más de la indecencia.

    Cierto que el cinismo con que se muestran y demuestran su riqueza, da ganas de potar. Cuando se acaben los pozos, los jeques y jequesas se vendrán a Europa o América a resguardo de sus multimillonarias cuentas.

    En los desiertos de Qatar sólo quedarán fastuosas ruinas y unos pobres beduinos.

    La parte bonita del fútbol -la hay, Dawn, yo sé que lo sabes- está en los campos de juego, pero también en todos esos miles de niños que en todo el mundo lo juegan y sueñan.

    ***

    No sé si de razón, Miguel, sí de tristeza. Cierto que la humanidad en los comportamientos no rinde beneficios. Me temo que humanos, demasiado humanos.

    Me gusta

  15. konnichi wa Says:

    Dramático lo que está ocurriendo. Esa es la realidad del mundo, la cara horrible del ser humano explotador y malvado que nos repugna. La esclavitud del siglo XXI.
    Tu precioso post me recuerda las palabras de Viktor Frankl, neurólogo y psiquiatra, sobreviviente de varios campos de concentración nazi.
    “Hay dos razas de hombres en el mundo y nada más que dos: “raza” de los hombres decentes y la de los indecentes. Ambas se encuentran en todas partes y en todas las capas sociales. Nosotros hemos tenido la oportunidad de conocer al hombre, quizá mejor que ninguna otra generación. ¿Qué es en realidad el hombre? Es el ser que siempre decide lo que es. Es el ser que ha inventado las cámaras de gas, pero, asimismo es el ser que ha entrado en ellas con paso firme musitando una oración.”
    El hombre en busca de sentido, (1946)

    Me gusta

  16. CrisC Says:

    Dramático lo que ocurre, Konni, y el silencio a su alrededor.

    No he leído este libro tan leído y citado, pero es demoledor leer que al hombre del siglo XX le ha sido dado el conocimiento de lo que puede y no. Conmueve su apertura a la esperanza cuando dice que ese hombre puede decidir lo que es.

    El sentido de la vida…, no sé, la Vida hay que merecerla. Y nos la debemos.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s