Masai%20Mara_Image

… salgo de caza, a solas, voy armado con una gruesa lanza y noto su peso en mi brazo, percibo su poder…, a pesar de mi temor me enfrentaré a cualquier gran felino con la clara convicción de mi fuerza, más les vale no cruzarse en mi camino…, pero qué ingenuidad, mi lanza nada podría contra una partida de hienas, el gran elefante o una mamba negra

… aferro mi arma y artillo mis ojos para vislumbrar entre la escasa maleza al depredador o a mi presa, tengo hambre y no es menor este zarpazo que el que podría descargar en mi cuello un león o el gran leopardo, que no lo intenten…, por su bien

… advierto un movimiento tras los arbustos, y una presa, no sé qué es pero huelo su carne…, me acerco con sigilo, no me ha visto, es grande, llena, confiada, bien, bien… armo mi brazo y siento su destreza, el arco que dibuja mi figura en la sombra es perfecto, irreprochablemente letal, bello, brilla un filo sediento de sangre en la espuma del Sol, mis pupilas son apenas un punto nocturno, toda mi musculatura se dispone a armonizar sus vectores dispares en una sola dirección, mi boca se seca, las mandíbulas se cierran, mi aliento casi se detiene, toda la historia de mi tribu se concita para mi triunfo, mis antepasados guían mi brazo, son mi brazo, su muerte es ilusoria porque proveen mi vida, la vida

… lentamente, como en un sueño, advierto que brazo y arma son la misma cosa, la articulación de mi codo multiplica la potencia que arrancará desde mi espalda y la lanza sale de mi cuerpo, puedo seguir su movimiento dividiéndolo infinitesimalmente en el espacio y en el tiempo, puedo advertirlo con absoluta claridad, serenamente

… y siento cómo se hinca en el cuerpo de la presa, lo acomete, hiende, hiere, siento el peso de la lanza acrecido con la velocidad entrando en su carne, rompiendo secamente los tejidos, astillando los huesos, crac, cuyo sonido recrea una armónica percusión, envenenando su sangre amorosamente, despojándola del peso de vivir

… y, paradójicamente, recorre mi piel la certeza de su agradecimiento por esa privación definitiva que comienza, siento su agonía y muerte, y siento mi vida, y siento cuanto acontece en esa fracción de tiempo inexistente, y sé, cuando aún no ha penetrado en su carne del todo, que entre mi presa y yo, mi clan, la sabana, el regocijo de mis ancestros, el flujo total de cuanto existe…, no hay fronteras

… esto es lo que siento, lo que sé es esto, que soy una criatura del Universo y que no estoy solo, que nunca estuve solo…

http://www.youtube.com/watch?v=RGCXvlG0i4c
http://www.youtube.com/watch?v=Y-XNoJ8Ub64

… dedicado a mi padre In Memoriam
© CrisCrac

3 Responses to “EL CAZADOR (relato de un sueño).”


  1. ¡Qué bonito sueño y qué bonita entrada! Dersu Uzala…Me gustó mucho.

    La última frase… Sé que algún día formaré parte de la fuerza de las olas, de las nubes, de la tierra… Pienso en las veces que me he sentado debajo de un árbol en aparente soledad… Tenía la brisa en mi cara, el olor de la hierba mojada, el sonido del río…
    Tenía al alcance de mis sentidos la magia de las pequeñas cosas…

    Un abrazo CrisC.

    Me gusta

  2. coeliquore Says:

    He estado repasando algunos posts, y me da la sensación de que has quitado los comentarios.¿Por qué? Aquí,por ejemplo,estoy segura que escribí yo…
    y muchos,porque nos encantó
    ¡huy,huy,huy!!!

    Me gusta

  3. Dawn Says:

    Aich, es precioso, me ha gustado tanto o más que Serengeti.
    Es bonito de principio a fin, no sabría que destacar.
    Un saludo.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s