DEFENSA PERSONAL

19:::mayo:::2016

Quien guarda su boca, guarda su alma.
Proverbios. 13:3

Hay una secuencia en El Padrino que me impresiona vivamente.

Corleone recibe de Sollozzo la oferta de entrar en el negocio de las drogas. Sonny, su hijo mayor, interviene imprudentemente (3’40’’) y su padre lo ataja de inmediato pero con mesura.

Al fin y al cabo también las alimañas tienen pulsiones filiales.

Al acabar la reunión e irse Sollozzo, Vito Corleone llama a su hijo (4’30’’): “¡Santino! ¡Ven aquí! (…) Cuando hablemos de negocios delante de extraños no vuelvas a decir lo que estás pensando”.

Callar lo que se piensa…, oh, what a Beauty!

Yo no soy capaz de una elevación estética tan deslumbrante. Y aunque practico con denuedo, no es fácil… Y tiendo en mis relaciones personales a la confidencia veraz, más, a una ingenua, estéril e ilusa generosidad.

Creo haber dicho lo que pienso pero no lo he dicho todo.

Secuencia de El Padrino (USA, 1972). Francis Ford Coppola.

© Vil Korea

11 Responses to “DEFENSA PERSONAL”

  1. In progress Says:

    Hay cosas que deben permanecer piel adentro, pues es el lugar al que pertenecen.
    Y eso no resta honestidad a los cercanos.
    Un abrazo colectivo a toda la “familia” CrisCracTalera, de esos que se dan en Sicilia y sellan pactos eternos.

    Me gusta

  2. CrisC Says:

    Una dialéctica de la lucidez. Eso.

    Que concite la elegancia de lo que debe guardarse bajo la piel y el coraje para airear lo que no y evitar el peligro de que fermente. Es oferta necesaria que no debe ser rechazada.

    Y si no, Ip, dialéctica a la siciliana.

    Me gusta

  3. U-topía Says:

    Todo un dilema que aún no he resuelto porque tiendo a decir lo que pienso. Sin embargo cada vez con más frecuencia concluyo que ¿para qué sirve? Así que veo sensato, cuando se cuecen “negocios” importantes, no dejar traslucir nada de lo que se piensa. Por otro lado, es tan liberador decir lo que se piensa…

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    Aspiramos contradictoriamente a ambos términos del dilema.

    Tan pronto militamos en el silencio sensato como lo hacemos en las filas liberadoras del ahí lo dejo

    Quizás, U-top, lo que cuenta es que algo se cueza.

    Me gusta

  5. Vicky Says:

    En mi dialecto se usan muchas señas, palabras adornadas y laberintos para obtener lo que uno quiere. Decir las cosas de frente a menudo es una ofensa. Lugar apropiado para la corrupción y el triunfo de las aves rapaces.

    Sin embargo, volviendo al tema del post. Sí, la confianza veraz la considero necesaria. A menudo la forma hace que las palabras sinceras logren su cometido. Es un equilibrio complejo entre fondo y forma. Decir lo que uno piensa para que cause lo que uno quiere. Suena maquiavélico pero algo he aprendido con el tiempo.

    Me gusta

  6. CrisC Says:

    La lengua oblicua obliga a la hermenéutica.

    Creo y descreo sin contradicción -o con ella, yo qué sé- en algunos de esos universales acabados en “ad”: lealtad, veracidad, generosidad…

    Callar o decir lo que uno piensa, Vicky, todo un arte.

    Me gusta

  7. Atticus Says:

    Hay una diferencia nada sutil entre decir lo que se piensa y callar lo que se piensa. Los que hacen lo primero pasan por sinceros cuando a menudo no son más que bocazas. O, peor aún, ignorantes que deberían estar en silencio para no verbalizar su absoluta estulticia. Callar lo que se piensa es más complejo, todo un arte, como dices antes: saber dosificar, no mentir sino administrar, según quién, según cómo.

    Dicen que nunca segundas partes fueron buenas. Menos en “El Padrino”.

    Me gusta

  8. In Progress Says:

    A mí lo que más curioso me resulta, y disculpad por intervenir tantas veces (es porque en la aportación de todos, aparecen tantos matices!) es que cuando nos “sinceramos” estamos convencidos de que estamos manifestando la verdad.

    Y no es más que una opinión particular más (y entre miles) de un hecho, y además condicionada por el momento emocional en que lo narras.
    Eso, lo que tú dices CrisC, para que no fermente.
    Pero seguramente cuando lo dices, ya está fermentado, y por tanto, ya no es fiel al hecho y ya “duele” en el oyente, por lo que resulta una verdad inútil.

    La verdad sería, en todo caso, la suma de todo, todas las evoluciones de ese hecho a través de los altibajos emocionales.

    Porque sí, hasta los hechos son transformados por las palabras.

    Y cualquier palabra, o conjunto de ellas, expresadas con la mirada y la presencia de alguien así:

    http://www.theplace2.ru/archive/marlon_brando/img/bra7_1.jpg

    se entenderá como certera… o nos lo parecerá… o querremos que nos lo parezca.
    Cuando posiblemente no exista nada acertado.
    O todo lo contrario.

    Me gusta

  9. CrisC Says:

    Soy menos de Wittgenstein que de El Último de la Fila.

    Esto es, guardar silencio poco, lo debido, y más de mejorar la belleza del silencio o, si no, sí, callar.

    Y de eso que dices, Atticus, según con quién y cómo.

    ***

    Acuerdo, Ip, en eso de la inutilidad de la verdad.

    Cuando uno tiene que decir algo, cuando uno está obligado a decirlo, qué valor tiene entonces. Ya ha fermentado y empezado su pudrición. El dolor ya no es útil.

    O ayuda a vivir o mejor callar; la verdad, digo.

    Me gusta

  10. Josevi Says:

    Decir lo que se piensa o callarlo dependerá de las circustancias. Nuestros pensamientos no deben manifestarse en ciertos momentos, el de la negociación, por ejemplo, que invita a no decir todo lo que se piensa. Cuando consideramos que es necesario que se conozcan nuestros pensamientos, en ese caso, hay que manifestarse. Como aparece y desaparece una función en sus puntos de discontinuidad. Eso sí, en nuestro actuar, siempre coherentes con nuestro pensar y sentir.

    Me gusta

  11. CrisC Says:

    Somos inevitablemente nuestra circunstancia y a veces nos demanda silencio y otras no. Y sí, socio Josevi, es cierto, procuremos coherencia entre nuestros pensares y sentires.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s