ANTROPOLOGÍA CINEMATOGRÁFICA

31:::octubre:::2014

Charles_Chaplin[1]


I

Recuerdo unas finísimas ironías sobre los críticos de cine.

Eran de Fernando Savater. Decía que tenía localizados algunos críticos profesionales para ir a ver exactamente lo que denostaban con dureza y evitar lo que babosamente recomendaban.

Con tal criterio confesaba haber disfrutado de verdaderas joyas como Blade Runner o Los Intocables. Y alguna otra que ya no recuerdo… ¿Quizás lo decía en La infancia recuperada? No, ahora que lo pienso, no: el libro es de 1976.

II

Últimamente veo bastante cine en televisión.

A veces consulto la ficha técnica en algunas web, algunas veces estas páginas incluyen críticas profesionales y comentarios de usuarios diversos.

Me sorprende que las críticas de los profesionales sean por lo general mesuradas y positivas, o muy positivas, mientras que las de los usuarios son toscas o alambicadas pero casi siempre demoledoras.

No me arrodillo ante ningún crítico así sean los hijos putativos de los mismísimos hermanos Lumière, amén, pero me pregunto por qué el personal anónimo es tan despreciativo y faltón.

No son creíbles, algo sé del alma humana.

Ya les tomé la matrícula en éste y otros ámbitos de la cotidianidad. Y al respecto podría expresar una vez más, otra vez, mi sombría concepción de la naturaleza humana, pero hoy no me apetece.

Ese afán de seriedad, hondura y sapiencia que ellos creen tener porque despachan un film con cuatro juicios hueros y altisonantes, no es otra cosa que pura y descarnada necesidad.

Me importa poco, cero, su mayor o menor pobreza intelectual, no su efectismo, porque de donde de verdad proceden sus vanos juicios es de su necesidad de aprecio. Del ajeno y del propio.

III

Pero quién…, ¿quién no necesita arrobas de uno y otro?

http://youtu.be/nWCG5X3zqW0

© Vil Korea

MEDITACIÓN DE LA VIOLENCIA

24:::octubre:::2014

rotore-tipo-300-u

No me veo capaz de una reflexión profunda sobre la violencia.

Forma parte de la naturaleza humana y tiene tantas raíces, aristas y complejidades que algunos no dicen más que banalidades para orejas autosatisfechas. Los meapilas de siempre.

También es cultural, esto es, atizada por conspicuos buitres interesados.

Quienes me conocen bien saben que no negocio con ésa…, la corrección política. Y menos aún con lo que llamo, no sin retranca, left political right. Qué triste derrota del pensamiento.

Y también saben que me ha traído, trae y traerá algunas soledades.

Hay violencias que no pueden ser juzgadas desde fuera, eso es fácil, ful y maniqueo… Hay que estar en el ajo para saber por qué a veces se recurre a ese terrible demonio.

Lo que digo tampoco es una patente de corso, faltaría más.

Me sospecho capaz de violencia y, sin contradicción, digo que me repugna hasta el punto de que ni siquiera soporto una discusión a tono alzado en una tertulia radiofónica.

Acabo de pasar algunos días malos por culpa… digamos del sistema.

Y como haya un universo paralelo y los pille en alguna esquina les voy a reventar la cabeza como a una granada madura…, bueno, en realidad nunca lo haría, nunca, pero fantasear con ello me arregla el cuerpo un poco.

Esa dulce y espantosa tentación.

http://youtu.be/0KaWSOlASWc

© Six Roy

LEER EN VERANO

17:::octubre:::2014

NO 3. BABY
BICI. anna amirati anna ammirati
CHINORRI

.
:
.

En verano casi no leo. O no leo.

No tengo tiempo.

Entre el largo despertar, la playa, el trato gentil con las espirituosas estivales y la siesta…, ese indolente atocine de la oreja intimando con el sofá y un ojillo sobre las leonas del Masai Mara…

Y el Tour, las guiris y esas mamás (atentos al queo de la esplendorosa tilde desambiguadora) de las guiris, el Gym, la “soledad sonora” y abandonarse al puro flujo de ser en una noche henchida de estrellas y promesas…

Que no, que no, estíos hace que dejéme de lecturas.

Y a qué tanta ansia de ficciones, joerr, como si tales fueran lo cierto y no lo que de verdad son, sí, narcóticos en vena para soportar el deletéreo tedio de la vida urbana o el del pueblo en mitad de la Natura pajarera.

Y es que donde mucha lectura, poco swing, you know…

A piñón fijo van los lectores, unos, los urbanitas, con el cimborrio recalentado por el asfalto; otros, los green neorrurales de Gaia, con las nasales oxigenadas que te rilas leg down.

Y tanto leer, oiga, no puede ser bueno para un adulto.

Que luego pillan vicio malo y el síndrome los lleva a asaltar bibliotecas, chirlar en librerías de viejo y rajar, si se tercia, a su santa madre con tal de mamarse de narrativas ilusorias de todos los pelajes.

¿Quién mandaría al Guti inventar la imprenta y no la bici?

PATÁN

http://youtu.be/LcrshSXi3zg

© Hanníbal Léctor

PIE DE FOTO

10:::octubre:::2014

1374076542_398216_1374077634_noticia_normal
© Álvaro Ybarra Zavala

Llevaba años tras esta fotografía.

Creo que fue en el diario El País donde la vi -ahora ya lo sé- hace ocho. La busqué en Google introduciendo todos los vocablos y locuciones imaginables. Decenas. Y más. Sin éxito.

Hace poco salió en la tele, lo celebré, y me fui a las tripas del buscador.

La imagen es del día 6 de diciembre de 2006, en Ramadi (Iraq). La mayor Megan McClung, jefa de prensa de los marines, sonríe mientras fotografía al hijo de un líder suní.

El niño le apunta con una pistola.

Uno puede deplorar la horrorosa naturalidad con la que ese pequeño cabroncete encañona a la mayor McClung o, por el contrario y como ella, sonreír ante la infante ingenuidad.

No fue, sin embargo, la fotografía lo que más llamó mi atención, sino su pie de foto o -esto no lo recuerdo bien- lo que relataba el artículo… Poco después de ese instante, Megan McClung murió.

Ella, Álvaro y otros periodistas tomaron un convoy.

Justo antes de subir a los vehículos la mayor McClung pidió a Álvaro que le cambiara su sitio en el tercer coche…, quería consultar algunos temas con el jefe de grupo.

Al salir de una curva el convoy cayó en una emboscada… y el tercer vehículo recibió el impacto de un bazooka. Ella y otro ocupante murieron.

Suele decirse que una imagen vale más que mil palabras. No en este caso.

Desde hace semanas y estos días se van personas próximas y lejanas que no deberían y yo tengo unas ganas irracionales de arrancarle la cabeza a alguien y ponerla en una pica al sol.

La vida humana es insoportablemente frágil.

http://youtu.be/P8HaiPH2hFU

© Six Roy

MI SMARTPHONE Y YO

3:::octubre:::2014

e3c2c490-29d6-11e4-bc51-d5c83e784ee2_Facebook-update-Marcel-van-Oosten

Por fin. Estaba de ser.

Ya tengo esmarfone. Mi antiguo móvil iba a pedales, me lo vendió Wilma Picapiedra (la pagué en especie). Por cierto, no sé por dónde anda (Wilma, digo, no mi viejo móvil).

Medio verano urgándole las magras (a Wilma no, al esmarfone).

Me hago selfishes por doquier. Y envío wasabis mode tranqui porque tampoco esto es para echar cohetes. No confundo el sabath con el hombre y no voy a enmajaretarme a estas alturas del curso.

Ahora me lo saco, exhibo y manipulo sin vergüenza alguna en el Metro (el esmarfone, mal pensados)… Y también en las grandes superficies (y en las pequeñas). Y me quedo mirando al tendido con tronío.

Y qué circunspecto y pintón salgo en la foto.

http://www.youtube.com/watch?v=f3cRj2gfzoo

… dedicado a mis primos de aquí el enlace
© Vil Bill