LUZ LONG

10:::marzo:::2017

phpunNOQb20130425153445.jpg_ArticleWide
jessie-owens-luz-long

I

A últimas horas de una noche de verano veo un documental.

Sobre Carl Ludwig Long (1913/1943), atleta olímpico alemán, rival de Jesse Owens en los XI Juegos Olímpicos de Berlín (1936). Me emocionó por cuanto contenía y leo después en Google.

Hitler pretendía demostrar la superioridad aria.

El fenotipo de Luz correspondía al de esa delirante raza : 1’90, cabello rubio, blanco, ojos azules (anoto, de pasada, que el concepto de raza no es científico, pero sí estúpido y racista).

II

En los saltos clasificatorios Owens, rival directo de Long, comete 2 nulos.

Le queda un salto para caer eliminado. Luz se acerca a él y le sugiere que bata mucho antes de la marca en el suelo… Sabe que aún así lo logrará. Owens coge carrera, bate 20 cm antes y pasa a la final.

En esa final Long salta 7’87 metros, Owens 8’06: medalla de oro.

En el documental se ve cómo Long se acerca a Owens, le da la mano y se la pasa por el hombro. Es el primero en felicitarlo. Luego se hacen fotografías que han pasado a la Historia.

Greatest Olympic Moment (2’46”). Jesse Owens & Luz Long (ver el 2’20”).

Esa nobleza de Luz Long determinó su destino.

Los deportistas de élite no eran enviados al frente, o iban a destinos poco peligrosos, pero eso no ocurrió con Luz. Herido durante la invasión aliada de Sicilia, murió en 1943.

Se cartearon y cultivaron su amistad hasta la muerte de Luz.

III

Acabada la guerra, Owens viajó a Alemania para conocer a su familia.

Y dijo esto de él: “…se podrían fundir todas las medallas y copas que gané, todo ello no valdría nada frente a la amistad de 24 quilates que hice con Luz en aquel momento”.

Una calle en Leipzig, su ciudad natal, y otra cercana al Estadio Olímpico de Múnich llevan su nombre. Es uno de los pocos atletas que tiene la medalla de Pierre de Coubertin al espíritu olímpico.

Ni hitler felicitó a Luz Long, ni roosevelt recibió a Jesse Owens.

IV

Acabo el post. En pie.

Ebony & Ivory. Stevie Wonder & Paul McCartney.

© Six Roy

16 Responses to “LUZ LONG”

  1. Atticus Says:

    Veo que pones los nombres de los atletas con mayúscula y los de los “jefes” en minúscula. Es lo justo.

    No conocía la preciosa historia. Conmovedora, como dices. Escasa. Nadie presta atención a actos así que definen lo bueno.

    Me gusta

  2. CrisC Says:

    Conocía la gesta de Owens, como todos, pero nada de Luz Long.

    Más adelante leí alguna cosa sobre Owens, lo pasó realmente mal en aquellos USA racistas, pero ésa es otra historia. La de Luz es preciosa y trágica. Hombres así salvan al Mundo.

    Sí, esas minúsculas son justas. Gracias por tu comentario, Atticus.

    Me gusta

  3. In Progress Says:

    Si hubiera un casting de razas, claramente se llevaría la palma la raza negra: piel más fuerte y resistente, sistema inmunológico más efectivo, dentadura a prueba de caries, pelazo, traseros perfectos (ellas y ellos), bailan del copón…
    ¡Y yo sin novio negro!

    Me gusta

  4. Miguel Says:

    Parece que Luz sabía dónde estaba la verdadera gloria, y Jesse también.

    Imagino que Long deseaba que ganara Jesse por todo lo que significaba esa victoria y por todo lo que hubiera significado su propia victoria.

    Y desgraciadamente le hubiera ido mejor si se hubiera olvidado de Jesse…pero se hubiera traicionado a sí mismo.

    No entiendo que en nuestras conversaciones cotidianas no intentemos mantener el recuerdo de personas ejemplares. Quizá hitler debería ser la imperdonable y gravísima anécdota conocida a través de la historia de Luz.

    Puede que el verdadero homenaje consista en no olvidar. Y para no olvidar hay que mantener lo que es importante día a día, conversación a conversación, palabra a palabra…

    No es fácil.

    No conocía nada acerca de Luz. Gracias, CrisC.

    Me gusta

  5. CrisC Says:

    No hay razas en nuestra Especie y no podría haber casting…

    De haberlo, puede que los blanquitos lo tuvieran difícil en más de un campo, ellos…, porque nosotros los mediterráneos no somos blancos ni negros, eso sí, algo lechosetes en invierno y a la canela los veranos.

    Gracias, Ip, por tu comentario.

    Me gusta

  6. CrisC Says:

    Ignoro qué llevo a Long a ayudar así a Owens.

    Y además en un clima político que Luz no podía ignorar. Quizás por pura nobleza, y ésta no calcula consecuencias.

    En este único sentido hitler es anecdótico y un bufón.

    Acuerdo contigo en el homenaje que la memoria otorga a personas como Luz Long y Jesse Owens.

    Gracias por tu comentario, Miguel.

    Me gusta

  7. clothbbi Says:

    Un homenaje necesario y maravilloso. Muchas gracias por mostrarnos nombres de tantísimo valor. Es necesario escribirlos y recordarlos para que sigan estando presentes. Un fortísimo abrazo, CrisC.

    Me gusta

  8. CrisC Says:

    Es un humilde homenaje que me llena de gozo, Clothbbi, abrazos y gracias por tu comentario.

    Me gusta

  9. Vicky Says:

    Alemania y Estados Unidos, ambas sociedades altamente industrializadas. Alemania era donde los norteamericanos aprendían procesos y la guerra ya perfilaba a América del Norte como la próxima gran potencia.

    En el camino al “impulso civilizador”, las sociedades olvidan lo más básico del ser humano, su capacidad de decidir, su individualidad, las amistades liminales y las sonrisas que lo dicen todo.

    Orwell criticaba que unos pilotos altamente civilizados le quisieran lanzar bombas sin siquiera conocerlos. Y quizás en ese camino hacia sociedades perfectas, nos comportamos como monos, que según he leído, también matan en nombre de símbolos y nociones imaginarias como la patria.

    “…Las campanas doblan por ti…”

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    Ese impulso civilizador es, con mucha frecuencia, un impulso depredatorio, nunca de pueblos contra pueblos, sino de señores de la guerra y el comercio (¿son distintos?) contra otros como ellos y siempre contra pueblos que consienten y/o padecen a esas alimañas.

    Una característica de la guerra tecnológica que inaugura la Gran Guerra fue la distancia respecto del enemigo al que se asesinaba, esos pilotos que citas y esos monos que han sido entrenados para asesinar por esos patrióticos imaginarios.

    Gracias por tu comentario, Vicky.

    Me gusta

  11. Krizs Says:

    No había oído hablar de este atleta alemán. He visto el enlace. Y como dices al acabar tu post: en pie.

    Me gusta

  12. CrisC Says:

    Celebro habértelo mostrado y sí, Krizs, en pie. Gracias por tu comentario.

    Me gusta

  13. In progress Says:

    “Patria imaginaria”.
    !Qué acertados estáis, caballeros de la mesa criscractálica!
    Confieso que leeros ilusiona, pues se intuye una resistencia firme y no violenta frente a esas estructuras político-económico-bélicas tan cutres que se valen de símbolos ridículos e inexistentes para su beneficio privado, privativo y egoísta.
    Sentido de la propiedad, nefasto invento de los humanos (y puede que también de algunos animales).
    Gracias por esta inyección de aire fresco e ilusionante.

    Me gusta

  14. CrisC Says:

    Celebro esa ilusionante frescura que hallas en esta heterodoxa y no artúrica mesa criscractálica, Ip, gracias a ti por tu participación en ella y por tu comentario.

    Me gusta

  15. Utopía Says:

    Como has cerrado los comentarios de tu último post, me escapo por aquí para decirte cuánto me ha gustado y que sepas que te sigo aunque no siempre comente. He intentado enviarte un correo pero no sé cómo demonios se hace.

    Hale, un abrazo para el hombre metálico.

    Me gusta

  16. CrisC Says:

    Sí, los cerré, bueno… unos días. Volveré. Gracias, U-top, por tu presencia en criscractal. Y gracias por tu comentario.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s