When I give I give myself. Walt Whitman.

TEST

Conócete a ti mismo es la sentencia del oráculo de Delfos.

Hay quienes se la atribuyen a Sócrates. Y no, no es de Sócrates, que dijo mucho pero no escribió nada. Un presidente argentino dijo haberlo leído… Un frikazo con patillas.

Qué sé de mí. Qué saben de mí quienes me quieren.

Saben dónde nací y el año, mi nombre de pila, mi aspecto, de qué y dónde trabajo, cómo anudo mi corbata, mi proclividad a la faringitis, el tono de mi voz y alguna que otra cosa más.

Tampoco hay que decirlo todo.

Lo esencial de mí lo saben…, porque desde hace algunos años es clamoroso: saben el nombre de mi alma y su hábitat natural.

Es muy fácil. Y ni me llamo de otro modo ni habito otro lugar.

El post apesta a narcisismo, lo sé, lo siento, era inevitable, ya me flagelo this night: empezaré por el costillar bajo…, seguiré por las corvas y acabaré en las tetillas con ganchos de coltán múfido.

Palabrita de desertor.

http://labs.ebuzzing.es/video/ryuichi-sakamoto—opus-8422396

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s