TELEOPERADORAS

9:::febrero:::2017

395

O

Agosto, 03:57 PM… 😦

I


– Ring, ring…
– Clic, ¿sí?
– Buenas tardes, señor. Mi nombre es Claudia y el objeto de mi llamada…
– Discúlpeme, por favor -le digo-, ¿cuál es su nombre?
– … sí, señor, buenas tardes. Mi nombre es Claudia y el objeto de mi…
– Discúlpeme, Claudia…
– … y el objeto de mi llamada…
– Discúlpeme, Claudia, ¿tiene un minuto para escucharme?
– … sí, señor…, claro…, dígame…
– Verá, Claudia, estoy de vacaciones y sesteaba…
– … señor, yo…
– … no, por favor, no se disculpe. No tiene por qué hacerlo. Créame que respeto su esfuerzo. Y la respeto a usted.
– … comprendo, señor, pero…
– Verá, Claudia, le voy a decir algo que quizás no entienda, o sí, quién sabe. En cualquier caso, no me diga nada, por favor, no es necesario y se lo ruego. Será menos de un minuto.
– … claro, señor…

II

– Querría decirle dos cosas: una es que la quiero…
– …
– Y le deseo lo mejor del mundo, a usted y a los suyos. De corazón.
– …
– Lo segundo es una vulgaridad, bien lo sé, pero me lo pide el cuerpo y no acostumbro contrariarlo. Déjeme decirle algo a la maquinita que nos graba a ambos: a todos esos altos cargos que a Claudia y a mí nos obligan a esto…
– …
– … sabed que me cisco en cada uno de vosotros y en todos, partida de alimañas que ingerís ambrosía en vuestras comidas de trabajo pero excretáis heces en vuestros consejos de administración
– …
– … y en cada miserable informe, junta, reunión, brainstorming o conjura que urdís en vuestros despachos rebosados de miasmas
– …
– … e incluyo en mi aversión a toda la caterva de politicazos mangantes, parásitos, eunucos, corruptos e inútiles que los consienten…, y a los rebaños de electores que los aúpan, ceban y mantienen en sus poltronas
– …
– … unos y otros probáis el señorío del Mal.
– …
– … Pero a usted la quiero…, Claudia. A usted la quiero.
– …
– Le ruego disculpe mis malas palabras. No me olvide, por favor, se lo ruego; hoy, al fin y al cabo, usted ha aliviado mi soledad.
– …
– …
– Buenas tardes, señor.
– Buenas tardes, Claudia.

Soledad. Astor Piazzolla.

© Vil Korea

16 Responses to “TELEOPERADORAS”

  1. paraqueloleas Says:

    No importa lo que le digas, mañana te volverá a llamar y no se acordará de ti, te dirá: ” Buenas tardes, señor. Mi nombre es Claudia y el objeto de mi llamada”… Es un p… bucle.
    Ah! y eso de que graban las llamadas… yo he solicitado una grabación de un día concreto y me han ido pasando de unos a otros, y nadie sabe nada, nadie sabe quién es el jefe, ni quién se encarga de eso. Pero estoy segura de que si me llegan a grabar diciendo pipi, caca, culo, acabo en la cárcel.

    Me gusta

  2. In Progress Says:

    Yo también quiero a Claudia, tenga hijos que mantener o no.
    Y a veces pienso… por qué me gusta tanto leer este blog?
    Porque escribes cosas como éstas.
    Un beso a Claudia y a todo el conjunto criscractálico, virus de placa base incluidos.

    Me gusta


  3. Pobre Claudia obligada por unos míseros pesos/dinares o lo que sea a estar al tfno molestando a gente que no quiere ser molestada!
    Y pobres nosotros que no sabemos cómo quitarnos a Claudia de encima, siempre a la hora de comer.

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    Si vuelve a llamar, la diré otra vez que la quiero. Y sí, Páraq, si dices tacos te llevan a Guantánamo. Fijo. Gracias por tu comentario.

    Me gusta

  5. CrisC Says:

    Claro que sí, Ip, queremos a Claudia y hasta a la placa base. Gracias por tus palabras de aliento y por tu comentario.

    Me gusta

  6. CrisC Says:

    Claudia lo sabe y lo siente, por eso la respeto y la quiero, incluso a la hora de comer. Gracias por tu comentario, MrV.

    Me gusta

  7. Miguel Says:

    …me ha caído bien Claudia. Seguro que es hermosa y buena.

    Y, por otra parte, ese señor que trata de humanizar la llamada, que se indigna con tanto injusto, que declara su cariño a Claudia, no debería sentirse solo, al contrario.

    Ojalá, CrisC, algún día sólo haya soledad para los que prueban el señorío del Mal…

    Me gustó leerte, gracias.

    Me gusta

  8. Vicky Says:

    Claudia tenía dos opciones reirse o pensar. Quizás prefirió reirse.

    Me gusta

  9. CrisC Says:

    Claudia es como dices, Miguel, claro que sí, y merece el cariño de su interlocutor no menos que su respeto.

    Ella, además, alivia la soledad que el Mal esparce a manos llenas con toda la impunidad de una nueva caja de Pandora.

    Gracias por tu comentario.

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    Afortunadamente, a veces la risa nos salva… a mí, a ti o a Claudia y a tantos. Gracias por tu comentario, Vicky.

    Me gusta

  11. Josevi Says:

    Jejeje, me he reído las ganas con esta entrada. Muchas gracias, socio.

    Pues lo siento mucho por Claudia, pero he decidido no hablar más con ningún teleoperador. Paso del teléfono si el número no aparece, o no lo tengo en mis contactos. Claudia es un “ángel” (palabra que significa mensajero), por lo cual, a través de ella, de su voz, se manifiestan todos esos en los que te has ciscao… Así que he decidido pasar a la resistencia pasiva 😉

    Me gusta

  12. CrisC Says:

    Yo también lo siento por Claudia porque no puede elegir y, como dices, portavocea a toda esa horda de canallas con mando en plaza. Me cisco en ellos, en efecto, y a Claudia la quiero.

    Me repito, socio, en esto no me vayas a hacer la cobra pasiva, favor (este favor sin preposición se lo debo a nuestro común amigo Manolo…, que lo extraía de las pelis retro de acción del medievo), y recomiéndame algo.

    Gracias por tu comentario.

    Me gusta

  13. Josevi Says:

    Cada vez soy menos de recomendaciones, pero si quieres podemos afinar agendas y buscamos una tarde para charlar frente a un cafetito 😉

    Me gusta

  14. Atticus Says:

    Claudia está en la otra parte del mundo y sonríe. No puede decir nada, esos mierdas la echarían si se atreviese a confesar al aspirante a cliente que trabaja en condiciones que bordean la esclavitud para hacer un trabajo que inevitablemente choca con el cliente volcánico. Ella no tiene la culpa y escucha, escucha, sonríe, le dirá por la noche a su marido lo que alguien le ha dicho. Él también ha aliviado su soledad.

    Me gusta

  15. CrisC Says:

    Afinamos, socio, y cafécharlamos. Gracias por tu comentario.

    Me gusta

  16. CrisC Says:

    No había reparado en ello, Atticus, el cliente también alivió la soledad de Claudia. Gracias y gracias por el comentario.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s