ESPLENDOR EN LA HIERBA

11:::abril:::2014

“… los misterios de la infancia se van como la niebla del río”
Evgueni Evtuchenko

Tres chicas. David farrés Calvo
Tres chicas. David Farrés Calvo.

I

Doce años tenía aquel niño camino de dejar de serlo.

Dos o tres más tendrían ellas…, quizás menos, pero le parecieron chicas mayores, de quince o dieciséis. Casi mujeres, y él un niño. Nunca antes las había visto.

Estaban fumando, las tres, y al crío le chocó la estampa.

Al volver a casa le contó a su madre lo de aquellas chicas y ella, con un irónico mohín, le dijo que vaya unas chicas… golfas. “Golfas”, dijo su madre.

El infante se quedó con la copla del adjetivo.

Las vio días después y les espetó que eran unas golfas porque estaban fumando. Y en vez de enviarlo a pelar monas…, que hubiera sido lo natural, aquellas chicas lo acogieron entre asombradas y divertidas.

Sé que la relación duró lo que el curso y que fue inexorablemente desigual…, pero maravillosa, lúdica y, sobre todo, iniciática para él.

Y desaparecieron de su vida para siempre. Ellas, seguro, lo olvidaron.

Él a ellas no.

II

Años después revisó aquel pasaje de su memoria sentimental.

E inevitablemente le aplicó algo de hermenéutica, psicología básica y un mucho de sentido común.

Entre otras cosas porque se conocía bien.

Lo que chocó al niño no fue la circunstancia irrelevante de que aquellas chicas fumaran o no, sino la simple y poderosa presencia de tres criaturas que se le aparecían a los ojos con un significado nuevo.

Se fijó en ellas porque la Vida lo hería a primera sangre.

Se lo dijo a su madre porque le fue imposible contener en su desbordado pecho aquel vertiginoso resplandor. En aquel niño apuntaban la sombra del lobo y sus futuros dolorosos tributos.

Se atrevió a decirles una tontería porque de algún modo había que entrar a aquellos tres ángeles.

Y la Belleza lo apresó para siempre. Bendito crío…

III

Una de aquellas criaturas y aquel niño trabajan ahora juntos.

IV

No sé si decirle algo…

Girls In Their Summer Clothes. Bruce Springsteen.

“aunque nada me pueda devolver esas horas de esplendor en la hierba”
William Wordsworth

… dedicado a CV y a sus/mis amigas de entonces
© CrisC

20 Responses to “ESPLENDOR EN LA HIERBA”

  1. Says:

    Díselo, le gustará 🙂 .

    Me gusta

  2. coeliquore Says:

    El descubrimiento del otro sexo, la vida que brota, la fascinación por la belleza, el hombre que nace del chiquillo. Afortunadamente estos recuerdos la memoria no los olvida.
    Me gustan especialmente lo de “la Vida lo hería a primera sangre” y el precioso cuadro de Farrés.

    Me gusta

  3. CrisC Says:

    Vale, Clothbbi 🙂 .

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    Todo eso que dices, Coéliq, todo.

    Me gusta

  5. CV Says:

    Gracias por el relato tan tierno y sensible. Me has hecho vibrar, sonreír, palpitar…

    Me gusta

  6. CrisC Says:

    Gracias a ti, Summer, por coprotagonizar esta historia.

    Me gusta

  7. Rubén Says:

    Intento imaginar esa fascinación preadolescente y esa herida “a primera sangre” llena de vida.

    Me gusta

  8. CrisC Says:

    Hazlo, Rubén, imagina los instantes. Estuvieron llenos de luz.

    Me gusta

  9. Romi Says:

    La vida está marcada por hitos, a pesar de ese aparente devenir fluido y constante que ofrece. Recordarnos a través de ellos nos hace congratularnos con nuestro pasado y comprender a las personas que somos. Sin duda un buen camino para el conocimiento interior.
    Tu relato es de una ternura entrañable hacia ese niño que fuiste; un placer leerlo.

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    Acuerdo contigo en lo que dices de la vida.

    Es un devenir que fluye, marcado por hitos que no contradicen ese flujo como tampoco éste excluye los momentos únicos.

    Me conmueve comprobar algunas veces que soy quien fui. Y acuerdo de nuevo, contemplo con ternura a aquel niño.

    Me gusta

  11. Atticus Says:

    No me preguntes la razón, pero este post me recuerda aquella peli que vimos juntos, “El filósofo”, pero en poético.

    Me gusta

  12. CrisC Says:

    Había tres chicas, creo recordar, y un filósofo. Y algo amable entre ellos. Algo así.

    Me gusta

  13. konnichi wa Says:

    Momentos, instantes, pequeños fotogramas que viven en nuestro recuerdo. De repente un día vienen a la memoria y nos regalan una sonrisa. Son vivencias mágicas igual que el niño que todavía somos, por suerte. Tu historia evoca mis propias historias, por eso es tan bonito leerte, porque son historias comunes, y tan bellas.
    Tan bonico que serías diciéndoles golfas…

    Me gusta

  14. CrisC Says:

    Instantes que se reclaman eternos.

    Y que abiertos a la mirada de todos hacen evocar las historias que son de todos y, como dices, “tan bellas”. Ninguna literatura querría más.

    Este post no podría recibir mejor elogio. “Golfas”, sí, las dije…

    Me gusta

  15. Aliénor Says:

    Estoy conmovida.

    Seguramente porque tengo una historia parecida, en otro contexto, en otro momento, con esa persona a la que no me atrevo a decir.

    Qué deprisa pasa el tiempo, j………

    Me gusta

  16. CrisC Says:

    Celebro tu conmoción, Ali.

    Ya podrías decir lo que atrevieses de esa historia, contexto, momento y persona. Si tal fuese tu querer.

    Celebro tu vuelta a estos criscractalares.

    Me gusta

  17. Miguel Says:

    Qué importantes son para cada uno simples destellos de la vida, CrisC, pasan desapercibidos, pero se quedan en la memoria…

    Uniendo este bonito texto tuyo junto a otro en el que nos recuerdas que hay que vivir como si cada día fuera el último, veo que lo ideal sería un solo día con muchos destellos… pero eso no siempre es fácil…

    Me gusta

  18. CrisC Says:

    Esos destellos a veces iluminan el resto de una vida.

    Un compromiso entre alguna previsión y el carpe diem parece cosa deseable. Hay días con muchos destellos y días de uno solo: que vengan cuantos podamos y quieran.

    Me alegro de tenerte por aquí, Miguel.

    Me gusta

  19. isa Says:

    Me encanta leer vuestros comentarios, aunque lo haga sólo esporádicamente. Soy incapaz de expresarme con esa sensibilidad. Enhorabuena a todos !!
    Isa

    Me gusta

  20. CrisC Says:

    Claro que eres capaz. Espero que comentes en el post de ahora y en los que sigan. Bienvenida, Isa.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s