LEER EN VERANO

17:::octubre:::2014

NO 3. BABY
BICI. anna amirati anna ammirati
CHINORRI

.
:
.

En verano casi no leo. O no leo.

No tengo tiempo.

Entre el largo despertar, la playa, el trato gentil con las espirituosas estivales y la siesta…, ese indolente atocine de la oreja intimando con el sofá y un ojillo sobre las leonas del Masai Mara…

Y el Tour, las guiris y esas mamás (atentos al queo de la esplendorosa tilde desambiguadora) de las guiris, el Gym, la “soledad sonora” y abandonarse al puro flujo de ser en una noche henchida de estrellas y promesas…

Que no, que no, estíos hace que dejéme de lecturas.

Y a qué tanta ansia de ficciones, joerr, como si tales fueran lo cierto y no lo que de verdad son, sí, narcóticos en vena para soportar el deletéreo tedio de la vida urbana o el del pueblo en mitad de la Natura pajarera.

Y es que donde mucha lectura, poco swing, you know…

A piñón fijo van los lectores, unos, los urbanitas, con el cimborrio recalentado por el asfalto; otros, los green neorrurales de Gaia, con las nasales oxigenadas que te rilas leg down.

Y tanto leer, oiga, no puede ser bueno para un adulto.

Que luego pillan vicio malo y el síndrome los lleva a asaltar bibliotecas, chirlar en librerías de viejo y rajar, si se tercia, a su santa madre con tal de mamarse de narrativas ilusorias de todos los pelajes.

¿Quién mandaría al Guti inventar la imprenta y no la bici?

PATÁN

http://youtu.be/LcrshSXi3zg

© Hanníbal Léctor

14 Responses to “LEER EN VERANO”

  1. Josevi Says:

    Este verano y este otoño, socio, ni lectura, ni amigos, ni blog ni náaaaa!…, esto de emparejarse absorbe que no veas.
    Pero tienes razón, “tanto leer no es bueno para un adulto”…

    Me gusta

  2. Atticus Says:

    Temo ser un asaltador de bibliotecas, de esos que acaparan y adornan sus horas y sus estantes con ficciones varias. Temo que los años me han hecho abandonar las playas, las guiris, las mamás y las mamas.

    A lo mejor es la mierda ésta del tiempo libre que ya quisiera libre. A lo mejor es la mierda ésta del tiempo. Y del paso del tiempo.

    Pero a mí las lecturas me buscan, o las busco. Son núcleo o sucedáneo, qué sé yo y qué poco me importa.

    Y a veces, ya ves, es la bici la que me lleva a sitios tranquilos en los que poder leer. Ese vicio solitario. Tienes razón: los vicios solitarios no son buenos para un adulto.

    Me gusta

  3. L u z Says:

    Me gusta mucha la canción que has escogido. Es de las que están en mi discografía. ¡Me encanta la música de esa época! ¡Y este es un temazo! ¡Yo ya me he puesto a bailar! No puedo evitarlo, el ritmillo me invade y los pies se van solos (: Gracias por ponerlo.

    La fotografía me recuerda a la serie de bicis que elegiste para un verano y tras su lectura, se comprende mejor que nunca el motivo por el que en los meses de julio y agosto la fisonomía de tus entradas tiene una caracterización especial.

    ¡Saludos, CrisC!

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    Ahora tú a la absorción, socio, que ya habrá tiempo de lecturas.

    Me gusta

  5. CrisC Says:

    Demasiado abandono, Atticus, no te especialices.

    Mira que el calentamiento global ése no mira pelo, aunque por otra parte eso de las bibliotecarias tiene su aquél (o aquélla).

    Y déjate de bicis solitarias, tira a la librera.

    Me gusta

  6. CrisC Says:

    Es una canción que ha fertilizado a otras.

    Recuerdo aquellas bicis del 2010 que sí eran para el verano, eran tiempos mejores.

    Saludos, Luz.

    Me gusta

  7. konnichi Wa Says:

    ¿Leer en verano? Di que no, CCT, no hay tiempo ni forma humana. Estoy contigo.
    Entre dormir, tumbarse debajo de un árbol a mirar las musarañas, que si ahora un baño, que si ahora una cervecita… Y el aplastante calor, eso sí que te atocina el cerebro!
    Aunque tuviera tiempo, no tendría riego (sanguíneo, digo).
    Me encanta cómo se descojona Patán.

    Me gusta

  8. CrisC Says:

    Pues sí, KonniW, no, como dice el chinorri.

    El verano aplasta las neuronas con su demoledora canícula y no da lugar más que a la siesta, la playa, unas birras y la filosófica contemplación del musarañeo del lugar.

    Y ese riego que no llega al caletre en tiempo y forma.

    Patán es un máquina. Y esa risa.

    Me gusta

  9. Krizstin Says:

    ¿Entonces mucho leer es mucho sublimar? Un poco malote sí eres.

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    Que me lean, atados los pulgares a un radiador, el Psychopathologie und selbstzerstörerische sexuelle paraphilias del Eminentísimo Dr. Johann Sebastian Mastropiero o, peor, las obras completas del padre Marina si, por ventura, anidaba en mi pensamiento la aviesa intención que prodigas en tu comentario, favor, Krizs.

    Me gusta

  11. Ψάρια Says:

    Supongo que el truco para leer es aprovechar las horas en que las ‘biciclistas’ están descansando. Mientras estén pasando no, ni de blas’ lee uno ni el más efímero proverbio oriental…

    Me gusta

  12. CrisC Says:

    Me parece, Ψάρια, digno de considerar la cosa lectora para esos momentos en que el churriciclerío descansa.

    Me gusta

  13. Rubén Says:

    La bici mucho mejor, no cabe duda.

    Me gusta

  14. CrisC Says:

    No cabe, Rubén, ni la cartesiana siquiera.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s