“Aunque me tiren el puente y también la pasarela,
me verás pasar el Ebro en un barquito de vela.”

milicianas republicanas

Esta fotografía me fascina.

Por diversas razones y motivos, por cosas del sentimiento.

Es deliciosamente plástica. En una línea diagonal descendente, contra la tendencia que tiene nuestra percepción a ordenar la realidad de manera simple y cómoda, esas chicas disponen la imagen para la Historia.

Y para estos instantes míos.

Visten monos de trabajo, pero están relajadas. Visten ropa poco femenina, pero son bellísimas como rosas. La disposición en fila revela que hacen un alto en lo que quiera que hayan estado haciendo.

La del pañuelo acoge con su mano el brazo derecho de la chica rubia. Esto significa afecto, alguna convicción compartida, un cariño cuyo trasfondo es épico. Su rostro me emociona. No es guapa, y absolutamente lo es. Se le nota el cansancio, y la firmeza.

Esta ahí, en formación. Como todas ellas.

La chica que apoya sus manos en las caderas dice lo mismo: cansancio, pero no menos determinación. Los cabellos de todas son cortos, algunos revueltos, y siento que reclaman mis dedos para su descanso. Parecen de ése y de este tiempo. Parecen de hoy. Y son tan jóvenes.

El contrapunto que define la imagen es el fusil que sostiene la última.

Ella podría ser una mujer de Romero de Torres, podría ser también mi amiga, mi hermana, una compañera de trabajo, mi amante, una mujer que pasa, mi mujer. El escorzo de su cuerpo es tan estético…

Su mirada y el ceño atento la sitúan en lo que está haciendo. Sabe por qué esta ahí. El pañuelo de la primera chica probablemente es rojo.

Quiero declarar que son las criaturas más bellas que he visto nunca.
Y que estas lágrimas casi llanto que no contengo son mías.

La fotografía se intitula “Milicianas republicanas entrenándose en la playa”.

Está hecha en los alrededores de Barcelona, en Agosto de gerda taro1936. Es de Gerda Taro, la que fue novia del mítico Robert Capa. Ella murió aquí, en España.

En el repliegue de la batalla de Brunete su convoy fue atacado por la aviación franquista, y en la confusión creada un carro de combate pasó por encima de su cuerpo.

Tenía 26 años. Dicen que Capa nunca superó su pérdida.

http://www.youtube.com/watch?v=aVOJOq7fW7Y

… dedicado a Gerda Taro y a todas ellas
© Six Roy

4 Responses to “MILICIANAS”

  1. Dawn Says:

    Diez mil veces que los tiren
    diez mil veces los haremos
    tenemos cabeza dura.

    Ese himno es precioso, de mis favoritos.
    La imagen también lo es, y cómo describes ese sentimiento lo es aún más.

    Robert Capa también fue ella hasta que se separaron sus caminos y pasó a ser Gerda Taro. Curiosa y bonita profesión la de ellos.

    Me gusta

  2. CrisC Says:

    … “tenemos cabeza dura los del cuerpo de ingenieros”. Vi el original de esa fotografía en una exposición en Madrid (espero que lo fuera). Me contaron lo de ese nombre compartido y luego acogido por él. Dura profesión, ambos se dejaron la vida en ella.

    Me gusta

  3. María Says:

    Preciosa foto,sí señor……preciosas mujeres…..preciosa empresa la suya.Gracias por recordarlas.

    Me gusta

  4. CrisC Says:

    Preciosas mujeres, cierto. Gracias por tu comentario, María. Bienvenida a Criscractal.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s