NAVIDAD DE CHILE

24:::diciembre:::2017


O

Despedida a la UME en el aeropuerto de Santiago de Chile.

I

En los primeros meses de 2017 Chile ardía monstruosamente.

El origen de los incendios fue intencional. Y al fuego se le añadieron circunstancias aciagas: temperaturas de 30º, baja humedad del aire, vientos intensos… Y la posible negligencia de empresas eléctricas.

Militares de la UME volaron en un Airbus 340 portugués al país austral.

Franceses, portugueses, argentinos, panameños, brasileños… Brigadistas y expertos en el combate de incendios forestales de múltiples países acudieron. Rusia envió un avión capaz de descargar 42 toneladas de agua.

Trabajaron codo con codo con las brigadas locales.

II

Algunos integrantes de mi generación llevamos a Chile en el Corazón.

Estos días son propicios para hacer valer la excepcionalidad de algunos hombres y mujeres buenos. Y no añadiré más. El enlace que encabeza el post no necesita demasiadas palabras.

Que alguna vez este altruismo tome las riendas del mundo todos los días y en todos los lugares es algo en lo que hoy, y sólo hoy, voy a poner mi esperanza…

III

Feliz Navidad, chilenos. Feliz Navidad a todos los hijos de Eva.

Navidad del soldado Ryan.

© CrisC

“Era la hora del amanecer y llovía (…)

La lluvia mojaba el mundo con el propósito de convertirlo en dócil totalidad (…) Su rumor fue una muy larga nota sostenida (…)

La escuchaba sin abrir los ojos y me sentía distinto, separado (…) Me quedé inmóvil bajo la noche de mis párpados (…)

Pensé (…) Sólo entraré en el día cuando la lluvia quiera”.

Del poema Rumor de lluvia, en el libro Corteza de abedul (2016).
Antonio Cabrera (Cádiz, 1958).

Antonio Cabrera: versos desde el pabellón de tetrapléjicos.

© CrisC

TENER CLASE

29:::septiembre:::2017

Hice notar al médico que Kant no se sentaría por más que seguir de pie le hiciera sufrir,
hasta que no supiese que sus visitantes habían tomado asiento.

Thomas de Quincey.
Los últimos días de Emmanuel Kant.

I

Salía yo de la facultad y volvía a casa.

Cerca de ella me abordó amistosamente una mujer vestida con estilo, pelo rizado, morena de tez y voz de acariciar. Me preguntó algo, no recuerdo qué… Y al despedirse me dijo gracias, chaval, tienes mucha clase.

No sé por qué lo dijo pero al veinteañero bobo que fui le gustó el requiebro.

II

Hoy me pregunté en qué consiste tener clase.

He pensado en esa gente que ha sido educada en la demostración de una cortesía burguesa o señorial. No la desdeño, pero a veces es puro formalismo y ocasión de petimetres. O lo que llamamos postureo.

Y he seguido preguntándome.

Y visto que hay quienes no la tienen y nunca la tendrán, pobres criaturas, quizás porque lo más obscuro de la Vida se ha cebado en ellas y calcinado las raíces de toda elegancia.

Al final creo haber concluido algo…

Tener clase es tener presente al otro, dar por sentado que en cualquier momento el dolor, la cochina soledad o cualesquiera de los muchos demonios en vigor se están cebando en su alma. Y ocuparse entonces de su vuelo a intervalos regulares, cortos, de un minuto, o dos no más.

III

Tiene clase quien se desarma cuando podría no hacerlo.

La danza de las libélulas. Manuel García.

© Six Roy

MICHELLE PFEIFFER

28:::abril:::2017

Michelle_pfeiffer michelle-pfeiffer-2

Estoy viendo Yo soy Sam (Jessie Nelson, USA 2001).

No voy a hablar de la película, sólo hablaré de Michelle Pfeiffer: de su belleza. Y poco, nada, porque a veces las palabras deben armarse de silencio.

En el año del film tenía 43 espléndidos años. Mañana cumple 59.

Aparece ahí tan preciosa, tanto, que más que una mujer bella es un ser bello. Hay pocas personas de las que pueda decirse algo así.

Alguna soñó my foolish heart, a alguna amé.

Rod Stewart. My foolish heart.

chinorri

© Six Roy

LUZ LONG

10:::marzo:::2017

phpunNOQb20130425153445.jpg_ArticleWide
jessie-owens-luz-long

I

A últimas horas de una noche de verano veo un documental.

Sobre Carl Ludwig Long (1913/1943), atleta olímpico alemán, rival de Jesse Owens en los XI Juegos Olímpicos de Berlín (1936). Me emocionó por cuanto contenía y leo después en Google.

Hitler pretendía demostrar la superioridad aria.

El fenotipo de Luz correspondía al de esa delirante raza : 1’90, cabello rubio, blanco, ojos azules (anoto, de pasada, que el concepto de raza no es científico, pero sí estúpido y racista).

II

En los saltos clasificatorios Owens, rival directo de Long, comete 2 nulos.

Le queda un salto para caer eliminado. Luz se acerca a él y le sugiere que bata mucho antes de la marca en el suelo… Sabe que aún así lo logrará. Owens coge carrera, bate 20 cm antes y pasa a la final.

En esa final Long salta 7’87 metros, Owens 8’06: medalla de oro.

En el documental se ve cómo Long se acerca a Owens, le da la mano y se la pasa por el hombro. Es el primero en felicitarlo. Luego se hacen fotografías que han pasado a la Historia.

Greatest Olympic Moment (2’46”). Jesse Owens & Luz Long (ver el 2’20”).

Esa nobleza de Luz Long determinó su destino.

Los deportistas de élite no eran enviados al frente, o iban a destinos poco peligrosos, pero eso no ocurrió con Luz. Herido durante la invasión aliada de Sicilia, murió en 1943.

Se cartearon y cultivaron su amistad hasta la muerte de Luz.

III

Acabada la guerra, Owens viajó a Alemania para conocer a su familia.

Y dijo esto de él: “…se podrían fundir todas las medallas y copas que gané, todo ello no valdría nada frente a la amistad de 24 quilates que hice con Luz en aquel momento”.

Una calle en Leipzig, su ciudad natal, y otra cercana al Estadio Olímpico de Múnich llevan su nombre. Es uno de los pocos atletas que tiene la medalla de Pierre de Coubertin al espíritu olímpico.

Ni hitler felicitó a Luz Long, ni roosevelt recibió a Jesse Owens.

IV

Acabo el post. En pie.

Ebony & Ivory. Stevie Wonder & Paul McCartney.

© Six Roy

GENE WILDER Y LA MUJER DE ROJO

9:::octubre:::2016

gene-wilder

Escribí este post a mediados de 2009 y no lo publiqué. Ya es hora.

¿Ha olvidado alguien el ingenuo y tórrido baile de Kelly LeBroq en el garaje? Abajo enlazo esta secuencia. El bailecito de la mujer de rojo habla por sí solo, la cara de Wilder también.

Hay otras secuencias, muchas, magníficas. Es un gran film.

Relato la que más me gusta con diferencia. Lo hago desde la memoria de pez (pequeño) con que la Naturaleza me ha dotado, así que puedo alterar cosas.

Cuatro amigotes cuarentones han salido de fiesta.

Y hecho las gamberradas que hicieron desde jóvenes. Están sentados a una mesa en una terraza y se acerca un tío que ha salido de una limousine. Arroja a uno de ellos una pulsera con un nombre: Eric.

Y vacía en mitad de la calle una maleta con ropa.

El espectador advierte al mismo tiempo que sus tres amigos que el compañero de correrías de toda la vida es gay. Se produce un incómodo silencio, recoge la pulsera y se va.

Lo lleva en coche el personaje que encarna Wilder. No hablan.

Suben a la casa del primero. Cuando Wilder le dice a su amigo que es muy bonita, éste le responde que es una casa de maricones y que la iba a pintar de rosa. Y todas sus respuestas son así, dolientes y autopunitivas.

Gene Wilder empieza a contar una especie de chiste…

“Un tipo entra en la consulta de un médico y le dice doctor, tengo un problema, no puedo recordar nada, se me olvidan los nombres, las cosas que debo hacer, los lugares y no consigo retener nada en mi memoria.

Y el doctor, tranquilícese, ¿cuándo empezó este problema?

¿Problema?, contesta el tipo, ¿qué problema?”.

Wilder mira afectuosa y silenciosamente a su amigo de siempre, que comprende y le dice que si es el mejor chiste que sabe. Ambos sonríen y se abrazan.

Es una secuencia prodigiosa y un bellísimo homenaje a la amistad.

Baile de Kelly LeBroq en el aparcamiento.

bienaventurados los que nos hacen sonreír porque de ellos es el reino de la Vida
… In Memoriam Gene Wilder con mi gratitud

© Six Roy

PETER NORMAN

9:::septiembre:::2016

650_1471361738podio_olimpico_apoyando_al_black_power-4d9dd

O

La imagen es un icono olímpico y de la Historia del Siglo XX.

I

La década de los 60 contempla en USA la lucha contra la segregación racial. 32 años antes Owens fue recibido en Nueva York por una multitud, pero tuvo que seguir sentándose en la parte trasera de los autobuses.

Roosevelt no lo recibió en la Casa Blanca.

II

En los Juegos Olímpicos de México (1968), Tommie Smith y John Carlos, medallas de oro y bronce en los 200 m lisos, en la entrega de medallas alzan el puño con un guante negro. Es el símbolo del Black Power.

Protestaron por el racismo en USA y el apartheid en Sudáfrica.

Las consecuencias de su gesto no tardaron. Una alianza de incontables poderes los cubrió de feroces críticas y los condenó al ostracismo social. Hoy la Historia les ha reconocido aquella dignidad.

Su imagen -aquellos puños en alto- fue inmortalizada en una estatua en la Universidad Estatal de San José, California. Allí estudiaron. La obra de acero, bronce y mosaicos mide 6 metros de altura.

Pero ahí falta alguien, el menos conocido de esta historia.

III

El tercer hombre de la foto es el australiano Peter Norman.

Fue medalla de plata en la carrera. Smith y Carlos le hicieron saber lo que iban a hacer. Éste les expresó su apoyó y colocó en su pecho un adhesivo del Proyecto Olímpico por los Derechos Humanos.

Su gesto tuvo también consecuencias: al ser preguntado declaró no sólo su apoyo a Smith y Carlos, también su oposición a la política discriminatoria de Australia contra los aborígenes.

Fue denostado por las autoridades olímpicas y la prensa australiana.

Siguió practicando atletismo, pero contrajo gangrena tras una lesión en su tendón de Aquiles y estuvo a punto de ser amputado. Contrajo una depresión y se volvió adicto al alcohol.

Las autoridades de su país lo ignoraron en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, pero lo invitaron los norteamericanos cuando se enteraron de que su propio país lo había marginado.

Peter pronunció un discurso en la inauguración de la estatua de Tommie Smith y John Carlos. Un ataque cardíaco acabó con su vida el 3 de octubre de 2006 en Melbourne a los 64 años.

IV

Smith y Carlos fueron los portadores del féretro en su funeral.

For What It’s Worth. Buffalo Springfield.

march2015zanetti06
slide21

864e2384ee086ccf92b66de6d1af3315

pro9

© Six Roy