LO INEFABLE

9:::enero:::2016

ÁRBOL PENDE SOBRE EL MAR

“… si es en la cocina, entre los pucheros anda el Señor”.

Es una deliciosa sentencia de Teresa de Ávila. Se halla en el capítulo 5, apartado 8, de su obra intitulada Fundaciones. Hubo un tiempo en que leí (sobre) mística, y escribí. Alguno de mis posts guarda la huella.

No pensé nunca de ese modo en tal señor pero comprendo a Teresa.

Cuanto yo he buscado es algo claro a estas alturas de mi vida. Sé lo que es, cómo despliega el nocivo cauterio de sus bebedizas formas y el modo en que enardece y aplaca mi espíritu.

Sé lo que me quita y da porque soy su criatura.

Roza lo inefable, eso ya lo sé, pero si alguien lo conjeturase me llenaría de alegría, porque entonces sabría de mí y de las hechuras de mi alma. Y de una piel insuficientemente armada. La mía.

Siempre intuí lo que buscaba en ello. Lo que no. Lo que aún ansío.

Me hiere, me colma de luz.

https://youtu.be/S-Xm7s9eGxU

© CrisC

12 Responses to “LO INEFABLE”

  1. Vicky Says:

    Me ha parecido tan fresco, tan profundo. Especialmente me agradó “Me hiere, me colma de luz”. Parece una confesión, lo que dice el deportista cuando ha corrido 40 km, el drogadicto en éxtasis o el enfermo mientras delira.

    Me gusta

  2. CrisC Says:

    Gracias, Vicky, tu comentario rebosa delicadeza y hondura.

    Me gusta

  3. @mSIRP Says:

    Me detengo en la sombra entrecortada de ese árbol que parece convertirse en ave para ascender todavía más y más alto junto a Satie… Lo inefable… Leo y tras el tercer párrafo desde abajo pensé… Criscractal… Tú tienes el don de nombrar lo más difícil, aquello a lo que no sabemos dar palabras…

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    Quizás la poesía consista en “nombrar lo más difícil”, todo aquello que por habitar los abismos se resiste a ser dicho. Ojalá, @P, yo tenga unas briznas de ese don.

    Me gusta

  5. Josevi Says:

    Dice San Juan de la Cruz: “entréme donde no supe, y quedéme no sabiendo, toda ciencia trascendiendo…” (coplas sobre “extasis de harta contemplación”). Ahi está la clave de la “mistica” (espiritualidad, o como se quiera llamar…). Su inefabilidad al pertenecer al mundo del “sentir anímico”, y solamente a través de la poesía, podeis aproximaros con palabras a ese sentir,, cual curva a su asíntota aproximandonse sin tocarla nunca.
    Bien dificil es conocer las “hechuras del alma” desde el intelecto.
    Salut

    Me gusta

  6. In progress Says:

    Creo que cuando las emociones se comunican, cambian, pues parece que palabras y emociones no son de la misma naturaleza y siempre resulta un reflejo lo verbalizado.
    Aún así, comparto con vosotros en que algunos tenéis la capacidad de reflejar con mucha claridad esas emociones.
    Gracias por ello.

    Me gusta

  7. Atticus Says:

    “Lo inexpresable ciertamente existe, se manifiesta, es lo místico”. Esto decía (creo que la cita es literal) Wittgenstein en el “Tractatus”. Y también que de lo que no se puede hablar, mejor es guardar silencio. Pero él habló hasta donde pudo y luego quiso aunque no pudo. La poesía, creo que acierta Josevi, es el lenguaje privilegiado, seguramente el único, porque el de la religión es el de la poesía pero con afán escatológico. Y, además, añade lo de la asíntota: hermosa metáfora, no siempre comprendemos que el lenguaje de la matemática es poético, sólo que reservado a unos pocos, aún menos que los de la poesía.

    Estoy recordando unos versos de Pessoa: “De qué estoy cansado, no lo sé”. ¿Es lo inefable?

    Me gusta

  8. CrisC Says:

    Dado lo inefable de toda experiencia mística nos vemos abocados a la palabra oblicua que se pone a sí misma en cuestión para poder decir algo de esas hechuras. Me gusta, socio, esa imagen de la asíntota.

    ***

    Acuerdo contigo, Ip, en esa casi metamorfosis de la emoción cuando se intenta decir algo de ella. No son naturalezas ajenas pero es cierto que la palabra no puede decir cuanto aquélla es. “Quizás del otro lado de la muerte –escribe Borges- sabré si he sido una palabra o alguien”.

    ***

    Eso o algo así dijo Wittgenstein (nunca lo entendí). Lo cierto, Atticus, es que el silencio tiene en sí algo místico; pero la poesía no es silencio y, sin embargo, pretende hacerle decir. Añado a tus versos de Pessoa las palabras de Cortázar que supe por ti: “cómo cansa ser todo el tiempo uno mismo”.

    ***

    Buff, nos hemos venido arriba, asustamos al personal y esto tiene que descender (voy a pensarme un taco gordo, irreverente, escatológico, brutal, soez…, y lo escribo mañana o así).

    Me gusta

  9. Atticus Says:

    Empezaste tú.

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    Cierto, cierto…, joderr, hostiaputa y cagontó.

    Me gusta

  11. Krizs Says:

    Sea lo que sea lo que sugieres, parece que aún te acompaña. Intentaré conjeturar lo que es, a ver si doy con ello.

    Me gusta

  12. CrisC Says:

    Sí a lo primero, Krizs. Y a lo otro a ver

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s