A WOMAN IN HER YELLOW CARELESSNESS

15:::junio:::2017

Vertí en sus ojos los míos. Cómo no.

Avaricié su sexo con hambre adolescente y sed de hombre. La empotré con una fuerza que no sabía mía. Le gustaban mis bebedizos besos y que la tomase por detrás: a veces derramada sobre las sábanas; otras, arrodillada.

Volqué en su boca mis labios, y tantas eyaculaciones como hay noches.

Me nutrí de la sangre que mordía en sus pezones. Y de su fausto bocabajo. Quise olvidar en ellos una soledad indisfrazable, la mía, aunque yo ya hubiera advertido desde antes que a ella le concernía poco.

Sus pechos probaban la existencia de Dios. Y su desdén.

Olvidé en su bolso el manuscrito de unas notas sobre Spinoza o quizás un viejo libro sobre la filosofía presocrática, ya no sé, y ella un secador de pelo, fotografías desnuda y unas bragas rosas en mi armario.

Le fui fiel…, o no, no sé si quise. Y no lo quise muchas veces.

… y si alguna vez mentí, mentí por amor
Friedrich Nietzsche. Así habló Zaratustra.

The Poet Acts. Philip Glass.

© Six Roy

8 Responses to “A WOMAN IN HER YELLOW CARELESSNESS”

  1. CrisC Says:

    No sé qué ha pasado durante toda la mañana con wordpress, no funcionaba; y tampoco en parte de la tarde.

    He mirado en Google y, en efecto, lo confirmaba. Problemas.

    Al volver a funcionar, el sistema ha elegido una foto que había puesto al principio.

    Ahora intentaba reponer la original y también ha habido no sé qué lío. Y los comentarios se han borrado.

    Menos mal que los había copiado antes por si acaso. Los iré poniendo poco a poco.

    No sé cómo va a quedar.

    Me gusta

  2. CrisC Says:

    I

    Krizsten Says: 9:::junio:::2017 at ”10:36” e

    No sé, como siempre, dónde empiezan y terminan en tus posts la literatura y lo real o ambas cosas, pero si existió esa “woman” (tonta no, lo siguiente) no te mereció ni una hora. Ya lo he dicho.

    Lo olvidaba: precioso post.

    CrisC Says: 9:::junio:::2017 at ”18:18” e

    Tampoco yo sé muy bien dónde poner los lindes.

    Lo literario es en ocasiones real y lo real es tantas veces literario… Si no existió, bien está como figura ficticia en esta suerte de antipoema; si existió, también.

    En cualquier caso, ficción o no, acepto el cumplido de ese arreón solidario y celebro que te haya gustado el post.

    Gracias, Krizs, por tu comentario.

    Me gusta

  3. CrisC Says:

    II

    Josevi Says: 9:::junio:::2017 at ”14:06” e

    Impresionante relato. Just without words 😉

    CrisC Says: 9:::junio:::2017 at ”18:18” e

    Me congratulo de tu impresión y por ese without words, socio, y agradezco tu comentario.

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    III

    In Progress Says: 9:::junio:::2017 at ”14:28” e

    Fidelidad, infidelidad… ¿Y eso qué es?

    Se inventó la palabra, con ella su antónimo, y con ambas apareció el problema.

    Esa manía tan humana y poco divina de ponerle nombre a cosas que no deben tenerlo.

    Si Platón levantara la cabeza…

    Precioso post, señor Six Roy.

    CrisC Says: 9:::junio:::2017 at ”18:18” e

    La (in)fidelidad se dice de muchas maneras (fusilo a Aristóteles).

    Es y no es un problema de palabras, lo es y no de manías, es una pulsión arraigada en lo atávico, en las tripas, en lo social y cultural. Grosse temita para otro día.

    Gracias por tu amable juicio sobre el post, Ip.

    Me gusta

  5. CrisC Says:

    IV

    Vicky Says: 9:::junio:::2017 at ”21:17” e

    “…Quise olvidar en ellos una soledad indisfrazable, la mía, aunque yo ya hubiera advertido desde antes que a ella le concernía poco…”

    Me hiciste pensar en la película “El Lado Oscuro del Corazón”, especialmente la escena en la que el protagonista, presiona el botón y hace que sus amantes caigan en un hoyo profundo.

    Un hermoso poema, entre lo que se une y lo que se desgarra.

    CrisC Says: 10:::junio:::2017 at ”14:59” e

    Esa película es uno de mis fetiches cinematográficos.

    Recuerdo con devoción a Mario Benedetti en el papel de un viejo marino alemán en un burdel portuario austral, o al poeta que vendía sus poemas en los semáforos. Grande Darío Grandinetti.

    Gracias, Vicky, por tu comentario.

    Me gusta

  6. CrisC Says:

    V

    adde Says: 9:::junio:::2017 at ”21:57” e

    Desgarrador, sugerente, patético, sensual.
    Pienso, según escribo tras lectura rápida, que me gustaría sentir así.
    Gracias, CC.
    Vuelvo a leer. Vuelvo a sentir.

    CrisC Says: 10:::junio:::2017 at ”15:00” e

    Celebro tus adjetivos y cuanto has sentido, Adde, porque seguro que sientes así. Y que vuelvas a ello es una pasada. Gracias por tu comentario.

    Me gusta

  7. CrisC Says:

    VI

    Miguel Says: 10:::junio:::2017 at ”11:41” e

    Me parece, CrisC, el tuyo, un texto auténtico e íntimo.

    Como alguna vez has comentado, desnudas tu alma, y lo haces a través de una prosa poética que consigue transmitir exactamente cómo sientes, sin perder belleza. Eso está al alcance de pocos.

    Gracias.

    ¡Un abrazo!

    CrisC Says: 10:::junio:::2017 at ”15:00” e

    Por lo general éste es un blog intimista.

    Su objeto, creo, es la condición humana. Y para dar cuenta de ella, paradójicamente, uno debe acudir a los abismos, recovecos y alturas de su propio corazón, hacerle hablar.

    Hablan también la piel, los huesos y la sangre. Así debe ser.

    Gracias, Miguel, un abrazo y gracias por tu comentario.

    Me gusta

  8. CrisC Says:

    ¡Olé (antitaurino)!

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s