LEO SIN LEER EN MÍ

21:::abril:::2017

intelestua


I

Últimamente salgo poco, muy poco, casi nada o nada -bueno, algo salgo…

II

Al casi no salir, no salgo casi (veo que pilláis al vuelo el sesgo tautológico).

Ni al mundo, el demonio o a la carne salgo. Y me doy entonces a la molicie hogareña, a saber, al telefutboleo, la birra en vena, la mucha pizza o al fruto seco. Todo ello sin mesura ni temor de Dios. A tuttiplén.

Y me he atocinao, plop, a lo menos 666 gramos en canal (plus).

El hígado tampoco me anda muy católico y se me insurrectan la igm, los triglicéridos y no sé cuántas tribus metabólicas de ésas que pululan por los vasos y vericuetos hemáticos de my body nice.

Voy a tener que hacer tremendísima dieta, eso sí, no sin mis bio.

III

Y acudiré con religiosa regularidad al gym, a resoplar como un ciclao.

Pero ojalá esto fuera lo peor, lo más difícil, y no, lo peor es que entre birra y birra, gol y gol o quattro stagioni y barbacoa, uff…, miedo me da la confesión: ¡me dio por leer! ¡Oh, sí, leer! ¡Yo! Válgame Dios…

De todo, criscris: ensayo, poesía, narrativa, teatro… Adicto total.

Y hasta he comprado un nuevo libro, oh Señor, gordo (el libro, no el Señor), con su proemio, epílogo, apéndices, notas a pie de página y sin dibujo alguno. Y estoy que me leo encima y leo sin leer en mí.

III

Y, claro, he entrado en pánico. ¡Jelp!

Bolero Lento. Piero Piccioni (BSO Crónica de una muerte anunciada).

© Hanníbal Léctor

14 Responses to “LEO SIN LEER EN MÍ”

  1. Vicky Says:

    Qué envidia. Mi espíritu empírico y mi desgastante trabajo me han tenido esta semana lejos de los libros. Lo único que podría extrañar del desempleo era verme a mí mismo leyendo en estaciones de transporte con libros obsesos, leyendo absorto e ignorando la ciudad donde vivía. Eres un afortunado, por los libros, las birras (en Bogotá también se les dice “polas”) y por los goles.

    Me gusta

  2. In Progress Says:

    ¡Madre mía!
    Buen problema tenemos tod@s si te da por leer.

    Tan inocuos que parecen y con esas hojitas con que te miran, los libros te atrapan hasta dejarte sin capacidad de resistencia, obnubilan, encandilan, y lo peor… enamoran.

    La hemos cagao…

    Equipo criscractálico: Hagamos algo con carácter de urgencia.
    Yo propongo una sesión comunitaria de varias horas frente a los últimos 100 capítulos de “Los Simpson” o “Mi vida con 300 kilos”, eso sí, con ensalada y agua mineral sin gas.

    Me gusta

  3. CrisC Says:

    A veces lejos de los libros está la Vida.

    Mejor no cebarse en demasía y tomarse un descanso de vez en vez… Estamos en días de goles y ferias de libros y ayer aconsejé a un amigo un par de ellos, luego nos tomamos un par de polas.

    Gracias por este bello vocablo y por tu comentario, Vicky.

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    No son nada inocuos, ya ves, pobre Don Quijote.

    A veces atrapan, otras te echan a patadas y en alguna ocasión enamoran y te ayudan a enamorar. Bien está.

    Si es urgente, con gas (el agua). Gracias, Ip, por tu comentario.

    Me gusta

  5. Atticus Says:

    Lo llevas claro, chaval: libros y gordos. Esto es como entrar en las drogas, en una secta, en un túnel sin final. Venga, al gym.

    Aunque no sé si tiene remedio a estas alturas, me temo que es un caso irrecuperable de polilogopatía.

    Te lo advertí.

    Me gusta

  6. Krizs Says:

    ¿Cómo que sales poco? No me lo creo.
    Y que leas poco tampoco me lo creo, y que te hayas atocinao 666 gramos aún menos. Mira que leerte encima…

    Por cierto, estupenda BSO la del enlace.

    Me gusta

  7. Miguel Says:

    No recuerdo quién escribía algo así como: libro, hermoso libro, mínimo bosque, hoja tras hoja huele tu papel a elemento… tampoco sé si me habré inventado algo de lo que no recuerdo, pero sí, CrisC, estos vicios que describes son una envidia…dieta rica en lípidos, birras, fútbol con cacaos, y además, ese elemento arcaico y quizá arcaizante llamado libro: ¿el opio del pueblo pensante?

    Admiro tu atrevimiento al confesarte lector en estos tiempos de crisis e incluso permitirte cierto proselitismo de tu mal vicio. Sólo espero que las consecuencias de ello no te amarguen la existencia: tener espíritu crítico, cultivar la inteligencia, pensar por uno mismo, ¡¡qué peligro!!

    Un abrazo y gracias por mantener esta hermosa resistencia llamada CRISCRACTAL.

    Me gusta

  8. signos Says:

    ¡Uff, libros! No sé yo si te convienen a estas alturas. Tienes el Aleti en semifinales para entretenerte, y el internet ese, y las series de las que todo el mundo habla. No hace falta ir de culto por ahí leyendo libros. Además, dicen que en poco tiempo desaparecerán.

    Me gusta

  9. CrisC Says:

    El caso es que el gym me pone poco. Pocoooo…

    Y la polilogopatía ésa tampoco mucho, estoy en un sinvivir, qué digo, estoy en un leerme encima, válgame. A ver si va a ser el lupus ése… Voy a que me vea House.

    Gracias por tu comentario, Atticus.

    Me gusta

  10. CrisC Says:

    Poco, poco, Krizs, en esto del salir, digo; aunque estoy practicando. En el entretanto me lo hago encima…, lo de leer -decía.

    Y sí, temazo el del enlace. Gracias por tu comentario.

    Me gusta

  11. CrisC Says:

    Es Neruda -dice Google- el del “hermoso libro”.

    Hubo un tiempo en que no hacía dieta de libros, hoy sí, y rigurosa: uno ya no es el que era. Así que los suplementos alimenticios ayudan.

    Opio no, aunque una churri me prometió unas chamaítas marías. Mentira.

    Mal vicio éste de leer, Miguel, quien lo probó lo sabe. Resistiremos, no sé por cuánto tiempo, en criscractal.

    Gracias por tu comentario.

    Me gusta

  12. CrisC Says:

    No me convienen nada, ha sido una debilidad transitoria. Haré dieta. Y si desaparecen, leeremos horarios de trenes como recomendó Hans Magnus Enzensberger. Gracias, Signos, por tu comentario.

    Me gusta

  13. Josevi Says:

    Pienso que no está nada mal, eso de volver a leer.. algún que otro, de eso.. como se llama, aaaah sííí, libro. Nunca se sabe, dicen que algo se aprende. (Yo con eso del tamaño de la letra ya empiezo a tener problemas). ,-

    Me gusta

  14. CrisC Says:

    Libro, libro…, uff, eso se llama libro, qué peligro. No sé, socio, igual estoy metamorfoseando, como Gregorio Samsa. Gracias por tu comentario.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s